Buscar este blog

Cargando...

domingo, 20 de julio de 2014

Crema de limón

Seguimos cocinando fácil, rico y barato. Esta receta es totalmente atemporal, aunque con la ola de caló que está cayendo estos días en España, apetece mucho en verano. Y lo que sí es aconsejable es que esté muy frío. Podéis dejarlo en un tupper en el congelador 1h antes de servirlo. Así potenciará su frescor, sin llegar a congelarse. Se puede hacer con leche condensada desnatada,sin ningún problema. Y si tenéis licor de limón (Limoncello) ni que decir el punto que le da tan rico (sólo para adultos ;-) ).

Pero vamos al lío y a refrescarnos con esta rica crema:

Ingredientes para 4 personas, aprox.
- 1 bote pequeño de leche condensada.
- 3 yogures de limón.
- El zumo de 1 limón (si os gusta, podéis añadir raspadura de la corteza, pero sin la parte blanca, que amarga).
- Menta o hierbabuena fresca para decorar.

Preparación:
- Exprimir el limón y poner su zumo en una jarra, junto con los yogures y la leche condensada.
- Batir todo hasta conseguir una crema uniforme.
- Guardar en la nevera donde más frío haga, hasta el momento de servir.
- Servir en copas pequeñas, tacitas o cuencos y decorar con unas hojas de hierbabuena o menta fresca.

Mi crema en copa lista para consumir.




sábado, 19 de julio de 2014

Fabada asturiana

Esta receta es consecuencia de mi última visita a Asturias (que no significa que sea la última vez que la visite.... ojo). Creía que tenía la receta colgada en el blog, porque es una receta que suelo hacer de vez en cuando en Invierno. Pero al ver que no la tenía puesta, la cuelgo ahora. Es una receta muy calórica, estoy de acuerdo. Pero tampoco es un plato para comer de lunes a domingo. Y las cantidades que veis del compango (pancetas, chorizos y morcillas) son para 6 personas y es plato único. En cualquier tienda de Asturias, podréis encontrar lotes de fabada, con las fabes de granja y su correspondiente compango, todo envasado al vacío y en envases según el nº de personas ¡facilidad máxima!. Y la fabada asturiana, es una de esas recetas, como todos los guisos, que ganan de un día para otro, y que anima a comer con la familia y amigos. Para guisarlas, mejor en cazuela ancha y baja, y si es de barro, tantísimo mejor. Se pueden hacer en olla expres, y quien me sigue en este blog, sabe que soy muy adicta a usarla. En cambio con esta receta, me gusta hacerla a fuego lento, con su chup-chup, quitando la espuma que pueda producir el guiso y añadiendo más agua si fuese necesario. Sin prisas pero sin pausas. Os dejo un enlace de la web Directo del Campo, donde podéis tener más información sobre la fabada asturiana y su historia. Pinchar AQUI  porque es muy interesante lo que nos cuenta sobre esta receta, que está considerada uno de los 10 platos más típicos de la gastronomía española.

Aunque es un plato sencillo y fácil, la que realmente le da su excelencia, son sus productos. Yo los compré en el Mercado de Villaviciosa (Asturias), donde estuve pasando unos días de vacaciones. Si estáis parando allí, os animo a visitarlo y comprar en sus puestos. Tienen un macro puesto de carnes, que es una auténtica maravilla, con productos elaborados por la familia que lo regenta con todo su cariño. Riquísimos sus cachopos (tanto de ternera como de cerdo), los nuggets de pollo de corral, las albóndigas, croquetas.... por no hablar de las carnes al corte. Al igual que el puesto de la pescadería, con todos los productos recién salido del Cantábrico. Además tenéis tienda de productos locales, un despacho de pan con ese sabor "de los de antes", máquina para adquirir leche fresca de vaca, fruta, verduras, charcutería, zapatero, puestos de regalos... y los miércoles, mercadillo de productores artesanales locales. De verdad que es un lujo tener un mercado así, pequeño en tamaño o nº de puestos, pero todos con una calidad extraordinaria y una atención al cliente de lujo.

Como en tantas otras recetas, cada cual tiene "su receta". Con todo mi cariño y respeto hacia esa bella tierra de Asturias, aquí traigo "mi versión". Pero vamos al lío y a colgarnos el delantal, para contaros como preparar esta rica receta. 

Ingredientes para 6 personas aprox:
- 500 grs de fabes de granja, al ser posible.
- 1 trozo de panceta salada.
- 2 chorizos asturianos (pincharlos ligeramente al meterlos antes de guisar).
- 2 morcillas asturianas.
- 1 cebolla mediana.
- Hebras de azafrán, laurel en rama, ajos enteros, sal, comino molido (nos ayudará a soltar los gases que producen las fabes).
- Agua.

Preparación:
- Pasar las fabes por agua y lavarlas. Ponerlas a remojo cubiertas de agua, aproximadamente, 2 o 3 dedos por encima de su nivel (se hinchará a lo largo del remojo). El tiempo recomendable de remojo es de 12h.
- Una vez remojadas las fabes, en ese mismo agua, ponerlas a calentar, añadiendo la cebolla entera, el comino molido (a ojo, según nos guste más o menos esta especia.) y una hoja de laurel.
- Mientras el guiso rompe a hervir, podemos tostar las hebras de azafrán para realzar su sabor. Para ello nada más fácil que poner un trozo de papel de aluminio, con las hebras dentro, encima de la tapadera de la olla. Conforme vaya cogiendo calor, hará que se tueste las hebras.
- Cuando el agua rompa a hervir, quitar la espuma que vaya soltando con las impurezas (esto se repetirá a lo largo de toda la cocción). Añadir unos ajos enteros (un par de dientes grandes pueden ser suficiente), el compango y las hebras de azafrán, y salar el guiso con precaución: la costilla y el compango soltarán su sal. Si dejamos el guiso reposar de un día para otro, los sabores "subirán" y lo que hoy puede estar soso, con el reposo,  puede tener su punto justo de sal. Así que mejor quedarnos muy escasos de sal al inicio, que para añadir, siempre hay tiempo. 
- Guisar a fuego suave durante aprox 2h. Vigilar la cocción. Si hiciese falta agua, añadir poco a poco, para evitar que tenga su caldo pero que no se convierta en una sopa. Remover siempre con cuchara de madera, y con mucho cuidado de no romper las fabes. A mí me gusta darle pequeños meneos a la cazuela, en vez de meter la cuchara.
- Una vez guisadas, quitar la cebolla y los ajos de la cazuela. Tapar y dejar reposar, como ya he mencionado, mejor de un día para otro.
- Para servir, apartar el compango de las fabes y trocearlo en rodajas o tacos generosos. Hay quien lo vuelve a meter en la cazuela, para servirlo todo junto a las fabes, y quien lo deja en plato aparte, para que cada cual se ponga en su plato la cantidad que más le apetezca. Y si este rico plato, se riega con una rica sidra natural, es placer de los placeres ;-)


Una buena ración, con las fabes guisadas y su compago


Remojo de fabes y los productos del compango .


Mercado de Villaviciosa, una de sus entradas.






viernes, 18 de julio de 2014

Bacalao fresco a la plancha

Uno de los pescados que más me gusta y no siempre lo encuentro fresco. Hoy lo he visto en la pescadería, súper fresco y súper bien de precio y no lo he dudado. He cogido una pieza pequeña, pero que pudiera aprovechar 4 raciones para el almuerzo. Además de quitarle la espina central y la cabeza, que ya están guardadas para un próximo caldo, me han hecho las 4 raciones. Listo para llegar a casa y cocinarlo ¿verdad?.

Pero antes de colgarnos el delantal, vamos a ver que ricas propiedades nos tienes guardada este caballero del mar. Es pescado blanco, por lo tanto, bajo en grasas. Es propio de mares muy fríos. Y de la misma familia, son pescados muy conocidos en nuestros mercados como la brótola y el abadejo. Posee vitamina A, del grupo B, C, D, E y los minerales que más abundan son el fósforo (fundamental para el sistema nervioso, huesos y dientes) y el potasio (activo importante del sistema muscular y nervioso). En España hay mucha costumbre de cocinarlo guisado, en cazuelas acompañados de verduras, o bien preparándolo frito. Pero hoy lo vamos hacer de una forma sencilla, rápida y muy rica. Yo lo paso por una pequeña capa de harina, para que guarde mejor la forma cuando lo ponga en la plancha. No es harina como si lo fuéramos a empanar, sólo un poco y muy bien sacudida, para que sea un ligero abrigo del pescado. A colgarnos el delantal que la cocina nos espera ;-)

Ingredientes para 4 personas:
- 1 bacalao fresco, sin la espina central ni la cabeza, troceado en 4 partes.
- Sal y harina para empanar.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de la #Axarquia, pues tanto mejor.
- Guarnición: arroz vaporizado cocido con zanahorias y guisantes (aprox. 1 taza de arroz en seco, 1 zanahoria grande y un puñado de guisantes, congelados en este caso).
- Perejil para decorar.

