Buscar este blog

Translate

sábado, 3 de enero de 2015

Guacamole con atún al aceite de oliva virgen extra DO Antequera

Empezamos las entradas del 2015 y nada mejor que hacerlo con uno de los muchos productos estrella de mi Axaquia: el aguacate, además, en plena temporada ahora mismo. 

Ya se que muchos me vais a decir que esto no es guacamole, que si le falta o le sobra esto y aquello.... Os dejo mi versión, que tomamos mucho en casa, y que por ello no significa que sea la "original" ni la más maravillosa. Se le puede añadir infinidad de cosas:
- Cayena picada (hay ya molinillos con las cayenas, igual que la pimienta). Yo no le he añadido por haber niños que comen y no les gusta el picante.
- Ajo picado: he optado por una versión más suave, que es aceite de oliva virgen extra aromatizado con ajo. Tenía además uno que me regaló una amiga de Antequera, variedad "hojiblanca" que es suave y afrutado y le iba muy bien a esta receta. Tan sencillo como meter en una aceitera o un "biberón" de cocina, el aceite con 1 o 2 ajos pelados enteros y dejar reposar unos días. Tendréis un aceite aromatizado para todo lo que queráis sin pesadez que el ajo "repite".
- Añadir tomate: bien picado en versión tomate fresco sin pepitas y sin piel, o deshidratado (después de haberlo remojado en agua caliente unos minutos hasta que tomen textura, escurrir y secarlos).
- Ponerle maíz en grano cocido, unos palitos de cangrejo muy picados, unas gambas / langostinos cocidos troceados, anchoas de Santoña troceadas, unas aceitunas (aloreñas, manzanillas, negras, etc) picadas...... ¡ la imaginación al poder !
Pero como os digo, yo he optado por una versión más básica. Y lo he acompañado de minis biscottes de distintos formatos: integrales y tostas de pan normal. Pero hay infinidad de versiones: con pipas, arándanos secos, aceitunas negras y hasta unas minis tostas muy propias de la Navidad en forma de angelitos, estrellas, árbol navideño. En cualquier supermercado seguro que encontráis minis tostas ideal para acompañar este guacamole, en cualquier formato o versión. Pero además, quedan deliciosos con patatas fritas de bolsa....sí, habéis leído bien: las patatas chips de bolsa de toda la vida. O los triángulos de maíz, que también están disponibles en cualquier supermercado y los hay con sabor picante, barbacoa, original, ketchup....etc.

Pero vamos al lío que es algo que prepara súper rápido y os puede servir tanto para canapés en una cena, como para "dipear" mientras vemos una peli en casa. No os pongo cantidades exactas, sino que os pongo sólo ingredientes y en función de los que seáis, y a vuestro gusto, vais añadiendo más de aquí o menos de allá.

Ingredientes:
- Aguacates.
- Atún en lata: bien en aceite (girasol / oliva o al natural, que escurriremos bien en ese caso).
- Cebolla picada.
- Sal y pimienta molida (mejor si es un surtido de pimienta).
- Zumo de medo limón.
- Aceite de oliva virgen extra, y os recomiendo cualquier variedad que se produce en la provincia de Málaga, que tiene muchos con el distintivo de calidad "Sabor a Málaga" y en Antequera además, la DO Aceite de Antequera.

Preparación:
- Tendremos preparados un cuenco amplio o fuente, para hacer la mezcla.
- Escurrir el atún del aceite que traiga en la lata. Lo dejaremos reservado para una ensalada u otro plato, ya que aquí prefiero utilizar sólo el aceite de oliva virgen extra DO Antequera que tenía aromatizado con el ajo.
- Picar un poco de cebolla lo más fina posible, y poner en el cuenco.
- Partir los aguacates por la mitad, en el centro de la fruta. Quitar el hueso central y la piel (si está en su punto óptimo de madurez, saldrá como la piel de un plátano). Trocearlos lo más pequeño posible y añadir a la fuente. Salpimentar ligeramente,  rociar con zumo de limón y remover un poco, para evitar que se pongan oscuros.
- Rociar con el aceite de oliva virgen extra. Con la ayuda de una cuchara, remover todo bien procurando hacer un puré o crema de los aguacates, que no se noten casi los tropezones que hemos hemos partido. Si queda alguno sin batir, tampoco pasa nada.
- Añadir el atún escurrido y remover bien, para ligar el atún con el aguacate que tenemos batido junto con la cebolla y el aliño de sal. pimienta, limón y el aceite de oliva virgen extra. Si quisieramos añadir otros ingredientes de lo que hemos citado antes, este es el momento.
- Probar y rectificar, si hiciese falta, el aliño. Se puede consumir tal cual o bien, taparlo con film de cocina (haciendo que toque nuestro guacamole para evitar que el aire que quede lo ponga oscuro) y guardar en la nevera, donde más frío haga, hasta el momento de servir. Si os sobra guacamole, no suele aguantar más de 24h en la nevera, ya que se pone muy feo a la vista y el aliño puede hacer que no esté tan sabroso comerlo.
- A la hora de servirlo, y para resaltar que lleva atún, puse un poco encima. Si añadís otros ingredientes, podéis poner unos trocitos también, al margen de lo que lleve en el interior.


Aquí tenéis el guacamole de atún, listo para servir. 
Sólo falta una pequeña panera, con las tostas o mini biscottes,
para untar en el canapé. Si fuera para "dipear", ponerlo en un pequeño cuenco.