Buscar este blog

Translate

viernes, 23 de septiembre de 2016

Quinoa con setas y alioli

La quínoa es uno de esos "nuevos" alimentos que ha llegado para quedarse en nuestras cocinas. Muchos dicen que es un cereal, pero no es cierto. Pertenece a la misma familia que las espinacas o acelgas, pero se le asocia a los cereales por su composición y forma de cocinarlo.

Está llena de ventajas: no tiene gluten, es de fácil digestión, alto valor en proteínas, tiene poco índice glucémico (muy interesante para los diabéticos o personas con el azúcar en sangre alta), rico en fibra soluble e insoluble, contiene calcio, hierro, vitaminas del grupo B, magnesio, se puede preparar tanto en recetas dulce como en saladas y también existe la harina de quínoa ¿se puede pedir más?

La forma de prepararla es muy sencilla. Hay que lavarla bien antes de cocinarla, para que pierda una sustancia que tiene en la superficie y que se llama  "saponina". Y ya que la tenemos lavada y escurrida, vamos a meterle mano cocinándola ¿lo hacemos juntos?

Ingredientes para 2-4 personas
- 100grs de quínoa seca
- 50grs de setas (media bandeja, aprox, de las que sueles encontrar en cualquier comercio).
- 1/2 cebolla.
- 1 diente de ajo sin germen interior.
- Aceite de oliva virgen extra, que he utilizado la variedad Verdial que se cultiva en la #Axarquia malagueña con todo su #SaboraMalaga
- Tomillo, pimienta molida y sal fina.
- Agua para cocer.
- Alioli al gusto.

Preparación
- Como ya hemos explicado, lavar generosamente la quínoa bajo el chorro del agua. La podemos poner en un colador y así luego escurre fácilmente antes de cocinarla.
- Ponerla en una olla con agua, unos 2 dedos por encima de su nivel, con sal y un poco de tomillo. Dejar cocer a fuego suave, desde que hierva, unos 15mnts o hasta que se haya consumido el agua. Tiene que hincharse los pequeños granos de quínoa y que veamos que ha salido su germen blanco.
- Mientras que se cuece la quínoa, picar lo más fina posible media cebolla y un diente de ajo, y rehogar a fuego suave en una sartén con #AOVE. Salpimentar todo ligeramente. Cuando la cebolla esté blanda y transparente, añadir las setas troceadas y rehogar con un pellizco de tomillo seco.
- Cuando veamos que las setas están casi hechas, añadir la quínoa y dar a todo unas vueltas, para que se mezclen los sabores.
- Para servir, yo he puesto todo en un cuenco y le he dado la vuelta sobre un plato de pizarra, acompañado de alioli. Poner un pellizco de tomillo sobre todo el plato a modo de decoración y servir enseguida. Es ideal para acompañar cualquier plato a la plancha.

SUGERENCIA:
- Podemos escurrir lo que quede de agua una vez cocida, refrescar, ponerle un hilo de aceite de oliva virgen extra y guardar en la nevera para consumir en otra ocasión. Aguanta 2-3 días.
- Este plato combina muy bien con unos espárragos trigueros / calabacín salteados.



El salteado listo para consumir, con un trozo de seta en 1º plano.
Espero que os guste.



lunes, 5 de septiembre de 2016

Café a la canela con helado

¿A quién no le gusta el café? A mí me encanta de mil formas distintas y no sólo en taza para el desayuno o después de comer. Como aún hace calor, se me ha apetecido hacer un café con hielo distinto y con helado. Pero esta receta también es válida para una comida con amigos o familiares, porque el frío, hace bajar la hinchazón de comidas un poco más especiales de lo habitual.

Yo tengo una cafetera tipo bar, con su cacillo para poner el café y hacer taza a taza y así lo he hecho. Si la cafetera es de filtro, haremos igual que os indico. Pero esta receta también es válida para la tipo “italiana" donde tiene un depósito abajo con el agua, encima un cono para poner el café molido y se enrosca la parte superior que es donde sale el café ya hecho. Si sois de los que os gusta el café soluble o las cápsulas que están tan de moda, prepararlo como tengáis costumbre, añadiendo un poco de canela molida en la taza. Y para endulzar (soy incapaz de tomarme el café tal cual sale de la cafetera), he utilizado el azúcar moreno de caña, porque me encanta la unión de la canela y este tipo de azúcar, menos refinado, con ese ligero toque a caramelo, y el aroma que tiene. 

Sobre el helado, eso sí es a gusto particular. Yo he utilizado un helado artesano de Helados Ana Garrigós: Strachatella...uuumm..... Uno de mis favoritos porque se unen dos de las cosas que más me gustan: nata y chocolate. Podríamos haber puesto también un delicioso helado de leche merengada, con un toque de canela molida encima. O ser más atrevidos, y combinar este café con un exquisito helado de turrón de Jijona ¿sigo dando ideas? Yo creo que lo mejor es que vayamos a preparar el café, que el helado se nos derrite ¿verdad? A lavarse las manos que vamos a la cocina ¡ya!

Ingredientes para cada café:
- Café molido (yo he utilizado el tipo de tueste natural).
- Azúcar moreno al gusto.
- 1/2 cucharadita (de postre) de canela molida.
- Agua.
- Helado Ana Garrigós.
- Hielo.

Preparación:
- Preparar el café como de costumbre, mezclando la canela molida con la dosis de café molido que solemos utilizar.
- Una vez el café hecho, endulzar con azúcar moreno al gusto y remover bien  hasta que esté completamente disuelto.
- En vaso ancho y algo alto, poner varios cubitos de hielo y verter el café sobre ellos. Poner un par de bolas de Helado Ana Garrigós encima y servir enseguida. Espero que os guste.


Foto resumen de esta receta.


Vista superior del helado fundiéndose con el café.


