Buscar este blog

Translate

sábado, 22 de abril de 2017

Arroz en barbacoa

Empieza la época de las romerías, del buen tiempo y de salir al campo a comer y disfrutar de un día al aire libre con amigos y familia. La verdad, que pocas cosas se disfrutan más que eso, y no salen igual de ricas. Sea lo que sea, cocinado al calor de un fuego de leña, cobra otra dimensión completamente magnífica.

Recordar y tener siempre presente, que no en todos los sitios se permiten encender barbacoas o fuegos al aire libre. Hay zonas donde está prohibido en los meses de más calor, para evitar incendios. En otros lugares, hay que pedir permisos previos al Ayuntamiento correspondiente. Y otros espacios, aunque los solicites por escrito previamente y tengas que tener la autorización al respecto, sólo podrás hacer fuego en las barbacoas y sitios que hay acotados para ello. Preguntar siempre en el Ayuntamiento responsable, porque las multas son bastantes altas y, sobre todo, corremos el riesgo de provocar un incendio.

Dicho todo esto, yo os voy a contar como hicimos este arroz en barbacoa con unos amigos. Las cantidades son aproximadas y siempre podréis cambiar cosas a vuestro criterio. A nosotros, por ejemplo, nos gusta el arroz con cebolla, y eso es algo que siempre ocasiona un buen debate. ¿No te gusta a ti? Pues no se la eches…. así de claro, seguro que sale exquisito. No hay nada más democrático que la cocina y debatir si tiene que llevar algo un ingrediente o no, me parece una pérdida de tiempo porque en nuestro gusto, mandamos nosotros. Nuestro arroz es con carne, que parece que le “pega” más, pero perfectamente podría ser con pescado, marisco, un arroz mixto de carne y pescado, etc.

Vamos al lío, que el fuego está encendido y nunca mejor dicho.

Ingredientes para 10 – 12 personas:
- 1kg de arroz redondo
- Agua o caldo de carne (sería estupendo conseguir unos huesos frescos y hacer con ellos un buen caldo, con un puerro, cebolla y zanahoria).
- Pimiento verde y rojo (si son de los asar, con medio pimiento de cada es suficiente).
- 1 cabeza de ajos entera y sin pelar
- Aceite de oliva virgen extra
- 1 cebolla grande
- 2 – 3 tomates maduros rallados
- 1kg de magro cortado a dados
- 1 pechuga de pollo troceada
- Pimienta molida, clavos de olor, hojas de laurel. 2 sobres de especias para paella, ramita de romero / tomillo si es posible.
- Sal gorda (puede ser fina, pero a mí para el arroz, por lo soso que es, me gusta más la gruesa).

Preparación:
- Lo primero es tener unas buenas ascuas, que nos permitan cocinar sin grandes llamas. Tener preparado ramas pequeñas para ir alimentando el fuego, si hiciese falta.
- Si tenemos huesos frescos, ponerlos a hervir como hemos indicado. Necesitaremos el doble de agua que de arroz (medir el arroz en una jarra y por donde se quede, será la marca para saber la cantidad de agua / caldo a necesitar) y añadir un poco más de agua (por la que se pueda evaporar al hervir). Mantener el agua caliente hasta que la añadamos al arroz. Añadir sal al caldo.
- Poner aceite de oliva virgen extra en una paellera. La cantidad es un poco a ojo y yo siempre prefiero quedarme un poco corta, y si hiciera falta, añadir un poco más. Dorar en ese aceite la cabeza de ajos entera y reservar.
- Dorar la carne de magro primero, que la tendremos salpimentada. Se tiene que quedar medio hecha: bien dorada por fuera y que aún quede cruda por dentro, para que se termine de hacer al cocerse el arroz. Cuando la tengamos medio dorada, añadir la pechuga de pollo (que también estará salpimentada) para hacer lo mismo: dorar por fuera, pero que quede cruda por dentro. Sacar de la paellera y reservar.
- En ese mismo aceite de oliva virgen extra que hemos rehogado la cabeza de ajos y la carne, vamos hacer el sofrito. Para ello, ponemos primero la cebolla a pochar, hasta que esté blandita. Luego añadimos los pimientos verdes y rojos y cuando estén estos rehogados, añadimos el tomate rallado. Todo esto con su sal correspondiente. Si hay niños pequeños a los que no les gusta encontrar el trozo de cebolla o de pimiento, mi consejo es que se trocee todo en trozos grandes y una vez rehogados, retirar de la paellera y pasar por la batidora con un poco del agua que tenemos caliente para el arroz, y de esta forma, el sofrito pasa desapercibido.
- Cuando el sofrito esté hecho, añadir el arroz y rehogar bien sin cesar de remover. De esta manera, conseguiremos que se nos quede un grano suelto y más entero. Una vez que veamos que el arroz está suficientemente rehogado con el sofrito, colocamos las carnes, la cabeza de ajo, los sobres de especias para arroz y regamos con el caldo. Primero un poco, removiendo el fondo de la paellera para arrancar todos los sabores. Y luego la cantidad suficiente para dejar cubierto el arroz. Añadir laurel y una ramita de romero / tomillo si es posible (fácil de encontrar si estamos en el campo). Dejar hervir y probar de sal, añadiendo si hiciera falta. Si durante la cocción viéramos que hace falta más agua, añadir siempre a punto de hervir para que el arroz no pierda temperatura.
- En el envase del arroz, pondrá los minutos que recomiendan para su cocción. Si a los 15mnts aprox. de hervir el agua, probamos y el arroz está casi hecho, yo apartaba la paellera del fuego, la tapaba con papel de aluminio y la dejaba reposar 5mnts. Esto variará según la marca, o la cantidad de arroz que hayamos echado, pero son unos tiempos orientativos.
- Una vez el arroz en su punto, llevar a la mesa y disfrutar. Particularmente, me gusta servir a todos y yo me dejo mi ración directamente en la paellera, que es donde mejor sabe. Espero que os guste.

