Buscar este blog

Translate

domingo, 15 de enero de 2017

Conejo en salsa

El conejo es una de las carnes más sanas que podemos comer. Hay diferencia de sabor entre un conejo de monte, y uno de granja, que son los más habituales y que lo disfrutamos durante todo el año en nuestros mercados.

La carne de conejo es muy baja en grasas, por lo que se recomienda en dietas de control de peso. También está indicado en dietas para reducir el colesterol, o enfermedades cardiovasculares. El conejo tiene un alto índice de Vitamina B12, muy indicada en mujeres embarazadas o lactantes. Además es una carne muy fácil de digerir. Otros de sus beneficios es que su bajo contenido en sodio, y ser un alimento rico en proteínas y potasio. 

Con todo esto dicho ¿cómo lo preparamos? La gastronomía nos da infinitas recetas: desde en paellas, a potajes, cazuelas, fritos… Una de las recetas más novedosas, es cocinarlo con chocolate, que es muy típico en la zona de Cataluña. Pero  hoy lo vamos a preparar de una forma sencilla, con una fritada con productos que solemos tener en nuestras neveras. Así quien no lo haya probado, se va haciendo con este sabor. ¿Me acompañas a la cocina?

Ingredientes para 4 – 6 personas:
  ½ conejo troceado (nos lo hace el carnicero y es la mejor opción).
 Aceite de oliva virgen extra. Yo he utilizado una variedad de #SaboraMalaga sin filtrar, con mucho sabor, y que con menos cantidad, nos cunde mucho al cocinar. Es de Aceites Mondrón, de la parte alta de la #Axarquía malagueña.
1 cebolla pequeña.
Pimientos verdes y rojos. Si lo tenemos en formato grande, con media pieza será suficiente.
- Tomate rallado, que puede ser natural (1 pieza grande aprox.) o bien algún resto que tengáis en conserva, como yo he utilizado.
Sal fina, pimienta en grano, tomillo, romero, laurel y ajos a gusto.
 ½ vaso de vino blanco de calidad.
 Agua o caldo de carne.

Preparación:

En una cazuela amplia, ponemos un fondo de #AOVE y doramos las piezas de conejo, sin sal, sólo dorar y reservar.
- Mientras se va dorando, vamos picando lo más fino posible la cebolla, ajos y pimientos. Si utilizamos tomate natural, lo rallamos. Dejamos reservado.
Retiramos el conejo dorado y en ese aceite, rehogamos la cebolla y ajo con un poco de sal y pimienta molida. Cuando se ponga blanda, añadimos el pimiento. Y cuando todo ya se esté rehogando, siempre a fuego suave y removiendo con frecuencia, añadimos el tomate y dejamos sofreír todo un poco.
Añadimos las piezas de conejo al sofrito, teniendo localizados los higaditos, que nos harán falta para la salsa posteriormente. Rectificamos de sal, añadimos las especias al gusto (laurel, tomillo, romero, ajos enteros…). Ponemos el vino y la misma cantidad de agua o caldo, tiene que quedar casi cubierto por completo la carne. Dejamos guisar a fuego suave y con la cazuela medio tapada.
Pasado unos 20mnts, retiramos todos o algunos de los higaditos del conejo (según si os gusta comerlo o no), y lo ponemos en el vaso de la batidora. Añadimos un poco del caldo del guiso y batimos todo bien. Incorporamos ese líquido a la cazuela y removemos con suavidad para ligarlo con la salsa existente. Rectificar de sal si hiciera falta.
Dejar guisar unos 10 minutos más, o hasta que el conejo esté tierno. Dependerá si los trozos que tenemos son más grandes o pequeños.
A la hora de servir, poner los trozos de carne de conejo y salsear por  encima con la salsa resultante. Se puede acompañar de unas patatas fritas cortadas a dados gruesos, o también de un buen salteado de champiñones. Otra opción es cascar unas patatas en el guiso y que se guisen con el conejo, tenéis plato completo de una vez.  Espero que os guste.


Una ración lista para ser degustada.


Aquí podéis ver el muslo y contramuslo, y uno de los higaditos,
que particularmente, me encanta comerlo tal cual.


En esta foto podéis ver el ajo sin pelar, como queda después 
de haberlo guisado. Un placer para quienes le gusta como queda.





jueves, 12 de enero de 2017

Pollo con manzana y canela

Esta receta la he visto en Canal Cocina, en Divinos Pucheros y curiosamente, tenía muslo de pollo para hacer al ajillo en la nevera. Pero al ver el programa, he cambiado la receta porque me apetecía probarla.

Yo he cambiado, de la receta original, la cebolla por la parte blanca del puerro, ya que no tenía cebolla en casa. He cambiado el tomate natural, que tampoco tenía, por un poco de tomate triturado. Y he utilizado muslo de pollo que ya tenía comprado de ayer y troceado pequeño (ya os digo que la idea de guisarlos era otra). Ha quedado una receta muy suave de sabor y con un toque especial. El meter la manzana, en vez de patata, rebajamos calorías y da un toque dulzón que combina muy bien con el pollo. Yo he aprovechado para hacerlo con un #AOVE D.O. Antequera que me ha regalado mi amigo Antonio. Un Hojiblanca excelente que es auténtico oro líquido.

Me dejo de rollos y nos vamos a la cocina, que esta receta se cocina casi sola. Toca lavarse las manos y colgarse el delantal.