Vista frontal de este rico café frío. Aquí podemos apreciar ese color
a caramelo que da el azúcar moreno al café.



miércoles, 24 de agosto de 2016

Calamar a la plancha

Hoy os traigo uno delos platos que más le gusta a mi hija pequeña, especialmente, aunque nos encanta a toda la familia: calamar a la plancha. Y lo pongo así en singular porque con un calamar como el que acompañan las fotos de esta entrada, comen unos pocos..... Pesaba mi amigo algo más de 500grs. Me llevé de la pescadería 2 piezas, y entre los dos, casi llego al 1.250grs.... con eso os lo digo todo. Aunque es fácil encontrarlo en cualquier época del año, si no hubiese en vuestra pescadería, tenemos la opción de comprarlo congelado. Esta última opción además es la más cómoda ya que suelen venir limpios y listos para cocinar. Su sabor no será congelado igual que fresco, pero suele ser algo más económico y ya limpio. Todo tiene su pro y su contra ¿verdad?.  Será tan fácil de cocinar como dejarlo descongelar en el frigorífico sobre una rejilla para no perder la cadena de frío. Una vez descongelado, cocinarlo como tengamos pensado hacerlo, igual que si fuera fresco.

Los calamares son muy recomendables en dietas de control de peso, porque apenas tienen unas 80kcal / 100grs. Tienen proteínas de altísima calidad y muy bajo contenido en grasas. Por sacarles alguna "pega" o "defecto", diremos que para las personas que tienen que controlar los niveles de colesterol en sangre, no es aconsejable tomarlo más de 1 o 2 veces por semana y hacerlo siempre cocinado o a la plancha, antes que frito / rebozado. Entre los beneficios que nos aportan están Minerales como: Potasio, Zinc, Fósforo, Hierro, Magnesio y Manganeso. Del grupo de Vitaminas hablamos de: A, E y varias del grupo B.

A mí me gusta "pelarlo" para cocinarlo. Es fácil de quitar la piel rosácea que trae. También me gusta dejar el tubo (el cuerpo) aparte de la cabeza, que limpio y dejo sólo los tentáculos. Para limpiar el interior del calamar, es tan sencillo como darle la vuelta, como si fuera un calcetín.

Con todas estas propiedades, vamos a pasar a cocinarlo de una forma sana y sencilla pero tremendamente deliciosa. ¿Me acompañas a la cocina? Pues toca lavarse las manos y colgarnos el delantal.

Ingredientes para 4 - 6 personas:
- 1kg de calamares.
- Sal gorda o en escamas.
- Ajo y perejil fresco picados lo más menudo posible (es mejor quitar el germen interior del ajo, para evitar que repita en la comida).
- Aceite de oliva virgen extra, que os recomiendo el amplio y sabroso abanico de #AOVE que hay bajo el sello de calidad #SaboraMalaga

Preparación:
- Limpiar el calamar de la piel rosa externa,y de las tripas y el cartílogo central que tiene, que hace que mantenga esa forma recta. Lavar y secar bien. Reservar.
- Tener preparado la picada de ajo y perejil fresco. Lo podemos tener ya hecho con antelación y mezclado con aceite de oliva virgen extra. Os cuento como hacerlo en esta entrada del blog:   AQUI
- En una tabla de asar o sartén amplia, la ponemos a calentar a fuego máximo. Yo os aconsejo no echar nada de aceite para engrasarla, porque formará mucho humo.
- Poner el calamar en la plancha caliente y dejar unos 3 - 5 minutos que se haga por ese lado a fuego fuerte y luego dar la vuelta por el otro lado. La parte de la cabeza y tentáculos, al ser más pequeñas, se nos hará antes.
- Una vez dorado por ambas caras, servir en una fuente amplia y rociar con aceite virgen extra y el majado de ajo y perejil. Poner unas escamas de sal sobre el calamar y servir enseguida.

Un primer plano de nuestro calamar antes de servir:


De cuerpo entero, nuestro calamar luce así de bien:



Y aunque sea la última foto, recuerda que todo comienza aquí:








domingo, 21 de agosto de 2016

Pollo asado San Miguel

Cervezas San Miguel lleva medio siglo en Málaga, teniendo en la Capital, una de sus fábricas. Este año celebra el llevar 50 años siendo boquerones (como popularmente se nos llama a los malagueños).  Os dejo la web de esta promoción pinchando  AQUI    Es por ello que me inspiró para hacer esta receta.

No deja de ser un pollo asado, entero, en el que utilicé  Cerveza San Miguel para la salsa y le potencié el sabor a carne, con un buen hueso de espinazo que me dio mi carnicero. Perfumado también con un maravilloso #AOVE de la #Axarquía malagueña, para tenga aún más sabor a nuestra tierra.

Me dejo de charlas ya porque esta receta es tan fácil, que es válida para cualquier delantal novato. ¿Nos metemos en la cocina? Pues voy lavándome las manos y te espero allí, que el horno ya está encendido.

Ingredientes para 4 - 6 personas.
- 1 pollo limpio de vísceras y entero.
- Tomillo al gusto.
- 1 lata de Cerveza San Miguel tradicional.
- Aceite de oliva virgen extra, que yo he utilizado la variedad Verdial del bello pueblo de Mondrón, suave y afrutado, y con toda la calidad #SaboraMalaga
- 1 hueso de espinazo (se pueden congelar envueltos en film de cocina, para utilizar cuando os sea necesario).
- Sal gruesa (la prefiero para este tipo de asados, pero puede ser fina perfectamente).
- Agua, si hiciese falta.