Preparación:
- Empezamos cociendo la guarnición. Ponemos agua a hervir con laurel, pimienta molida, un ajo entero, un poco de comino (para los gases de los guisantes) y sal. 
- Raspamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. Reservamos.
- Cuando el agua hierba, añadimos el arroz, la zanahoria y los guisantes. Removemos y esperamos unos 15 minutos aprox, hasta que esté el arroz cocido. Escurrimos y refrescamos ligeramente, para que con el calor que tienen no siga cociéndose.
- Salamos el bacalao por ambas caras y pasamos por harina. Una capa ligera, sólo para reforzar la carne del pescado a la plancha. Reservamos.
- Ponemos una sartén amplia a calentar a fuego fuerte. Podemos poner un pequeño hilo de aceite de oliva virgen extra, para evitar que se agarre. Ponemos el bacalao pasado por harina, por el lado de la piel, durante 2-4mnts, hasta que veamos que está tostada. Con cuidado, damos la vuelta para hacer el lado de la carne durante aprox 2mnts a fuego fuerte (no dejar el pescado mucho tiempo, que se quedaría muy seco). Sacar y reservar.
- A la hora de emplatar, poner una ración de pescado, acompañado de la guarnición. Rociar el pescado con un hilo de aceite de oliva virgen extra y decorar con perejil fresco. ¡¡ Buen provecho!!

Plato de ración única y listo para degustar.




jueves, 17 de julio de 2014

Programa nº 34 16-07-14: mahonesa sin huevo y gelatina de fruta natural

Una quincena más ( ¡¡y como pasa el tiempo de rápido!!) me cuelgo el delantal en Radio Miramar, en la sección "El Canto del Gallo". Seguimos cocinando con  #SaboraMalaga , con productos locales, con recetas de temporadas, fáciles y económicas (al ser posible). Y una quincena más, ese reto se ha superado. Os dejo los enlaces de las recetas que hemos comentado en la radio:

Mahonesa sin huevo: indicada para los alérgicos al huevo, pero también para aquellas personas que sean vegetarianas. Se puede preparar con todo tipo de leche y nos dura varios días en la nevera. Pincha en el enlace para saber cómo prepararla:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2013/08/mahonesa-sin-huevo.html

Gelatina de fruta natural: una riquisima forma de mantenernos hidratados con este alimento rico en proteínas. Muy fácil de hacer, de comer e ideal para todo tipo de personas. Os dejo el enlace para la entrada del blog:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/05/gelatina-natural-de-frutas.html

Y si os ha sabido a poco, o queréis oírnos al Gallero Mayor y a esta humilde Gallera la charla tan amena que mantuvimos, sólo tenéis que pinchar en el siguiente enlace. Lo podréis oír con cualquier dispositivo multimedia que tengáis instalado:


Como siempre digo, MIL GRACIAS por dejarme este hueco en los micrófonos de Radio Miramar y El Canto del Gallo. Dentro de 2 semanas, volveremos a colgarnos el delantal y a cocinar en la radio. Mientras tanto, disfrutar del verano y sed felices. 

miércoles, 9 de julio de 2014

Programa nº 33: ensalada cateta y cerezas de Alfarnate con yogur

Seguimos colgándonos en el delantal en el programa El Canto del Gallo de Radio Miramar. Y seguimos cocinando con   #SaboraMalaga  Dos recetas fáciles, ricas, con buen fundamento y muy típicas de mi comarca de la #Axarquia  Pero no me enrollo yo vamos al lío con las entradas al blog de este programa de radio:

Ensalada cateta o malagueña: una ensalada ideal para cualquier ocasión, para dejarla hecha con antelación y disfrutarla bien fresquita a la vuelta del trabajo o de la playa:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/06/ensalada-cateta-o-malaguena.html

Cerezas de Alfarnate con yogur: si utilizamos un yogur desnatado, tenemos la versión light de este postre. Algo fresquito, digestivo, fácil de hacer y que con esta riquísima cereza axarquica, cobra otra dimensión:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/06/cerezas-de-alfarnate-con-yogur.html

Y si con esto no os basta, y queréis oír el programa y las risas que me hecho con mi querido Gallero, pinchar en el enlace de este archivo Ivoox. Lo podéis oír con cualquier dispositivo multimedia que tengáis instalado:
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-33-audios-mp3_rf_3291189_1.html

Una vez más, GRACIAS tanto a El Canto del Gallo como a Radio Miramar, por estas risas, por este hueco en las ondas y por todo lo que compartimos juntos en cada programa. Para el próximo, ya falta un día menos.... está cerca y seguiremos cocinando rico, sano y con Sabor a Málaga :D



lunes, 23 de junio de 2014

Salteado de espaguetis negros con cherrys

Hace unos días puse una entrada con espaguetis negros, con salsa de nata y toques de calamares y palitos de cangrejo ( ver aqui ) Pero no los gasté todo ese día. Los que no utilicé con la salsa blanca, les eché un hilo de aceite de oliva (para que no se peguen) y los guardé en la nevera para otra ocasión.

Al día siguiente para almorzar, tenía hambre pero no mucho tiempo de prepararme nada. Así que aproveché estos espaguetis ya cocidos. Tenía unos tomates cherrys kumato (ese tomate que también lo llaman "tomate negro"). Esta variedad se suele ver mucho en la costa la Axarquía y también en la Costa Tropical de Granada (Almuñecar, Motril, Salobreña...) Y uno de los ingredientes fundamentales para hacer un plato sencillo pero riquisimo: el aceite virgen extra de la  #Axarquia  Así que con poco más ingredientes que andaban por la cocina, me colgué el delantal y me hice una ensalada templada en un plis-plas. ¿Quieres saber como? Pues sígueme que voy derecha a contártelo ;)

Ingredientes:
- Espaguetis negros cocidos.
- Un puñado de tomates cherrys.
- Una cebolla pequeña y unos ajos sin germen.
- Palitos de cangrejo.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y perejil fresco.

Preparación:
- Yo tenía los espaguetis cocidos, pero si partimos sin ese paso, cocerlos en abundante agua salada, según las recomendaciones del fabricante. Escurrir y reservar, puesto que los vamos a utilizar de inmediato.
- Partir la cebolla y los ajos lo más fino posible (al gusto, y a quien le guste el picante, le pega también un poco de cayena o chile).
- Lavar los cherrys y partirlos por la mitad, y trocear los palitos de cangrejos. Reservarlos.
- Lavar y secar el perejil fresco. Quitar los tallos y dejar las hojas enteras.
- En una sartén amplia o wok, poner un poco de aceite de oliva virgen extra. Rehogar la cebolla y los ajos, ligeramente salados, hasta que estén transparente, a fuego medio para evitar que se nos queme.
- Añadir los cherrys y los espaguetis. Dar unas vueltas rápidas, para mezclar todo y que unan los sabores. 
- Retirar antes que los cherrys pierdan su forma y empiecen a freírse. 
- Servir de inmediato acompañados de perejil fresco.





Ensalada cateta o malagueña


Vamos a seguir viajando por mi  #Axarquia  y por la provincia de #Malaga. En esta ocasión, nos metemos en su interior para visitar otro pueblo con encanto que no hay que dejar de visitar: Alcaucín. Nos ofrece unos parajes ideales para hacer acampadas y senderismo. Manantiales de agua medicinales y minerales. Y todo ello, rodeado del marco sin igual del Parque Natural Sierra de Tejeda. Si queréis saber más sobre este bello pueblo axarquico, os invito que pinchéis  AQUI  para que a través de la Web Axarquía Costa del Sol, donde podréis descubrir muchas cosas interesantes no sólo de la Alcaucín sino de la Comarca de la Axaquía.