Ingredientes para 4 - 6 personas:
- 1kg de muslos de pollo troceados
- La parte blanca de un puerro.
- 3 cucharadas de tomate triturado (o un buen tomate para freír).
- Aceite de oliva virgen extra. 
- Sal y pimienta molida.
- 1 manzana grande.
- Caldo de pollo.
- 1/2 vaso de vino blanco.
- Un puñado de almendras.
- Ajos al gusto.

Preparación:
- Salpimentar los trozos de pollo.  En una cazuela ponemos a calentar el aceite de oliva virgen extra, y doramos el pollo, dejándolo dorado por fuera y crudo por dentro. Sacar y reservar.
- En ese mismo aceite, doramos el puerro hasta que esté blandito. Yo le he añadido unos ajos enteros, con piel y todo. Cuando esté rehogado, añadir un poco del tomate triturado y rehogar.
- Volver a meter el pollo en la cazuela, añadir el vino blanco y dejar evaporar a fuego fuerte. Poner el caldo de pollo, hasta aproximadamente, la mitad del pollo y guisar a fuego medio. 
- Pelar una manzana, quitar el corazón y trocear en dados. Añadir al guiso, junto con una rama de canela en rama. Rectificar de sal si hiciera falta.
- Dejar guisar unos 30 minutos aproximadamente o hasta que veamos que el pollo está guisado y el caldo se ha reducido bastante. Un poco antes de terminar el guiso, majar unas almendras y añadirlas al guiso unos 5-10 minutos a fuego suave.
- Emplatar todo y regar con la salsa que haya quedado. Servir enseguida con un buen pan para mojar en la salsa.

Un primer plano del guiso.


Vista general del plato listo para servir.





lunes, 9 de enero de 2017

Reciclar Roscón de Reyes

Esta receta se me ocurrió tras ver otra de mi admirada Eva Arguiñano. En este  ENLACE   podrás ver una riquísima forma de aprovechar el roscón que nos sobra y que se queda un poco duro. A mí me encantó la idea pero de la forma que lo presenta, yo sé que en casa no iba a tener éxito. Pero me gustó el remojar las rodajas de roscón con leche y leche condensada y ese proceso de horno. Así que me metí y experimenté y el resultado, es delicioso.

Pero no sólo se puede reciclar el Roscón de Reyes. ¿Cuantas veces habéis hecho un bizcocho y ha salido más duro de lo habitual? ¿O se ha quedado por la cocina triste y abandonado? Y quien dice bizcocho, dice unas magdalenas, unos bollos dulces.... incluso un buen pan, que queda triste y mustio. Todo eso son ideas para hacer con esta receta y reciclar esos restos duros, antes de tirar a la basura. Se le podría añadir en el momento del horneado: unos dados de manzana o pera pelada, por ej. Unas pasas moscatel en el reposo, para que la leche las hinche y estén más jugosas, un picado de almendras o nueces cuando se vayan a comer, para ese toque crujiente..... Se me va la imaginación y siempre con cosas deliciosas.

Ahora toca pasar a la cocina y meterle mano a este Roscón de Reyes que se me quedó sin poder entregar a una amiga, y se quedó duro y le di una 2ª vida. ¿Me acompañas a la cocina? Pues lávate las manos que voy buscándote un delantal para ti.

Ingredientes para 6 personas aprox.
- 1 Roscón de Reyes pequeño.
- 150ml de leche condensada (puede ser desnatada).
- 250ml aprox de leche fresca (la que utilicéis en casa).
- Azúcar y canela (yo aproveché un bote que ya tenía mezclado).
- Agua de azahar (opcional).

Preparación:
- Cortar el Roscón en rodajas de unos 2 dedos aproximadamente de ancho. Disponer en un molde con paredes altas, que puede ir al horno posteriormente. 
- En una jarra, mezclar la leche condensada y la leche, y remover para hasta que se integren. Se puede calentar ligeramente si veis que no se unen con facilidad. Añadir un poco de agua de azahar, para intensificar el aroma que ya tiene el roscón. También podríamos utilizar vainilla líquida.
- Verter la mezcla de leches sobre las rodajas del Roscón, de manera que las empape bien. Añadir un poco más de leche si hiciera falta. Las rodajas tenderán a "flotar" pero tienen que mojarse bien. Meter el molde en la nevera y dejar reposar algunas horas, dando la vuelta a las rodajas si podemos para que se empape todo bien. Se puede dejar toda la noche sin problemas.
- Encender el horno a 200ºC. Sacar el molde de la nevera y espolvorear las rodajas de Roscón con un poco de canela y azúcar por encima. Meter el molde en el horno, y si tiene la función ventilador, ponérsela también. Dejar durante 20-30mnts, hasta que veamos que leche se ha convertido en crema y las rodajas están ligeramente tostadas. 
- Se puede servir templado (que es como más me gusta a mí) en pequeño cuencos, con un poco de la salsa de leche que nos ha quedado. O dejarlo enfriar y a temperatura ambiente. ¡Buen provecho!

Resumen del paso a paso de todo el proceso


Partimos de este Roscón de Reyes que se quedó duro.


Remojado en las dos leches, para hidratar y ablandar las rodajas.


Recién horneado.


Detalle de como quedan las rodajas tras el horneado.
Se ve el azúcar que le he puesto por encima.