Preparación:
- Precalentar el horno a temperatura alta.
- Salar el pollo por dentro, añadiendo también un buen pellizco de tomillo (si lo tenemos fresco, bastará con una ramita pequeña).
- En una fuente honda apta para horno, colocar el pollo con la pechuga hacia abajo (de esta forma saldrá más jugosa). Rociar con aceite de oliva virgen extra, salar el exterior y añadir hojas de tomillo. Colocar el hueso de espinazo y regar todo con la lata de Cerveza San Miguel. Si viéramos que hay poco líquido para el asado, podemos añadir un poco de agua.
- Meter al horno, a 180ºC y con función ventilador si lo tenéis, hasta que veamos que la superficie está bien dorada (puede tardar 1h aproximadamente). Sacar la bandeja y dar la vuelta al pollo, para dorar la parte de las pechugas. Si hiciera falta, añadir agua. Dejar dorar la parte superior de forma uniforme (puede tardar unos 45mnts aproximadamente).
- Podemos comprobar si el pollo está bien asado en su interior, pinchando la parte más gruesa (de las pechugas y muslos) con una brocheta. Sino sale sangre, será señal que el pollo está cocinado en su interior.
- Una vez bien dorado y asado el pollo, sacar del horno el pollo. Retirar el hueso de espinazo y dejar el pollo reposar, sin salsa, en una fuente de servir bien tapado con papel de aluminio, para que la carne "repose".
- Colar la salsa, para quitar las especias y cualquier parte de hueso que se haya podido desprender del espinazo. Si hubiera mucha salsa, se puede espesar y ligar poniéndola a hervir en un cazo pequeño sin dejar de remover. Esto hará que espese hasta obtener la consistencia que queramos. Nos podemos ayudar añadiendo un poco de Maicena (harina de maíz) disuelta en un poco de agua fría.
- Servir el pollo regado con un poco de salsa, y dejando aparte, el resto de la salsa para añadir al gusto. Esta receta es para disfrutarla con una buena Cerveza San Miguel bien fría. ¡Buen provecho!

Foto resumen de la receta.


De aquí al horno.


Listo para disfrutar de nuestro pollo con San Miguel bien frías.


Un aspecto del pollo listo para trinchar.




martes, 9 de agosto de 2016

Gazpacho de los tres golpes

Alfarnatejo es un pueblo enclavado en la Axarquía malagueña. Desde su altura, también se le conoce como "los Pirineos del Sur", nos ofrece unas vistas únicas de la bella comarca malagueña. Pinchando  AQUI  podéis descubrir más encantos de este bello pueblo. En el 1º fin de semana de Agosto, ofrece a sus visitantes la fiesta del Gazpacho de los tres golpes. Se regala un tazón de barro a los visitantes, con esta rica sopa fría en su interior. ¿De dónde viene el nombre de los tres golpes? Pues se refiere a los 3 ingredientes del aliño, que hay que saber administrar. la sal, el vinagre y el aceite de oliva virgen extra. Se dice en el pueblo que la fórmula "mágica" de estos tres golpes, se resume en: tacaño con el vinagre, prudente con la sal y generoso con el aceite de oliva virgen extra. Tener en cuenta, como todos los aliños que se dejan reposar, que los sabores "suben" en el reposo. Lo que ahora, recién hecho, puede estar soso, pasadas 2h por ej., puede resultar el punto exacto de sal.

A diferencia del gazpacho tradicional, esta receta lleva todos los ingredientes picados lo más menudo posible. Va regada con agua, para tomarlo como sopa, y como todo gazpacho, necesita de su reposo en la nevera para degustarlo bien frío y que cumpla su misión: mitigar la caló (como decimos en Málaga).

Pero nos dejamos de charlas y nos metemos en la cocina. Acompáñame que nos colgamos el delantal y empezamos a preparar este rico y refrescante gazpacho.

Ingredientes para 6 personas aprox.
- 1kg de tomates maduros
- 2 o 3 pimientos verdes (según tamaño)
- 1 o 2 pepinos (según tamaño)
- 1 cebolleta o cebolla mediana
- 1 tacita (de café = 100ml aprox.) de aceite de oliva virgen extra. A mí me gusta utilizar una variedad sin filtrar, que es más espesa y de sabor más intenso. Pero os recomiendo cualquier variedad del rico aceite de oliva malagueño que recoge #SaboraMalaga
- Vinagre de vino
- Sal fina
- Agua
- 1 o 2 ajos, sin el germen interior.
Para decorar: unas hojas de albahaca o hierbabuena y unas aceitunas aloreñas.

Preparación:
- Lavar muy bien los tomates, pimientos, cebolla  y pepinos. La cebolla mojada, hace llorar menos (al menos a mí).
- En una fuente amplia, picamos fino la cebolla y ajos. Seguimos troceando los tomates, siempre haciéndolo lo más pequeño que podamos.
- A los pimientos se les quita la cabeza con todas sus semillas, se hacen tiras a lo largo y pica menudo.
- A los pepinos se les quita los extremos, y la piel se pela a tira, dejando el pepino como si tuvieses rayas blancas y verdes. La piel del pepino ayuda a que sea más digestivo. De ahí el no quitarla toda.
- Todos los ingredientes se van echando a la fuente donde vamos a dejar el gazpacho preparado.
- En un vaso / cuenco aparte, disolvemos la sal en el vinagre y añadimos el aceite de oliva virgen extra. Removemos para emulsionarlo y hacer un aliño en crema, que añadiremos a la fuente. Regar todo con agua, hasta obtener una consistencia de sopa (aproximadamente es 1 litro de agua). Remover todo bien y dejar reposar tapado con un film de cocina, en la zona más fría de la nevera al menos 2h.
- Para servir, remover el gazpacho bien y rectificar el aliño si hiciese falta. Repartir unas hojas de albahaca fresca o hierbabuena, para darle un punto de frescor extra. Acompañar de unas aceitunas aloreñas (toque personal, que no está incluido en la receta original, y que a mí me resulta muy rico). ¡Buen provecho!

Resumen de esta receta.



1º plano de un plato de gazpacho servido.


La sopera con el gazpacho listo para servir.




domingo, 7 de agosto de 2016

Pastel frío de cangrejo y langostinos al microondas

Este pastel frío, combina tanto en días especiales como en verano para hacer una comida de "picoteo". Es fácil noooo...... lo que le sigue y casi cualquiera lo puede hacer. Se hace además en el microondas, por lo cual, en apenas 10mnts está hecho (necesitaremos el tiempo de enfriado). Sino tenéis horno microondas, podéis hacerlo en el horno tradicional al baño María y a una temperatura de 180ºC hasta que al pinchar, esté cuajado.

