Buscar este blog

Translate

domingo, 16 de agosto de 2015

Ensalada verde de garbanzos con atún

¿Quién ha dicho que en verano no se comen legumbres? Es verdad que con la caló que tenemos estos días, puede ser odioso comerlas con cuchara y en caliente. Pero las legumbres no sólo se comen así, sino de mil formas distintas y todas sanas. Además recordar que su consumo es muy beneficioso para el organismo por todas sus múltiples ventajas, y que sino la combinamos con grasas (morcilla, tocino, chorizo...etc), su aporte de calorías es muy ajustado. 

Hoy os traigo una ensalada para tomar fresquita o a temperatura ambiente si la disfrutamos fuera del verano. Fácil, asequible, prácticamente abriendo botes y latas y muy resultona a la vista. Se pueden tener todos los ingredientes metidos en la nevera, para que estén fresquitos a la hora de montar la ensalada que tardaremos 2 minutos. ¿Queréis saber más? Pues toca lavarse las manos y colgarse el delantal. Nos metemos en la cocina ¡ya!

Ingredientes para 4 personas:
- 1 bolsa de rúcula y canónigos (ya lo venden limpios y listos para consumir).
- 1 bote de garbanzos cocidos.
- 2 tomates medianos.
- Atún en aceite al gusto (aprox. 2 latas pequeñas).
- Un puñado de aceitunas aloreñas.
- Zanahoria rallada.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de #SaboraMalaga muchísimo mejor.
- Sal fina.
- Zumo de limón (o vinagre, pero con limón queda más refrescante).

Preparación:
- Abrir el bote de los garbanzos, escurrirlos y pasarlos por el grifo para enjuagarlos un poco del líquido de la conserva. Reservar.
- En una fuente plana, poner ensalada de rúcula y canónigos al gusto. Repartir encima los garbanzos escurridos.
- Cortar los tomates en rodajas (o medias rodajas si son grandes) y ponerlos alrededor de la ensalada, pegando al borde de la fuente. Quitar el hueso a las aceitunas aloreñas y poner sobre las rodajas de tomate.
- Repartir el atún escurrido sobre la ensalada.
- Raspar una zanahoria y rallarla sobre la ensalada.
- Con el aceite de oliva virgen extra y el aceite del atún, sal y zumo de limón o vinagre, hacer una salsa vinagreta en un vaso mezclando todo bien con un tenedor y repartir sobre la ensalada. Es más fácil mezclando primero sólo el zumo de limón / vinagre con la sal. También podemos utilizar un bote con tapa y dejar más cantidad de aliño hecha para otras ensaladas (se conserva en la nevera y es sólo agitar antes de utilizar).
- Ya tenemos la ensalada lista para degustar. ¡Buen provecho!

Vista de la ensalada que casi se puede convertir en plato único.


Primer plano. 


Detalles