Buscar este blog

Cargando...

Translate

jueves, 29 de enero de 2015

Programa 55 28-01-15: crema de verduras con fibra y pisto malagueño

Una quincena más, y para cerrar este frío Enero lleno de nieve, traemos 2 recetas con productos de temporada, que es muy fácil de encontrar en cualquier supermercado, y que nos llenarán de energía y un estupendo #SaboraMalaga.

Me cuelgo el delantal en el programa "El Canto del Gallo" para cocinar junto a José Manuel Blanco,  la sección "Cocinando con el Gallo" en Radio Miramar. Agradecer, y no por ser repetido es menos sentido ni cariñoso, que abran sus micrófonos a esta humilde cocinillas. Pero pasemos a ver las 2 recetas que hacemos en este programa:

Crema de verduras con fibra:
A la fibra existente en las verduras, hemos añadido la de la leche desnatada y con un 40% de la fibra necesaria en el día. El resultado es una crema suave, llena de sabor, ideal para tomar fría o caliente, y llena de beneficios, ideal para niños y mayores. Pinchar en enlace para saber más:  http://cort.as/OGYp


Pisto malagueño:
Mi versión de un plato de verduras, que por sí mismo, se merece todos los honores. Va más guisado que frito, lleno de propiedades y, para variar, con sello Sabor a Málaga Nos puede servir para tomarlo tal cual o como acompañamiento de carnes, pescado, o sencillo huevo frito. Mirad aquí todos los secretos de esta receta:
http://cort.as/OQHq


Programa de audio:
Pero si quieres oír como fue el programa de radio de esta quincena. sólo tienes que pinchar en enlace que te pongo, y con cualquier reproductor multimedia, tendrás  el audio del programa que se emitió por antena. Hacemos un repaso al cambio de look del blog y comentamos estas dos recetas. Espero que os guste:
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-55-audios-mp3_rf_4010820_1.html

Y esto es todo por hoy. En quince días, con San Valentín encima, volveremos a ponernos el delantal y a cocinar en Radio Miramar. Mil gracias a todos por seguirnos, tanto a esta sección en la radio, como a través del blog. No olvidaros de comprar y buscar nuestros productos locales, en los comercios locales (grandes o pequeños) pero buscar siempre los productos más cercanos de tu zona. ¡¡Nos vemos muy pronto!! SED BUEN@S MIENTRAS TANTO ;-)





lunes, 26 de enero de 2015

Pisto malagueño

Pistos en España hay muchos y muy variados: manchego, murciano, andaluz, con atún, con chorizo..... Pero entre toda esta rica variedad, Málaga tiene su propio pisto. Sencillo, delicioso, rico, ideal como plato principal sin más acompañamiento, aunque es muy típico comerlo con huevo frito. 

Plato totalmente vegetariano, por sí mismo, para los adeptos a esta dieta. Y si controlamos el aceite, también puede ser bajo en grasas. ¿Cómo lo hacemos? Pues utilizando el maravilloso #AOVE que tenemos en Málaga, un extraordinario oro líquido que se transforma en aceite de oliva virgen extra, presente en varias comarcas malagueñas, y la Axarquía entre ellas, con su sello de calidad #SaboraMalaga. Con poca cantidad, y por su extraordinario sabor y calidad, tenemos un resultado magnífico.

Además hecho a partir de unos mega calabacines que me dio de su finca mi amigo Jorge de Lagos, localidad costera de la Axarquía. Como se nota cuando se cultivan las cosas sin químicos, con cariño y con mimo.....  tan ricos como el tamaño que tenían, no os exagero. Hay gente que le echa berenjenas, y otros que no. Yo se la he hechado, porque lo veo más completo además de gustarme mucho la berenjena y como queda el pisto con ella.  Pero dejo de hablar tanto, nos lavamos las manos y nos metemos en la cocina ¡ya!

Ingredientes (para 4-6 personas aprox):
- 1 calabacín.
- 1 berenjena.
- 1 cebolla.
- 1 pimiento verde y otro rojo (pequeños, o la mitad de uno grande).
- 2 tomates.
- 2-3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (según sea el tamaño de las verduras).
- Sal, pimienta, hoja de laurel, unos ajos entero.

Preparación:
- Lavar los calabacines y cortar la piel a tiras, haciendo rayas verticales: una raya sin piel y otra con piel. Cortar en dados pequeños. Reservar.
- Lavar la berenjena, cortar los extremos. Cortarla en dados del mismo tamaño que el calabacín. Reservar.
- Los tomates, una vez lavados, podemos rallarlos o bien, pelarlos y pasarlos por la batidora para tenerlo triturado (si los trituramos bien con una maquina potente, no hace falta pelarlos). Lo que nos sea más cómodo, o tengamos en nuestra cocina.
- Lavar los pimientos, quitar la cabeza con las semillas y partir en rodajas. Reservar.
- La cebolla la picamos lo más fina posible. Reservar.
- En una cazuela baja o sartén amplia, ponemos el aceite de oliva virgen extra a calentar, con un par de ajos (va a gusto) echados. Cuando vayan cogiendo calor, añadimos cebolla y pimientos. Salamos y dejar rehogar hasta que la cebolla esté blandita. Ayuda mucho poner una tapa y dejar la cazuela medio destapada. Así ayudará a sudar antes y el vapor que va cayendo en el guiso, evita que se quede seco y que tengamos que añadir más aceite.
- Añadir la berenjena y el calabacin. Salpimentar y rehogar a fuego suave. Irá la verdura soltando su agua y cocinándose. 
- Cuando haya pasado unos minutos, añadir el tomate rallado / batido. Rectificar de sal y pimienta y añadir la hoja de laurel. Dejar el guiso medio tapado, a fuego medio, removiendo con frecuencia, para que todo se guise por igual.
- Lo tendremos hecho cuando se haya evaporado el agua de la verdura y se haya quedado sólo la salsa que ha formado el guiso. Tarda aproximadamente, unos 15-20mnts pero dependerá de lo grande que hayamos troceado la verdura y de la cantidad que tengamos. 
- Se sirve sólo bien caliente, como plato único o como acompañamiento de huevos fritos, carne o pescado plancha, salchichas... lo que nos apetezca.

Una muestra los calabacines que me trajo mi querido Jorge, tomada en su finca.


El pisto, como guarnición, acompañado de unos filetes de lomo hechos a la plancha. 


La forma más conocida de acompañar el pisto: con huevo frito.


Y un resumen de todas las fotos que os he puesto en esta entrada.






domingo, 25 de enero de 2015

Tarta kit kat

Aquí traigo la archiconocida y tan de moda entre quinceañeras, TARTA KIT KAT en mayúscula porque la tarta lo merece. El nombre viene dado porque recuerda el sabor de esta famosa galleta en barritas. Se hace en poco rato, no necesita horno, se puede comer en el mismo momento o dejarla en la nevera para cuaje la crema de cacao y tomarla fresquita, la pueden hacer los niños (de hecho, esta la ha hecho mi hija mayor de 14 años), queda muy vistosa ..... ¿os sigo contando virtudes?. ¿No tiene defectos? yo particularmente, la encuentro un poco pesada, pero reconozco que es pura gula para los amantes del chocolate en todos sus estados, y de la cuál me declaro fiel seguidora.

Las obleas  y las barritas de galletas, las compré en Mercadona aunque las hay en otros supermercados. Las obleas son como las "formas" de comulgar, pero más grandes y tostadas. Y las barritas, de la marca del súper, hay una bolsita que trae mini barritas, ideales para cortar por la mitad y hacer el borde a la tarta. Con un bote grande de crema de cacao, me sobraron un poco menos de la mitad de obleas que traía el paquete. En mi casa no hay problemas, porque esas obleas tal cual, nos gustan comerlas viendo la tv por ej. Pero si queréis gastar todas las obleas, y conseguir una tarta alta, ya sabéis que tenéis que tener otro bote de crema de cacao.