A mí me gusta ponerle un papel de hornear al molde. Así es más fácil de sacar después, y con el mismo papel, se envuelve y está perfecto para guardarlo en la nevera hasta el momento de presentarlo.

Admite muchas combinaciones de presentación. Yo lo he puesto unas rodajas de tomate y un langostino encima. Pero se le puede poner una cama de lechuga cortada fina, o unos pimientos asados y aliñados. Y lo que sí acompaña muy bien a este plato, son biscotes finos o algún pan que no tenga mucha miga. 

Pero vamos a lavarnos las manos y a pasar a la cocina, que sino, este plato se nos calienta y así no está tan rico.

Ingredientes para 6 personas aprox.
- 300grs de palitos de cangrejo (si lo compráis congelados, hay que tenerlo descongelado).
- 100grs de langostinos cocidos.
- 2 o 3 cucharadas soperas de tomate frito (un poco al gusto).
- 3 huevos grandes.
- 1 brick de nata para cocinar de 200ml.
- Pimienta molida al gusto.
- Decoración: un langostino pelado, un poco de mahonesa, rodajas de tomates.

Preparación:
- En una jarra amplia, trocear los palitos de cangrejos.
- Los langostinos pelarlos y quitarles la tira negra del lomo, que son las tripas y suelen ser desagradable de comer por la sensación de estar comiendo tierra. Trocearlos y poner también en la jarra.
- Añadir el tomate frito, el brick de nata para cocinar, pimienta al gusto y los 3 huevos.
- Batir todo hasta que quede una crema uniforme. No importa si queda algún trozo sin batir del todo. A mí particularmente, me gusta encontrarme algún tropezón.
- En un molde apto para microondas, poner un papel de hornear y echar la mezcla anterior. Con una cuchara repartir bien la mezcla para que quede uniforme en el molde. 
- Poner en el microondas de 8 a 10mnts (para horno de 800w). Puede variar según la potencia de vuestro horno y del tamaño del molde que se use. Lo mejor es ir probando y pinchando con un palillo en el centro y en los laterales (igual que hacemos con los bizcochos). Si sale limpio, es que ya está cocido. Dejar reposar unos minutos en el microondas, antes de sacarlo.
- Cuando el pastel esté a temperatura ambiente, meter en la nevera y dejar enfriar un mínimo de 2h pero mejor es dejarlo de un día para otro, o de una mañana para la noche.
- A la hora de servir, acompañarlo de unas rodajas de tomate y un poco de mahonesa, con pan tipo biscotes para acompañar. Espero que os guste.



jueves, 4 de agosto de 2016

Tarta helada de queso y chocolate

Esta tarta nos da la facilidad que no necesita horno para su preparación. Es ideal para hacer en verano, o como colofón a una comida copiosa (por ejemplo cuando nos juntamos con familiares / amigos). Al ser fría, baja muy bien la sensación de pesadez de la comida. Y al ser helada, nos permite dejarla hecha con antelación, o guardar las sobras (si las hay) para otro día, sin temor que se tenga que tirar.

Yo he utilizado sirope de fresa para darle sabor y color al cuerpo de la tarta. Sino tenéis, podéis utilizar puré de fresas o frambuesas o frutas rojas. La acidez de la fruta fresca, contrastará con el dulzor de la leche condensada. Y le he puesto helado de chocolate porque la combinación fresa + chocolate me parece irresistible, sobre todo si es un helado artesano como todos los que prepara Helados Ana Garrigos. Pero podría ser perfectamente helado de vainilla, turrón, fresa, nata.... la imaginación y el gusto al poder. 

Ya sé que me vais a decir que esta tarta es muy calórica, y lo es. ¿Podemos rebajar calorías? Pues sí, algunas podemos quitar y os digo como: utilizando queso light, leche condensada desnatada, galletas dietéticas y helado sin azúcar. También tener en cuenta que esta tarta, llena mucho y que con una ración pequeña, puede ser suficiente. Así que os dejo las dos opciones encima de la mesa. 

Vamos a la cocina para empezar a preparar nuestra tarta helada de queso y chocolate:

Ingredientes para 6-8 personas:
- 1 lata pequeña de leche condensada.
- 400grs de queso de untar natural.
- Sirope de fresa al gusto
- 1 rulo de galletas tipo María
- ½ litro de Helado Ana Garrigós sabor Oreo
- Mini Oreos para decorar

Preparación:
- En una jarra / fuente amplia, ponemos el queso de untar, la leche condensada y sirope al gusto (para dar color a la preparación). Batir bien hasta mezclar todos los ingredientes.
- En un molde desmontable o de silicona, poner una capa de esta preparación. Poner unas galletas María sobre toda la superficie. Volver a poner más crema de fresa y otra capa de galletas. Cubrir con la crema de fresa que nos quede. Meter el molde en el congelador hasta que todo esté bien compacto y congelado (mínimo de 3h pero puede ser toda la noche por ej.)
- Una vez tengamos la tarta bien congelada, sacarla y repartir el Helado de Ana Garrigós sobre toda la superficie, con la ayuda de una espátula de cocina. Cubrir la base con más galleta María y volver a meter en el congelador, para que todo vuelva a estar frío hasta el momento de servir.
- Para servir, sacar la tarta 5mnts antes del congelador y dejar a temperatura ambiente. Desmoldar la tarta sobre una fuente amplia. Decorar con mini galletas de Oreo sobre la superficie y lista para disfrutarla.

El resumen en fotos de esta receta


Con este rico helado hemos rematado la tarta.


La tarta lista para servir


Aquí podemos ver las galletas y el helado de la base


¿Quién quiere esta porción?