Foto resumen de este arroz en barbacoa.


Un primer plano del arroz en plena cocción.


Aquí podeis ver las brasas del fuego y la barbacoa cerrada, 
para evitar que el fuego salga de su sitio y provoque daño.

Tiramisú de fresa

Estamos en plena temporada de fresas. Y vamos hacer un tiramisú de fresas, rico y fácil y con un toque distinto al tradicional. No hemos utilizado café en esta preparación, por lo cual, si hay niños, puede ser que lo coman más fácil.

Estos son de los postres que hay que dejarlo reposar, para que se asiente bien la nata. Es muy calórico.... sí.... algún pecado tiene que tener. pero tampoco se trata de comerse uno solo la bandeja (aysh..... porque no nos dejan que sino..... ¿verdad?). El queso sí lo he utilizado desnatado, para quitar algo de calorías y sobre todo, grasa. 

Me ha pasado una cosa curiosa y os la quería comentar aquí. Tenía pocos palitos de bizcochos (la verdad que no sé cómo se llaman en realidad.... siempre en casa los llamamos así). Voy al super y mira por donde, se habían acabado.... Recordaba tener en casa una caja de galletas de canela y azúcar, y como son también crujientes, no me lo pensé 2 veces y les metí mano. Además estas galletas, al igual que los palitos de bizcochos que buscaba, no tienen frutos secos, por lo cual, podía comerlo un amigo de mi hija que venía a comer. Así que no estaba del todo tan mal.

El postre es muy fácil. Y si tenéis una batidora con accesorio de batir, para montar la nata, será mucho más fácil. Recordar que hay que comprar la nata que sea para "montar" que tiene al menos, un 35% de materia grasa. Y debe de estar muy fría, para ayudar a montar cuanto antes. El poner el recipiente donde la vamos a montar en la nevera un buen rato antes (o en el congelador), nos puede facilitar la tarea.

Pero nos dejamos de charla y nos metemos en la cocina directamente. ¿Me acompañas?

Ingredientes para 10 personas:
- 1kg de fresas maduras (aproximadamente).
- 500ml de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa).
- 400grs de queso de untar o cremoso (puede ser desnatado).
- Azúcar glas al gusto. Yo le he puesto unas 5 cucharadas soperas, pero no quería un excelso de dulzor.
- 1 cucharadita (de postre) de vainilla líquida.
- 1 paquete de galletas de canela y azúcar (Napolitanas).
- Chocolate en polvo (para hacer a la taza).
- El zumo de 1 naranja grande.
- Opcional: chupito de licor, que yo le he puesto, licor de naranja.

Preparación:
- Lavamos las fresas, sin quitarles el rabito y las dejamos escurrir. Reservamos.
- Exprimir la naranja para tener el zumo. Si queremos utilizar licor, lo mezclaremos con el zumo de naranja. Si van a tomar niños el postre, podemos calentar un poco el licor para que el alcohol se evapore y una vez frío, se mezcla con el zumo de naranja. Reservamos.
- En un cuenco amplio, ponemos la nata y con la ayuda de unas varillas, empezamos a montar. Vamos incorporando la vainilla líquida y el azúcar glas poco a poco. El punto de dulzor es personal y no conviene dejarlo excesivamente dulce. 
- Cuando tengamos la nata casi montada del todo, añadimos el queso crema y seguimos batiendo todo, hasta obtener una crema homogénea y cremosa. Reservamos.
- Las fresas las vamos quitando el rabito y partimos por la mitad. Reservamos.
- En una fuente rectangular, ponemos un fondo de galletas de canela para cubrir la base. Por los laterales, repartimos las mitades de fresa. Pintamos con zumo de naranja todas las galletas. A continuación, ponemos una capa de la crema de queso y nata, que cubra las fresas y las galletas. Con la ayuda de un colador, espolvoreamos cacao en polvo encima de la crema. Volvemos a repetir todo: poner mitades de fresas por los laterales, galletas cubriendo la base que pintaremos con zumo de naranja y otra capa de crema, que rociaremos con cacao en polvo. Así vamos repitiendo, hasta completar el molde.
- Terminamos el postre con una capa de crema de nata y queso, bien cubierta de cacao en polvo. Podemos poner mitades de fresas por encima o bien, como yo he puesto en la foto, sólo unas mitades en el centro. 
- Tapar con film de cocina y meter en la nevera donde más frío haga. Mínimo necesita unas 3h para que la nata coja consistencia y frío de nuevo. Se puede hacer la noche antes por ej. 

- A la hora de servir, en la misma bandeja, con la ayuda de una espátula amplia podemos ir sirviendo porciones. 

Una imagen del postre antes de servir.


Vista general de la fuente en la mesa.


Detalles del relleno.


Esta es una ración para llevar, en un tupper de plástico.
El cacao conforme va tocando la crema, cambia de color. 
En esta foto podemos ver que aún hay una esquina que no ha cambiado de color
porque la foto hecha recién echado. Es normal. Os lo enseño para que no os asusteis.


Estos son los bizcochos de palitos, como los llamamos en mi casa.
Al tener poca cantidad, los utilicé en el tupper que se llevó un amigo.



martes, 18 de abril de 2017

Nido de Pascua

Esta receta la vi por redes sociales. La he visto promocionar tanto por marcas de masas de hojaldre como de chocolate. Me pareció muy rica y me puse manos a la obra, aunque la he “tuneado” un poco.
En la receta que promocionaban, utilizaban chocolate fundido para crear el relleno. Yo he puesto crema de cacao con avellanas, porque le encuentro más sabor que sólo chocolate. Y le he añadido unas riquísimas almendras crudas de la #Axarquía malagueña por encima, para darle un toque muy crujiente.