De esta ensalada o ensaladilla (como se le llama en la Axarquía), existe una versión muy típica en cuaresma: con bacalao salado. Se acompaña de naranjas y huevos duros. También muy rica y para tomar fría. Al final de la receta, os pongo una foto del libro de la Asociación de Mujeres "Los Jazmínes de la Axarquía", donde recogen esta versión de ensalada cateta con bacalao.

Y de este pueblo, donde también hace un pan que me encanta, viene esta ensalada fría de verano. Sencilla, fácil, rica, barata....pero llena de sabor. Gana en sabor preparándola con antelación, así que es ideal para llevársela al campo, a la playa, cuando vayamos a comer a casa de alguien, si queremos tener algo preparado cuando regresemos a casa.... ¿Y el nombre de cateta?. Pues porque antiguamente, el nombre de "cateto / cateta" era para identificar a las personas que venían de los pueblos. Nada que ver con los chistes baratos donde era sinónimo de persona inculta, y mucho menos que ver con el cateto y la hipotenusa matemático.

Pero como lo que sí es nuestro es el cocinar, me cuelgo el delantal y os invito a que me acompañeis para cocinar y preparar esta rica receta:

Ingredientes (yo he preparado una gran fuente porque era para comer con amigos, pero ajustarlo a vuestra necesidad):
- 4 patatas grandes.
- 4 o 5 tomates grandes maduros, pero que estén firmes.
- 1 cebolleta grande (estamos en temporada).
- Atún en conserva en aceite de oliva.
- Aceitunas aliñadas.
- Para cocer: agua, sal, ajos, laurel, granos de pimienta.
- Aliño: aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino, sal.

Preparación:
- En una olla amplia, cocer las patatas bien cubiertas de agua, con las especias y sin pelar. Me gustan cocerlas así porque no se deshacen tanto en la cocción. Yo utilizo la olla expres tradicional, y en aprox 10-15mnts desde que sale el vapor por la válvula, tenemos las patatas cocidas. Una vez cocidas, escurrirlas del agua y dejarlas enfriar.
- Cuando las patatas estén templadas pero no frías, pelarlas (es más fácil así, al menos para mí). Partirlas en trozos grandes y ponerlas en una ensaladera amplia.
- Lavar los tomates y quitar el tallo central. Trocearlo según os guste, a mi me gustan en trozos medianos-pequeños, que sean fáciles de pinchar y comer. Añadir a la ensaladera.
- Cortar el tallo de la cebolleta y lavarlo bien porque suele tener  bastante tierra. Junto con el "cuerpo" de la cebolla, picarlo fino y añadir a la ensalada.
- Quitar el hueso de las aceitunas aliñadas y añadir a todo el conjunto.
- Abrir las latas de atún e incorporar también, junto con su aceite.
- Salar (tener en cuenta que las patatas van cocidas en sal, que el atún lleva sal, y que las aceitunas su aliño también es con sal), regar con vinagre de vino y aceite de oliva virgen extra. 
- Remover todo con cuidado, de abajo hacia arriba, para que el aliño se reparta bien e impregne todo. Al estar la patata templada, cogerá mejor el aliño que si estuviera fría.
- Cubrir con film transparente y guardar en la nevera hasta que la vayamos a consumir. ¡¡ Buen provecho!!.

Aquí tenéis una ración lista para degustar.


Y puesto en tupper, ideal cuando quieres comer fuera de casa de forma rica y sana.


La versión con bacalao de la Asociación de Mujeres
"Los Jazmínes de la Axarquía".








sábado, 21 de junio de 2014

Alitas adobadas en sartén

Un plato rico y barato, y delicioso si te gusta comer con los dedos y como dicen mis niñas: el chupeteo. Esta misma receta, la podemos preparar tanto al horno como en la barbacoa. Pero no siempre tenemos tiempo para prepararlas así. Hoy las cocinamos en sartén, en apenas media hora desde que nos ponemos a cocinar (sin contar con el tiempo de adobo). Para el adobo, si las preparo para cenar, las dejo en adobo por la mañana. O si es para almorzar, desde la noche anterior. 

Yo las preparo con especias para pinchos morunos, esta mezcla ya preparada que encontramos en muchos de nuestros supermercados. Cada fabricante le da su toke especial y cuidado, porque hay versiones que pican bastante. Algo a tener en cuenta sino te gusta el picante o lo van a comer los niños. Y mirar si llevan sal incorporadas. Las que he utilizado, sí llevan sal y por eso yo no he añadido a la receta. ¿Para acompañar? Pues la verdad es que tal cual, con un buen pan cateto al lado para la salsa, están exquisitas. Pero también están muy ricas y combinan mucho con arroz blanco cocido (por ej una variedad de arroz largo o salvaje), al que le podemos dar un toke más especial pasándolo un poco por la sartén con aceite de oliva virgen extra, una vez cocido. 

Y sino manejáis bien los cuchillos, lo mejor es pedirle a nuestro carnicero que nos parta las alitas. No es nada difícil, porque se hace por las uniones del hueso. Pero si llamáis al carnicero y se la dejáis encargadas, os lo hará en un periquete y luego sólo será recoger el pedido. 

Y una vez más, seguimos cocinando con #SaboraMalaga, seguimos con nuestro aceite de oliva virgen extra que como ya sabéis, yo utilizo el que se produce en mi comarca malagueña de la #Axarquía. El vino que he utilizado, también es de Málaga, de Tierras de Mollina. Siento no poner el nombre, pero utilicé lo que me quedaba en la botella y la tiré y no apunté el nombre. Pero da igual: yo he utilizado varios de Tierras de Mollina y son a cual más ricos. Así que es acierto seguro si lo utilizáis. Vamos a colgarnos el delantal y a meternos en la cocina ;)

Ingredientes:
- 1kg de alitas de pollo, partidas por la mitad.
- 1 cucharada (sopera) de especias para pinchos morunos (va a gusto).
- Aceite de oliva virgen extra.
- Vino blanco.
- Un trozo de pimiento rojo.
- Perejil fresco (da mucho más sabor que el seco).

Preparación:
- Empezamos por hacer la salsa del adobo. En un cuenco ponemos la especia de pinchos moruno, el pimiento rojo y el perejil fresco picados lo más fino posible, aceite de oliva virgen extra (aprox. medio vaso de agua) y un poco de vino blanco. Removemos bien para integrar todo.
- En una fuente honda, ponemos las alitas y regamos con esta preparación. Removemos bien para que todas las alitas queden bien impregnadas del aliño. Si vemos que tienen poco color de especias, podemos añadir un poco más (ojo: que con el marinado "sube" el color y sabor). Lo mismo que si vemos que nos quedamos un poco corto de aceite de oliva o vino, añadimos sin problemas. Tiene que estar todo bien impregnado.
- Cubrir la fuente con film de cocina y poner donde más frío haga en la nevera. Hay que dejarlas un mínimo de 2h para que las alitas cojan bien los sabores. Si podemos, removemos de vez en cuando todo el conjunto, para que el aliño se reparta por igual.
- Pasado el tiempo de adobo, ponemos una sartén amplia al fuego. Ponemos las alitas con todo su aliño, incluso si ha quedado algo de la salsa del adobo. Guisar a fuego medio, removiendo de vez en cuando y procurando que no se nos quede sin salsa para evitar que se nos pegue. 
- Cocinadas de esta forma, no quedan "churruscadas" como en la barbacoa o plancha. Pero si queremos darle ese toke, podemos ponerlas en una fuente plana y dejarlas unos minutos en el grill del horno, para darle ese punto de tostado. 
- Servir bien calientes con su salsa.

Esta foto está sacada de la sartén, justo antes de servir. En casa este plato, no me dejan 
emplatarlo para hacerle la foto.... no saben esperar. Ese color dorado es por el curry que lleva las especias.


Las alitas ya adobadas y listas para su paso por la sartén.





jueves, 19 de junio de 2014

Programa 31 18-06-14: Ajoblanco (versión con y sin almendras) y Boquerones en vinagre

Una quincena más, tengo el honor y la alegría de compartir un hueco en el programa de Radio Miramar "El Canto del Gallo" y más concretamente, en la sección "Cocinando con el Gallo".