  

sábado, 9 de julio de 2016

Ensalada de mahonesa

Se venís a Vélez-Málaga (que espero que lo hagáis alguna vez porque merece la pena visitarlo), os vais a encontrar que en muchos bares, si preguntáis que tienen de tapa, os ofrecen  ensaladilla de mahonesa Y es lógico y normal que os preguntéis ¿y eso que es? Pues para explicarla se hace esta entrada.

Como ya os he comentado, es una de las tapas más populares y clásicas de Vélez-Málaga. Hay varias formas de preparación. Se puede hacer con la patata machacada, o como a mí me gusta comerla, que es a pequeños trozos, casi de bocado. Ideal para el verano, porque la preparamos con antelación y la dejamos en la nevera y nos aguanta varios días (si la mahonesa es de huevo, se tiene que tirar lo que no se coma en el día). Es fresca y fácil de hacer. Puede ser un 1º plato ligero y apetecible, un tentempié, una guarnición para un pescado asado (por ej.) o para hacer una comida informal picando varias cosas. 

¿Nos metemos en la cocina? ¿Os apetece saber cómo se prepara? Pues venga, a lavarse las manos que nos espera el delantal. 

Ingredientes para 4 personas:
- 1 patata mediana por persona.
- Sal gorda, laurel y dientes de ajos al gusto.
- 1/2 litro aproximadamente de mahonesa sin huevo (ver AQUI como hacerla) o bien mahonesa comprada.
- 1 o 2 zanahorias.
- Atún en conserva escurrido (2 latas aproximadamente).
- Cebolleta o cebolla dulce.

Preparación:
- Lavar las patatas, para quitar la posible tierra que puedan tener. Meter en una olla bien cubiertas de agua. Poner una hoja de laurel, unos dientes de ajos sin pelar (al gusto) y un puñado de sal gorda. Yo las cuezo en olla exprés normal, y tardan unos 10mnts. Si es en olla normal, unos 20mnts, o hasta que al meter un palillo en el centro, entra sin dificultad. Una vez cocidas las patatas, escurrir del agua y dejar enfriar por completo, para poder cogerlas sin quemarnos.
- Ya frías las patatas, las pelamos. Con hacer un pequeño corte en la piel, podremos ir tirando sin más problema para pelarla. Partir a trozos pequeños y poner en una fuente honda.
- Cortar la cebolleta en trozos pequeños, lo más menudo posible. A mí sólo me gusta ponerle en esta ensalada la parte blanca, pero también queda muy rica con el tallo verde para presentarla en la mesa. La cantidad va a gusto, yo le pongo una pieza pequeña.
- Añadir la suficiente mahonesa para que quede una mezcla suave y cremosa, dejando un poco para el final. Tapar con papel film y guardar en la nevera un mínimo de 2h para que esté muy fría.
- A la hora de servir, añadir un poco más de mahonesa si hiciera falta (a veces la patata "chupa" mahonesa y se queda la mezcla algo seca). Poner las patatas sobre un plato o fuente plana.
- Raspar la zanahoria y rallarla encima. Si no tuviéramos bastante con 1 zanahoria, rallar otra más, hasta obtener una ligera capa rallada naranja. 
- Repartir el atún escurrido sobre la superficie y llevar a la mesa para disfrutarla. 




lunes, 4 de julio de 2016

Smoothie de chocolate

La verdad que poco a poco, fue llegando esta bebida a nuestras casas y la verdad, que ya forman parte de la familia. Lo mismo sirve de merienda, que un postre original y fresco, y pocos habrán que se resistan a la rica tentación de un Smothie bien frío. 

Lo mejor de todo, son las posibilidades infinitas que nos dan de combinación:
- Podemos cambiar la leche por zumo de fruta (por ej. zumo de naranja para un Smoothie de mango o melocotón).
- Utilizar yogur griego para toque fresco y cremoso.
- Aportar un poco de nata para montar bien fría para que la consistencia cremosa sea más intensa.
- Añadir fruta fresca / en conserva a nuestro batido para darle sabor y textura.

¿A que se te ocurren muchas más?. Pues es lo que pasa cuando haces tú primer Smoothie....que la imaginación no para y las manos van detrás hacer combinaciones. Y eso es lo que vamos nosotros ahora: ir a la cocina para preparar uno con la tentación por excelencia: el chocolate. Espero que os guste.

Ingredientes para cada batido:
- 125ml de leche fría o yogur natural / griego.
- 125ml de helado de chocolate Ana Garrigós (Un excelente helado artesano de una heladería local, que son mi pura debilidad. El de hoy es de sabor chocolate Oreo).
- 1 cucharada (de postre) de cacao soluble si queremos un sabor más intenso a chocolate.
- Hielo picado o en cubitos para servir.

Preparación:
- Poner la leche / yogur en el vaso de la batidora, junto con el helado y el cacao soluble.
- Batir todo hasta que quede una mezcla muy espumosa y cremosa.
- Servir enseguida en vaso alto con hielo picado o en cubitos, con una pajita.

Nota:
- Si queremos nuestro batido más cremoso, podemos utilizar la mitad de la leche fría, por nata para montar que debe de estar muy fría para que monte bien y de consistencia cremosa.
- Si lo queremos hacer de sabor de fruta, sólo habrá que cambiar el sabor del helado y añadir esa fruta pelada y en trozos. Por ej.: plátano, melocotón, fresa, mango, piña….etc.

El Smoothie servido bien frío listo para disfrutarlo.




jueves, 30 de junio de 2016

Gazpacho de cerezas

En la comarca malagueña de la Axarquia, donde vivo, tenemos en el techo de la comarca, el pueblo de Alfarnate. El llamado "Pirineo del Sur" produce unas cerezas excepcionales, que empiezas a comer y son como las pipas: ya no puedes parar. Pero las cerezas sólo es una excusa para visitar y ver este bello pueblo. Os dejo el enlace a la web municipal pinchando  AQUI  para que podáis conocer un poco mejor esta joya malagueña.

