Buscar este blog

Translate

jueves, 15 de enero de 2015

Calabacines rellenos gratinados con AOVE DO Antequera

¿Quién dijo que la verdura es aburrida? Aquí os traigo mi cena de anoche: calabacines rellenos gratinados. Decir que el protagonista de la receta, es regalo de uno los oyentes de Radio Miramar: Jorge. Todos los días sintoniza la radio mientras trabaja en el invernadero que tiene en la costa de la Axarquía. Y es fiel seguidor de la emisora, de sus programas y de esta humilde cocinillas en la sección quincenal "Cocinando con el Gallo" que tengo en el programa matinal "El Canto del Gallo".

Receta económica, hecha además con un resto de un salteado de verduras que tenía en el congelador, hecha en apenas media hora aproximadamente, y que queda muy resultona. Podía haber picado todos los calabacines y emplatarlo sin más. Pero me pareció interesante la opción de dejarlos huecos, porque además de más vistoso, también se come todo. Y aderezado todo con un riquísimo aceite de oliva virgen extra de Antequera, con su DO Aceite de Antequera y su sello de calidad #SaboraMalaga que si de por sí ya es exquisito, lo tengo aromatizado con un ajo crudo que le da ese toque especial. Decir que he puesto queso rallado mozarella, muy neutro de sabor porque era para cenar y no quería nada intenso. Pero..... ¿os lo imaginais con queso de cabra de media curación? ¿un queso DO La Mancha? ¿algo más intenso con un DO Cabrales?...... mil y una opciones y a cual más sabrosa. Vamos a colgarnos el delantal y nos metemos en la cocina bien derechitos.

Ingredientes:
- 3 calabacines.
- 200grs aprox de salteado de verduras congelada (calculo que era lo que me quedaba)
- Media cebolla grande.
- Sal y pimienta molida.
- Queso rallado y orégano.
- Aceite de oliva virgen extra DO Antequera.

Preparación:
- Lavamos los calabacines y lo partimos a lo largo. Con la ayuda de una cuchara pequeña, vaciamos la pulpa de los calabacines, dejando el interior como si fuese un barco.
- En el microondas y a máxima potencia, ponemos los calabacines huecos, entre 2-3mnts aprox para cada uno. Sino caben todo, que será lo normal, lo podemos hacer de 2 en 2. Mientras, vamos preparando el relleno. Los "barcos" de calabacín tienen que estar cocidos pero firmes.  Reservamos y podemos dejarlos tapados con un trapo limpio, para evitar que se enfríen.
- Picamos la pulpa y reservamos.
- Picamos la cebolla lo más pequeña que podamos y la rehogamos en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva virgen extra  (no poner demasiado). Salpimentar y rehogar hasta que quede transparente.
- Añadir la pulpa y la verdura congelada, a fuego fuerte, hasta que tengamos todo rehogado. Empezarán las verduras a soltar su agua, tanto la natural de la pulpa del calabacin como la congelada. Nos interesa tener el fuego fuerte para que ese agua se evapore lo antes posible.
- Cuando tengamos la verdura "seca" del agua que hayan soltado y rehogadas, añadir orégano a gusto, remover, rectificar de sal si hiciese falta y reservar.
- Precalentar el horno a temperatura alta, con el calor en el gratinador. 
- Rellenar los "barcos" de calabacin con la verdura rehogada. Poner queso rallado por encima y gratinar hasta que quede dorado y se derrita. 
- Antes de servir, regar con hilo de aceite de oliva virgen extra, aromatizado con un ajo.

Los magníficos calabacines que me regaló mi amigo Jorge.


Así vaciamos la pulpa de los calabacines.


El calabacin hueco en su interior, como si fuese un barco.


Aquí ya los tenemos horneados y listos para servir. 


Un primerísimo plano con el queso gratinado.