Listo para comer


Una foto con la rodaja con fruta confitada, para recordar que viene de un Roscón de Reyes.




sábado, 31 de diciembre de 2016

Dalky casero al microondas

Para los que somos golosos, y yo la 1ª, el unir el chocolate con la nata, es algo que.... ¿cómo explicarlo?..... ¿Sobrenatural? ..... ¿De otra galaxia?..... No sé.... no parece de este mundo ¿verdad?

Pues este postre es SUPER FACIL, así con MAYUSCULAS, para que no quepa dudas. A mí me la pasó una amiga que lo prepara en Thermomix y adapté la receta sin el robot. Cunde mucho, podréis rellenar unos 6 u 8 vasitos pequeños. A mí me gusta guardar los tarros de yogures de cristal y son idóneos para postres así. La nata, yo aconsejo ponerla en el momento de servir. Yo tengo el bote de spray en la nevera, y cuando cojo un Dalky, se la pongo en ese momento. Si la ponemos al principio a todos, y por ej. hay vasitos que nos los tomamos 1 día después, la nata puede que haya perdido volumen.

Se puede hacer con cualquier cacao soluble (Cola Cao, Nesquik...) pero yo he cogido una marca muy malagueña, que sirve tanto para hacer chocolate a la taza, como bebidas de chocolate más ligeras como batidos. Y también se puede hacer, lógicamente, en cocina tradicional. Lo bueno del microondas es que ensucias menos y que al poner tiempo, se para el calor y evitamos que la leche pueda desbordarse. 

Pero dejémonos de charlas y nos vamos a la cocina a endulzarnos la merienda.

Ingredientes para 6 / 8 vasitos:
700ml de leche, entera o semidesnatada preferentemente.
6 cucharadas soperas de cacao soluble.
- 3 cucharadas soperas de azúcar blanco.
- 3 huevos.
- 2 cucharadas soperas de harina de maíz (Maicena).
- 1 pizca de sal fina.
- Opcional: un chorrito de vainilla líquida.
- Decoración: nata montada.

Preparación:
- En una jarra apta para el microondas que sea amplia (o una fuente honda), ponemos a calentar 500ml de leche, junto con el azúcar, la vainilla líquida (si se la queremos echar), la sal y el cacao soluble. Poner 5 minutos a potencia máxima (mi microondas es de 800w). Tenemos que conseguir que esté caliente, a punto de hervir.
- Mientras en otra jarra o fuente, tenemos 200ml de leche fría donde vamos a disolver la Maicena hasta que no tenga grumos. Entonces ponemos los 3 huevos y batimos todo hasta ligarlo bien.
- Cuando los 500ml de leche y todo lo demás esté a punto de hervir y el chocolate bien disuelto, vamos incorporando poco a poco, la mezcla de leche + Maicena + huevos a los 500ml de leche. Removemos todo bien y calentamos 1 minuto a potencia máxima. Sacamos y removemos bien el postre. Volvemos a calentar 1 minuto más. Así tantas veces sea necesario hasta obtener una  crema y veamos que todo ha espesado.
- Repartir en los vasos y dejar enfriar.
- Una vez los vasos fríos, los podemos tapar con papel de aluminio o film de cocina y los metemos en la nevera hasta que los vayamos a consumir. Para servir, poner un poco de nata montada al gusto. ¡Buen provecho!

Foto resumen del resultado. Dalkys con nata y sin ella, 
que en casa gustan de las dos formas.




miércoles, 28 de diciembre de 2016

Postres Navidad 2016

Y llegamos al final de los menús navideños: los postres. Y yo particularmete, soy de la que me guardo hueco para el postre, no lo perdono. Además estos postres se dejan hechos con antelación y es sólo sacar de la nevera. El frío del postre, nos ayudará a bajar la comida y hacer más fácil la digestión. ¿Vamos a ellos? Pues vamos a ellos al grito de ¡ya!


TARTA 3 CHOCOLATES Un clásico para los amantes del chocolate. Esta tarta cunde mucho, así que con raciones pequeñas, quedaremos bien. Hay quien decora la parte superior (de chocolate blanco) con fideos de chocolate negro (rallando sencillamente una tableta de chocolate). A mí me gusta presentarla así de sencilla, pero dejo la idea por si os gusta. Para saber todos los detalles tan sólo pinchar AQUI

NARANJAS ALIÑADAS CON PASAS MOSCATEL. Este es un postre fresco y ligero. Se puede preparar con antelación siguiendo estos pasos: pelar las naranjas al vivo y dejarlas cubiertas de zumo de naranja. Podéis dejar las pasas moscatel también en el zumo, para que se hidraten. En el momento de servir, poner las fresas y sino encontrais, frutos rojos (moras, frambuesas...). Los detalles pinchando AQUI

FLAN DE TURRON DE JIJONA AL CHOCOLATE. En mi casa es uno de los postres estrellas, y no se casan de él, ya sea la versión del flan que sea. Y como estamos en Navidad, nada mejor que un flan de turrón y que rematamos con chocolate... casi ná..... Es súper fácil y seguro que repitarás en más de una ocasión. Además es una forma de reciclar el turrón que haya sobrado en Navidad. Pinchar  AQUI  para todo el paso a paso.

Un resumen de los postres propuestos para estas Navidades.




martes, 27 de diciembre de 2016

Pan de Calatrava

El Pan de Calatrava es un postre típico de la región de Murcia. Es de aprovechamiento total, porque lo mismo se hace con ese pan duro que anda por casa, que con unas magdalenas o galletas que se hayan quedado resecas. Súper fácil de hacer y súper rico. Queda bien tanto para disfrutarlo porque sí, como para una comida o merienda familiar.