Y con estas ricas cerezas, he hecho un gazpacho. La moda del gazpacho de cerezas la puso el famoso chef malagueño Dani García, que lo sirvió en una comida donde acudía nuestra Reina Emérita Doña Sofía y le pidió la receta de ese gazpacho. Esa anécdota saltó a la prensa y desde entonces, se hizo muy popular. La verdad que el contraste verduras + frutas puede sorprender, pero resulta muy fresco y original. Con el calor del verano, se agradecen este tipo de recetas frescas, llenas de vitaminas y minerales, que nos carguen las pilas con energía sana.

El hueso de las cerezas no es demasiado difícil de quitar. Yo lo hago pasando una puntilla (cuchillo pequeño) por la mitad de la cereza. Luego giro las dos mitades en sentido contrario cada una, y se abre como un bote de conservas. Con el dedo quito el hueso fácilmente sin más trabajo. Hay quien también utiliza los quitan huesos para las aceitunas, pero quizás no sea tan común que tengáis ese aparato en casa.

Pero vamos al lío que esta receta se toma muy fría y con tanta charla, se nos va a calentar. ¡A la cocina derechos para lavarnos las manos y colgarnos el delantal!

Ingredientes para 4 personas:
600grs de tomates maduros.
300grs de cerezas de Alfarnates deshuesadas.
1 trocito de pimiento verde y un gajo de cebolla.
-  ½ vaso (de los agua aproximadamente) de aceite de oliva virgen extra, que yo no me he salido de mi comarca y he utilizado la variedad Verdial de Mondrón, pero os recomiendo cualquier aceite suave del amplio abanico de #SaboraMalaga
Zumo de limón a gusto. Se puede utilizar vinagre de vino blanco, pero particularmente, el limón veo que conserva mejor el color del gazpacho y le da un toque más refrescante.
Sal fina a gusto.
Pan duro, si hiciera falta.

Preparación:
Lavar las cerezas y quitar los huesos. Reservar.
Lavar los tomates y quitar el tallo central. Trocearlos y ponerlos en una jarra amplia. Añadir el pimiento verde, la cebolla, las cerezas sin hueso, y el aliño (sal, limón y aceite de oliva virgen extra). Conviene quedarse “corto” en el aliño porque con el reposo del gazpacho, los sabores “suben” y luego nos puede quedar demasiado ácido de limón o salado. Mejor rectificar al servir.
Batir todo hasta obtener una crema bien ligada. Si quedara muy líquida, se le puede añadir un poco de pan duro, hasta que tengamos una consistencia de crema ligera.
Pasar todo por un pasapuré, para obtener una crema muy fina y así retener las pieles de las cerezas y tomates. Dejar enfriar en la zona más fría de la nevera aproximadamente 2h o más.
A la hora de servir, remover todo el gazpacho para volverlo a ligar. Comprobar el punto de aliño y rectificar si hiciera falta. 
- Poner el gazpacho en copas o cuencos individuales y adornar con unas hojas de menta / hierbabuena y unas cerezas con su rabito. ¡Buen provecho!

El gazpacho de cerezas listo para degustar


Otra vista de como queda en copa.


El origen de todo. Fijaros en la caja de cerezas: 
estaba llena la tarde anterior. Si me descuido, tengo que comprar
otra caja para hacer la receta, de lo ricas que son estas cerezas. 






viernes, 24 de junio de 2016

Mil hoja de tomate queso de cabra y pesto malagueño

Hoy os traigo un aperitivo, entrante, ensalada.... o como lo queráis denominar muy fresco, vistoso y delicioso. Se prepara en apenas 5mnts y nos permite tener en la nevera el queso y tomates bien fríos, y la salsa que se hace en 1mnt. Además el utilizar el queso de cabra fresco, en vez de un queso blanco de vaca o la famosa mozarella italiana, le va a dar un toque muy especial a nuestro plato.

Todos conocéis el famoso pesto italiano, hecho con albahaca fresca, piñones y aceite de oliva virgen extra. Yo le he querido dar un toque malagueño utilizando almendras de Málaga, que en esta ocasión, ya las he comprado fritas y ligeramente saladas. Además la hierba aromática la he cambiado por perejil cultivado sin químicos, que me trae un buen amigo. Y para rematar el toque malagueño, lo he aderezado con un #AOVE de Mondrón, pueblo de la alta #Axarquia malagueña, de variedad Verdial que es suave y afrutado y combina muy bien, en mi humilde opinión, para esta salsa y que tiene la garantía de calidad de #SaboraMalaga

Las cantidades van un poco a ojo, según la cantidad que queráis hacer. También deciros que si os sobra salsa, pues la podéis conservar en el frigorífico, en vaso de cristal por ej, y tapada con un film de cocina. Puede ser un aderezo para una ensalada, la salsa de un pescado o filete a la plancha, utilizarla en un guiso en los últimos 5mnts (por ej un estofado o un pollo en cazuela).

Dejémos de hablar, nos lavamos las manos y pasamos a la cocina, que esta receta es rápida y no vamos a perder tiempo hablando ¿verdad?. Espero que os guste.

Ingredientes para 4 personas:
- 4 tomates maduros pero duros.
- 1 pieza de queso de cabra fresco.
- 1 buen puñado de perejil fresco. Yo sólo utilizo las hojas, sin tallos.
- 1 puñado de almendras de Málaga fritas y tostadas. Esto va al gusto. Le darán espesor a la salsa y ese toque crujiente. Si os gusta sólo que se note, con 50grs serán suficiente y si os gustan las salsas crujientes, con 100grs aprox. puede valer.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y zumo de limón a gusto.