Esta semana nos hemos quedado en la comarca para colgarnos el delantal. Dos recetas super veraniegas, super ricas, y super características de esta bendita #Axarquia con todo el #SaboraMalaga. Vamos a explicar el programa:

Ajoblanco: bebida blanca malagueña por excelencia. Junto con el gazpachuelo, las dos sopas blancas más famosas y típicas de Málaga. Tanto en el programa como en la receta del blog, explicamos como hacerlo tanto en la versión tradicional, con nuestra deliciosa almendra axarquica, como la versión para #sinalmendras para alérgicos. Aquí tenéis la entrada del blog:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/06/ajoblanco-de-la-axarquia.html

Boquerones en vinagre: la tapa más típica de Málaga en verano y consumida tanto en aperitivo, en bocadillos, acompañados con huevo duro picado, en matrimonio con anchoas.... mil formas de tomarlos y todas ellas deliciosas. Explicamos también el anisaki y como disfrutar del pescado crudo con todas las garantías para la salud. Aquí lo tienes todo recogido en mi blog:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/06/boquerones-en-vinagre.html

Y si lo que quieres es oir el programa grabado, y ver lo mucho que disfrutamos del delantal puesto mi Gallero Mayor y esta humilde cocinillas, sólo tienes que pinchar el siguiente enlace. Lo podrás oir con tu reproductor multimedia:

Como siempre, GRACIAS por esta oportunidad de acercar la cocina de esta bendita tierra con todo su #SaboraMalaga a todos los confines del mundo, por la difusión en Internet. 

miércoles, 18 de junio de 2014

Espaguetis negros con salsa blanca

Una novedad total en casa cuando hice este plato ¿y eso que es mamá?. Esa fue la pregunta nada más verlos. Sorpresa acompañados de un ¿está rico? fue la siguiente pregunta. Y la verdad es que estaban ricos y sorprendentes por igual. 

Los vi en la tienda y decidí probarlos, inventarme algo y ver como resultaban. Es una de las nuevas variedades de Gallo, mi marca favorita  para la pasta. La pasta en sí, apenas tiene sabor a pescado (o al menos yo no se lo encontré muy realzado). Lo que sí hice fue acompañarlo de pescado y en caso, tenía rodajas de calamar congelados y unos troncos "sabor cangrejo". Así que me decidí a probarlos con esta combinación y en contraste, ponerle una salsa de nata. De ahí el nombre de la receta. Pero pasemos a la cocina, que esta receta es fácil y rápida y no me quiero enrollar. 

Ingredientes:
- 250grs de espaguetis negros.
- 100grs de rodajas de calamar 
- 1 paquete de palitos de cangrejo (creo que son 100grs)
- Agua, laurel, pimienta, ajos, aceite de oliva virgen extra y sal.
- 1 brick de 200ml de nata para cocinar.
- 1 cebolla pequeña.
- Queso rallado para decorar, si se desea.

Preparación:
- Si las anillas de calamar están congeladas, las podemos descongelar rápido dejándolas en remojo con agua. Escurrir y partirlas en 2 y reservar.
- Trocear los palitos de cangrejo y reservar.
- Poner una agua con abundante agua, laurel, un poco de pimienta molida. Cuando hierba a borbotones, añadir un buen puñado de sal. Incorporar la pasta y remover. Cocer la pasta según los minutos que aconseje el fabricante. Escurrir y reservar. Se puede poner un hilo de aceite de oliva, para evitar que se peguen y queden más sueltos.
- Mientras se cuece la pasta, podemos preparar la salsa. Picamos una cebolla lo más fina posible junto con 1 diente de ajo.
- En una sartén, con un poco de aceite de oliva virgen extra, añadimos la cebolla y el ajo picado, salpimentamos y rehogamos a fuego suave. Cuando la cebolla esté tierna, casi transparente,  ponemos  las anillas de calamar partidas y rehogamos rápido.
- Incorporar la nata y salar. Dar un hervor fuerte y añadir los palitos de cangrejos . En apenas 5 mnts tendremos la salsa espesa lista para usar.
- Me gusta servir la pasta y sobre ella, la salsa. Si desea, acompañar de queso rallado.


La idea era que la salsa se quedara en el centro pero.... "las cosas del directo"


domingo, 15 de junio de 2014

Ajoblanco de la Axarquía

La sopa fría blanca más conocida en Málaga, y en especial, en la Axarquía: el ajoblanco. En esta receta, nos bebemos la Axarquía: empezando por la almendra y siguiendo por nuestro maravilloso oro líquido que es nuestro aceite de oliva virgen extra. Ingredientes sencillos y que seguro que tenemos en nuestro fondo de despensa, pero que si son de buena calidad, hacen un plato extraordinario.  De tal importancia y arraigo popular es el ajoblanco en la Axarquía malagueña, que en Almárchar en pleno corazón interior de la Axarquía, hacen su homenaje anual a esta rica sopa fría el 1º sábado de Septiembre. Si tenéis oportunidad, no perderos esta fiesta. Además de degustar esta riquísima bebida, os encontrareis con un pueblo blanco, de origen árabe, precioso, con unas vistas maravillosas y unos vecinos que abren sus casas y sus brazos a todo el que llega, haciendo que nadie se sienta extraño. En este enlace  de la web Axarquía Costa del Sol, podeis tener más información sobre esta joya de la Axarquía.

Es costumbre de acompañarlos con uvas pasas moscatel. También con dados de manzana ácida, para hacer el contraste. Últimamente también se está acompañado de dados de melón. Todo ello siempre bien frío. Se puede hacer más líquido y se toma en vaso con hielo, que es la forma más habitual. También es muy típico hacer la masa del ajoblanco (almendras, ajo, aceite y un poco de vinagre) y dejarlo para acompañar de pan tostado, a modo de canapé y untado como si fuese mantequilla. Yo en esta ocasión, como aún no hay uvas moscatel, lo acompaño de pasas de El Borge. Pueblo vecino a Almárchar, y donde podemos encontrar estas pasas moscatel, tan ricas y nutritivas, con todo el #SaboraMalaga  

Para los alérgicos a la almendra, se vende una harina de habas, que nos sirve para hacer el ajoblanco de habas (por la harina que lleva). No da el mismo sabor lógicamente, sobre todo, si usamos la rica almendra de la Axarquía, pero para quien sufre alergia a este fruto seco, es una buena alternativa. En los envases de esta harina, te aconsejan la mejor proporción para preparar el ajoblanco. Pero de todas formas, siempre tenemos en nuestra mano, el darle nuestro toque y añadir más o menos harina de haba, al igual que pasa con los ajos o con el vinagre: cada uno le da el punto que le gusta.

Y ya por último, sólo añadir que esta receta tan típica y tradicional, al que cada uno le da su "toque" (como tantas y tantas recetas populares), las podéis tener recogida en el libro de recetas tradicionales de La Asociación Jazmines de la Axarquía. Mujeres que luchan porque las recetas tradicionales "y de siempre" perduren de generación en generación y no se pierdan. He aquí un pequeño homenaje a estas mujeres, desde este humilde rincón de Internet. 

Me dejo de rollos y vamos al lío: a preparar ajoblanco bien fresquito y rico.

Ingredientes:
- 100grs de almendras peladas.
- 1 vaso (de los de agua) de aceite de virgen extra.
- 1/4 de vaso (de los de agua) de vinagre de vino de calidad.
- 2 ajos grandes.
- Agua (aprox. 1 litro) y sal.
- Para acompañar: pasas moscatel, uvas moscatel, manzana a dados, melón...

Preparación:
- En una jarra amplia, ponemos las almendras peladas y los ajos pelados, sin el germen. Regamos con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal. 
- Batimos bien todo hasta obtener una masa fina. Podemos añadir un poco de agua para que el picado, nos resulte más fácil. 
- Yo bato todo esto en una jarra de 1 litro de capacidad. Queda una sopa un poco concentrada. La pongo a enfriar mínimo de 2h, aunque me gusta más de un día para otro.
- Al reposar en frío, es lógico que la base de la jarra se nos quede más transparente y la superior, más espesa. Podemos remover bien con una cuchara, o volver a meter la batidora para que vuelva a ligarse todo.

- Me gusta servirlas en vasos anchos con un buen trozo de hielo. Así se mantiene frío y el hielo, le dará el punto de agua que necesita al estar más concentrada. ¡¡Buen provecho!!

Resultado final, listo para degustar y acompañado de unas ricas pasas moscatel
de El Borge con todo su Sabor a Málaga


Los ingredientes principales: aceite de oliva virgen extra, vinagre, ajos y almendras.