La receta es pringosa… os lo advierto. Si os gusta mancharos las manos, o chuparse los dedos del chocolate que se sale al formar el Nido de Pascua, con esta receta os vais a divertir de lo lindo. Yo soy de las que he disfrutado como una niña…. Jejeje.

Pero vamos al lío, que esta receta no necesita mucho tiempo de elaboración y menos tiempo va a estar encima de la mesa cuando la sirváis.

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS
- 2 masas de hojaldres, preferiblemente, de forma cuadrada (hay marcas que las venden ovaladas y otras cuadradas / rectangular).
- Crema de cacao con avellanas al gusto.
- 1 huevo batido.
- Almendras crudas para decoración (al gusto, como unas 12 aprox.).
- Huevos pequeños de Pascua de decoración.

PREPARACION
- Encender el horno a temperatura alta y sacar la bandeja de rejilla.
- Batir 1 huevo y dejarlo reservado con un pincel de cocina.
- Extender una placa de hojaldre. A mí me gusta pasarle el rodillo para dejarlo un poco más fino y uniforme. Si vuestra placa es ovalada, cortar la masa que sea necesaria para dejarla cuadrada (se formará mejor el nido). No tiréis los recortes, que se podrán utilizar después.
- Con la ayuda de una espátula de silicona o el dorso de una cuchara, extender una buena capa de crema de cacao con avellanas de forma uniforme. Empezar a enrollar el hojaldre desde un extremo, haciendo un rulo. El cierre de la última capa, ponerle un poco de huevo batido para que haga de “pegamento” y selle el rulo.
- Con un cuchillo de hoja lisa y bien afilado, cortar el rulo por la mitad y abrirlo. Veremos todas las capas de hojaldre relleno de crema de cacao. Hacer una trenza con estas dos mitades de hojaldre y chocolate. Formar la mitad del nido, haciendo un medio círculo. Disponerlo sobre un papel de hornear (puede servir el que trae el propio hojaldre) y dejarlo reservado en la rejilla del horno.
- Hacer lo mismo con la otra placa del hojaldre, y cuando tengáis la trenza hecha, cerrar el círculo del nido con la otra mitad que tenemos reservada. Las uniones de ambas mitades de los círculos, os hará que utilicéis las manos y las hagáis pegar unas con otras. Si vuestra placa de hojaldre era ovalada y tenéis los recortes, podéis utilizar estos recortes en estas uniones, poniéndolos por encima para “amarrar” los cierres.
- Pintar todo de forma generosa con huevo batido. Repartir las almendras crudas troceadas por todo el nido, a vuestro gusto, y volver a pintar todo con huevo batido.
- Hornear a temperatura de 180ºC / 200ºC, según la potencia de vuestro horno, con calor arriba y abajo y colocando la rejilla en la zona central del horno. Estar pendiente y cuando tengamos el nido dorado, se saca del horno. Será unos 20-30minutos aproximadamente. Si vemos que se nos dora demasiado el hojaldre por fuera, y está crudo por dentro, tapar el nido con papel de aluminio para evita que se nos queme por fuera.
- Dejar enfriar el nido por completo sobre una rejilla. Servir en una fuente con el centro lleno de huevos de pascua. Espero que os guste y por supuesto: Feliz Pascua a todos.

Foto resumen de todo el paso a paso.


Con la crema de cacao extendida, vamos enrollando el hojaldre.


Una vez hecho el rulo, lo cortamos por la mitad a lo largo.


Trenzamos las dos mitades del rulo.


Ya tenemos el nido formado.


Detalles de las almendras repartidas por el nido y bañadas en huevo batido.




miércoles, 12 de abril de 2017

Pestiños de miel

Navidades y Semana Santa siempre han sido épocas de hacer dulces especiales. Y los pestiños de miel de hoy, forman parte de esta antigua tradición malagueña.  Los pestiños también los encontramos rebozados en azúcar blanca, igualmente deliciosos. Yo he hecho la mitad de la masa rebozados en miel, y la otra mitad, con azúcar blanco porque en casa gustan de las dos formas y cada variedad, tiene sus propios seguidores.  El toque de miel nos hace recordar la época árabe y posiblemente, el origen de estos sencillos y ricos dulces. En este caso, he rebozado con miel de la Sierra de las Nieves. Una comarca del interior de la provincia de Málaga, Reserva de la Biosfera y Parque Natural. Os invito a que le hagáis una merecida visita, porque os va a cautivar tanto sus bellos paisajes, como la magia de los pueblos que la componen. En la web www.sierranieves.com  tenéis más información para vuestra visita.

Esta masa gana con el reposo. Así que si podéis, dejarla en la nevera antes de hacer los pestiños, por ejemplo, toda la noche. De esta forma, la masa coge más cuerpo y  los sabores se intensifican. La harina que se utiliza es de todo uso, aunque particularmente, a mí me gusta más hacerlos con harina de repostería, pero os dejo las dos opciones.

Pero vamos a ponernos manos a la obra, y a poder disfrutar de estos ricos pestiños de miel.

Ingredientes:
- 500grs de harina de repostería, o de todo uso sino la encontráis.
- 1 vaso (de los de agua) de aceite de oliva virgen extra.
- Zumo de naranja (aproximadamente medio vaso, pero según la cantidad que admita la masa).
- 1 copita de licor de naranja o anís.
- Ralladura de naranja.
- Pellizco de sal. A mí para los postres, me gusta utilizar una sal rosa con un toque de vino de Málaga, pero podéis utilizar sal fina sino la tenéis. La cantidad que se utiliza, es como si echaras sal a un huevo.
- 2 cucharadas soperas de matalahúva y otras 2 de ajonjolí.
- Aceite para freír. Podéis utilizar uno de oliva suave o bien, si queréis un sabor más neutro, ya que la masa tiene aceite de oliva virgen extra, un aceite de girasol.