Preparación:
- Lavar y secar los tomates y el perejil. Reservar.
- En una jarra, poner las hojas de perejil, las almendras, un poco de sal (recordar que las almendras ya llevan sal), un poco de zumo de limón (refrescará el sabor del plato y conservará el color verde de la salsa) y aceite de oliva virgen extra. Batir hasta obtener una mezcla homogénea y las almendras estén trituradas. No importa si hay algún trozo un poco más grande.
- Lonchear los tomates, desechando la base y la parte superior del tallo. Hacer rodajas similares, para hacer el efecto "mil hoja" o como si fuera una lasaña. Reservar.
- Partir el queso para poner encima de las rodajas de tomates. Si salen rodajas grandes, partirlas por la mitad o en 4 trozos. Reservar.
- En una fuente amplia y plana, poner una capa de rodajas de tomates, otra capa de queso y volver a repetir. Si sobrara algo de queso, se puede trocear por encima de cada mil hoja. Poner un poco de salsa en cada mil hoja y el resto, poner aparte por si alguien se quiere servir más. Listo para llevar a la mesa y disfrutar de este plato.

Resumen de esta refrescante receta.


La base del pesto malagueño: perejil, almendras y AOVE de Mondrón


Tomates y queso de cabra listo para meterles el cuchillo.


El pesto malagueño listo para servir.


La bandeja en la mesa. Unos mil hoja con salsa y otros no para 
que podáis ver como quedan.




martes, 21 de junio de 2016

Palomitas malagueñas al microondas

Yo creo que no hay sesión de cine, o partido en la tele, que no venga acompañado de una buena fuente de palomitas ¿verdad?. Bueno deciros, para lo que nos sois de Málaga, que aquí se le conocen desde siempre con el nombre de "rosetas".

Nos hemos mal acostumbrados, en mi humilde opinión, a las famosas bolsas de palomitas listas para meter en el  microondas   y no que no vemos absolutamente nada del interior. Además llenas de aromas y sabores artificiales, muchas no se abren durante el tiempo que recomiendan y a veces, el papel del envoltorio ha estado a punto de arder (como me pasó a mí una vez, con el consiguiente peligro que ello engloba). Por eso hoy traigo unas palomitas, o rosetas como decimos los malagueños, totalmente naturales llenas de sabor y calidad. La grasa que llevan es aceite de oliva virgen extra, el excepcional oro líquido lleno de virtudes y beneficios para la salud. En concreto, yo he utilizado de Mondrón, un pueblo en la parte alta de la #Axarquía malagueña. Y con la sal,  le he dado un toque muy malagueño al utilizar sal rosa con toque de vino Moscatel.... ahí es ná, como decimos por aquí.

Os aconsejo que utilicéis un molde de cristal apto para microondas en vez de plástico y os cuento el motivo. Al calentarse el maíz en el microondas, deja marca en el fondo del recipiente si es de plástico. O utilizáis siempre el mismo molde de plástico para hacer las palomitas en el microondas (porque si calentáis alguna comida, se os puede agarrar en esos huecos), o bien se usa un cuenco de cristal apto para microondas y ese problemas no lo tendréis. Os lo dejo a vuestra elección.

Pero dejemos de hablar y vamos a la cocina. A lavarse las manos y que nos ponemos manos a la obra.

Ingredientes:
- Maíz para hacer palomitas.
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra (es la cantidad que he utilizado para el molde que veis en las fotos).
- Sal rosa al vino Moscatel o cualquier otra sal que tengáis en casa. Si la queréis dulces, es añadir azúcar. Aproximadamente, y dependiendo de los gustos, es 1 cucharilla (de postre) de sal / azúcar.

Preparación:
- En una fuente apta para el microondas que sea honda, cubrir el fondo con el maíz. Dejar una capa que apenas cubra el fondo, sin agolpar el maíz.
- Aderezar con la sal (o azúcar si queréis la versión dulce) y el aceite de oliva virgen extra. Remover bien para que todos los granos de maíz tengan el aderezo.
- Poner una tapadera apta para microondas, o bien, tapar con film de cocina al que haremos unos cortes en la superficie con un cuchillo (para que salga el vapor).
- Programar a potencia máxima vuestro horno microondas, sin el grill. El tiempo dependerá de la cantidad de maíz que se haya puesto, y de la potencia de vuestro microondas (el mío es de 800w). Rondará entre los 2`30 minutos y los 5 minutos. Cuando llevéis 2 - 3 segundos sin oír explosiones de maíz, es que están hechas las palomitas.
- Dejar reposar 1 minuto en el microondas sin abrir, para evitar que os salte alguna palomita que se abra a última hora. Recordar coger la fuente con un trapo o manopla para no quemarse, porque quema bastante. Rectificar de sal (o azúcar) si hiciera falta. Servir enseguida.

Resumen de esta receta en 4 fotos




El maíz aderezado antes de poner al microondas.


Nuestro excelente oro líquido.


El toque original y distinto de estas palomitas.


Nuestras palomitas malagueñas al microondas listas para comer. 









sábado, 18 de junio de 2016

Bizcocho de helado en microondas

Este bizcocho tenía ganas de hacerlo desde que lo vi en el blog de "La Cocina de Virtu". Podéis ver su receta pinchando AQUI  

Yo he utilizado sorbete en vez de  helado. Tenía una tarrina por el congelador que no hacía mucho tilín en casa y la he aprovechado para probar este bizcocho.  Es súper fácil de hacer y además de una sabrosa forma de reciclar comida. Admite tantos sabores como sabores de helados podemos encontrar, osea, que con una misma receta, hacemos 100 bizcochos distintos (o más).

Yo he probado el bizcocho sin el sirope de chocolate, y particularmente, lo he encontrado un poco falto de azúcar. Quizás por utilizar sorbete que es más ligero y menos dulce que un helado tradicional de leche. Os lo comento para que lo tengáis en cuenta, y sino queréis ponerle ninguna cobertura (caramelo líquido, sirope de fresa, chocolate fundido....) añadáis un poco de azúcar en la preparación. Decir que mi microondas tiene una potencia de 800w. Si el vuestro es superior o inferior, puede variar un minuto o dos el tiempo de cocción.

