Buscar este blog

Translate

domingo, 25 de enero de 2015

Tarta kit kat

Aquí traigo la archiconocida y tan de moda entre quinceañeras, TARTA KIT KAT en mayúscula porque la tarta lo merece. El nombre viene dado porque recuerda el sabor de esta famosa galleta en barritas. Se hace en poco rato, no necesita horno, se puede comer en el mismo momento o dejarla en la nevera para cuaje la crema de cacao y tomarla fresquita, la pueden hacer los niños (de hecho, esta la ha hecho mi hija mayor de 14 años), queda muy vistosa ..... ¿os sigo contando virtudes?. ¿No tiene defectos? yo particularmente, la encuentro un poco pesada, pero reconozco que es pura gula para los amantes del chocolate en todos sus estados, y de la cuál me declaro fiel seguidora y no me resisto a un trocito de esta sabrosa tarta.

Las obleas  y las barritas de galletas, las compré en Mercadona aunque las hay en otros supermercados. Las obleas son como las "formas" de comulgar, pero más grandes y tostadas. Y las barritas, de la marca del súper, hay una bolsita que trae mini barritas, ideales para cortar por la mitad y hacer el borde a la tarta. Con un bote grande de crema de cacao, me sobraron un poco menos de la mitad de obleas que traía el paquete. En mi casa no hay problemas, porque esas obleas tal cual, nos gustan comerlas viendo la tv por ej. Pero si queréis gastar todas las obleas, y conseguir una tarta alta, ya sabéis que tenéis que tener otro bote de crema de cacao.

Hay quien la parte superior, la decora con lacasitos, gominolas, frutos secos partidos.... Yo le puse fideos de chocolate, que tenía en casa. Y también hay quien decora el borde, sujetando las minis barritas, con un lazo o cinta. A mí no me gusta ponerle a las cosas de comer, cosas que no son comestibles.... no digo que esté mal pero no me gusta, sinceramente y respeto a quien lo haga. Pero vamos al lío que os cuento como hacerla:

Ingredientes (una tarta puede dar para aprox 8-10 personas):
- 1 paquete de obleas tostadas.
- 1 bolsa de mini barritas tipo "kit kat".
- 1 bote de crema de cacao grande.
- Fideos de chocolate para decorar la última capa.

Preparación:
- Abrimos la crema de cacao, y sin la tapadera ni plástico protector que pueda tener bajo la tapa para sellar el producto, la metemos en el microondas unos 10-20 segundos a temperatura máxima. El calentarla nos va a facilitar el untarla y que la oblea no se parta.
- Sobre una superficie totalmente plana y bien limpia (la encimera de la cocina por ej, le podemos poner un film de cocina transparente o una servilleta grande de papel), ponemos una oblea. Con la ayuda de un cuchillo de mantequilla, el dorso de una cuchara sopera o un pincel de cocina (es lo mejor), con mucho cuidado, vamos untando la oblea con la crema de cacao caliente. Teniendo esta oblea "base" hecha, no importa que las demás se rompan un poco.
- Ponemos otra oblea encima y repetimos con la crema de cacao.... muy suavemente, sin prisas, con mucho mimo. Hay que procurar extenderla por toda la superficie, pero si queda algún rincón sin crema de cacao, como vamos a poner varias capas, no se va a notar.
- Repetir la operación oblea + crema de cacao, tantas veces como altura queramos que tenga la tarta.  Ir calentando la crema de cacao tantas veces como sea necesaria. Las siguientes veces, podemos ver si con menos tiempo, obtenemos la textura más cremosa.
- Hay que terminar con una capa de oblea cubierta con crema de cacao. Encima, colocamos una capa fina de fideos de chocolate (o lo que queramos poner). La crema de cacao hará de "pegamento" y sujetará lo que pongamos encima.
- Con mucho cuidado, y deslizando la tarta más que cogiéndola, ponemos la tarta sobre la superficie que la vayamos a presentar, que debe de ser totalmente plana también.
- Poner barritas de kit kat por el borde, como si fuese una valla, para que no se vea los laterales de la tarta. Dependiendo de la altura que tenga la tarta, cortaremos por la mitad aproximadamente las barritas, o a la altura que necesitemos. La parte del corte, la pondremos hacia abajo, dejando más a la vista los extremos de la barrita cubiertos de chocolate.
- Yo recomiendo meterla un poco en la nevera. La crema de cacao se pondrá ligeramente dura, y quedará la tarta más compacta. Pero se puede consumir cuando la acabemos de decorar. Os recomiendo porciones pequeñas, sobre todo si hacéis una tarta alta, porque ya os digo que puede resultar un poco pesada. Más vale repetir, que se queden trozos sin comer en el plato ¿verdad?. 
- Pues esto es todo. Espero que disfrutéis tanto como lo hizo mi niña haciéndola.

Esta es la oblea que he utilizado. El plato sólo para la foto, porque a pesar de ser llano,
es hondo en el centro y no sirve para untarle la crema de cacao a la oblea.


La tarta kit kat lista para servir. La servilleta de papel que yo puse de base,
es la que utilicé para deslizar la tarta hasta el plato de presentación. No queda muy bonita
en la presentación, pero el miedo a partir la tarta antes de comerla fue superior... jejeje.