Para el rebozado:
- 200ml de miel.
- 100ml de agua.
- Azúcar blanco.

Preparación:

- Calentar el vaso de aceite de oliva virgen extra en una sartén / olla. Incorporar el ajonjolí y la matalahúva y retirar del fuego, para que las semillas se tuesten pero no se quemen. Reservar y dejar enfriar.
- Poner la miel y el agua en un cazo de paredes altas y cocer unos 10mnts, o hasta que veamos que el agua se ha evaporado y la miel tiene consistencia de jarabe. Reservar.
- En una fuente amplia, tamizar la harina y hacer un volcán, con un hueco en el centro. Poner la ralladura de una naranja, la copa de licor de naranja / anís y el aceite de oliva virgen extra con las semillas. Amasar todo, intentando ligar y unificar.
- Añadir el zumo de naranja que haga falta para ligar la masa, y obtener una masa uniforme y lisa, que se despegue de las manos. En este punto, se puede dejar reposar o empezar a freír los pestiños.
- Con la ayuda de un rodillo, extender la masa. Tenemos que dejar el grosor de una galleta fina aproximadamente, para que se frían rápido los pestiños. Con la ayuda de un cuchillo, hacer unos cuadrados regulares a la masa. Coger cada porción, y unirlos por las esquinas contrarias, como si fuera un lazo y colocarlo en una fuente amplia. Repetir hasta que tengamos todos los cuadrados liados.
- Calentar aceite para freír, procurando que no coja demasiada temperatura ya que nos quemaría los pestiños por fuera quedando crudos por dentro. Ir friendo en tandas pequeñas, para que el aceite no se baje demasiado la temperatura. Conforme se frían los pestiños, sacar del aceite y dejar escurrir sobre una fuente con papel absorbente de cocina.
- Cuando hayan perdido algo de calor de la fritura, pero estén aún calientes, rebozar los pestiños en el almíbar de miel. Si la miel se hubiera quedado muy espesa, se puede calentar unos segundos en el microondas, para que tenga una  consistencia más líquida y cubra bien los pestiños. Escurrir el exceso de miel y ponerlos en una fuente. Repartir semillas de ajonjolí por encima, antes de que la miel se seque.  Mientras que se fríe otra tanda de pestiños, se van rebozando los que ya se han frito porque si se dejan enfriar por completo, no coge bien el rebozado, ya sea de miel o de azúcar.
- Con la cantidad puesta, da para rebozar la mitad de la masa aproximadamente en miel. Para la otra mitad, puse azúcar blanco en una fuente y una vez fritos los pestiños, los rebocé en el azúcar, quitando el exceso, y poniéndolos sobre otra fuente.
- Los pestiños ya están listos para degustar cuando se deseen. Espero que os gusten. ¡Buen provecho!

Los pestiños de miel listos para comer


La masa bien estirada y las porciones que se iban cortando.


Miel de la Sierra de las Nieves, #AOVE de la Axarquía malagueña y 
Sal rosé al vino de Málaga. Parte de los ingredientes de esta receta malagueña.






martes, 4 de abril de 2017

Resumen "Entre Fogones" Marzo 2017

Un mes más, llenamos los Miércoles de recetas sanas y fáciles desde los micrófonos de Radio Miramar. Aquí os dejo el resumen de todos los programas que hemos compartido este pasado mes. Espero que os guste.

Jibia con salsa de almendras: Empezamos el mes con el Miércoles de Ceniza y el inicio de la Cuaresma cristiana. Una receta muy típica en esta zona, con las riquísimas almendras de la #Axarquía. Si queréis oír el programa, es sólo pinchar en este enlace: http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-nuestra-companera-belen-diaz-audios-mp3_rf_17294025_1.html   Y si lo que queréis es ver todo el paso a paso de la receta, es tan sencillo como pinchar en este enlace:  http://bit.ly/2mjoFmh

Torrijas al vino Moscatel: Seguimos con uno de los postres malagueños más típicos de Cuaresma y de la Semana Santa: las torrijas. En este caso, con un toque de vino Moscatel. Vino con D.O. Sierras de Málaga y el sello de calidad #SaboraMalaga Deliciosas tanto en la merienda, con el café de sobremesa o cualquier hora.  El audio con todo el programa lo tenéis pinchando aquí: http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-belen-diaz-nos-ensena-audios-mp3_rf_17428155_1.html  Y la entrada al blog de esta receta, que se está volviendo completamente viral esta cuaresma, la tenéis pinchando en este enlace http://bit.ly/1zlxWoV

Mejillones en salsa de tomate picante: Llegamos al ecuador del mes, y lo hacemos con una receta diferente para comer unos ricos mejillones. En esta ocasión, los cocinamos en salsa picante. Una deliciosa salsa de tomate casera, con un toque picante (que cada uno lo pondrá más o menos subido según su gusto), que combina muy bien con este molusco. No nos saltamos la Cuaresma con esta receta y comemos rico y sano. El audio del programa está pinchando aquí http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-hablamos-mejillones-picantes-audios-mp3_rf_17560104_1.html   Y todo el paso a paso de la receta, pinchando sobre este otro enlace:  http://bit.ly/1GNvpdh 

Empanada fácil de atún: Seguimos avanzando en el mes de Marzo y traemos en directo, una receta recogida a petición popular que fuera sencilla y que no tuviera mucha elaboración, y ni corta ni perezosa, yo me puse manos a la obra y hago esta versión fácil de empanada. El audio del programa es este http://www.ivoox.com/entre-fogones-belen-diaz-empanada-facil-de-audios-mp3_rf_17701919_1.html  Y el paso a paso de toda la receta, es tan sencillo como pinchar aquí http://bit.ly/2mtu6jE 