Hay quien la parte superior, la decora con lacasitos, gominolas, frutos secos partidos.... Yo le puse fideos de chocolate, que tenía en casa. Y también hay quien decora el borde, sujetando las minis barritas, con un lazo o cinta. A mí no me gusta ponerle a las cosas de comer, cosas que no son comestibles.... no digo que esté mal pero no me gusta, sinceramente y respeto a quien lo haga. Pero vamos al lío que os cuento como hacerla:

Ingredientes (una tarta puede dar para aprox 8-10 personas):
- 1 paquete de obleas tostadas.
- 1 bolsa de mini barritas tipo "kit kat".
- 1 bote de crema de cacao grande.
- Fideos de chocolate para decorar la última capa.

Preparación:
- Abrimos la crema de cacao, y sin la tapadera ni plástico protector que pueda tener bajo la tapa para sellar el producto, la metemos en el microondas unos 10-20 segundos a temperatura máxima. El calentarla nos va a facilitar el untarla y que la oblea no se parta.
- Sobre una superficie totalmente plana y bien limpia (la encimera de la cocina por ej, le podemos poner un film de cocina transparente o una servilleta grande de papel), ponemos una oblea. Con la ayuda de un cuchillo de mantequilla, el dorso de una cuchara sopera o un pincel de cocina (es lo mejor), con mucho cuidado, vamos untando la oblea con la crema de cacao caliente. Teniendo esta oblea "base" hecha, no importa que las demás se rompan un poco.
- Ponemos otra oblea encima y repetimos con la crema de cacao.... muy suavemente, sin prisas, con mucho mimo. Hay que procurar extenderla por toda la superficie, pero si queda algún rincón sin crema de cacao, como vamos a poner varias capas, no se va a notar.
- Repetir la operación oblea + crema de cacao, tantas veces como altura queramos que tenga la tarta.  Ir calentando la crema de cacao tantas veces como sea necesaria. Las siguientes veces, podemos ver si con menos tiempo, obtenemos la textura más cremosa.
- Hay que terminar con una capa de oblea cubierta con crema de cacao. Encima, colocamos una capa fina de fideos de chocolate (o lo que queramos poner). La crema de cacao hará de "pegamento" y sujetará lo que pongamos encima.
- Con mucho cuidado, y deslizando la tarta más que cogiéndola, ponemos la tarta sobre la superficie que la vayamos a presentar, que debe de ser totalmente plana también.
- Poner barritas de kit kat por el borde, como si fuese una valla, para que no se vea los laterales de la tarta. Dependiendo de la altura que tenga la tarta, cortaremos por la mitad aproximadamente las barritas, o a la altura que necesitemos. La parte del corte, la pondremos hacia abajo, dejando más a la vista los extremos de la barrita cubiertos de chocolate.
- Yo recomiendo meterla un poco en la nevera. La crema de cacao se pondrá ligeramente dura, y quedará la tarta más compacta. Pero se puede consumir cuando la acabemos de decorar. Os recomiendo porciones pequeñas, sobre todo si hacéis una tarta alta, porque ya os digo que puede resultar un poco pesada. Más vale repetir, que se queden trozos sin comer en el plato ¿verdad?. 
- Pues esto es todo. Espero que disfrutéis tanto como lo hizo mi niña haciéndola.

Esta es la oblea que he utilizado. El plato sólo para la foto, porque a pesar de ser llano,
es hondo en el centro y no sirve para untarle la crema de cacao a la oblea.


La tarta kit kat lista para servir. La servilleta de papel que yo puse de base,
es la que utilicé para deslizar la tarta hasta el plato de presentación. No queda muy bonita
en la presentación, pero el miedo a partir la tarta antes de comerla fue superior... jejeje.




Arroz con magro de cerdo y azafrán manchego

Los domingos, no se porqué, parece que apetece más que nunca comer arroz ¿no os pasa a vosotros lo mismo? Quizás porque en mi casa, como era un día que no se trabajaba, no había colegio, no había que ir a comprar...en fin, que se dejaban todas las rutinas, nos levantábamos más tarde de lo habitual y daba igual comer a las 14h o a las 15h y lo hacíamos todos juntos, cosa que durante la semana, era misión imposible.

Receta fácil, sabrosa, preparada en apenas 1h escasa, con verduras de mi Axarquía y su rico #SaboraMalaga y magro de cerdo, carne sabrosa, sin huesos ni nervios, ideal para que la coman los más peques sin rechistar. Yo le echo cebolla.... hay quien dice que es ingrediente prohibido en un arroz, pero a mí me gusta el sabor que aporta. Quien crea que es pecado, se puede hacer igualmente sin ella y estará también rico nuestro arroz. 

Tenía varias fotos del paso a paso hechas, pero confiando en que las había enviado por email desde el móvil, las borré sin darme cuenta que no las había enviado....... ¡gran fallo!. Pero no hay más secretos que los que os voy contando en esta entrada para preparar este arroz.... salvo que pasemos a la cocina directamente y es lo que vamos hacer ahora mismo ;-)

Ingredientes para 6 personas aprox.
- 1 puñado grande arroz redondo por persona + 1 puñado más para la cazuela.
- 250grs de magro de cerdo, cortado a dados regulares.
- 1/2 cebolla picada lo más pequeña posible.
- 1 tomate grande maduro sin piel, cortado a dados pequeños.
- 1 pimiento pequeño (yo tenía uno mitad verde y mitad rojo).
- 1 puñado de habichuelas verdes (judías verdes, como le decimos en Málaga). 
- Un pellizco de hebras de azafrán manchengo, que tiene la DOP (Denominación Origen Protegida).
- 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, el sabroso #AOVE que no puede faltar en nuestras cocinas. En este caso, de mi comarca de la Axarquía con toda su calidad #SaboraMalaga
- Doble de agua o caldo de carne / verduras que la cantidad de arroz bien caliente: yo pongo el arroz en un cuenco o jarra grande. Mido por donde queda y empiezo a calentarla con un poco de sal, pimienta, unos clavos de olor y una hoja de laurel.
- Sal fina y unos ajos enteros con piel (con un par de ellos grandes pueden ser suficiente, pero a gusto).

Preparación:
- En una paellera, cazuela baja o sartén, ponemos el aceite de oliva virgen extra y los ajos enteros con piel.
- Cuando veamos que empiezan a coger calor, añadir la carne (sin salar, para que no suelte sus jugos) y rehogamos bien, para dejarla sellada. Retirar la carne y los ajos. Reservar.
- En ese mismo aceite, rehogar bien la cebolla con un poco de sal, para que "sude" y se ponga blandita y transparente. Añadir entonces el pimiento, sin la "cabeza" con las semillas, entero y el tomate. Rehogar todo bien, hasta que el tomate pierda su agua natural.
- Añadir todo el arroz y tostarlo bien, para sellarlo y quede bien rehogado. 
- Incorporar unas hebras de azafrán, y tostar ligeramente cuidando que no se quemen.
- Ponemos el magro y los ajos que teníamos reservado, las habichuelas verde y añadimos poco a poco, el agua / caldo que teníamos preparado bien caliente, distribuyendo bien el agua / caldo poco a poco hasta completar todo lo que tengamos de líquido. 
- A fuego suave, cocinar durante aproximadamente 15mnts, comprobando de sal y rectificando si hiciese falta. Al inicio, deberíamos de notar el agua / caldo ligeramente salada, cuando hemos incorporado todo el líquido y se ha unido a todos los ingredientes. No nos asustemos porque el arroz absorbe esa sal. 
- Cuando notemos el arroz casi hecho, apartar del fuego. A mí me gusta dejarlo reposar cubierto de una tapa o de un mantel, durante unos minutos, mientras preparo mesa. 
- Comer enseguida tras ese reposo, porque aunque esté fuera del fuego, el calor de la cazuela sigue "cocinando" el arroz y se nos puede pasar. ¡¡¡Buen provecho!!!

Las hebras del sabroso azafrán manchengo, listas para ser rehogadas.