Pero me dejo de tonterías y vamos al lío, que este postre se prepara muy rápido y no vais a perder el tiempo por mí.

Ingredientes para 6 - 8 personas
- 300grs de helado (sorbete de mandarina en este caso).
- 300grs de harina, que yo he utilizado de repostería.
- 15grs de levadura química en polvo, tipo Royal.
- 1 huevo (si el helado lleva huevo, no hace falta añadirlo).
- Sirope de chocolate y sorbete para servir.
- Margarina para untar el molde a utilizar (apto para microondas, de cristal en mi caso).

Preparación:
- Engrasar un molde apto para el microondas con un poco de margarina o mantequilla blanda. Reservar.
- Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.
- Derretir 1 minuto, a potencia máxima, el helado en el microondas. Con que esté a punto de pomada será suficiente.
- En una fuente mezclar el helado con el huevo e incorporar la harina con la levadura. Si la mezcla quedara muy espesa (como a mí me ha pasado porque no todas las harinas son iguales), añadir un chorrito de leche hasta obtener una textura cremosa.
- Volcar toda la masa en el molde engrasado y meter en el microondas 7 minutos a potencia máxima (sin grill). Dejar reposar en el interior 2 minutos más. 
- Yo he desmoldado y por la base, aún le faltaba un poco de cocción y lo he puesto 1 minuto más a máxima potencia, dejándolo reposar en el microondas.
- Para servir, hacer unos hilos con sirope de chocolate y poner una bola de helado, para saber de donde procede este rico bizcocho. ¡ Buen provecho !

Primer plano del bizcocho.


Vista superior.


Una ración con su bola de helado correspondiente.





domingo, 12 de junio de 2016

Entrecot a la brasa maridado con Grandes de Apiane Tinto Joven

Hoy os traigo un nuevo maridaje con las Bodegas Tierras de Mollina. Pinchar  AQUI ) para ver su web. Os propongo maridar un fantástico Entrecot de ternera con Grandes de Apiane Tinto Joven. En su etiqueta, se define como un vino "Original, alegre y aromático". Y la verdad que es un resumen perfecto de lo que encierra esa bella botella, tan originalmente decorada. Nos encontramos con un vino fácil de beber, que no se te hace pesado, que te recuerda mucho a frutas rojas tanto por su color como por su gusto, pero que tiene un toque a hierbas aromáticas muy especial. Como el disfrutar de Grandes de Apiane Tinto Joven nos trae en boca el romero, he querido maridar el entrecot con esta hierba aromática. El resultado ha sido perfecto. La temperatura que se recomienda para servir este vino es de 16ºC, tenerlo en cuenta para disfrutar mejor de todos sus aromas y sabor. Os cuento un poco más.

Para una barbarcoa perfecta, os recomiendo una entrada que tengo sobre este tema. Con sólo pinchar  AQUI  os llevará a esos consejos. Yo he puesto unas ramas de romero fresco en las brasas, pegando con las paredes de la barbarcoa. Así consigo el perfume sin quemar el romero en unos segundos. Si lo tenéis unos minutos en remojo en agua fría, aguantará mejor el calor de las brasas y consigueremos que el romero no se queme tan fácilmente.

A mi carnicero le pedí un entrecot por persona. Me lo cortó de la parte sin hueso, que fue la que más nos gustó. La verdad que la carne pedía poca preparación porque era estupenda. Eso sí, lo saqué del frigorífico como 1h antes aproximadamente, para que se quedara a temperatura ambiente. A mí me gusta la carne sólo a vuelta y vuelta, muy poco hecha. Así consigo que el exterior esté caliente de las brasas, pero que el interior no esté frío de la nevera. También la carne coge otra textura al estar a temperatura ambiente. Si del frío de la nevera la colocamos directamente en la brasas calientes, se puede encoger y quedar menos sabrosa.  Pero dejémonos de charla y pasemos al jardín, que las brasas están a punto para empezar a cocinar.

Ingredientes:
- 1 entrecot de ternera por persona.
- Sal gorda.
- Ramas de romero fresco.
- Barbacoa.
- Aceite de oliva virgen extra, que yo os recomiendo cualquier variedad suave y afrutada del amplio abanico #SaboraMalaga

Preparación:
- Encender el fuego en la barbacoa y dejar que las llamas bajen su fuerza inicial. Cuando tengamos unas brasas calientes pero sin grandes llamas (que nos quemarían la carne por fuera dejándola sin hacer por dentro), están listas para cocinar.
- Repartir por las paredes de la barbacoa unas ramas de romero fresco, que habremos tenido con antelación en remojo con agua fría.
- Poner los entrecot, sin nada de sal ni aceite, sobre la parrilla de la barbacoa, que vayan haciéndose lentamente. De esta manera, conseguimos controlar el asado no sólo por fuera, sino que también el calor vaya entrando en la parte interna de la carne.
- Cuando tengamos el punto de asado que nos gusta, dar la vuelta al entrecot para hacerlo por el otro lado. Si queremos intensificar el olor y sabor a romero, podemos poner unas ramas sobre el lado de la carne que ya está hecho.
- Servir con el punto de asado que nos guste (en mi caso, muy poco hecho). Esparcir sal gorda o en escamas sobre el entrecot, regar con un hilo de #AOVE y decorar con un poco de romero fresco. No olvidéis acompañarlo de Grandes de Apiane Tinto Joven para hacer un maridaje perfecto y delicioso. ¡¡Buen provecho!!

Foto resumen de este maridaje


Asado un lado del entrecot, podemos poner unas ramas de romero
para intensificar el sabor y olor de esta rica hierba aromática.


El delicioso Grandes de Apiane Tinto Joven
¿a que apetece esa copa?


Uno de los entrecot listos para degustar.


Esto es lo que yo llamo una carne poco hecha.


Buen vino, buena carne y de fondo, unos buenos aguacates de aperitivo.
Todo malagueño y exquisito ¿se puede pedir más?