Torta de Vélez: terminamos el mes dulcemente, con uno de los postres más típicos de Vélez, que antiguamente, sólo se hacían para ocasiones especiales como la Semana Santa por ejemplo. Es muy fácil de preparar, rápido, y además las cantidades se van adaptando fácilmente según queramos una torta más grande o pequeña. El audio del programa es este: http://www.ivoox.com/entre-fogones-belen-diaz-torta-velez-audios-mp3_rf_17835552_1.html  Pero para ver los detalles de la entrada al blog, sólo tenéis que pinchar aquí http://bit.ly/2leTlE7TortaVelez 


Pues esto ha sido todo lo que ha dado de sí el mes de Marzo. Volveremos el mes que viene, con más recetas sencillas, económicas, ricas y fáciles. Y todas ellas, con ingredientes #SaboraMalaga  Espero que lo hayais disfrutado mucho y para cualquier cosa, sólo tienes que dejar tu comentario por aquí. Un abrazo y nos seguimos viendo.

Foto resumen de todas las recetas mencionadas


domingo, 26 de marzo de 2017

Pan chapata con fibra

Os dejo una receta muy fácil para hacer pan en casa, con los preparados de harinas que encontramos ya en cualquier comercio. Aunque es verdad que quizás, para el día a día sea más fácil el comprarlo, a mí me encanta hacerlo en días libres. Dejar la masa, por ej., toda la noche reposando y por la mañana desayunar con pan recién hecho. O dejarlo tras el desayuno y que, para almorzar, tengamos el olor del pan recién salido del horno en la mesa.

Y lo mismo que me gusta para estas ocasiones, también me gusta “jugar” un poco y añadir mi toque a estos preparados, para personalizarlos un poco. Yo le suelo añadir un dado de levadura fresca, porque, aunque dicen que traen levadura incorporada, a mí me suben muy poco el pan sino la incorporo. Además, le añado un plus de fibra. En esta ocasión, ha sido salvado de trigo y semillas de chía. No deja de ser un pan blanco, pero tiene ese toque fibra que siempre viene bien para limpiar el organismo.

Tener en cuenta, que las harinas, según qué marcas, pueden variar un poco las cantidades. Aunque yo os pongo ½ kg, puede ser que necesitéis un poco más, al quedar la masa muy líquida. O, por el contrario, que tengáis que añadir un poco más de agua templada para tener una masa uniforme y elástica. En robot de cocina (panificadora, amasadora, Thermomix, similares).

Dicho todo esto, vamos a meternos en la cocina, a preparar nuestro pan chapata con fibra.

Ingredientes:
  - 500grs de preparado de pan chapata
 - 350ml de agua templada
 - 1 dado de levadura fresca / 1 sobre de levadura de panadero seca
 - 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra + un poco para pintar el pan
 - 1 pizca de sal
 - 1 cucharada sopera de salvado de trigo
 - 1 cucharada sopera de semillas de chía

Preparación:
-  Templaremos el agua unos 40 segundos en el microondas a potencia máxima. Tiene que estar templada, que metamos el dedo y no nos quememos, porque el exceso de calor, mataría la levadura. Disolvemos en ella el dado de levadura y reservamos. 
En una fuente honda (sino disponemos de amasadora / robot de cocina), ponemos el preparado de harina tamizado, el salvado de trigo y las semillas de chía. Removemos ligeramente para mezclarlo todo. 
Vamos añadiendo el agua con la levadura poco a poco, e integrándola a la masa. También añadimos el aceite de oliva virgen extra y amasamos todo hasta obtener una masa uniforme y elástica. Necesitaremos amasar entre 5 y 10 minutos aproximadamente. 
 -   Pasado este tiempo, y teniendo una masa elástica y uniforme, hacemos una bola y la dejamos reposar en lugar templado, donde no haya corriente. A mí me gusta dejarlo dentro del horno (que está apagado), porque es lugar cerrado y cálido, ideal para que fermente bien. Hay que dejarla aproximadamente 2h, o hasta que doble su volumen. Pero se puede dejar todo el tiempo que queramos. Incluso amasar, sacar el aire a la masa, y volver a dejar para que vuelva a subir. 
 -     Una vez tengamos la masa fermentada, precalentamos el horno a temperatura alta (200ºC) y nos disponemos a amasar nuestro pan para hornearlo. Yo he dividido la masa en 4 porciones iguales, y he hecho 4 bolas que he aplastado ligeramente. Las he colocado sobre un papel de hornear y por encima, las he pintado con aceite de oliva virgen extra. 
-  Hornear a 200ºC unos 20mnts aproximadamente, o hasta que veamos que el pan está cocido (para los más novatos, podéis pinchar en el centro). Sacar del horno y dejar tapado con un paño de algodón hasta que se vaya a consumir, aunque como más rico está, es recién salido del horno.

Los bollitos listos para comer, recién salidos del horno.


Detalle de la miga.


sábado, 25 de marzo de 2017

Crónica 4º Concurso de Tartas de Queso en Torre del Mar

El domingo 12 de marzo se celebró en Torre del Mar el 4º Concurso de Tartas de Queso. Además, estuvo rodeado del 6º Mercado de Queso Artesano de Cabra Malagueña y Vino de la Axarquía. Evento organizado por el Ayto. de Vélez-Málaga, Asoc. Cabra Malagueña y Axarquia Mgusta. Patrocinado por la Diputación de Málaga y Sabor a Málaga. Y colaborando: Mancomunidad de Municipios de la Axarquía, Tenencia de Alcaldía de Torre del mar, Asoc. Para la Promoción Turística de la Axarquía (APTA), Parque Tecnoalimentario de la Costa del Sol, Mi Casa Idiomas y la Cofradía Gastronómica del Aguacate de la Axarquía. Os dejo el cartel anunciador del evento.