Un plato listo para comer. Fijaros en la hebra de azafrán que hay delante del trozo de carne,
como colorea más intensamente al arroz: la magia del azafrán.








sábado, 24 de enero de 2015

Redondo de ternera mechado

Esta receta la preparé para almorzar el día de Navidad, que me venían varios hermanos y sobrinos a casa. No es difícil pero necesita tiempo de antelación, porque es mejor cortar la carne fría que en caliente (se desmorona). Si además el corte lo hacéis con una cortadora de fiambre, os salen rodajas perfectas. Sino, un buen cuchillo afilado, con una mano agarrando muy bien la pieza de carne asada (la podemos sujetar con la ayuda de un trapo), y con la otra, cortamos.

Y la salsa de esta carne, muy sencilla pero con un resultado muy bueno. Está hecha con vino blanco DO Rueda, aprovechando que unos amigos pucelanos, me trajeron unas botellas estas pasadas Navidades. La verdad que España es para comérsela y bebersela de Norte a Sur, y de Este a Oeste. Le podíamos haber puesto también uno de los maravillosos vinos de Málaga, que también tienen DO y el sello de calidad #SaboraMalaga pero en esta ocasión, aproveché que tenía una botella abierta, de las que me trajeron mis amigos. 

Para mechar la carne, yo se que hay gente que con el cuchillo de jamón, lo introduce a lo largo en la pieza de carne, hace hueco en el interior de la pieza y luego va empujando el relleno en ese hueco. No digo que esté mal..... si os apañais así perfecto. Yo tengo una aguja de mechar. La podréis encontrar en cualquier ferretería que vendan artículos de cocina, o tiendas de menaje de hogar. No son caras, al menos la que yo tengo, creo recordar que me costó unos 3€ aprox pero la tengo de hace varios años y ahí está como el 1º día. Y con la cosa que tengo la aguja, la verdad, es que mecho cintas de lomo, o solomillos. Los rellenos pueden variar a gusto. Yo le he puesto Jamón Ibérico de Jabugo, con DOP Jamón de Huelva y su tocino también, para dar mayor sabor a la ternera. Suelen ser piezas grandes (entre 2 y 3kg aprox.) pero no os preocupeis: lo que no vayáis a consumir, se puede guardar en un tupper o en los envases de aluminio que ya encontramos en cualquier supermercado, con su tapa para rotular lo que congelamos y la fecha. Ese mismo envase, el día que lo vayamos a utilizar, lo descongelamos en la nevera con antelación y luego lo calentamos al horno a unos 50-100ºC durante unos 10-15mnts aprox y tenemos comida hecha. ¿Guarnición? Pues la verdad que yo le hice unas sencillas patatas con pimientos verdes fritos  en aceite de oliva. Pero le puede combinar un salteado de verduras, de champiñones, un arroz salvaje con ajitos rehogados..... al gusto.

Pero vamos a la cocina, que os explico como hacerla por muy novatos que seáis con el delantal:

Ingredientes (aproximadamente, un redondo entero cunde para 12 personas):
- 1 redondo de ternera, en una sola pieza. No quitar la grasa externa que pueda tener, ya que servirá para ayudar a que no se quede demasiado reseca la carne.
- Malla de carnicero: nos la facilitarán en la carnicería. Si nos dejan el redondo ya enmallado, que no cierren los extremos para poderlo mechar nosotros. El cierre es fácil, porque se cortan unos hilos de la propia malla y se hacen unos nudos. Si la malla fuese muy larga en los extremos, podemos hacer un nudo con lo que sobre.
- 2-3 cebollas y zanahorias grandes.
- Jamón ibérico y su tocino (para el mechado). Podemos aprovechar, si tenemos jamón entero, las partes que queden más duras o muy curadas. Sino, nos sirve cualquier sobre de jamón loncheando que ya encontramos en cualquier comercio.
- Aceite de oliva virgen extra, nuestro oro líquido. Este #AOVE  era Verdial, de mi Axarquía.
- Sal, pimienta molida, clavos de olor y 2  ramitas de tomillo (al ser posible, da mejor sabor).
- Vino blanco DO Rueda.
- Agua.

Preparación:
- Empezamos por mechar el redondo de ternera. Yo he mechado, por cada extremo, 3 veces en distintas partes. Ponemos el jamón y tocino dentro de la aguja de mechar hasta completar todo. He ido alternando jamón y tocino. Podemos meter también algún trozo de ajo, para dar sabor. Meter la aguja hasta que lleguemos al final de la misma, y empujar con el tope que tiene mientras sacamos la aguja del redondo. Repetir la operación en cada extremo y por ej, si en un extremo hemos mechado en la mitad superior, en el otro, hacerlo en la mitad inferior,
- Enmallar la ternera, sino nos lo han hecho en la carnicería.
- Partir las cebollas en juliana no muy finas. Pelar las zanahorias y cortar en trozos grandes. Reservar.
- Sobre una plancha de asar muy caliente, sellar el redondo por todos los lados posibles. Tenemos que "cerrar" los poros de carne, para que los jugos se queden dentro y esté más jugosa. Podemos encender mientras el horno, a temperatura alta, para que vaya cogiendo calor.
- Una vez dorada por todos lados, salpimentar por todas las partes. Poner en una fuente de horno, junto con las cebollas y las zanahorias. Añadir las ramas de tomillo, unos clavos de olor, un poco de sal y pimienta molida sobre la verdura, un vaso de agua y la  misma cantidad de vino blanco, y por último, regar con aceite de oliva virgen extra. Meter en el horno a 180ºC - 200ºC con calor arriba y abajo.
- Vigilar que la carne no se quede sin líquido. Y si es así, añadir más agua sin ningún problema. Podemos regar el redondo con la salsa que vaya soltando. Tenerlo aprox. 1h. Sacarlo y darle la vuelta, para que se ase la otra mitad, durante otra hora más aprox. La ternera no es carne de hacerla mucho. Si la queréis rosita por dentro, podéis tenerla unos 45mnts. Pero si sois de los que os gusta la carne muy asada, dejarla 1,15h aprox por cada lado. Sabremos que está hecha por el interior, si al pinchar con una aguja (de pinchito por ej, pero que sea de metálica que son más fuerte) no sale sangre.
- Una vez asada, sacar el redondo de la salsa. Si tenemos alguna rejilla (con bandeja debajo), colocar la carne asada y dejar que escurra todo jugo y se enfríe por completo. Yo lo hice el día antes, y una vez bien fría, la envolví en film de cocina y la metí en la nevera.
- La salsa: quitar las ramas de tomillo, los clavos de olor y triturar toda la verdura con el jugo que haya soltado la carne, hasta obtener una salsa muy fina. Dejar enfriar por completo. Y como era para el día siguiente, la puse en un tupper y la guardé en la nevera.

Para servir:
- Precalentar el horno a 100ºC aprox.
- Quitar el film de cocina a la ternera asada. Con una máquina corta fiambre, o un buen cuchillo afilado, cortar rodajas lo más iguales posibles del redondo.
- En una fuente de servir que pueda ir al horno y que sea un poco honda (para la salsa), ponemos un poco de salsa en el fondo. Vamos colocando las rodajas de carne. Podemos hacer 2 filas, super poniendo un poco una rodaja sobre otra. También podemos hacer una capa en toda la superficie de la bandeja, ponemos un poco de salsa encima, y otra capa de rodajas, con un poco de salsa (nos ayudará a que  no quede seca).
- Cubrimos con papel de aluminio la fuente. Ya que sólo queremos calentar la carne sin tostarla más.
- La salsa que nos sobre, la podemos calentar en una olla a fuego medio, removiendo con frecuencia para que no se "agarre" al fondo.
- Servir a los 10-15mnts de haber metido la carne aprox, que ya estará caliente con su guarnición.
- Si la queremos dejar más tiempo, mientras que ponemos mesa, tomamos unos canapés, etc. poner la temperatura del horno a 50ºC porque la tendremos más tiempo calentando.

