Buscar este blog

Translate

martes, 21 de abril de 2015

Tarta flan de chocolate

Hace poco me enseñó mi hija mayor un vídeo, no se si del Facebook....YouTube....blog.... lo siento pero no lo recuerdo, donde aparecía una tarta de chocolate, sin horno, hecha con bombones Ferrero Roché.  A mi niña le gustó y me pidió que se la hiciera por su cumpleaños.

Particularmente, al precio que están esos bombones, me "dolía" la barriga triturarlo para una tarta..... sinceramente, con lo que yo disfruto comiéndolo poco a poco, viendo todas sus capas, si puedo incluso ir capa a capa hasta llegar a la avellana..... Un sacrilegio gastronómico, sinceramente.....

Pero la idea de la tarta me gustó. No necesita horno, por lo cuál, llegando ahora el buen tiempo, se agradece bastante. Se puede hacer con niños, y que participen en su elaboración (para el flan.... mejor hacerlo tú o supervisarlos si son adolescentes), se podía hacer con otros ingredientes más económicos que estos riquísimos bombones.... así que me metí de pleno a ello e hice, con algunas modificaciones de la receta que vimos, mi versión. Yo la he llamado así, porque creo que es el  nombre que mejor le va, pero para no olvidar el origen de esta tarta, le puse un Ferrero Roché, porque mi hija decía que prefería comerse un bombón a apagar la vela... y sus deseos son órdenes para mí, claro está.

Por último, tan sólo reseñar un detalle. Está hecha en un molde de silicona con forma de flor. Para presentarla, la saqué de ese molde y lógicamente, el flan se "raja" sobre la superficie. La he dejado así a cosa hecha para que se vea. ¿Modo de solucionarlo? Pues aquí entra nuestra imaginación al poder: unos frutos secos troceados, fideos de azúcar de colores, mini gominolas, hay unos mini lacasitos (que venden en tiendan de golosinas al peso) que pueden venir muy bien.... Yo no he querido ponerle nada, porque nos gustó tal cual estaba. Pero son ideas que os dejo aquí, por si queréis un acabado más original. Si hacéis la tarta en un molde desmontable, no tiene porqué pasar esto, pero si pasa, ya tenéis también el remedio.

Vamos derechos a la cocina, que esta tarta además, cuenta con la ventaja que la podemos dejar hecha el día antes a comerla, para disfrutarla bien fresquita.

Ingredientes para 6-8 personas aproximadamente:
- 1 rulo de galletas. Pueden ser tipo "María", con fibra, sin azúcar, con trozos de fruta / chocolate.... la que queráis o incluso si tenéis algún paquete abierto, y ya están un poco blandas, son ideales para aprovecharlas.
- 100grs de mantequilla (puede ser light pero tiene que ser mantequilla, ya que la margarina no endurece en el frío y podría estropear la base de nuestro postre).
- 500ml de leche, preferiblemente, entera.
- 1 sobre de preparado para flan. Podéis utilizar alguno que ya lleven el azúcar incorporado, y así no se la tenéis que añadir.
- 100grs de frutos secos a vuestro gusto: avellanas, almendras, nueces.... Yo utilicé un paquete de cacahuetes garrapiñados que encontré en el supermercado.
- Media tableta de chocolate para postres (puede ser el chocolate que os guste y puede tener frutos secos ya incorporado. En ese caso, reducir los frutos secos a la mitad).
- 1 bombón Ferrero Rocher para decorar.

Preparación:
- Empezamos triturando las galletas. Se puede hacer muy fácil en un robot de cocina o con la batidora. Sino, también resulta bien meter las galletas en una bolsa, cerrarla,  pasáis el rodillo de cocina varias veces, hasta tenerlas trituradas de forma uniforme.
- Derretir la mantequilla unos segundos en el microondas y cuando esté lista, mezclarla con las galletas, hasta conseguir impregnarlas todas removiendo bien.
- Cubrir el fondo de un molde (mejor desmontable, o en su defecto, silicona). con el preparado de galletas y mantequilla. Repartir bien por la base, apretando un poco, para que nos quede una base sólida y uniforme. Se puede guardar en la nevera o congelador, para que la mantequilla endurezca y haga una base fuerte. Si utilizamos un molde de silicona, ponerlo sobre una base, para que nos sea más fácil manejarlo y no corramos el riesgo que la tarta se nos pueda volcar y caer al suelo.
- Mientras tanto, vamos con el relleno de nuestra tarta. En una olla o cazo amplio, poner el preparado de flan, los frutos secos y el chocolate troceados. Si queremos que el relleno tenga un punto más crujiente, reservar los frutos secos para el final. Mezclar los ingredientes con una cuchara de madera e incorporar la leche fría. Remover un poco para que todo  se mezcle  bien.
- Llevar el cazo al fuego, y con fuego medio alto y sin parar de remover, para evitar que se nos pegue en el fondo del cazo, llevar a ebullición. Hasta que no hierva, el preparado de flan no se disolverá y "cuajará" la leche. También al hervir, el chocolate se fundirá y dará color y sabor a nuestro relleno. En el momento que nuestro preparado "suba" al hervir, y notemos que ser una mezcla líquida, ya es una crema, apartar del fuego. 
- Verter con cuidado este preparado sobre la base de galletas con mantequilla que tenemos ya lista. Si hemos dejado los frutos secos para el final, este es el momento de echarlo. No importa que se hundan en el flan caliente. Dejar la preparación que pierda calor y quede a temperatura ambiente.
- Cuando el flan no queme al tacto, meterlo en la nevera un mínimo de 2h, para que esté bien frío y cuajado. Mejor si es del día anterior. 
- A la hora de servir, desmoldar y la superficie se puede quedar tal cual o bien decorarla con las ideas que he comentado al inicio de la receta. Decorar en el centro con un bombón Ferrero Rocher. ¡Buen provecho!

Detalle del Ferro Rocher y de como queda la superficie, al quitarle el molde
de silicona y colocar la tarta sobre una bandeja. Los "grumos" que se ven son los 
frutos secos troceados.


Detalle del costado. 


Si la base de las galletas "sube" un poco por el molde no pasa nada, porque
recoge el flan.


Vista de la tarta flan de chocolate, lista para degustar.