En la tarde tuvo lugar la recepción de participantes y, sobre todo, de sus tartas. Más de una docena de postres caseros, con mucha calidad y donde podrías encontrar desde la receta más sencillas, a elaboraciones más complejas. Difícil nos lo pusieron…. Os lo puedo asegurar. Para una amante de las Tartas de Queso, os puedo decir que no fue nada fácil (aunque resulte típico decirlo). Este es el momento de recepción de los postres:





Uno de los requisitos de las bases, era además de contener queso, llevar productos de la Axarquía. Nos encontramos con tartas de queso con mango, aguacates, almendras…. Aquí os dejo algunas de las ricas tartas que pudimos probar:










Y como os he comentado, además de la presentación, textura, sabor, se tenía en cuenta los ingredientes…. Era una suma de muchas cosas. Un ejemplo de ver y comprobar todo es esta foto del jurado, revisando ingredientes, bases del concurso… en fin, que no se nos pasara ningún detalle. En esta foto aparezco junto a Roberto de “Sabores de Torre del Mar”:



Y tras las deliberaciones, hubo que hacer suma de puntos y decidir quiénes eran los 2 ganadores. El 2º premio se lo llevó la tarta: Axarquía Cheesecake. Una original tarta de queso, con una cubierta de gelatina de vino tinto Dimoble, sobre una cama de almendras picadas y con mini bolas de helado. Sorprendente y muy rica. Os dejo su foto:



La clara ganadora fue una receta tradicional, que vino desde Antequera y que correspondió Rosa, la responsable del blog “La Flor del Limón” con “Tarta de Queso Auténtica con Mermelada Mango, Piña y Jengibre”. Os dejo algunas fotos de esta rica tarta:



La ganadora recogiendo su premio


Ya relajada tras todo el concurso, aquí estoy disfrutando de un ratito maravilloso con la flamante ganadora Rosa (http://laflordelimon.blogspot.com/), 
Angeles "Kesito"  (http://kesito-angeles.blogspot.com/)  y Leonor (http://encocinaando.blogspot.com/), todas compañeras bloggers de Sabor a Málaga. 



Y esto fue todo por este año. Sólo puedo agradecer a Axarquía MGusta que se acordaran de mi para ser miembro de este jurado. Me ha encantado la experiencia, y si me dejan, repito el año que viene o cuando haga falta… jajajaja. Y también agradecer a la ganadora de esta edición, el que me haya pasado fotos que a mí me faltaban para esta entrada ¡ Muchas Gracias Rosa !  Enhorabuena a todos los participantes, porque por encima de ingredientes o normativa, todas las tartas tenían muchísimo cariño en su elaboración, y ese es el ingrediente principal que no puede faltar nunca.

martes, 21 de marzo de 2017

Empanada fácil de atún y pisto

Hoy os traigo una receta, donde cocinar, lo que se dice cocinar, vais hacerlo poco.... Me pedís por diferentes medios, recetas muy fáciles bien para principiantes o para personas que no puedan pasar mucho tiempo en la cocina por diferentes motivos. Y esta receta es una de ella. Por cierto, receta que yo hacía de forma tradicional en alguna ocasión (con masa quebrada caser, el pisto casero...) y que gracias a mi amiga Inma, pues decubrí esta versión fácil, y la verdad, que me he aficionado a ella. Ella utiliza huevo cocido en el relleno. Si lo ponéis vosotros, mi consejo es que lo dejéis poco cocido, porque sino, sale muy seco en el horno. 

Hay recetas de masa quebrada para todos los gustos... Evidentemente, todo lo que se haga casero, sabe mejor. Pero es verdad que ya elaborado, tenemos muy buenas opciones en nuestras tiendas, que nos ahorran un buen trabajo en la cocina y tiempo. Por eso he pensado en la receta de hoy, para estas peticiones. He utilizado una masa quebrada fresca. Las hay también congeladas, pero al igual que el hojaldre, a mí particularmente, me gustan más la fresca, pero es sólo cuestión de gustos particulares. Si es congelada, la único a tener en cuenta es sacarla del congelador un tiempo prudencial para poderla manejar. A mí me gusta dejarla en la nevera, para no perder la cadena de frío. El proceso es más lento y necesita algo más de tiempo, pero me da más garantía que el producto no se va a echar a perder por la diferencia brusca de temperatura. Por ejemplo, si la necesito mañana, la pongo esta noche en la nevera y mañana está descongelada y apta para trabajar con ella. Suelen venir envueltas en papel vegetal apto para el horno. Mi consejo es que no se lo quitéis, ya que así vais a evitar que la masa se pegue al molde. También con ese papel, la podéis poner directamente sobre una rejilla de horno.

Pero vamos al lío, que esta receta es para no perder el tiempo y no quiero que lo perdáis leyéndome. ¿Las manos están lavadas? ¿El delantal puesto? Pues a la cocina que le metemos mano a esta empanada fácil de atún.

Ingredientes para 6 personas aproximadamente:
-     1 envase de masa quebrada fresca, que contenga 2 masas (o 2 envases en caso contrario).
-         1 lata de pisto o fritada ya hecha.
-         1 huevo.
-         3 latas pequeñas de atún al natural.