Cuando lo hagamos, veremos que se queda en la parte de arriba, todo el bizcocho que le pongamos (en mi caso fue un bizcocho, que cosa rara, quedó en casa sin comer y se quedó duro). Yo suelo ponerle bastante caramelo al molde, porque este postre es de los que “chupa” ese caramelo. También me gusta, antes de servir, tenerlo un poco con el molde boca abajo, para que el caramelo del fondo, vaya bajando y la parte superior, que quedará abajo al servir, se vaya asentando.

Lo recomendable, como cualquier flan, es que lo  hagamos el día antes (o 2 o 3 días antes, que aguanta muy bien) y así nos garantizamos que está bastante frío, que es como apetece comerlo. Se le puede acompañar perfectamente de un poco de nata montada o una bola de helado… ya al gusto,  pero así solo está riquísimo. Cunde mucho, como es flan y bizcocho, llena bastante, por lo tanto, os recomiendo raciones pequeñas. ¿Os apetece hacerlo? Pues derechitos a la cocina a colgarnos el delantal y lavarnos las manos, que el horno ya está encendido.

Ingredientes para 8-10 personas aprox.
500ml de leche.
5 huevos grandes.
- 150grs. de azúcar blanco.
- 1 cucharada sopera de extracto de vainilla líquido (puede ser canela molida, o el interior de una vaina de vainilla).
Caramelo para el molde (ser generosos).
Bizcochos, galletas, pan (mejor sin corteza), magdalenas o cualquier otra cosa parecida que podáis tener en casa reseco.

Preparación:
Precalentamos el horno a temperatura alta, teniendo dentro una fuente honda con agua, para el baño María.
Con el bizcocho o galletas que tengamos pensado utilizar, lo desmenuzo y pruebo a cubrir la base del molde a utilizar de forma generosa. Retiro del molde y lo cubro con la leche en una fuente honda.
Ponemos caramelo al molde por todas las paredes y base. Como ya os he mencionado, mejor ser generosos porque es un dulce que chupa mucho caramelo.
 En la fuente donde tenemos el bizcocho remojado con la leche, añadimos el azúcar, la vainilla, los huevos y batimos todo hasta obtener un líquido uniforme. No importa si queda algún trozo de magdalena o pan sin batir del todo.
Volcar el preparado en el molde caramelizado y hornear al baño María a 180ºC unos 30-40 minutos aproximadamente, con calor arriba y abajo, o hasta que al pinchar el centro del molde, salga la aguja limpia.
Sacar del horno y dejar enfriar. Luego tapar el molde con papel de aluminio o film de cocina. Guardar en la nevera, donde más frío haga, mínimo 1 día antes de utilizar.
Para servir, pasar una espátula o lengua de silicona por los costados. Colocar una fuente encima y dar la vuelta al molde. Si el flan no cae, dar un ligero golpe en la base. Dejar unos minutos así boca abajo, sin retirar el molde, para que el caramelo vaya bajando en su totalidad. Y está listo para servir directamente. ¡Buen provecho!

Aquí podéis ver como se diferencia la parte flan y el bizcocho utilizado.


Esta parte rugosa, es el bizcocho utilizado en la receta. Durante el horneado, sube
a la superficie del molde. A la hora de servir, queda en la base del postre. Aquí
está servido tumbado para que se vea como queda.




martes, 20 de diciembre de 2016

Platos principales para Navidad 2016

Seguimos dado ideas para la Navidad desde las ondas de Radio Miramar. Esta semana nos toca los platos principales. He querido traer platos más ligeros, y otro más contudentes, por distintos motivos. Uno de ellos es que hay personas que la cena de Nochebuena, la hace más sin carne y es más picoteo de muchas cosas, que un plato en sí fuerte, que lo dejan para el almuerzo de Navidad. 

Pero vamos a ellos, que la puerta de la cocina está abierta:

CREMA DE PUERROS
Esta crema es de las que entonan el cuerpo haciendo que entren en calor, asienta la barriga y siempre sientan bien. Sobre todo, si hemos estado tomando aperitivos más grasientos como los embutidos ibéricos, nos va a venir muy bien para normalizar esas grasas, especias y sal. Se puede dejar hecha con antelación y es sólo calentar para servir. Tenéis todo el paso a paso con sólo pinchar  AQUI


GAMBONES AL TIO PEPE
Para quienes le gusta las gambas a la plancha, os dejo una receta para hacer cantidad de producto a la vez, y poderlo llevar la mesa de una vez. Es sencillo y rápido y la salsa que deja, es ideal para mojar un buen pan casero con miga. Pinchar  AQUI  para más información.