La receta recogida por Remedios Cobos Fernández, miembro
de la Asoc. Los Jazmines de la Axarquía. ¡ Gracias Remedios ! 





jueves, 12 de junio de 2014

Cerezas de Alfarnate con yogur

Con la desaparición de las fresas en nuestros mercados, llega una fruta de hueso riquísima y que enamora desde el propio árbol, ya que la floración del cerezo, es de las más bonitas que pueden existir junto con el almendro (para esta humilde cocinillas). En España son muy conocidas y apreciadas las cerezas del Valle del Jerte, en Extremadura. Pero en la #Axarquia malagueña, tenemos la suerte de tener en uno de sus pueblos más altos, Arfarnate, una de las mejores cerezas que podamos degustar, sin menospreciar a las hermanas extremeñas, y con todo el #SaboraMalaga . Un pueblo precioso, en el techo de la Axarquía, que ha hecho de esta rica fruta su símbolo de identidad y le dan todo el protagonismo que se merece con el Día de la Cereza, que este año, se celebrará el 21 de Junio.

Las cerezas, además de forma atractiva y su llamativo color rojo, nos llenan de ricas y sanas propiedades. Es falso ese mito que las cerezas engordan (por su riquisimo dulzor). Los azúcares que contienen son naturales y en 100grs de cerezas, obtenemos los mismos aproximadamente que una manzana. También son muy ricas en antioxidantes (de ahí ese color tan bonito y llamativo), tan importantes para eliminar los radicales libres y prevenir enfermedades. Otras de las propiedades es su alto contenido en Vitamina  A y Ácido Fólico. En menor cantidades, nos encontramos con Hierro, Potasio, Magnesio, Potasio y proteínas. Y por si fuera poco todo esto, nos ayudan con la digestión, regulan la tensión arterial, la grasa y la glucosa y reducen el índice de ácido úrico, tan fastidioso en enfermedades como gota o artritis. Y por citar una última propiedad, tienen fibra natural que nos ayuda a limpiar y desintoxicar el cuerpo, tanto en el aparato urinario como en hígado y páncreas.

Y dicho todo esto, os traigo una receta perfecta para estos calores primaverales que tenemos, más propios del verano que de la primavera, súper fácil, baja en calorías ya que el yogur es desnatado y sólo lleva azúcar moreno para endulzarlo, pero fácilmente se puede sustituir por edulcorante líquido o en polvo. Pero vamos al lío y pasemos a la cocina para preparar este rica receta que nos sirve tanto de postre, como de merienda o tentempié a media mañana.

Ingredientes:
- Yogur desnatado bífidus natural.
- Cerezas de Alfarnate (un puñado, lavadas y secas).
- 1 cucharadita rasa de azúcar moreno.

Preparación:
- Mezclar el yogur con el azúcar moreno y ligar bien. Colocarlo en un cuenco individual.
- Con una puntilla, hacer un corte a la cereza por todo el diámetro. Sólo tendremos que dar media vuelta a cada mitad, tenemos la cereza partida en dos (hay que hacerlo 1 a 1). Con la puntilla, será fácil quitar el hueso en la mitad de la cereza que lo tengo.
- Vamos repartiendo mitades por todo el yogur a nuestro gusto.
- Se puede servir inmediatamente, o bien cubrirlas con film de cocina transparente hasta que vayamos a  disfrutar de esta receta.

El plato listo para consumir. Lo del color rojo no lo digo por casualidad ¿verdad?


Maravillosa materia prima desde Alfarnate. Para comerlas tal cual ¡deliciosas!






domingo, 8 de junio de 2014

Boquerones en vinagre

Aquí traigo uno de los platos más típicos de Málaga. Y en esta época de calor y buen sol, raro es entrar a un bar y que no te ofrezcan tapas de boquerones en vinagre. Plato rico, sano y delicioso donde los haya. 

Muy polémico desde hace algunos años, también sea dicho, por el anisakis pero no por ello hay que temerle, sino tomar las medidas pertinentes. El parásito del anisakis habita en las vísceras de algunos pescados, pero pasa a los músculos de los pescados cuando estos mueren. Si el pescado se cocina (hervido, plancha, frito, horno....) el parásito muere sin más problema. La polémica viene con los pescados en marinados, como en este caso, los boquerones en vinagre ya que este método no mata al parásito. Con una congelación a -18ºC durante aprox 48h, será suficiente para comer pescado marinado con total garantía. Os dejo ( aqui ) más información sobre este bichito que ofrece la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Pero vamos al lío y a preparar unos ricos y sanos boquerones en vinagre, tan típicos de mi querida Málaga y con todo el  #SaboraMalaga  que este tradicional plato tiene. Para empezar, necesitamos materia prima MUY FRESCA y al ser posible, de un tamaño similar. El que tenga el mismo tamaño, nos va a facilitar que en el marinado, todos se curen al mismo tiempo. Os recomiendo tener bastante hielo, que nos hará falta durante todo el proceso de blanqueo de los boquerones. Una forma económica y fácil de tenerlo en casa, son los vasos de plásticos de usar y tirar (los típicos que utilizamos en fiestas). Los llenamos de agua, sin llegar al borde porque al congelar "sube" el agua, y los metemos al congelador. Luego será sólo cortar el vaso para tener un bloque de hielo. Podemos ir pasando a una bolsa estos bloques una vez congelados. Nos colgamos el delantal, nos lavamos las manos y vamos al lío:

Ingredientes:
- Boquerones MUY FRESCOS.
- Agua.
- Hielo.
- Sal, perejil fresco y ajos.
- Vinagre de vino (mi madre utilizaba Procer de la marca Carbonell, de excelente calidad y el que más me gusta por el resultado que da).
- Aceite de oliva virgen extra (que yo utilizo el que se produce en mi querida  #Axarquia ). 

Preparación:
- Empezamos por quitar las tripas a los boquerones. Para eso se coge el boquerón con una mano, y el pulgar y anular de la otra, quitar la cabeza. Con el dedo anular, sacamos las tripas que no haya salido al quitar la cabeza y "abrimos" los boquerones. Una vez el boquerón abierto, cogemos la espina central y la separamos de la carne, cortándola al llegar a la cola (se hace con los dedos perfectamente). 
- Vamos haciendo este proceso boquerón a boquerón, uno a uno. Una vez limpio de tripas y espina, los vamos dejando en una fuente con bastante agua e hielo, hasta que tengamos todos los boquerones que vayamos a preparar limpios.
- Una vez limpiados todos los boquerones, con un hilo muy muy fino de agua, yo los voy repasando con el dedo, para que quede toda la carne pegada a la piel y cualquier resto de espina que haya podido pasar.
- Se colocan todos los boquerones en agua limpia con hielo y se meten en la nevera, donde más frío haga. Tenemos que hacer que pierdan la sangre que pueda tener los boquerones (es pescado azul), sino en el macerado del vinagre, nos quedarán partes oscuras y aunque estarán igual de ricos, no es la vista tan atractiva que tienen blanqueados que parecen nácar. Este agua con hielo se irá cambiando con frecuencia, hasta que veamos que el agua sale "limpia" y no tan oscura como al principio. No os extrañéis de cambiar el agua cada hora y aprox 4 o 6 veces. Hay días que necesitas menos cambios de agua y otros más. 
- Una vez los boquerones limpios de sangre, se procede al marinado en vinagre. Hay quien utiliza vinagre puro, y el proceso de macerado dura aprox 2h. Otros como yo, rebajo la cantidad con un poco de agua para evitar que el vinagre "cueza" el pescado y quede demasiado blando. Hay quien hecha, por cada litro de vinagre, aprox 200-300ml de agua. Yo lo hago a ojo, sinceramente. Y eso sí, con un vinagre que sea de excelente calidad porque aquí es muy importante. El marinado de vinagre y agua, alarga el proceso de blanqueo de los boquerones y hay que estar pendientes para evitar que queden demasiados blandos. 
- Una vez cubiertos los boquerones por el marinado, se guardan en la nevera donde más frío haga durante mínimo de 2h. Ir supervisando los boquerones. Si algunos, porque sean más pequeños, están ya blancos, ir quitándolos para evitar que se vuelvan blandos por el marinado. 
- Los boquerones, una vez blanqueados por el marinado en vinagre, se pasan por agua para quitar el exceso de vinagre que puedan tener. Hay quien los deja cubiertos de agua limpia, tras enjuagarlos bien, durante unos minutos. A mi me gusta pasarlos por un hilo de agua muy fino, uno a uno, para quitar ese posible exceso de vinagre que tengan.
- Picar perejil fresco (no vale el de bote, lo siento.... el sabor y perfume del perejil fresco no lo da el seco envasado) y el ajo. Al ajo podemos quitarle el germen interior para evitar que repita. Si no nos gusta el ajo fresco, lo podemos dejar en rodajas gruesa.  El sabor y perfume lo dará igual y será más fácil de quitar sino lo queremos comer.
- Una vez enjuagados, se ponen en un recipiente que sea hondo, con la piel hacia abajo y viendo nosotros, la carne blanca del boquerón tras el marinado. Vamos haciendo capas: cubrimos una capa con boquerones, salamos a nuestro gusto, ponemos perejil y ajo picado y rociamos con aceite de oliva virgen extra. Ponemos otra capa de boquerones con la carne hacia arriba, y con perejil y ajo picado y regados con el aceite de oliva, así hasta que tengamos todos los boquerones. Cubrimos con aceite todos los boquerones, que queden bien cubiertos de aceite, para su mejor conservación.
- Ya están listo para consumir. Y sino lo vamos a consumir en el momento, se guardan en la nevera. Con el frío, el aceite se puede "cuajar". Volverá a estado natural con sacarlo un rato antes de consumirlo a temperatura ambiente. Es muy típico, a la hora de servirlos, ponerlos sobre un plato llano, con el aceite del marinado y huevo duro picado. También acompañados de aceitunas aliñadas. Por supuesto, con un buen pan de pueblo que absorba el aceite y nos facilite el comerlo. El bocadillo de boquerones en vinagre, es el bocadillo por excelencia en Málaga y no os extrañéis de verlos en los bares, que junto con una cerveza fresquita, será un magnífico manjar digno de dioses. ¡¡ Buen provecho amigos !!