Preparación:
-         Precalentamos el horno a temperatura alta.
-         Abrimos las latas de atún y las ponemos a escurrir, para que suelten toda el agua y se nos quede el atún seco.
-         Sobre un molde o la rejilla del horno, abrimos 1 masa quebrada. Normalmente ya viene bien estirada y es sólo acoplar al molde que utilicemos. Batimos un huevo y pintamos el borde de la empanada, con unos 2 dedos de ancho aprox.
-         Extendemos sobre la base la fritada o pisto ya elaborado, dejando sin rellenar el borde de huevo batido que hemos pintado. Este borde nos asegura que el relleno no se sale por ahí, y nos facilita el cierre de la empanada.
-         A continuación, repartimos el atún por todo el relleno, procurando que quede uniforme por todos lados, y desmenuzándolo si hiciera falta.
-         Del huevo que tenemos batido, repartimos aproximadamente la mitad sobre la superficie del relleno. Lo que nos queda, nos servirá para pintar la tapa de la empanada.
-         Con la otra unidad de masa quebrada, tapamos la empanada haciendo coincidir los bordes. Los podemos unir de forma retorcida, presionando con un tenedor, con el mango de una cuchara… lo que nos sea más fácil de hacer.
-         Pintamos toda la superficie de la masa quebrada con lo que nos queda de huevo batido. Esto hará que la superficie tenga un tono dorado cuando la saquemos del horno.
-         Hornear a 180ºC durante 20 minutos, o hasta que la superficie de la empanada, esté dorada. Sacar del horno y dejar enfriar. Se puede comer templada o fría, o dejar hecha con antelación. ¡Buen provecho!


Foto resumen de todo el proceso



El relleno extendido con el huevo batido


El atún sobre el relleno


La empanada recién salida del horno 
(perdonad la mala calidad de la foto)


Una porción lista para comer






martes, 7 de marzo de 2017

Resumen "Entre Fogones" Feb. 2017

Se acabó Febrero y aquí os dejo el resumen de programas que hemos tenido en Radio Miramar, en el espacio semanal "Entre Fogones". Los audios los podéis reproducir con cualquier programa multimedia que tengáis instalado en vuestro equipo. el mes que viene, vendrán más programas de cocina, con la Cuaresma cristiana como protagonista de nuestras recetas. Mientras tanto, este repaso a este mes que se nos ha ido. Espero que os guste.

Gulas con gambas
Un aperitivo ideal, súper rápido de hacer y delicioso. Además, en este programa aprendemos que son exactamente las gulas, su corto origen y como han llegado hasta nuestras mesas. El audio lo tienes pinchando aquí: http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-nuestra-companera-belen-diaz-audios-mp3_rf_16772834_1.html   La receta la tienes en este enlace: http://bit.ly/1QK1rzj 

Especial San Valentín: Pechugas de pavo rellena.
Una receta distinta de comer carne de pavo. Podemos dejarla hecha con antelación y ganará sabor. Y al hacerlas por paquetes, es fácil calcular las que necesitamos. El audio lo tienes en este enlace: http://www.ivoox.com/entre-fogones-pechugas-rellenas-para-san-valentin-08-02-2017-audios-mp3_rf_16896268_1.html   Y la receta aquí: http://bit.ly/1lnP5ih

Postre San Valentín: Corazón de fruta y crema
Para celebrar este romántico día, nada mejor que una tarta y si es en forma de corazón, pues tanto mejor. En esta ocasión, nuestro dulce de corazón lo hemos rellenado de crema pastelera y frutas. El audio del programa lo tienes aquí: http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-cocinamos-tarta-en-audios-mp3_rf_17049009_1.html    Y el enlace a la receta con todo el paso a paso pinchando aquí: http://bit.ly/2lh5k4f    

Pollo con manzana y canela
La última receta antes del inicio de la Cuaresma, donde dejaremos la carne más apartada unos días. Una receta sorprendente y muy rica para comer carne de pollo. El audio del programa es este enlace:  http://www.ivoox.com/hoy-entre-fogones-belen-diaz-nos-ayuda-audios-mp3_rf_17162701_1.html   Y la receta para hacerla en casa, con todos los detalles, pinchando en este enlace:  http://bit.ly/2jxgg9QPolloManzanaCanela

Foto resumen de las recetas de este mes.



jueves, 2 de marzo de 2017

Jibia en salsa de almendras

Vivo en una zona donde los guisos y recetas con almendras, son muy abundantes. Ya sean para platos dulces, salados, de carnes o pescados. No en vano, la Comarca de la Axarquía malagueña tiene unos almendros con una calidad excepcional. La herencia árabe, también tiene mucha culpa de ello, y de ahí el uso de este fruto seco en tantas recetas.
Hoy cocinamos jibia en salsa de almendras. Una receta muy rápida, usando olla exprés tradicional en mi caso, que nos garantiza además que la jibia salga tierna (cosa que, en cocina tradicional, a veces nos cuesta un poco más de tiempo). Nos puede llevar un poco más de tiempo el limpiarla, aunque en la pescadería, nos habrán quitado la bolsa de tinta, que es lo más engorroso por como mancha todo. En casa sólo nos quedará pelarla (quitar la piel grisácea externa), las vísceras y el trocearla. Tampoco es difícil y se hace relativamente en poco tiempo.

Y como os digo, es receta fácil y rápida y no vamos a perder más tiempo, porque nos metemos en la cocina ¡ya!

Ingredientes para 4 / 6 personas:
1kg de jibia fresca, al ser posible. Congelada la tenemos ya totalmente limpia, aunque no es el mismo sabor que fresca.
Aceite de oliva virgen extra, que siempre os recomiendo alguna variedad suave (como la Verdial de mi Comarca).
 Un puñado de almendras crudas peladas, puede ser aprox. 50grs.
 Chorrito de vino blanco de calidad.
  1 cebolla y unos ajos al gusto.
 Azafrán de La Mancha.
- Sal gruesa (a mí me gusta para este tipo de guisos, aunque perfectamente puede ser la fina).