PIERNAS DE CHIVO LECHAL MALAGUEÑO AL AJO
Si queréis una carne sabrosa y autóctona de Málaga, no hay nada mejor que la de chivo lechal malagueño. En esta receta, asamos una pierna pero de igual forma, podíamos hacer medio chivo, con su costillar y su pata trasera y delantera. Es muy fácil y queda muy sabroso. La receta completa la tenéis pinchado   AQUI 

PAVITA DESHUESADA ASADA
Si lo que os gusta es un buen asado, esta es la receta perfecta donde poder luciros con la familia. Es algo compleja pero no difícil, ya que la mayor dificultad, es deshuesar la pavita y ese trabajo lo ha hecho el carnicero. A este relleno que os propongo, se pueden añadir unos piñones, pistachos, nueces, ciruelas pasas remojadas en vino, orejones de albaricoques..... las combinaciones son infinitas. Pinchar  AQUI  y veréis todo el paso a paso y los trucos que os cuento.




martes, 13 de diciembre de 2016

Entrantes para Navidad 2016

Desde Radio Miramar, en la sección "Entre Fogones" que hace esta humilde cocinillas, nos hemos propuesto dejar el mes de Diciembre, llenos de platos más "especiales" de cara a las Navidades y a las comidas familiares que tenemos. 

Empezamos esta semana con los entrantes. Yo siempre digo que somos muy afortunados en España, porque sólo con la selección de embutido ibérico y la gran variedad de quesos que tenemos, es más que suficiente para hacer unos entrantes variados, ricos y para todos los gustos. Si queremos algo más fresco, siempre podemos optar por una buena ensalada completa o unos sencillos tomates con aceitunas aloreñas (ver AQUI ). Pero os voy a dar 4 ideas fáciles, que algunas se pueden dejar hechas con antelación, para salir un poco de la rutina y sorprender a nuestros amigos y familiares.

TOSTA AXARQUIA
Una sencilla combinación del sabroso aguacate que tanto abunda en esta tierra, con tomates y una vinagreta. Podemos presentar el aliño en cuencos y las rebanadas de pan aparte y jugar con esto: pan natural, biscotes tradicionales, con pasas, con semillas..... Para todos los gustos. Pero si os gustan los canapés de hojaldres, podéis poner este relleno justo antes de comer (para que el hojaldre no se ablande y esté crujiente). Tenéis todo el paso a paso en este enlace pulsando: AQUI

PASTEL FRIO DE CANGREJO Y LANGOSTINOS EN EL MICROONDAS
Este plato se puede, y se debe,  hacer con antelación para que a la hora de servir esté frío. Si sois muchos para comer (15-20 personas), y no queréis hacer 2 o 3 moldes, os doy una solución. Multiplicar las cantidades por 2 o 3 veces, según los que seáis. Rellenar unos moldes alargados, pueden ser de aluminios de usar y tirar (muy cómodo para estos días o si tenéis que llevar la comida a otra casa) y meterlos al baño María al horno, a 180ºC. El tiempo variará según la cantidad de pastel que hagamos, pero unos 15-30mnts no hay quien os lo quite. Se puede comprobar la cocción pinchado con un palito en el centro, igual que los bizcochos. Tenéis la receta  AQUI 

MIL HOJAS DE TOMATE CON QUESO DE CABRA Y PESTO MALAGUEÑO
Una ensalada rica y fácil. Es tener todos ingredientes fríos en la nevera con antelación. El pesto se hace en apenas 5mnts antes de servir. Podemos presentarlos, como variante de la foto que os dejo en la receta, en una fuente plana, alternando rodajas de tomate con la de queso. La receta con todos los detalles está aquí:  AQUI

BROCHETAS DE QUESO, ACEITUNAS Y CHERRYS
Esta es una idea estupenda para que los más pequeños de la casa nos puedan ayudar. Os recomiendo comprar unas brochetas de bambú. Son económicas, a mí una bolsa de 100 unidades no llegó a 2€ y quedan muy vistosas. Hay distintos modelos. Si lo hacen los niños, es tan sólo tener el queso ya cortado a dados y los cherrys por la mitad, y que ellos vayan pinchando aceitunas, queso y cherrys a su gusto.  Pinchado AQUI



 Pues estas son las 4 propuestas que os dejo encima de la mesa para estas Navidades. Espero que os gusten y si os animáis hacerlas, me digáis qué os ha parecido ¿vale?  Seguiremos dando ideas y propuestas fáciles y económicas para estos días tan especiales. Mientras tanto, a seguir disfrutando de la cocina con la sonrisa por bandera.



jueves, 8 de diciembre de 2016

Arroz caldoso con pollo y Grande Apiane Tinto Joven

Hoy os presento un plato de domingo. Y la pregunta que viene ahora es ¿por qué de domingo? Pues algo tan sencillo y simple porque en casa de mi madre, los domingos, era cuando se solía hacer arroz ya que solíamos estar todos juntos a comer. El resto de los días, cada uno llegaba a una hora a comer: los mayores por trabajo y los pequeños (como en mi caso) por el colegio. Así que a mí cocinar arroz, en cualquiera de sus vertientes, es sinónimo de reunión familiar.

El de hoy es para comerlo con cuchara, ya que es caldoso, pero sin olvidar el tenedor y cuchillo por los trozos de pollo (que a mí me gusta comerlos al final con las manos para chupar bien los huesos, pero bueno… eso ya depende de cada uno). Viene maridado con un vino 100% malagueño, con la D.O. Sierras de Málaga y el sello de calidad #SaboraMalaga Aunque las notas de cata lo recomiendan con carnes rojas y de caza, a mí me ha sorprendido mucho en esta receta y francamente, el maridaje me ha gustado. Quizás el utilizar pollo de corral, de sabor más intenso que el pollo tradicional, y poner romero en el guiso (hierba aromática presente en el Grande Apiane Tinto Joven), han hecho que esta combinación de sabores funcione tan rica. Si quieres conocer más sobre Grande Apiane Tinto Joven y los vinos que nos ofrecen Tierras de Mollina, sólo tienes que pinchar  AQUI

Pero dejémonos de charlas y pasemos a la cocina, a preparar este rico arroz caldoso con pollo y Grande de Apiane Tinto Joven.

