Buscar este blog

Translate

domingo, 21 de septiembre de 2014

Canelones (sin cocción) con carne gratinados con queso.

Los canelones eran un plato que o bien los comía en pizzerías, o congelados. ¿Motivo? Nunca he conseguido cocer bien las placas de esta pasta, al igual que me pasa con la lasaña..... siempre se me pegan unas con otras, no consigo tener los canelones "cerrados".... un desastre..... De sabor estupendos, eso sí, pero de presencia, vamos..... para comer sin mirar sinceramente. 

Pero esto cambió cuando descubrí unos canelones que ya vienen "formados" y es sólo rellenarlos y al horno. La pasta no necesita cocción, pero necesitamos un poco más de horno de lo habitual (se cuecen en el horno) y que la salsa sea más ligera de lo normal, porque servirá para que la pasta se cueza y coja su punto. Os pongo una foto de como son estos canelones, que yo encuentro en un supermercado de franquicia, cada vez que hacen semana de productos italianos:


Necesitaremos 1 litro de bechamel ya hecha (para un paquete de estos canelones, que traen 250grs y son para 6 personas aprox), AQUI  tenéis un enlace a este mismo blog, donde explico como hago la bechamel en el microondas, en apenas 5mnts y sin grumos.

Pero vamos a colgarnos el delantal y meternos en la cocina. No es receta difícil, pero sí entretenida ya que hay que rellenar 1 a 1 cada canelón.

Ingredientes (aprox 6 personas):
- 1 paquete de 250grs de pasta de canelón ya formada
- 1 litro de salsa bechamel ligera (más líquida de lo normal).
- 600grs de carne picada (cerdo en este caso).
- 1 cebolla grande y ajos al gusto, sin germen interior.
- 1 lata pequeña (400grs) de tomate triturado (en caso de no tener tomate natural rallado).
- Sal y Especias al gusto: orégano, perejil, hierbas provenzales.... lo que más nos guste. 
- Pimentón dulce (aprox 1 cuchara de postre rasa, al gusto).
- 1 bola de mozarella fresca.
- 50grs de queso gorgonzola dulce.
- Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
- Comenzamos por la carne. Picamos la cebolla y los ajos lo más fino posible, salamos, y rehogamos en una sartén con aceite de oliva, hasta que estén blanditos o transparentes.
- Añadimos la carne con las especias elegidas y rehogamos también. Cuando haya tomado ligeramente color, apartamos la sartén del fuego y rehogamos el pimentón. Incorporar el tomate y volver a poner al fuego suave durante 5mnts aprox. El tomate y la carne no está cocinado, pero se terminarán de hacer en el horno. Lo único que pretendemos, es que se liguen los sabores de la sartén. Apartamos y reservamos. Este paso podemos tenerlo hecho con antelación, para evitar que al rellenar los canelones, nos quememos con el relleno. 
- En una fuente apta para el horno, ponemos en la base un poco de salsa bechamel, cubriendo la superficie donde iremos poniendo los canelones.
- Con una cuchara de postre, vamos rellenando los canelones y poniéndolos en la bandeja de horno (podemos ir dejando ya el horno precalentado a 200ºC para ahorrar tiempo).
- Si nos sobra relleno, yo lo pongo entre las 2 filas de canelones que me salen.
- Regar todos los canelones con la bechamel.Tienen que quedar completamente cubierto. Durante el tiempo que estén en el horno, la salsa se reduce ya que la pasta "chupa" bechamel. Por eso si nos quedamos cortos de bechamel, o no está algo más ligera de lo habitual, la pasta no se cuece bien.
- Escurrir la bola de mozarella fresca de su líquido y cortarla a dados pequeños. Repartir sobre la bechamel.
- Trocear el queso gorgonzola dulce en trozos pequeños, y repartirlo también sobre la bechamel. Al ser queso azul, a mí no me gusta ponerle especia por encima.
- Hornear todo entre 30 y 40 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo (no hace falta ventilador, si el horno lo tuviera). 
- Servir y disfrutar.
NOTA:
No aconsejo dejar la bandeja con los canelones ya rellenos hecha con antelación. Con la salsa, que va hidratando la pasta, queda después demasiado blanda.... pasada. Si se quiere "adelantar" faena con este plato, lo mejor es tener la carne ya lista con la salsa de tomate, y la bechamel aparte (que calentaremos en el microondas un poco para que se "suelte" y quede más líquida, y si hace falta, añadiremos un poco más de leche).
El queso gorgonzola hay 2 versiones: dulce y picante. Se suele encontrar con facilidad en pequeñas cuñas de unos 200grs. El queso que no utilicemos, se puede conservar perfectamente en el congelador. A la hora de usarlo, con un cuchillo bien afilado o un rallador, iremos cogiendo la cantidad que se necesite. No importa que no estén todos los trozos uniformes: con el calor del horno se fundirán igualmente.

Aquí tenemos los canelones rellenos de carne


La bandeja de canelones bien cubierta con la salsa bechamel


Un plano en detalle de los canelones ya horneados.


La bandeja familiar de canelones lista para disfrutarla