Sobre la parrilla bien caliente y sin nada de aceite, dorar el redondo de ternera. 
Si os fijáis, se ve algo del humo que soltaba.


El redondo listo para asar. Yo utilicé una bandeja de aluminio desechable.



La carne ya cortada, en la bandeja para calentar antes de servir.


Detalles del jamón y del tocino mechado.


Emplatado y listo para serví con su guarniciación. 
Y con uno de los extremos, que particularmente, me encantan.


Fijaros que todos todos los productos con DO o DOP,
deben de llevar una etiqueta parecida a esta, con su logo correspondiente
y el nº de registro del producto.










jueves, 22 de enero de 2015

Crema de verduras con fibra

Los beneficios de tomar fibra alimenticia, son indiscutibles y creo que no os descubro nada nuevo. El efecto más conocido, es que favorece el tránsito intestinal pero no es el único. Por ej, no aporta calorías ¿conocías este beneficio?. Hay dos tipos de fibra alimenticia:

- Insoluble: las más "famosas" y que las encontramos en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales (tan presentes en pastas, galletas, panes, etc.). Algunos de los beneficios que obtenemos, por citar los más populares, es que evita el estreñimiento y es una buena aliada en las hemorroides, aumenta la sensación de saciedad (con la misma cantidad de pan, por ej, notamos que estamos "más llenos" con uno integral que con un pan blanco) y nos ayuda a desintoxicar el organismo.
- Soluble: lubrican nuestros intestinos al formar una especie de gel protector. La encontramos en espinacas, habas, guisantes, legumbres, los cereales y en especial la avena, la piel de la manzana (¿cuantas veces hemos oído lo beneficioso que es comer la manzana con piel? aquí tenéis una de las razones), mango, albaricoques....y seguiríamos con algunos más, pero no quiero aburrir.

A estos beneficios, en esta receta se une que la he hecho en parte con leche desnatada enriquecida con fibra, de Central Lechera Asturiana. Hay varias marcas de leche que comercializan leche enriquecida en fibra, pero a mí esta particularmente, es la que más resultado me ha dado para el estreñimiento y la que más me gusta de sabor. En casa somos bebedores de leche y gastamos aprox. 1 litro diario. Suelo utilizar este tipo de leche 2 veces por semana, salvo caso de estreñimiento más intenso, y la verdad que desde que lo hago, y le sumo el incluir pan integral, consumir pasta integral alternando con la pasta "normal", tomar más fruta fresca y toda la verdura posible (sea cruda o cocinada), la verdad que hemos notado la diferencia. Son pequeños hábitos, que casi no cuestan trabajo incorporarlos al día a día, y que notamos los beneficios enseguida en el organismo.

Aunque esta receta sea así de saludable, no por ellos dejamos de consumir productos locales (casi toda la verdura que utilizo es de la Axarquía), le unimos las propiedades de nuestro extraordinario #AOVE (aceite de oliva virgen extra) con su sello de calidad #SaboraMalaga Os dejo 2 versiones para tomarla: tal cual o con un poco de jamón serrano. Pero dejemos de charlar y vamos a cocinar:

Ingredientes procurando que las verduras sean grandes (aprox. 6 personas):
- 2 calabacines.
- 1 puerro.
- 2 zanahorias.
- 1 nabo.
- Una rama de apio blanco.
- Pencas de acelgas (de un manojo, yo utilizo las pencas para estos preparados, y las hojas, para hacer salteados de verduras).
- Judías verdes (o habichuelas verdes, como las llamamos en Málaga). No os puedo decir cantidad exacta, porque me regaló una amiga una buena cantidad de su campo, y las tenía ya congeladas sin la hebra lateral y troceadas. Aprox. unos 4 puñados.
- 2 puñados de guisantes (también los tenía congelados).
- 1 patata.
- Leche Central Lechera Asturiana 0% con fibra (casi un litro aprox.).
- Agua.
- Sal, comino molido (ayudará a soltar gases), pimienta molida.
- Aceite de oliva virgen extra, que he utilizado el sabroso oro líquido de la Axarquía, que es verdial, y al ser suave y afrutado, combina muy bien con esta receta.

Preparación:
- Lavamos los calabacines y le cortamos los extremos. Con la ayuda de un pela verduras, cortamos la piel pero no todas, dejando el calabacín "a rayas" verticales con piel y sin ella. Lo troceamos y reservamos.
- Partir el puerro a lo largo y lavar bien, para quitar la posible tierra que pueda tener. Trocearlos y reservar.
- Raspar las zanahorias y cortar en rodajas. Reservar.
- Pelar la patata y partirla a cachos: metiendo solo un poco el cuchillo y tirando hacia nosotros para "cascarla".
- Lavar bien la rama de apio y trocearla en 2 o 3 trozos. No hace falta quitarle las hebras, puesto que sólo la vamos a utilizar para aromatizar.
- Pelar el nabo, quitándole también los extremos, trocear y reservar.
- Los guisantes y las habichuelas verdes las podemos utilizar congeladas directamente.
- En una olla ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y rehogamos el puerro con un poco de sal, hasta que esté blandito.
- Añadir el resto de las verduras y dar unas vueltas a todo, para que coja calor y se rehogue ligeramente.
- Cubrir hasta la mitad o un poco más aproximadamente, con la leche y terminar con agua hasta cubrir ligeramente las verduras.
- Salpimentar y añadir un poco de comino molido. Cocer a fuego medio durante unos 15-20mnts, removiendo de vez en cuando.
- Una vez cocida toda la verdura, retirar los trozos de apio. Batir todo bien (lo podemos hacer directamente en la olla) o pasarlo por el pasa puré si queremos una crema más fina.
- Se puede tomar fría en verano, o bien calentita en invierno. Y la podemos tomar con unos taquitos de jamón serrano, tanto en frío como en caliente. ¡¡¡ Buen provecho!!!

Aunque la foto es de otra receta, aquí tenéis la leche que utilizado.


Esta es la crema, pasada por batidora y lista para tomar.


Y aquí la tenéis con el jamón serrano (que se esconde en la crema).










miércoles, 21 de enero de 2015

Tarta de natillas con moscatel DO Malaga

Una de las tartas más ricas y fáciles que puede haber. Yo creo que no hay adolescente que no se atreva hacer esta tarta. No necesita horno, lleva ingredientes que gustan a niños y mayores: natillas, galletas.... con ese toque tan rico que le aporta el vino Moscatel, con todo su #SaboraMalaga y la DO Vinos de Málaga.

Es importante en esta receta, usar leche entera, ya que la desnatada o semi, no "engorda" lo mismo las natillas. Normalmente, se utilizar medio litro de leche por cada preparado de natillas. En esta receta, lleva 1 litro, porque al hacer una tarta grande, me hacía falta más cantidad. Y aprovechado unas mariquitas de azúcar que he encontrado en el súper, para decorar la tarta en el último momento (si la ponéis antes pueden ablandarse). Pero no os aburro con historias, vamos a la cocina, que es una tarta ideal para hacerla con antelación, para que la natilla cuaje en la nevera y tomarla bien fresquita.

Ingredientes:
- Galletas María (en este caso redondas, pero da igual la forma). Aproximadamente, es un paquete (un rulo) entero, pero puede variar según el molde que usemos.
- 1 litro de leche entera (quitar un chupito).
- 1 chupito de vino Moscatel DO Málaga.
- 4 cucharadas soperas de azúcar.
- 2 sobres de preparado de natillas.
- Fideos de chocolate y mariquitas de azúcar para decorar.