Ingredientes para 4-6 personas:
- 1 puñado de arroz redondo por persona + 1 puñado más para la cazuela.
 ½ pollo campero troceado (mejor que lo haga el carnicero). A mí me gusta quitarle la piel, pero ya es cuestión de gusto personal.
1 cebolla picada fina (a mí me gusta mucho el toque de la cebolla en el arroz, pero como esto es un tema que levanta ampollas según quién, es completamente opcional).
1 lata de pimientos morrones.
2 tomates maduros rallados.
2 dientes de ajos picados finos, sin el germen interior.
Caldo de pollo o verduras.
1 copa de vino Grande de Apiane Tinto Joven.
 Un puñado de guisantes.
 Sal fina, pimienta molida, azafrán en hebra, romero y laurel.
 Aceite de oliva virgen extra, que yo siempre recomiendo la amplia selección que hay de #AOVE en #SaboraMalaga En este caso, al ser el vino de la Comarca de Antequera, he utilizado un aceite D.O. Antequera Hojiblanca.

Preparación:
Empezamos poniendo en el fondo de una cazuela alta (recordemos que el arroz es caldoso), aceite de oliva virgen extra sin que llegue a cubrir del todo el fondo. Cuando coja temperatura, vamos a rehogar los trozos de pollo campero, que estarán salpimentados. Doramos exteriormente, y retiramos.
En ese mismo aceite, vamos a rehogar la cebolla, con los ajos picados lo  más fino posible. Sino os gusta el sabor del ajo, podéis dejarlos enteros con piel. Así darán sabor pero será más discreto y luego es más fácil de retirar al servir. Cuando tengamos la cebolla blanda, añadimos el arroz y removemos bien. A fuego suave, vamos tostando ligeramente los granos de arroz para sellarlos por fuera y que queden más entero. Cuando lo tengamos hecho, añadimos el tomate rallado y las hebras de azafrán y dejamos rehogar todo unos minutos.
Añadir los trozos de pollo rehogados y la copa de Grande de Apiane Tinto Joven y dejar que el vino se evapore por completo.
Poner el doble de cantidad de caldo o agua que de arroz, que debe de estar caliente. Para esto, a mí me gusta utilizar un cuenco grande. Voy echando en él los puñados de arroz que voy a necesitar. Veo por donde queda marcado y ya se la marca para medir el agua / caldo. También podéis utilizar una de las jarras con medidas y fijaros en cualquier de las medidas habituales para saber la cantidad de líquido. Por ej., que el arroz llegue a la marca de los 500grs. Remover con cuidado el fondo de la cazuela, para evitar que el arroz se pegue abajo.
Cuando comience a hervir el caldo, probar de sal y rectificar si hiciera falta. Recordar que el arroz es soso y el caldo debe de estar ligeramente salado, para que el arroz absorba esa sal desde el inicio. Añadir una hoja de laurel y romero, bien en rama, o un pellizco de hojas secas. Dejar la cazuela medio tapada, y cocer a fuego suave unos 15 minutos, vigilando que no se quede sin caldo y añadiendo más (siempre caliente) cuando sea necesario. Cuando notemos el arroz casi hecho, añadir los pimientos morrones cortados en tiras y unir al guiso moviendo la cazuela. Tapar y apagar el fuego, dejando el arroz reposar unos minutos (que podemos aprovechar para poner la mesa, por ej.).
A mí me gusta llevar la cazuela directamente a la mesa y servir en platos soperos. Una copa de Grande de Apiane Tinto Joven es estupendo para acompañar este arroz caldoso. ¡Buen provecho!

Foto resumen de esta receta



Una buen arroz es imprescindible para esta receta.


Una ración de "amigo" bien acompañada de Grande de Apiane Tinto Joven



Con esta copa es suficiente para llenar de sabor este arroz caldoso



Un primer plato del plato ya servido y bien acompañado de Grande de Apiane Tinto Joven








martes, 6 de diciembre de 2016

Sopa de picadillo

Esta es una de las sopas más reconfortantes que hay. Tanto si hace frío, si estás resfriado, si has salido de fiesta la noche anterior y quieres algo que te quite esa resaca que te atormenta.... de verdad, puro milagro. Y si pensáis que exagero, la probáis y me decís ¿vale?

Arrancamos con un buen caldo de puchero (como llamamos en Málaga al cocido). Pinchando AQUI  Pero vamos a lavarnos las manos y nos metemos en la cocina ¿os apetece?.

Ingredientes para 4 personas aprox.
- 1 litro o algo más de caldo de puchero, que tendremos ya hecho con antelación.
- 2 puñados de fideos medianos.
- Patata y zanahoria que habremos cocido en el caldo.
- Los garbanzos del puchero.
- La carne que hemos utilizado para hacer el caldo, limpia de pieles y huesos y troceada.
- 2 huevos 
- Jamón serrano picado.
- Sal (si hiciera falta) y hierbabuena.