Aquí los tenemos listos para servir, acompañados de una rica cerveza artesanal, de la #Axarquia,
nuestra Murex de variedad ámbar. Lujo y placer en ambos casos.


Y aquí en primer plano los protagonistas de la receta






jueves, 5 de junio de 2014

Programa nº 29 04-06-14: Pimientos rellenos de tortilla de patatas y salmorejo cordobés

Una quincena más, me cuelgo el delantal con mi querido Gallero Mayor, presentador y responsable del programa "El Canto del Gallo" de Radio Miramar. Volvemos a meternos en la cocina virtual de la radio, gracias a este blog, para hacer la sección "Cocinando con el Gallo". ¿Y qué traemos hoy?. Pues recetas de temporada, para variar, muy propias para irnos a la playa o para cuando volvamos a casa, ahora que empieza hacer calor y nos apetecen otra serie de cosas. Y seguimos cocinando con productos locales, con #SaboraMalaga y defendiendo lo que nuestra tierra produce. Pero vamos al lío y os cuento:

Pimientos verdes rellenos de tortilla de patatas: una forma muy original de tomar la tradicional tortilla de patatas con pimientos. El enlace de la receta lo teneis aquí:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2013/05/pimientos-rellenos-de-tortilla-de.html

Salmorejo cordobés: riquisima receta de nuestra vecina Córdoba, prima hermana de la Porra Antequerana. Fresquita y sana por los 4 costados. Esta receta se la dedico a Eva Guzman y Ana Patricia Padial, las responsables de Radio Miramar cuando El Canto del Gallo termina el programa. Aquí teneis el enlace de la receta:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/06/salmorejo-cordobes.html

¿Quereis oir el programa y lo bien que me lo paso con mi Gallero Mayor? Pues pincha en este enlace de Ivoox y lo podrás oir con cualquier reproductor multimedia:
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-29-audios-mp3_rf_3187728_1.html

Como siempre digo, GRACIAS a El Canto del Gallo y Radio Miramar por compartir sus micrófonos, su tiempo y su cariño con esta humilde cocinillas. Nos vemos en 15 días, y mientras tanto, seguiremos cocinando con productos locales, económicos, sanos y buenísimos ;)

domingo, 1 de junio de 2014

Salmorejo cordobes

Empezamos los calores y empezamos con las sopas frías. Y aquí traigo un riquisimo plato de nuestra vecina Córdoba, que tiene en Antequera una prima hermana: la porra antequerana  ( pincha AQUI para ver receta).   Y como en tantos y tantos platos, no hay receta fija, o por lo menos yo no puedo tener cantidades exactas, porque nos puede variar mucho según el tipo de tomates o de pan.  Al igual que la porra, se suele acompañar de huevo duro y jamón serrano. Pero como en la porra le puse el huevo, aquí solo he puesto el jamón, así las diferenciamos ;)

Se que hay gente que le gusta escaldar los tomates para triturarlos sin piel. También quien le gusta, una vez pasado por la batidora, darle un "repaso" en el pasapuré para las pieles de los tomates (así no hay que escaldarlos). Yo los prefiero utilizar sin pelar. La piel del tomate tiene mucha fibra y vitaminas, y si tienes una buena batidora, no aprecias las pieles al comer. Y hay mucha gente que no le echa el vinagre. A mí particularmente, me gusta un pequeño toque.  El plato hay que tomarlo muy frío y es ideal para dejarlo hecho con antelación, si nos vamos a la playa. Al regresar, nos devolverá las energías perdidas, os lo aseguro.

Y aunque la receta es cordobesa, está hecha con productos de Málaga: pan "cateto" (de pueblo) hecho en horno de leña de una panadería local, aceite de oliva virgen extra de la Serranía de la Axarquía y unos tomates riquísimos de Torrox, también sin salir de la Axarquía. Un riquísimo #SaboraMalaga con acento cordobés. Pero me dejo de rollos y vamos al lío.

Ingredientes (para aprox. 2 litros de salmorejo):
- 1,5kg de tomates muy maduros pero duros.
- Aprox, 250grs de pan cateto.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Vinagre (a mí me gusta ponerle el de sidra, porque no le resta protagonismo a la receta).
- Agua, Sal y ajos al gusto (yo le eché un diente grande, sin el germen).
- Para decorar: jamón serrano a dados, huevo duro, atún (una de las opciones "modernas").

Preparación:
- En una jarra / olla amplia, ir poniendo los tomates lavados y troceados.
- Trocear el pan y añadirlo también.
- Añadir el ajo pelado y sin germén, aceite de oliva virgen extra (yo lo echo a ojo pero aprox entre medio vaso y un vaso entero de los agua), sal, vinagre y un poco de agua, para ayudar a batir bien los ingredientes.
- Batir y remover bien para conseguir una crema homogénea. Probar y rectificar de sal, aceite o vinagre si hiciera falta. Tener en cuenta, que con el reposo en frío, puede subir el aliño. A mí me gusta quedarme un poco "corta" porque el jamón lleva sal.... le pongo un poco de aceite al servir para decorar... y el vinagre sube el sabor pasado un tiempo,por eso le pongo apenas nada.... decir que lleva vinagre más que la cantidad que le pongo. Recordar que para añadir, siempre hay tiempo.
- Cuando esté todo bien triturado, dejar reposar en la nevera un mínimo de 2h donde más frío haga.
- Servir en pequeños cuencos, con  dados de jamón serrano y un poco de aceite de oliva para decorar y dar el toque final. ¡¡ Buen provecho !!

Los ingredientes principales


Listo para servir y degustar




sábado, 31 de mayo de 2014

Gelatina natural de frutas

Un postre riquisimo e ideal cuando nos aprieta el calor. Es bajo en calorías, rico en vitaminas del grupo B, magnesio, yodo, no tiene colesterol y si la unimos a zumo de frutas naturales, añadimos vitaminas frescas, fibra y todos los beneficios de la fruta. Además está indicada en casos de digestiones difíciles, cólicos, dietas blandas y es un alimento rico en proteínas.

Las hojas de gelatina que encontramos en supermercados, provienen en su mayoría de origen animal.
En esta variedad, es más fácil encontrarla en lámina, que popularmente, se le llama "cola de pescado" porque parece la piel de un pescado. Pero también hay gelatinas en polvo procedentes de distintos tipos de algas, que se llama agar-agar. Es transparente y sin sabor, por lo tanto, nos ayuda tanto para platos salados como dulces. 