Preparación:
- Separamos una taza de leche y calentamos el resto, junto con el azúcar. Tiene que hervir y "subir". 
- Mientras tanto, disolvemos el preparado de natillas con la taza de leche. Remover bien hasta que se disuelva todo el preparado.
- Removemos la leche caliente, para ayudar a disolver el azúcar, y cuando hierva, añadir el preparado de natillas disuelto poco a poco, para no cortar el hervor. No hay que parar de remover, porque las natillas tienden a "agarrarse" al cazo.
- Hervir de nuevo hasta que la leche con el preparado de natillas, suba de nuevo. Notaremos que todo se espesa y forma una crema.
- Añadir en este momento el chupito de vino Moscatel y remover un minuto más. El calor de la leche, evaporará el alcohol y dejará el sabor dulce del vino. Reposar y dejar enfriar.
- En un molde redondo (o cuadrado si tenemos así las galletas), ponemos una base de de galletas, y cubrimos con natillas. Volvemos a repetir la operación, hasta que terminamos con una capa de natillas que cubrirá todas las galletas.
- Cubrir con un film transparente y guardar en la nevera, aproximadamente un par de horas, para que las natillas cuajen bien.
- Para servir, retirar el film transparente. Cubrir la superficie con fideos de chocolate y decorar con las mariquitas de azúcar. Servir y disfrutar.

Las natillas ya preparadas y frías


Empezamos a formar la tarta, en el mismo molde que la vayamos a servir.


Formar capas de galletas con natillas sucesivamente.




Cubrir todo con film de cocina y meter en la nevera para que las natillas cuajen.


Decorar la tarta con fideos de chocolate y mariquitas de azúcar.


Un plano más cercano de la tarta.





martes, 20 de enero de 2015

Albóndigas fritas en salsa

Mis niñas estaban de antojos... sí, lo reconozco. Las albóndigas son de esos platos que le chiflan y les encantan comer. Suelo hacerlas en 2 versiones: en olla expres VER AQUÍ o bien una receta "hermana" pero hecha en cazuela tradicional VER AQUÍ  Y con los restos, si quedan, las pongo envueltas en hojaldres y son ideales para una cena rápida o un aperitivo VER AQUÍ  

Pero lo dicho, estaban de antojos y mi "pequeña!" (de 12 años recién cumplidos) se le apeteció albóndigas "fritas como las hace todo el mundo, pero con tu toque mamá"...... A ver como te quedas tras oír eso..... yo muerta, si me pinchan no sangro, os lo aseguro.

Esta receta, muy parecida a las  anteriores, sube más las calorías, al freír ligeramente las albóndigas. Sólo es un tostado por la parte exterior, para sellar la carne. Es verdad que las "pelotas"  (como las solemos llamar en Málaga), quedan más jugosas así, porque se sellan todo el aliño y el sabor de la carne. También quedan más firme en la cocción, y no hay peligro que se puedan abrir. Esta vez no tenía tiempo de dejarlas aliñadas para hacer las albóndigas al día siguiente. Así que el vino que normalmente hecho en la masa de la carne, se lo eché en la salsa. ¿Qué vino? Pues uno blanco de Tierras de Mollina, con la DO Vinos de Málaga y el sello de calidad #SaboraMalaga  Es increíble el sabor tan rico que da con medio vasito que le pongamos. Recomendable 100% Al igual que el AOVE utilizado, apenas un poco, que no llega ni a cubrir el fondo de la cazuela, suficiente para hacer el sofrito y llenar de sabor y aroma todo el guiso.

Pero me dejo de rollos. Os pongo esta versión, y ya elegís vosotros cuál hacéis ;-)

Ingredientes (aprox 6 personas)
- 1kg de carne picada (de un solo tipo de carne, o mixta, a vuestro gusto).
- 1 cebolla grande.
- 2 tomates y 2 zanahorias grandes.
- 2 dientes de ajos grandes pelado.
- Sal, pimienta molida, hojas de laurel, perejil picado. pimentón dulce.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Medio vaso de vino blanco de Málaga (afrutado).
- Pan rallado para el rebozado.
- Un poco de pan duro y leche fría para cubrirlo.
- 1 huevo.
- Aceite para freír.
- Aceite de oliva virgen extra, que yo he utilizado el verdial que es tan común en mi Axarquía, pero os recomiendo cualquiera de las ricas variedades que tiene Málaga.

Preparación:
- Aprovechar ese trozo de pan duro que ronda por la cocina, para cortarlo en dados y cubrirlo de leche fría. No importa que tenga la corteza, que sea integral, o de soja, o del tipo de pan que sea. Dejarlo a remojo, para que se ablande, mientras preparamos la masa de las albóndigas. Que apenas cubra de leche el pan, no hace falta más.
- Ponemos la carne picada en una fuente amplia, donde podamos amasarla cómodamente.
- Salpimentamos la carne, añadimos el perejil picado. Removemos bien.
- En el cuenco donde tengamos el pan remojado, añadimos el huevo y un poco de sal y removemos bien. Añadimos a la mezcla de la masa de carne y removemos bien. 
- Si vemos que la mezcla está muy húmeda y nos dificulta hacer las bolas, podemos añadir un poco de pan rallado, que absorverá ese exceso de humedad (por eso es bueno no hechar demasiada leche con el pan a remojo, porque además el exceso habría que tirarlo).
- Formar las albóndigas. Yo utilizo de medida una cuchara sopera: lo que quepa dentro es lo que cojo de masa. Pasar las pelotas por pan rallado, sacudir el exceso y reservar.
- Cortar la cebolla lo más fina posible y reservar. Los ajos nos bastará con pelarlos, quitarles el germen interior y partirlos en trozos medianos.
- Pelar los tomates y partirlos menudos. Reservar.
- Pelar 2 zanahorias y partirlas en rodajas. Reservar.
- En una sartén pequeña ponemos aceite para freír y vamos poniendo las pelotas, pero sólo para que doren ligeramente, el interior debe de quedar crudo. Sacar y poner sobre una fuente con papel absorvente, para coja el exceso de grasa. Repetir hasta que tengamos todas las albóndigas fritas.
- En una cazuela baja, ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra, con la cebolla y los ajos. Salpimentamos y rehogamos a fuego suave, hasta que la cebolla esté blandita. 
- Añadir la zanahoria y el tomate, rehogar todo bien. Añadir un poco de sal y pimienta para el tomate, y laurel a gusto (nos bastará con 1 o 2 hojas).
- Cuando el tomate haya perdido su agua, añadir las albóndigas. Regar con medio vaso de vino blanco de Málaga y completar con agua, sin que llegue a cubrirlas. Dejar guisándoses, a fuego medio, con la tapadera medio levantada, durante aproximadamente 20-30mnts. 
- Mover la cazuela de vez en cuando, para evitar que se agarren las pelotas. Rectificar de sal si hiciese falta. Procurar no meter la cuchara para evitar romper una "pelota". 
- Se pueden servir enseguida, espolvoreando un poco de perejil picado por encima, o bien, dejarlas para comer al día siguiente, que harán que estén más sabrosas. ¡¡¡ BUEN PROVECHO !!!

Este es el momento de la fritura. Fijaros que apenas están doradas,
y es lo que están haciendo la otra mitad.


¿A que podría ser una buena tapa una albóndiga como esta?
Lista para ser consumida.




lunes, 19 de enero de 2015

CAMBIO DE LOOK

Como ya podeis ver, el blog ha sufrido un cambio de imagen. Seguimos con los mismos contenidos y colaborando tanto con El Canto del Gallo de Radio Miramar, como con la Denominación de Origen España y por supuesto, #SaboraMalaga que siempre está presente en este pequeño rincón de Internet.

He cambiado el fondo multicolor, por estos cubiertos de colores sobre fondo blanco. También la "pizarra" donde se muestra las entradas, están ahora de fondo oscuro y letras en blanco (salvo títulos de las entradas). También he puesto las letras un poco más grandes. Cada vez somos más los y las que necesitamos gafas, y el tener el tamaño siguiente en la letra, nos puede ayudar un poco ¿verdad?

Bueno, pues estos son a grandes rasgos, los cambios producidos. Espero que os gusten. Y me podeis dejar todas las sugerencias y opiniones que querais. ¡¡Animaros a dejar vuestro comentario!!

Prometo seguir haciendo entradas de recetas fáciles, ricas y económicas. Sígueme, si aún no lo has hecho, y no te pierdas mis entradas.