Preparación:
- Colaremos 1 litro de caldo aproximadamente, de la olla que habremos preparado de puchero. Recordar que este caldo se puede congelar perfectamente. Pondremos a hervir de nuevo, quitando las posibles espumas que tengan.
- Pondremos los 2 huevos a cocer dentro del caldo, para que cojan ese sabor. Miraremos cuantos minutos necesitan cocer los fideos. Si son sobre 7-9 se pueden añadir una vez vuelva a hervir el caldo. Remover todo bien y cocer 10mnts desde que se ponen los huevos.
- A mitad de la cocción, poner los garbanzos, el jamón serrano, la carne picada a dados, la zanahoria y patata cortada en la sopa, para que se calienten y vayan tomando sabor. 
- Pasados los 10 minutos (incluso pueden ser 8-9 si los huevos no son muy grandes), sacarlos y pelarlos con la ayuda de un trapo, para no quemarnos. Reservar.
- Para servir, poner la sopa en platos hondos, con una buena ramita de hierbabuena. A mí me gusta poner los huevos cocidos en plato aparte, porque en casa, hay quien quiere solo yema o clara, quien le gusta todo... así que lo dejo aparte, junto con más jamón serrano a dados, para que se añada según quieran. Al llevar el jamón serrano, normalmente no hace falta añadir sal, pero rectificar si hiciera falta. 

**Esta sopa suele llevar dado de pan frito en aceite de oliva virgen extra, pero al llevar la patata, nosotros no se la solemos poner. 

Un plato listo para servir


La sopa acompañada del huevo duro y más jamón serrano


Una forma muy cómoda de poner los extras que queramos añadir.


¿Quién es el primero en meterlela cuchara?




lunes, 5 de diciembre de 2016

Entre Fogones 30-11-16: Carne de membrillo y frutas del otoño

Una semana más, me cuelgo el delantal en los micrófonos de Radio Miramar para cocinar "Entre Fogones" Hoy me ha tocado compartir micro con mi querida Patricia Padial y hemos hablado, entre otras cosas, de las frutas típicas de otoño. ¿Quieres conocerlas? Pues son estas que te detallo a continuación:
- Higos
- Membrillos
- Uvas
- Kaquis
- Granadas
- Manzanas
- Peras
- Kiwis
- Frutos rojos (arándanos, moras, frambuesas)
- Plátano canario (el mejor momento para consumirlos)
- Piña
- Pomelos
- Mandarinas
- Naranjas
- Aguacates (mejor si son mi Axarquía)
- Mangos
- Chirimoyas
- Frutos secos: castañas, piñones, nueces, avellanas, almendras, higos secos....etc.

Con toda esta variedad de frutas, vamos hacer una receta muy típica de Andalucía, que nos puede durar en la nevera varios meses y es súper sencilla de preparar: carne de membrillo. Tienes todo el paso a paso pinchando AQUI 

Pero si lo que queréis es oír el programa que hicimos en directo, es tan fácil como pinchar en este enlace:  http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-cocinamos-carne-membrillo-audios-mp3_rf_14360073_1.html   El archivo Ivoox se puede reproducir con cualquier programa multimedia que tengáis instalado en vuestro equipo.

Pues hasta aquí el programa de esta semana. Espero que os haya gustado. La semana que viene volveremos a encender los micrófonos y los fogones en Radio Miramar. Mientras tanto, mi consejo para que compreis en vuestros comercios locales y los productos de vuestra zona. Un beso grande y a llevar la sonrisa por bandera.

En los micrófonos de Radio Miramar


sábado, 19 de noviembre de 2016

Carne de membrillo

Carne de membrillo, como le llamamos en Andalucía o Dulce de membrillo, como se le conoce en el resto de España.

Es un postre ancestral, típico del otoño cuando empiezan aparecer los membrillos en nuestros mercados. Se conserva durante meses de forma totalmente natural, debido a la cantidad de azúcar que lleva y a la pectina de la manzana. Se puede tomar de aperitivo en canapés, acompañado de queso (tanto blanco como curado.... al gusto de cada uno). Y para los que os gustan los contrastes agridulces, también en ensalada con nueces, queso, tomate, surtido de lechugas, una vinagreta suave... 

No es complicado de hacer. Tan sólo se trata de no quitarle el ojo de encima, porque tiene la costumbre de "agarrarse" al fondo de la cazuela. No hay que dejar de remover, pasando bien la cuchara de madera o la lengua de silicona por el fondo de la cazuela y todos los rincones. Y un consejo: no intentéis reducir la cantidad de azúcar de la receta, para hacerla más "light". El resultado será una crema de membrillo pero no está consistencia compacta. 

Pero vamos lavándonos las manos y nos metemos de lleno en la cocina.

Ingredientes:
- 1kg de membrillos
- 2 manzanas (pueden ser reinetas, rojas, amarillas.... la variedad que más os guste o tengáis disponible en vuestra zona).
- 1 rama de canela.
- El mismo peso de los membrillos pelados, de azúcar blanca.
- Zumo de medio limón.