En esta ocasión, la he preparado con zumo de naranja natural, de unas naranjas de Alcaucin riquisimas y muy dulces. Le he añadido un poco de miel de flores de la Axarquía. Como veis, seguimos apoyando los productos locales con #SaboraMalaga. Yo he mezclado directamente el zumo con la gelatina y la miel. Sino se quiere añadir miel ni azúcar, se puede añadir edulcorante en polvo / líquido. También si queremos conseguir un efecto más traslúcido, lo único es rebajar la cantidad de zumo con agua. Podemos ir probando la cantidad que más nos gusta. Y una a tener en cuenta: dejarla un poco más dulce de lo que habitualmente os gusta. Al enfriar la gelatina, el frío deja más insensible el gusto, y si la dejamos justo a nuestro punto de dulzor, puede ser que al enfriar, la encontremos ácida. Es un alimento muy a tener en cuenta para niños, enfermos y ancianos en época de calor. Debido a gran contenido en agua, evita deshidrataciones y los temidos "golpes de calor". Si queréis unas gominolas caseras, una vez cuajada, es rebozar los trozos de gelatina en azúcar. 

Pero vamos al lío y os explico como hacerla.

Ingredientes:
- 1 paquete de gelatina neutra en láminas
- 1 litro de zumo de naranja natural (a gusto, con o sin pulpa). Se puede poner zumo del sabor que queramos.
- Miel de flores.

Preparación:
- Separar las hojas de gelatina. Cada fabricante, recomienda la cantidad gelatina a utilizar por cada litro de producto. En mi caso, fue el paquete entero, pero seguir siempre las indicaciones del fabricante. Dejarlas bien cubiertas de agua, durante al menos 10mnts, para que vuelvan a hidratarse. Perderán su textura rígida y se pondrán blandas.
- Exprimir las naranjas mientras remojamos la gelatina. Si no queremos la pulpa (muy beneficiosa en caso de estreñimiento), pasar el zumo por un colador.
- Calentar la miel con un poco de zumo, sin que llegue a hervir, sólo caliente. Disolver bien la miel en el zumo de naranjas.
- Escurrir las hojas de gelatina con las manos y secarlas ligeramente con papel de cocina, para evitar que tenga exceso de agua.
- Añadir las hojas de gelatina escurridas a la miel y zumo caliente. Remover bien hasta que veamos que está disuelta.
- Incorporar la mezcla de miel-zumo-gelatina al zumo de naranjas. Si queremos, podemos colar esta mezcla por si hubiera algún trozo de gelatina sin disolver. Remover bien todo el zumo para que mezclen los ingredientes.
- Rellenar los moldes elegidos y meter en la nevera donde más frío haga. En aprox 2h, tendremos la gelatina cuajada y lista para consumir. Si se hacen en moldes de silicona, poner un poco de aceite de girasol con una servilleta y rellenarlos. Cuando esté cuajada, se desmoldará fácilmente.

Naranjas y las láminas de gelatina antes del remojo


La gelatina escurrida en papel de cocina, y la miel caliente disuelta en zumo de naranja


Distintas formas de presentación de la gelatina.
Las redondas están hechas en molde de silicona.


Otra forma de presentación: en un reciente, poner film de cocina y poner la gelatina.
Al cuajar, desmoldar tirando del film de cocina, y hacer pequeña porciones.
En la foto se ve que hay incorporado pequeños gajos de naranja sin piel.




jueves, 22 de mayo de 2014

Programa nº 28 21-05-14: cogollos de lechuga con tropezones fritos y galletas sin huevo con mantequilla y versión cookies

Una quincena más, me cuelgo el delantal que comparto con mi querido Gallero Mayor y me voy hasta los estudios de Radio Miramar para grabar la sección de "Cocinando con el Gallo". Todo un placer poder estar detrás del micro y compartir esos minutos a través de las ondas.

Esta quincena hemos hecho un entrante templado y unas galletas especiales, #sinhuevo pero que están riquísimas aunque no seamos alérgicos al huevo. Me dejo de rollos, y empezamos con las recetas del programa:

Cogollos de lechuga con tropezones fritos: aquí tenéis el enlace de la entrada al blog
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/02/cogollos-de-lechuga-con-tropezones-frito.html

Y seguimos con nuestro postre en dos versiones: galletas tamaño de té con mermeladas, o bien un poco más grandes de tamaño, con fideos de chocolate, en versión cookies. Para las pequeñas, utilizando mermelada casera de fresa y también mermelada de mango de la firma MMM (Mermelada de Mango Málaga)  100% artesana y natural y con todo el #SaboraMalaga. Este es el enlace de la entrada al blog:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/05/galletas-sin-huevo-de-mantequilla-y.html

¿Quereis oírnos al Gallero Mayor y a mí en la sección? No hay problema. Pincha en este enlace y podrás oír el archivo Ivoox con el reproductor multimedia de tú dispositivo:

Pues hasta aquí hemos llegado esta quincena. Gracias por todo, tanto a Radio Miramar como a El Canto del Gallo por dejarme colarme una quincena más en sus micrófonos, y a todos los que me seguís tanto por este blog como por Facebook. Nos vemos ¡¡sed felices :) !!

sábado, 17 de mayo de 2014

Tarta de chuches 3 pisos

Esto no es de ser "cocinillas" pero hice una tarta a raíz de la comunión de mi hija mayor, viendo los precios  mínimo que me pedían por las más sencillas, y a partir de ahí, hago algunas para amigos. 

Las verdad es que algo que le gusta mucho a los niños, porque en las típicas bolsas que se solían entregar en los cumpleaños, todos llevan lo mismo y no siempre todo le gustan a los niños. De esta forma, cada uno va cogiendo lo que más le gusta. Es recomendable tener unas bolsitas vacías, para que cada niño, pueda ir echando en su bolsa, lo que más le guste y así llevárselo a casa.

Es muy fácil de hacer. Tenemos que procurar tener chuches de distintos colores, sabores, formas y tamaños. Las grandes nos servirán para tapar grandes zonas. Las pequeñas, para ir rellenando los huecos y que no se vea el corcho de la base. Tan sólo hay que forrar de film de cocina las bases de corcho, para evitar que un niño, al retirar la chuche, pueda comerse un trozo de corcho. Y necesitaremos para clavarlas, palillos de diente de madera. Los partiremos por la mitad y por detrás de cada chuche, los iremos clavando. Así no se verá ningún palillo por fuera. Hay unos palillos de plástico de colores para estas cosas. Pero son muy largos y cuando empiezas a clavar, llega un momento en que los palillos "chocan" y es difícil seguir poniendo chuches. Así que lo mejor, al menos para mí, son los palillos de dientes (si son planos mejor, sino los redondos).

Yo esta tarta he partido de una base de corcho de 3 pisos, redonda, y cada círculo de distinto tamaño: pequeño, mediano y grande. Pero las hay de formas muy distintas: corazones, cuadrados, rectángulos... y también podéis coger una base de corcho y darle la forma que más os guste ¡¡la imaginación al poder!!. Os cuento un paso a paso, aunque no hay fotos de este proceso.