¡¡¡ UN ABRAZO GRANDE !!!

sábado, 17 de enero de 2015

Salteado de acelgas con setas

Esta receta bien podría ser un plato único, o también, un estupendo acompañamiento de una tortilla francesa (o "liada" como decía mi madre), o una pechuga de pollo a la plancha, por citar algo ligero. Otra vez, como pasa en otras entradas que ya tengo, combino producto fresco con producto congelado, que de tantos apuros nos sacan más de una vez ¿verdad?.

Utilizo en este plato sólo las hojas de acelgas, que además, eran fabulosas y fresquísimas, cortadas ese mismo día y que me regaló un amigo. Las pencas, me gusta quitarle los hilos, y troceadas, las congelos o aprovecho para añadir a las cremas de verduras o sopas. Y las hojas, pues como hago en preparación: salteadas de forma rápida para una cena improvisada o rápida con lo que tenga por la nevera. No os asustéis por el volumen de las hojas de acelgas: en cuanto se empiezan a rehogar, bajan considerablemente su tamaño al perder el agua que tienen (pasa igual con las espinacas). De setas, tenía una bolsa en el congelador, con varios tipos de setas ya listas para consumir. Una unión sabrosa y fácil, además de económica. Rehogadas con el maravilloso #AOVE de la Axarquía y todo su #SaboraMalaga. Pero me dejo de rollos, que esta receta va a estar hecha antes de acabar de leer:

Ingredientes:
- Las hojas de un manojo de acelgas.
- 1 bolsa de setas surtidas congeladas.
- Media cebolla y un diente de ajo grande.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de la Axarquía o de Málaga, tanto mejor.
- Sal y pimienta molida.

Preparación:
- Lavar bien las hojas de acelgas, para limpiarlas de la tierra que puedan contener. No hace falta secarlas, y con dejarlas escurriendo es suficiente. Picarlas fina y reservar.
- Picar la cebolla lo más fina posible y laminar el ajo.
- En una sartén amplia, poner un poco de aceite de oliva virgen extra, y rehogar hasta que la cebolla  y ajo esté blandita y se empiece a poner transparente. Añadir un poco de sal para ayudar a que se rehogue más rápidamente.
- Añadir las setas y en cuanto empiecen a soltar agua, añadir las hojas de acelgas ya cortadas.
- Salpimentar y rehogar a fuego fuerte, para ayudar a evaporar el agua rápidamente.
- Servir en cuanto tengamos el conjunto con el agua evaporada y esté todo bien salteado. Rectificar de sal si hiciese falta.
OPCIONAL: en el último minuto, añadir 1 o 2 huevos batidos para rehogarlo con las verduras.

El salteado de acelgas con setas listos para comer.





jueves, 15 de enero de 2015

Calabacines rellenos gratinados con AOVE DO Antequera

¿Quién dijo que la verdura es aburrida? Aquí os traigo mi cena de anoche: calabacines rellenos gratinados. Decir que el protagonista de la receta, es regalo de uno los oyentes de Radio Miramar: Jorge. Todos los días sintoniza la radio mientras trabaja en el invernadero que tiene en la costa de la Axarquía. Y es fiel seguidor de la emisora, de sus programas y de esta humilde cocinillas en la sección quincenal "Cocinando con el Gallo" que tengo en el programa matinal "El Canto del Gallo".

Receta económica, hecha además con un resto de un salteado de verduras que tenía en el congelador, hecha en apenas media hora aproximadamente, y que queda muy resultona. Podía haber picado todos los calabacines y emplatarlo sin más. Pero me pareció interesante la opción de dejarlos huecos, porque además de más vistoso, también se come todo. Y aderezado todo con un riquísimo aceite de oliva virgen extra de Antequera, con su DO Aceite de Antequera y su sello de calidad #SaboraMalaga que si de por sí ya es exquisito, lo tengo aromatizado con un ajo crudo que le da ese toque especial. Decir que he puesto queso rallado mozarella, muy neutro de sabor porque era para cenar y no quería nada intenso. Pero..... ¿os lo imaginais con queso de cabra de media curación? ¿un queso DO La Mancha? ¿algo más intenso con un DO Cabrales?...... mil y una opciones y a cual más sabrosa. Vamos a colgarnos el delantal y nos metemos en la cocina bien derechitos.

Ingredientes:
- 3 calabacines.
- 200grs aprox de salteado de verduras congelada (calculo que era lo que me quedaba)
- Media cebolla grande.
- Sal y pimienta molida.
- Queso rallado y orégano.
- Aceite de oliva virgen extra DO Antequera.

Preparación:
- Lavamos los calabacines y lo partimos a lo largo. Con la ayuda de una cuchara pequeña, vaciamos la pulpa de los calabacines, dejando el interior como si fuese un barco.
- En el microondas y a máxima potencia, ponemos los calabacines huecos, entre 2-3mnts aprox para cada uno. Sino caben todo, que será lo normal, lo podemos hacer de 2 en 2. Mientras, vamos preparando el relleno. Los "barcos" de calabacín tienen que estar cocidos pero firmes.  Reservamos y podemos dejarlos tapados con un trapo limpio, para evitar que se enfríen.
- Picamos la pulpa y reservamos.
- Picamos la cebolla lo más pequeña que podamos y la rehogamos en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva virgen extra  (no poner demasiado). Salpimentar y rehogar hasta que quede transparente.
- Añadir la pulpa y la verdura congelada, a fuego fuerte, hasta que tengamos todo rehogado. Empezarán las verduras a soltar su agua, tanto la natural de la pulpa del calabacin como la congelada. Nos interesa tener el fuego fuerte para que ese agua se evapore lo antes posible.
- Cuando tengamos la verdura "seca" del agua que hayan soltado y rehogadas, añadir orégano a gusto, remover, rectificar de sal si hiciese falta y reservar.
- Precalentar el horno a temperatura alta, con el calor en el gratinador. 
- Rellenar los "barcos" de calabacin con la verdura rehogada. Poner queso rallado por encima y gratinar hasta que quede dorado y se derrita. 
- Antes de servir, regar con hilo de aceite de oliva virgen extra, aromatizado con un ajo.

Los magníficos calabacines que me regaló mi amigo Jorge.


Así vaciamos la pulpa de los calabacines.


El calabacin hueco en su interior, como si fuese un barco.


Aquí ya los tenemos horneados y listos para servir. 


Un primerísimo plano con el queso gratinado.







Ultimo programa 2014 y primero del 2015

Hoy hacemos doblete.... 2x1, como las ofertas del súper. Con motivo de las vacaciones de Navidad, no se publicó la grabación del último programa de radio "Cocinando con el Gallo". Se emitió el 31 de diciembre, pero lo retomamos (la grabación) una vez pasadas las fiestas. Vamos al lío y os cuento qué preparamos. 

ULTIMO PROGRAMA DEL 2014

Queríamos preparar algo de picoteo, porque con tanta comida "formal" en la Navidades, hay días que apetece comer picando ¿verdad? Tenemos una base muy buena con los ibéricos: jamón, salchichón, chorizo, lomo..... La riquísima chacina malagueña, tan típica en muchos de nuestros pueblos y comarcas, y con todo su #SaboraMalaga Además tenemos unos maravillosos quesos de cabra malagueña, que lo tenemos desde la variedad de queso fresco, como semi curados, curados y añejos. Y si a esto sumamos, algo de marisco ya cocido y listo para servir, sólo nos falta dar unos detalles con algunos entrantes como este que os propongo:

Ensalada de alcachofas cocidas con cherrys: 
Nada más sencillo que abrir botes ¿verdad? Pero lo vamos hacer con unas ricas conservas de Antequera, unos cherrys de mi Axarquía, aceitunas negras y un aliño con una mahonesa con un toque especial. ¿Quieres saber cómo hacerla? Pues pincha en este enlace:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/02/ensalada-de-alcachofas-con-cherrys.html