Preparación:
- Necesitamos empezar a preparar nuestra carne de membrillo la noche anterior, o por la mañana temprano si la vamos hacer por la tarde. Pelaremos los membrillos, le quitamos el corazón interior y partimos en dados pequeños (contra más pequeños, antes se cocinarán). Cuando los tengamos todos pelados y cortados, los pesamos y sabremos que esa es la cantidad de azúcar blanca que necesitamos. Yo de 1kg aprox. de membrillo, una vez pelados, sin corazón y troceados, se quedaron casi en 700grs. escasos.
- Pelar las manzanas, quitar el corazón y partir en dados pequeños.
- En una cazuela de fondo grueso o una fuente, ponemos el azúcar, el membrillo, la manzana y el zumo de medio limón. Removemos todo bien, para que el azúcar impregne toda la fruta. Esto hará que macere y suelte sus jugos. Tapar con un plástico de cocina y dejar reposar en la nevera, donde más frío haga, un mínimo de 8h.
- Pasado este tiempo, removemos bien todo y ponemos la fruta a cocer en una cazuela de fondo grueso, con un palo de canela. No hay que dejar de remover, porque conforme vaya espesado, más riesgo de quedarse pegado tenemos. 
- Veremos que conforme se vaya cociendo la fruta, del color amarillento pálido, irá cambiando a color naranja y espesando toda la preparación. Cuando la fruta esté de color naranja, podemos apartar la cazuela del fuego y triturar todo lo más fino posible. Volver al fuego hasta que haya vuelto a espesar y la cuchara se nos quede.
- Pasar todo a un recipiente de cristal y cuando se enfríe, guardar en la nevera y estará listo para consumir a nuestro gusto.

Esta es mi carne de membrillo, una vez solidificado y enfriado,
Listo para consumir. 



Empezando la cocción con los membrillos y manzanas pelados y troceados,
el palo de canela, azúcar y el zumo de limón.







martes, 15 de noviembre de 2016

Solomillo mechado

Esta es una receta muy sencilla, apta para cualquier delantal por novato que sea, pero con un resultado muy bueno. Yo lo hice en cazuela porque eran 4 solomillos, pero si fueran más, se puede hacer de la misma forma en el horno.

Necesitamos una aguja de mechar, que la encontramos en muchas ferreterías y por supuesto, en las tiendas de artículos de  cocina. Es una aguja hueca en la zona central, con un tope deslizante en ese hueco. Se suele utilizar para piezas grandes como lomos, o en este caso, solomillo. Para rellenarla, ponemos el tope al final o hasta donde veamos que la aguja queda totalmente insertada dentro de la pieza de carne. El relleno puede ser el que queramos, teniendo en cuenta que tiene que ser tamaño pequeño para que quede dentro del hueco de la aguja de mechar. Lo típico es poner jamón serrano, tocino del jamón, ajos, cebolla, incluso dados de zanahorias o trozos de huevo cocido.

Os aconsejo que pidáis a vuestro carnicero una malla para meter los solomillos, una vez mechados, o bien, atarlos con un cordel alimenticio. Esto hará que no pierdan la forma durante la cocción.  A la hora de servir es tan fácil como cortar esas cuerdas con unas tijeras. Y si vais a guisar varios solomillos, lo mejor es hacerlo en una bandeja de horno algo honda,

Pero vamos a la cocina, que se nos va a pasar el hambre ¿me acompañas?

Ingredientes:
- 1 solomillo por persona, de cerdo en este caso.
- Lonchas de jamón serrano.
- Ajos laminados.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Vino blanco de calidad. No hace falta que sea un "Gran Reserva". En cualquier comercio podemos encontrar vinos con D.O., con lo que tenemos ya una calidad garantizada, a buen precio.
- Caldo de carne o verduras.
- Sal, pimienta molida, laurel.

Preparación
- Preparar la aguja de mechar con lonchas de jamón serrano (dejar el tocino que pueda tener), y poner ajo laminado entre las lonchas.
- Coger un solomillo e insertarla la aguja en la parte central. Con el tope, ir tirando hacia atrás de la aguja, y el tope hará que se quede dentro todo el relleno. Salpimentar el exterior del solomillo (tener en cuenta que lo hemos rellenado de jamón serrano, ser prudentes con la sal). Meter en una malla de carnicero o atar con hilo de cocina para que no pierda la forma. Repetir con los demás solomillos que tengamos.
- En una cazuela amplia, poner aceite de oliva virgen extra (yo siempre recomiendo las variedades de #SaboraMalaga ) y cuando esté caliente, ir dorando los solomillos por todos lados a fuego fuerte, para sellarlos por fuera y que queden jugosos por dentro.
- Una vez estén todos dorados por fuera, añadir caldo y vino, a parte iguales, hasta que llegue a la mitad aprox. de altura de los solomillos. Poner laurel, y si queremos, podemos añadir algún ajo entero sin pelar. Dejar guisar a fuego medio durante 10-15mnts (según tamaño) y dar la vuelta a los solomillos, dejándolos el mismo tiempo del otro lado.
- Una vez cocinados, sacar de la cazuela, quitar la malla / hilos, y dejar reposar sin la salsa, y tapados para evitar que se enfríen. Si nos hubiera quedado mucha salsa, podemos reducirla a fuego fuerte. Otra opción es disolver un poco de harina de maíz (Maicena) en un poco de agua fría, e ir añadiendo poco a poco, sin dejar de remover la salsa, hasta que tengamos la consistencia que queramos. 
- Servir los solomillos con un poco de salsa en el plato, y el resto, en salsera aparte para quien quiera ponerse más. ¡Buen provecho!

Foto resumen de esta receta


Esta es la aguja de mechar, hueca en el centro, para poder meter el relleno.


Rellenando los solomillos.


Ese es el tope de la aguja, que mantendrá el relleno dentro,
mientras vamos sancando la aguja.


El solomillo una vez cocinado. Lo he partido por la mitad para que se vea el relleno,
y como aún está un poco rosado en el centro.