Buscar este blog

Translate

domingo, 24 de mayo de 2015

Albóndigas con nata y jamón

No se donde, en casa oyeron hablar de albóndigas en salsa de nata, y querían probarlas. Así que me lancé a prepararlas igual que la pasta a la carbonara, y la verdad, que salieron muy rica. Ya me han dicho que esto hay que repetirlo más veces, por lo cuál, entiendo que gustaron.

Puse en práctica un truco que me llamó la atención, viendo  el programa "Robbin Food". Os cuento: para aliñar las albóndigas, puse ajo picado. Pero no recuerdo si fue David (el cocinero del programa) o Martín Berasategui, para que no se notara ese ajo crudo en otra preparación, lo que hizo fue ponerlo 1 minuto en el microondas con un poco de aceite. Así rebajó la fuerza del ajo crudo. Yo probé y la verdad que me gustó mucho y queda anotado para más preparaciones este truco. 

Pensareis que esto es una bomba de calorías..... Pues algo lleva, sí.... no lo voy a negar. Pero rebajé calorías utilizando nata ligera para cocinar. Normalmente, las natas para cocinar suelen tener un 18% de materia grasa. Esta tiene un 12%.... algo es algo ¿verdad? Y es plato único además, porque llena bastante. Si acaso una ensalada ligera de entrante, y con algo de fruta, tenéis un menú ligero para un domingo, por ej. Las albóndigas las podéis dejar aliñadas y fritas con antelación. Con lo cuál, a la hora de cocinar, sólo es preparar la salsa de nata, y así es más rápido sentarse a comer.

Pero me dejo de rollos de explicaciones, porque ahora lo que toca, es la explicación de la receta. A lavarse las manos que nos metemos derechitos en la cocina. 

Ingredientes para 4 personas:
- 500grs de carne picada, que yo puse de cerdo y ternera mezclada.
- 1/2 litro de nata ligera para cocinar.
- 1 cebolla / cebolleta pequeña. Si encontráis cebollas dulces, van muy bien con este plato.
- 1 paquete de jamón en dados, que aproximadamente, son unos 50grs. Aunque si os gusta mucho el jamón, como pasa en casa, podéis añadir los 2 paquetes que suelen vender juntos.
- Aceite de oliva virgen extra, suave y afrutado. Yo he utilizado variedad Verdial, pero puede ser también un Arbequina o Hojiblanca o Manzanilla, por citar los más conocidos. 
- Sal y nuez moscada.
- Aceite para freír y pan rallado para rebozar las albóndigas.
- Aliño de carne: 1 ajo picado fino, perejil fresco picado, 1 huevo, pan rallado si hiciera falta, sal, 1 rebanada de pan remojada en leche y escurrida.

Preparación:
- Picamos el ajo lo más fino posible. Sino queremos que repita, quitar el germen interior. Lo ponemos en un vaso o cuenco pequeño, con un poco de aceite de oliva virgen extra y calentamos 1 minuto en el microondas a máxima potencia. Sacar y reservar.
- En una fuente amplia, ponemos la carne picada. Añadimos sal, perejil fresco picado, el huevo batido , la miga de pan remojada en leche y escurrida y el ajo con el aceite de oliva que hemos puesto en el microondas. No conviene salar mucho la carne, porque la salsa llevará jamón serrano, que dejará su sal en la salsa. Remover todo bien para mezclar todo. Si quedara muy húmeda la masa, añadir un poco de pan rallado y volver a mezclar. Se puede dejar reposar un poco, tapada con un film de cocina, en la nevera para que la carne coja bien el aliño.
- Formar las albóndigas y rebozar en pan rallado. Reservar.
- Freír ligeramente las albóndigas en aceite caliente. Dorar por fuera, pero dejando el interior crudo, para que se terminen de hacer en la salsa. Escurrir sobre papel de cocina absorvente y reservar.
- En una cazuela amplia y baja, rehogar la cebolla picada lo más fina posible, en aceite de oliva virgen extra. Hacerlo a fuego suave, salando ligeramente la cebolla, para que sude y se vaya quedando blandita poco a poco sin que se queme.
- Añadir el jamón serrano a dados (reservar algunos dados para la presentación), y las albóndigas que hemos frito. Cubrir con la nata para cocinar y añadir un poco de nuez moscada. Dejar guisar a fuego medio tapado, aproximadamente 15mnts, removiendo de vez en cuando. Si viéramos que queda una salsa muy espesa, se puede añadir caldo de carne o agua. Ir probando de sal y rectificar si hiciera falta.
- Servir bien caliente con unos dados de jamón serrano puestos sobre el plato. ¡ Buen provecho !

Con las albóndigas ya fritas, empezamos la salsa de nata y jamón


Esta es la nata ligera que he utilizado.


Las albóndigas listas para llevar a la mesa.