- Empezamos, como ya os he comentado, con forrar las bases con film transparente de cocina. Las uniones, las dejaremos por debajo. No se van a ver de todas formas con las chuches encima, pero queda más curiosa.
- Yo os recomiendo comprar las chuches en alguna tienda especializada, donde las podáis comprar al peso, y haya variedad. Calcular aprox, 100grs. de cada chuches. Depende de la variedad de chuches que queráis poner o de la temática. Porque por ej, una base de corazón, se puede hacer con chuches de fresas, moras rojas y labios de gominola y ahí, necesitaremos algo más de cantidad, por ej 150grs de cada uno. Si sobra, no os preocupeis: no se van a quedar caducadas en casa ... jajaja.
- Podemos cubrir la base superior, con unas tiras de pica pica que hay tanto de sabores (rojo = fresa, negro = cola, verde = menta...) como en forma de arco iris. Se llaman "lenguas" y suelen ser "pica pica". Estas no se verán porque van a ir con chuches encima, pero se llevarán una sorpresa cuando cojan las chuches que saltan a la vista, y vean que debajo, hay más.
- Continuamos con los laterales de la base. A mi me gusta ponerlas con nubes rosas y blancas, pero las hay rizadas y también celeste y blancas y están empezando hacer de otros colores también. Si las lenguas sobran por los laterales, las tapamos con las nubes. Ponemos nubes, debajo el "sobrante" de lengua y sujetamos con un palillo. Vamos bordeando todos los laterales. Al final tendremos que "recortar" alguna nube para que quepa, pero merece la pena.
- La superficie, podemos elegir temática. Por ej: filas de la misma chuches: huevos fritos, plátanos, fresas, moras negras, gominolas verdes, etc. O bien de una sola temática: un piso de gominolas de colores surtidos, otro de fresas, otro de corazones... 
- Empezamos por las chuches más grandes y las pequeñas, como ya os he comentado, para tapar huecos. Si hay que achucharlas, no importa, son blandas y se almodan a poco que presionemos.
- En el último piso, me gusta darle un poco de altura. Lo consigo con chupa chups. En este caso, dejé el último piso con corazones mitad de fresa y mitad de naranja y metí cada chupa chups, en aros de gominolas rojos. Hubiera quedado más bonito en un color que contrastara pero no lo encontré.
- La tarta queda muy bonita sobre una base de blonda. Yo cojo las bases de cartón que ya venden en cualquier tienda o bazar, que suelen ser plateadas o doradas, o un bajo plato de cartón sino lo encontráis, también puede servir eso.
- Para entregarla, la envuelvo en celofan que tenga algún motivo estampado: estrellas, lunares, rayas, nubes.... La cierro hacia arriba, juntando los bordes y sujetandolo con cinta adhesiva. Me gusta que terminen irregularmente. Termino con una moña de color. En este caso blanco porque era para una comunión, pero rosa, azul, plata.... como más os guste. Estas moñas ya vienen casi hechas: solo es ir tirando de unos hilos y se van rizando solas. Sino, con esa cinta que se vende por metros, hacéis un par de nudos y con el filo de una tijera, tiráis y se rizan sola.

Os pongo las fotos de como quedó. Espero que os guste y cualquier duda, me preguntáis sin problemas ;)

Esta es la tarta antes de envolver, una vez clavadas todas las chuches,
y montada sobre la base de cartón y blonda plateada.


Aquí tenéis un detalle del remate superior


Detalles de algunas chuches: pulpos multicolor, moras negras y rojas, nubes rosas, plátanos,
gominolas surtidas, otras tricolor (rosa, blanca y celeste en la base)...



La tarta envuelta en celofán con su moña puesta lista para entregar.



  

miércoles, 7 de mayo de 2014

Cocinando con el Gallo programa nº 26 07-05-14

Una quincena más, me cuelgo el delantal con mi Gallero Mayor para hacer la sección de "Cocinando con el Gallo" en Radio Miramar. Esta semana además, estamos de celebración porque el programa de radio cumple su 1º aniversario. Y para ello, he preparado un menú de celebración. Así que os voy a contar de qué hemos hablado ahora mismo:

Pechuga de pavo rellenas de jamón serrano y queso, la cena que preparé para la cena de Fin de Año. Aquí tenéis el enlace con la receta del blog  y el paso a paso:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/01/pechuga-de-pavo-ano-nuevo.html


Y no hay celebración sin tarta ¿verdad? Pues aquí tenéis un bizcocho - tarta del cumpleaños de mi hija pequeña. Es la excusa para que nuestro Gallero Mayor "sople" la vela de este 1º aniversario en antena:
http://lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es/2014/01/bizcocho-de-chocolate-y-yogur.html

Y si queréis oír la sección que se emitió en antena, con mi Gallero y aquí servidora, os dejo el enlace del archivo Ivoox, que con cualquier reproductor multimedia, lo podréis abrir:
http://www.ivoox.com/cocinando-gallo-prog-26-audios-mp3_rf_3093658_1.html

Pues hasta aquí este programa de celebración. Agradecer tanto a El Canto del Gallo como Radio Miramar, su tiempo para mí y este blog, su cariño y su amistad. Y me despido con el deseo que este 1º aniversario, sea el inicio de muuuuuuuuuuchooooooooos más. Nos seguimos por aquí amig@s :D



lunes, 5 de mayo de 2014

Galletas sin huevo de mantequilla y mermelada y versión "cookie"

Receta tuneada por mi comadre Mª José, después de quitar los huevos que tenía la receta porque mi ahijada no los puede probar. Hemos pasado media tarde en la cocina, con las niñas amasando, cortando galletas, horneando.... se nos ha pasado la tarde en un pis pas. Salen un montón con estas cantidades, siendo galletas pequeñas tipo pasta de té, pero os aseguro que un tupper bien tapadas o un bote hermético, duran varios días (si es que os duran claro....). También podéis hacer las galletas un poco más grandes, por ej, con una taza de café, para que salga de un tamaño aprox a  cualquier galleta tipo "María". Es conveniente tener 2 bandejas de horno, para que mientras una bandeja se hornea, ir cortando más galletas y tener lista la otra. Así es: sacar una bandeja y meter la otra.

En esta ocasión, hemos puesto en el centro mermelada casera de fresa ( AQUI LA RECETA )  y también hemos algunas con Mermelada de Mango de Málaga. Pinchar  AQUI  para seguirlos por Facebook. Es una empresa de Vélez-Málaga, con el distintivo #SaboraMalaga que elabora su mermelada totalmente artesanal. Está riquisima y seguro que cuando la probéis, os enganchará y ya no podréis abandonarla. Sin mermelada están también muy ricas, pero a mí me gusta por el contraste de color y por el sabor que da a las galletas.

Pero vamos al lío y a colgarnos el delantal, que hay faena por delante ;)

Ingredientes:
- 250grs de mantequilla a punto pomada.
- 300 grs petit grandes. Pueden ser naturales o de sabores, como más os guste, no influye en el sabor final.
- 400grs de harina de repostería.
- 160grs de azúcar blanco.
- Ralladura de naranja.

Preparación:
- En una fuente amplia (necesitamos espacio para amasar), tamizamos la harina para evitar que tengan grumos.
- Añadimos todos los ingredientes: ralladura de naranja, los petits, la mantequilla y el azúcar y empezamos amasar todo. Tiene que quedar una masa uniforme, con todos los ingredientes ligados. Al principio nos podemos ayudar de una cuchara de madera o espátula, pero luego, será mejor ponerla en una mesa y trabajarla.
- Cuando tengamos la masa bien ligada, la cubrimos con film de cocina y la dejamos reposar en la nevera, donde más frío haga, aprox 1h para que se endurezca. Puede estar más tiempo, no pasa nada.
- Precalentar el horno a temperatura alta, con calor arriba y abajo.
- Como tendremos mucha masa, coger pequeñas porciones y estirarla hasta dejarla del grosor que queramos. Contra más fina, antes se harán en el horno. Podemos cortar las porciones con un corta pasta, una taza de café, hacer rectángulos con un cuchillo de mantequilla....etc. Hundir un poco el centro para hacer "hueco" a la mermelada. Así vamos trabajando la masa hasta que la acabemos. Los "recortes" de la masa, se vuelven amasar y estirar ¡no se tira nada!.
-   Sobre una bandeja de horno, colocamos una hoja de papel de hornear. Ahí vamos a dejar todas las galletas cortadas, dejando un espacio entre ellas. Aunque no lleva la masa levadura, pueden "subir" un poco durante el  horneado.
- Una vez colocadas las galletas en la bandeja, ir colocando un poco de mermelada en el centro. No poner mucha cantidad, que puede desbordar la mermelada y quemarse.
- Hornear a 180ºC y estar muy pendientes de ellas, porque si son de tamaño "pasta de té", en apenas 10mnts estarán listas. En cuanto veamos los bordes dorados, sacar la bandeja y meter la segunda.
- Las galletas se despegan solas del papel, con lo cual, podremos aprovecharlo para la siguiente tanda. Ponerlas en un plato para que se vayan enfriando. Cuando estén totalmente frías, guardar en una lata o bote hermético.
- Os dejo las fotos. No son galletas perfectas de formas porque están hechas por niñas, pero riquísimas  y sobre todo, hechas con mucho cariño. ¡¡Buen provecho!!


 Aquí están las galletas con Mermelada de Mango de Málaga


Y estas son las que hice con mi mermelada casera de fresa.



Con esta misma receta, quitando la naranja y cambiandola por canela molida, y añadiendo al final fideos de chocolate, he hecho "cookies". De tamaño, más grande que estas otras con mermelada, que tienen tamaño de pasta de té. Tardan un poco más en hacerse en el horno, al ser más grande, pero son igualmente deliciosas. Las hice con un vaso, de los de agua, que tienen buen diámetro.

Una muestra de las cookies