Canapés de ajobacalao y queso de cabra:
Seguimos abriendo conservas. En este caso, de ajobacalao de mis amigos de Lujo del Paladar, que nos ofrecen el típico y tradicional ajobacalao, en tarrinas ya listas para consumir, con lo que podemos disfrutar de este manjar tan a menudo como queramos y con la facilidad de abrir un bote. Acompañamos con queso fresco de cabra malagueña. Si os gusta los contrantrastes de sabores, podéis meterle un queso de media curación, que también está riquísimo. Y con la variedad de biscottes que hay en el cualquier súper, personalizais los canapés aún más. Pero mirar todos los detalles en la entrada de la receta:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/02/canape-de-ajobacalao-y-queso-de-cabra.html

Caldo de puchero malagueño:
Esto es algo que viene genial para "limpiar" la barriga de las comidas navideñas, para reponerse en los días fríos de invierno, para la resaca si nos hemos ido de cotillón de fin de año, si te encuentras griposo..... para todo y todos, este rico y reconstituyente caldo. Además que nos cunde para tener caldo, tanto para tomar solo,  como para hacer sopa. Aquí tienes la entrada al blog:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/10/caldo-de-puchero-malagueno.html

Y por último, si queréis oír esta sección y lo que hablamos mi Gallero Mayor y yo para cerrar el 2014, sólo tienes que pinchar en este enlace. El archivo Ivoox de audio se te reproducirá con cualquier reproductor multimedia.
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-52-audios-mp3_rf_3938028_1.html

1º PROGRAMA DEL 2015

Pues el tiempo pasa rápido, pero con más rapidez lo hago yo aquí.... ¡¡¡YA ESTAMOS EN EL 2015!!! Y abrimos año igual que terminamos: con Sabor a Málaga, cocinando cosas ricas y fáciles.

Para coger el año con fuerzas y fundamento, nos vamos de viaje..... sí viaje gastronómico y con la cuchara por bandera. Nada menos que doblamos el mapa y nos vamos a mi querida Asturias, para hacer uno de los platos más emblemáticos de la rica cocina astur: la fabada. Además os cuento trucos y consejos para deleitarnos con esta receta. ¿Dónde están? Pues en este enlace tienes todo:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/07/fabada-asturiana.html

Y como es plato único nuestra fabada asturiana, sólo nos queda sitio para el postre. Además un postre ideal para tomarnos con el café después de comer. Y sino hay hueco, pues para merendar y que disfruten niños y mayores. ¿De qué hablo? Pues de hacer gofres, aprovechando además que las gofreras han sido uno de los regalos estrellas estas Navidades para muchas mamás. Os dejo la receta del papá de una amiga, con una masa muy fácil y riquisima. Los gofres están deliciosos tal cual, pero lo podemos acompañar de infinidad de cosas. En la entrada al blog tenéis algunas ideas, y algunas, con Sabor a Málaga de lleno:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/08/gofres-caseros.html

No se me olvida el archivo de audio, que con tanto escribir, podía parecer ¿verdad? Pues aquí está:
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-53-audios-mp3_rf_3950808_1.html

Terminamos esta macro entrada y nada mejor que dejaros el audio de este primer programa, con el cuál, arrancamos el 2015. Seguiremos colgándonos el delantal, cada 15 días, en "El Canto del Gallo" de Radio Miramar. GRACIAS por abrir los micrófonos a esta cocinillas. Sed buenos mientras llega la próxima entrega, apoyad los negocios locales y nuestros productos autóctonos. Besos a todos.
http://www.ivoox.com/despierta-conecta-prog-54-audios-mp3_rf_3950883_1.html




martes, 6 de enero de 2015

Roscon de Reyes con Pasas y Vino Moscatel DO Málaga

Tengo yo un poco de conflicto con el típico y rico Roscón de Reyes, tan tradicional para merendar y desayunar el 5 y 6 de Enero. Por un lado, no me hace mucha gracia el agua de azahar.... que se note algo, pero lo menos posible y si es nada, tanto mejor. Pero bueno, es un aroma al fin y al cabo. Por otro, no me gusta que se cargue demasiado de fruta escarchada, y en mi casa además, no gusta (por lo menos a mis niñas). Las almendras me encantan, pero mis niñas las quitan todas....  ellas sólo quieren el bizcocho, y si les toca la sorpresa, tanto mejor. 

Quería hacer un  Roscón, que todos los años, por una cosa y otra, nunca lo había hecho y este año tenía tiempo. Esta versión no lleva almendras, por lo tanto, es una buena opción para quién tenga intolerancia / alergia a este fruto seco. Y se me ocurrió hacerlo con Pasas DO Málaga, además, cubiertas con un riquísimo chocolate que las hace aún más irresistibles. son de Ntra. Sra. del Rosario (mira AQUI su página web), de El Borje pueblo del interior de la #Axarquia malagueña. Pasas que además cuentan con la marca de calidad #SaboraMalaga  Y lo mismo me pasó con el aroma ¿porqué poner aromas artificiales o ron, cuando tenemos nuestro maravilloso Moscatel que tiene la DO Vinos de Málaga y el sello #SaboraMalaga?  Hay infinidad de recetas, pero de las que más me han gustado, es de una de mis reposteras favoritas: Eva Arguiñano. Lo he tuneado..... ¡lo reconozco! pero creo que mi versión es tan rica como la de ella. ¿Quieres saber como  lo he preparado? No es difícil, sólo que necesitas hacerlo con tiempo, porque tienes que esperar que aumente bastante el volumen). Pero lo puedes dejar hecho todo el día 5 por la mañana para que suba durante el día (por ej), la noche de Reyes lo metes en la nevera, y el día 6 lo horneas y está recién hecho para desayunar abriendo regalos ¿a qué es un buen plan? Pues pasemos a la cocina que nos metemos de cabeza en hacer este rico Roscón. 

Ingredientes de la masa:
- 500grs de harina de fuerza tamizada.
- 1 sobre de levadura de panadero seca o bien, 25grs de levadura fresca.
- 125 grs de azúcar blanco.
- 125 grs de mantequilla.
- 1 copita de vino moscatel
- 3 huevos (yo he utilizado tamaño M).
- Ralladura de 1 naranja y el zumo de media.
- Canela molida al gusto.
- Chorrito de leche templada.
- Una pizca de sal fina.

Ingredientes de la cobertura:
- Pasas de Málaga cubiertas de chocolate.
- Unas lonchas de manzana con piel (por recordar que el Roscón lleva fruta).
- El zumo de media naranja.
- Azúcar blanco.
- Azúcar glass para decorar.