Preparación:
En nuestra pescadería de confianza nos habrán limpiado la jibia de la bolsa de tinta del interior. Sólo nos quedará en casa, como ya hemos comentado, el quitar la piel externa grisácea, las tripas y esa concha rígida blanca que hace de columna vertebral. A partir de aquí, quitamos también los ojos y la boca, y troceamos todo de forma regular.
En una olla exprés tradicional, ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra. Tostamos, sin que llegue a dorarse demasiado, unos ajos pelados y las almendras. Retiramos y reservamos.
En ese mismo aceite, doramos ligeramente la cebolla con un poco de sal. Antes de que tome color, añadimos los trozos de jibia y rehogamos todo unos minutos.
Añadimos el vino blanco, rectificamos de sal y tapamos la olla exprés. Cuando empiece a salir vapor por la válvula, bajamos la potencia del fuego y lo mantenemos a la mitad unos 15mnts aprox. Pasado este tiempo, dejamos salir el vapor de la válvula y cuando la olla no tenga presión, abrimos.
Con un poco de la salsa que habrá soltado la jibia, batimos las almendras y ajos, hasta triturarlo por completo. Añadimos a la olla y dejamos hervir a fuego fuerte sin cesar de remover bien (se nos puede pegar al fondo con mucha facilidad).
Si vemos que queda mucha salsa, para evitar que la jibia se nos quede demasiado blanda, la sacamos en una fuente un poco honda y dejamos hervir, a fuego vivo y removiendo para evitar que se pegue al fondo, la salsa. Cuando la tengamos reducida, repartimos por encima de la jibia y servimos enseguida.

La jibia en salsa de almendras lista para servir.




sábado, 25 de febrero de 2017

Cuajada de Carnaval

¿Os ha sobrado mantecados y polvorones de las Navidades? Pues os voy a dar una receta, que viene desde Granada, para aprovechar esos dulces que rondan por casa, para darle salida y que no llegue el verano y vosotros con los mantecados en la despensa. Y además de venir desde Granada, viene "robada" del blog "Encocinaando" de mi amiga Leoleta. Os dejo el enlace pinchando  AQUI  No importa si tenéis 3 mantecados de limón, 5 de sabor chocolate, 2 de coco…. De hecho, yo utilizado mantecados de sabores: limón, coco, almendras, chocolate y canela.

Advierto que es un postre que llena mucho, hay que dejarle hueco a conciencia después de la comida. Una forma de hacerlo más ligero, es sin la capa de bizcochos que lleva. Y fuera de la época post navideña, lo podemos hacer igualmente sin los mantecados. Os va a sobrar natillas, porque no utiliza toda la que indica la receta. Pero lo que he hecho es dejarla como salsa cuando he servido la ración. Al tener la textura cremosa, ayuda a comer este postre. Y tener en cuenta que necesita, al menos, 2h de reposo en la nevera pero está mejor de un día para otro. Viene muy bien para adelantar trabajo si tenemos amigos / familia a comer en casa.

¿Preparados? ¿Listos? Pues a lavarse las manos que nos metemos en la cocina.

Ingredientes para 10 - 12 personas:

- Surtido de mantecados / polvorones que tengamos por casa. Yo he utilizado unos 15 aprox.
- 1 lata de cabello de ángel.
- Almendras picadas. 
- Bizcochos de soletillas.
- 200ml de nata para montar.
- 1 litro de natillas (hechas con leche entera y 1 sobre de preparado de natillas). Os aconsejo poner muy poca azúcar a las natillas, ya que el postre es muy dulce y así compensa todo.

Preparación:
- Empezamos por hacer las natillas según nos indique el fabricante. Normalmente, del litro de leche entera, apartamos un vaso y en él, disolvemos el sobre de preparado de cuajada. Mientras ponemos el resto de la leche a hervir. Podemos ponerle un palo de canela si queremos. Cuando hierva, vamos incorporando el vaso de leche mezclado con el preparado de natillas muy poco a poco, sin dejar de remover, y seguimos removiendo hasta ver que la leche “sube” y la consistencia cambia de líquida a cremosa. Reservamos.
- La nata para montar debe de estar en la parte más fría de la nevera, así nos subirá mejor y más rápido. Con la ayuda de unas varillas, montamos la nata sin nada de azúcar. Reservamos hasta que las natillas pierdan calor, y estén templadas, y unimos las natillas con la nata montada, con movimientos envolventes.
- Ponemos todos los polvorones / mantecados en una fuente, y con las manos, los vamos mezclando, para unir todos los sabores.
- En una fuente honda con paredes altas, empezamos a poner una capa de la masa de los mantecados. Si apretamos con las manos, se queda todo unido. Después ponemos una capa de bizcochos y los pintamos con la mezcla de natillas y nata. Repartimos unas almendras y a continuación, cabello de ángel. Volvemos a repetir las capas: mantecados, bizcochos bañados en natillas, almendras y cabello de ángel. Vamos haciendo capas, terminando con una capa de mantecados, pero sin llegar al borde de la fuente, que dejaremos unos 2 dedos aproximadamente libres.
- Con la última capa que será la de mantecados, regamos todo con las natillas sobrantes, que irá colándose por toda la fuente. La decoración tradicional es de azúcar glass y hacer un dibujo con canela molida (suele ser típica una granada, por recordar la ciudad de la que procede el postre). Yo le he puesto un mantecado, para recordar parte del relleno. Espero que os guste.

Esta es la foto resumen con todo el paso a paso del proceso.
En homenaje a la ciudad de la que procede, una fuente con una granada decorada.


El surtido de mantecados amasados y formando la 1ª capa.


Los bizcochos colocados para hacer capa.


Bizcochos bañados con natillas y las almendras esparcidas.


El cabello de ángel sobre los bizcochos.


La cuajada de carnaval lista para llevar a la mesa.


Primer plano, con un mantecado de decoración.


Interior de la cuajada para que veais las distintas capas.



Una ración regada con natillas por encima.