Preparación:
- Derretir la mantequilla a punto de pomada y reservar. En el microondas se hace en apenas 40 segundos aprox, pero dependerá de la potencia de vuestro aparato. Remover bien para que esté toda uniforme.
- Calentar un chorrito de leche (yo he puesto la mitad de una taza de café pequeña) hasta templarla, sin que hierba ni esté demasiado caliente, ya que mataría la levadura y no haría subir a nuestro Roscón. Disolver en ella una pizca de sal y un poco del azúcar que vamos a utilizar en la masa, junto con un poco de la mantequilla. Cuando esté disuelto, añadir el sobre el de levadura seca de panadero (o fresca si la utilizáis así), y disolver bien. Dejar que actúe la levadura: empezará a salir muchas burbujas y a "subir" la preparación en apenas unos minutos.
- Batir los huevos y reservar.
- Mezclar la harina tamizada con el azúcar, la canela molida, la ralladura de la naranja. Remover bien. añadir los ingredientes húmedos: huevo batido, zumo de media naranja y copita de Vino Moscatel. Ir ligando todo bien. Podeis hacerlo 1 a 1 para que esta integración sea más fácil.
- Añadir la mezcla de la levadura que estará burbujeando y remover bien en la masa.
- Incorporar poco a poco la mantequilla y trabajar bien la masa durante aprox 10mnts. Quizás podemos necesitar un poco más de harina, o añadir un poco más de líquido para ligar la masa (añadir leche, zumo de naranja o más vino tranquilamente).  Amasar todo con energía hasta conseguir una masa uniforme, lisa, y elástica.
- Dejar reposar hasta que aumente su volumen, por lo menos, al doble de su tamaño. Si se hace el día anterior, como ya os he comentado, guardar por la noche en la nevera.
- Cuando vayamos a hornear, volver amasar la masa para sacar el aire que pueda tener. Ir dando forma al Roscón haciendo un "churro" con la masa, largo y uniforme. Podemos dejarlo más tiempo con la forma del Roscón ya formada, para que suba un poco más, según las horas que haya estado reposando.  Si le vamos a meter una sorpresa, este es el momento. Recordar que tiene que ser una sorpresa que pueda aguantar la temperatura del horno (por ej algo de cerámica) y que debe de ir envuelta en papel de aluminio. Lo mismo que si metemos la famosa haba, que haría pagar el Roscón a quien le toque: debe de ir envuelta en papel de aluminio. 
- Precalentar el horno a temperatura alta: 200ºC
- Tendremos preparado una hoja de papel de hornear (o una base de siliciona) para que no se nos pegue el Roscón. Sobre ella, estiraremos nuestro "churro" para hacer el Roscón, procurando que las dos uniones queden bien pegadas y no se note. 
- Colocar en el Roscón unas laminas de manzana y repartir por la superficie las Pasas Moscatel al chocolate. Rociar con un poco de Vino Moscatel y echar por encima un poco de azúcar blanco.
- Hornear sobre una rejilla (mejor que sobre placa metálica que puede hacer que la base se tueste demasiado), unos 30mnts aprox a 170ºC. Yo le he puesto calor arriba y abajo + el ventilador del horno. Estar pendiente porque es fácil que se nos pase y quede más tostado de la cuenta.
- Sacar del horno y rociar con el zumo de la media naranja que teníamos reservada. De esta forma, quedará más jugoso el interior.
- Espolvorear con azúcar glass al gusto y ¡¡a comer y disfrutarlo!! 

Os pongo las fotos del "paso a paso":

Los ingredientes listos para empezar nuestro Roscón.


Así empieza hacer su efecto la levadura disuelta en leche.


Nuestra masa ya amasada, preparada para que aumenten su volumen 
(podéis ver la ralladura de naranja en la masa).


Nuestro Roscón antes de ir al horno,
rociado de Vino Moscatel, más azúcar por encima, las manzanas
y las Pasas Moscatel al chocolate.


Detalle recién salido del horno con las Pasas Moscatel casi intactas al horneado,
y la manzana asada.


El Roscón espolvoreado con azúcar glass listo para servir.


Una porción lista para tomar tal cual o con un buen chocolate caliente.






sábado, 3 de enero de 2015

Guacamole con atún al aceite de oliva virgen extra DO Antequera

Empezamos las entradas del 2015 y nada mejor que hacerlo con uno de los muchos productos estrella de mi Axaquia: el aguacate, además, en plena temporada ahora mismo. 

Ya se que muchos me vais a decir que esto no es guacamole, que si le falta o le sobra esto y aquello.... Os dejo mi versión, que tomamos mucho en casa, y que por ello no significa que sea la "original" ni la más maravillosa. Se le puede añadir infinidad de cosas:
- Cayena picada (hay ya molinillos con las cayenas, igual que la pimienta). Yo no le he añadido por haber niños que comen y no les gusta el picante.
- Ajo picado: he optado por una versión más suave, que es aceite de oliva virgen extra aromatizado con ajo. Tenía además uno que me regaló una amiga de Antequera, variedad "hojiblanca" que es suave y afrutado y le iba muy bien a esta receta. Tan sencillo como meter en una aceitera o un "biberón" de cocina, el aceite con 1 o 2 ajos pelados enteros y dejar reposar unos días. Tendréis un aceite aromatizado para todo lo que queráis sin pesadez que el ajo "repite".
- Añadir tomate: bien picado en versión tomate fresco sin pepitas y sin piel, o deshidratado (después de haberlo remojado en agua caliente unos minutos hasta que tomen textura, escurrir y secarlos).
- Ponerle maíz en grano cocido, unos palitos de cangrejo muy picados, unas gambas / langostinos cocidos troceados, anchoas de Santoña troceadas, unas aceitunas (aloreñas, manzanillas, negras, etc) picadas...... ¡ la imaginación al poder !
Pero como os digo, yo he optado por una versión más básica. Y lo he acompañado de minis biscottes de distintos formatos: integrales y tostas de pan normal. Pero hay infinidad de versiones: con pipas, arándanos secos, aceitunas negras y hasta unas minis tostas muy propias de la Navidad en forma de angelitos, estrellas, árbol navideño. En cualquier supermercado seguro que encontráis minis tostas ideal para acompañar este guacamole, en cualquier formato o versión. Pero además, quedan deliciosos con patatas fritas de bolsa....sí, habéis leído bien: las patatas chips de bolsa de toda la vida. O los triángulos de maíz, que también están disponibles en cualquier supermercado y los hay con sabor picante, barbacoa, original, ketchup....etc.

Pero vamos al lío que es algo que prepara súper rápido y os puede servir tanto para canapés en una cena, como para "dipear" mientras vemos una peli en casa. No os pongo cantidades exactas, sino que os pongo sólo ingredientes y en función de los que seáis, y a vuestro gusto, vais añadiendo más de aquí o menos de allá.

Ingredientes:
- Aguacates.
- Atún en lata: bien en aceite (girasol / oliva o al natural, que escurriremos bien en ese caso).
- Cebolla picada.
- Sal y pimienta molida (mejor si es un surtido de pimienta).
- Zumo de medo limón.
- Aceite de oliva virgen extra, y os recomiendo cualquier variedad que se produce en la provincia de Málaga, que tiene muchos con el distintivo de calidad "Sabor a Málaga" y en Antequera además, la DO Aceite de Antequera.

Preparación:
- Tendremos preparados un cuenco amplio o fuente, para hacer la mezcla.
- Escurrir el atún del aceite que traiga en la lata. Lo dejaremos reservado para una ensalada u otro plato, ya que aquí prefiero utilizar sólo el aceite de oliva virgen extra DO Antequera que tenía aromatizado con el ajo.
- Picar un poco de cebolla lo más fina posible, y poner en el cuenco.
- Partir los aguacates por la mitad, en el centro de la fruta. Quitar el hueso central y la piel (si está en su punto óptimo de madurez, saldrá como la piel de un plátano). Trocearlos lo más pequeño posible y añadir a la fuente. Salpimentar ligeramente,  rociar con zumo de limón y remover un poco, para evitar que se pongan oscuros.
- Rociar con el aceite de oliva virgen extra. Con la ayuda de una cuchara, remover todo bien procurando hacer un puré o crema de los aguacates, que no se noten casi los tropezones que hemos hemos partido. Si queda alguno sin batir, tampoco pasa nada.
- Añadir el atún escurrido y remover bien, para ligar el atún con el aguacate que tenemos batido junto con la cebolla y el aliño de sal. pimienta, limón y el aceite de oliva virgen extra. Si quisieramos añadir otros ingredientes de lo que hemos citado antes, este es el momento.
- Probar y rectificar, si hiciese falta, el aliño. Se puede consumir tal cual o bien, taparlo con film de cocina (haciendo que toque nuestro guacamole para evitar que el aire que quede lo ponga oscuro) y guardar en la nevera, donde más frío haga, hasta el momento de servir. Si os sobra guacamole, no suele aguantar más de 24h en la nevera, ya que se pone muy feo a la vista y el aliño puede hacer que no esté tan sabroso comerlo.
- A la hora de servirlo, y para resaltar que lleva atún, puse un poco encima. Si añadís otros ingredientes, podéis poner unos trocitos también, al margen de lo que lleve en el interior.


Aquí tenéis el guacamole de atún, listo para servir. 
Sólo falta una pequeña panera, con las tostas o mini biscottes,
para untar en el canapé. Si fuera para "dipear", ponerlo en un pequeño cuenco.