Buscar este blog

Translate

lunes, 14 de noviembre de 2016

Jurel al limón y aceite de oliva virgen extra

El jurel es un pescado azul con muchos beneficios para el organismo. Para empezar, por ser pescado azul, es rico en grasas, muchas de ella ricas en Omega3, tan beneficiosos para el corazón, ya que reducen el nivel de colesterol y triglicéridos en sangre,

Además contiene varias vitaminas del grupo B y vitaminas A, C, E, K y D (tan necesaria para la absorción del calcio). Pero no se queda atrás el contenido en Yodo, Hierro, Calcio, Potasio. Es bajo en calorías, siendo una buena opción para dietas de control de peso. La única contra indicación es para las personas que padecen gota y ácido úrico, por el alto contenido en purinas que tiene.

Dicho todo esto, es muy habitual tomar el jurel cocido en sopas de pescado, o bien asados a la plancha. Hoy os traigo una forma distinta y muy sabrosa de tomarlo. Podría ser perfectamente un aperitivo o tapa. Si queremos dejar varios hechos con antelación, yo os recomiendo dejarlos cubiertos de aceite de oliva virgen extra. A la hora de servir, escurrir de ese aceite, aliñar con limón y unos granos de sal en escamas y listo para comer. Ese aceite de oliva virgen extra que nos sobra, nos puede servir desde para aliñar una ensalada, como para hacer pescados a la plancha o cualquier otra preparación de pescado.

Esta receta es fácil aunque la única dificultad la tenemos en limpiar el pescado una vez cocido, y sacar los lomos. El agua de la cocción ¡¡NO SE TIRA!! Se puede colar y utilizar en cualquier sopa de pescado o bien de fondo para un arroz con pescado. Pero pasemos a la cocina.

Ingredientes:
- 1 jurel por persona.
- Agua para cocer.
- Limón, sal gorda y hojas de laurel.
- Aceite de oliva virgen extra, que yo os recomiendo que elijáis entre la amplia variedad de #AOVE #SaboraMalaga Yo le he puesto una variedad suave y afrutada: Verdial, pero perfectamente le puede combinar una Hojiblanca, Arbequina o Manzanilla.

Preparación:
- Limpiar los jureles de tripas, quitar las cabezas y las aletas. Lavar bien de la sangre que puedan soltar, dejarlos escurrir y reservar.
- En una cazuela amplia, poner agua para que cubran los jureles aproximadamente, con sal gorda, una rodaja gruesa de limón y una hoja de laurel grande. Cuando comience a hervir, meter los jureles y cocer a fuego medio durante 10-15mnts aproximadamente, según el tamaño de los jureles. Sacar los jureles y reservar. Colar el agua de la cocción y dejarla para otra preparación de pescado (se puede congelar).
- Cuando el jurel esté frío y se pueda manipular, quitar la piel. Dando un pequeño corte en la cola y tirando de ella hacia la cabeza del pescado, sale casi toda. Con la ayuda de una pala de pescado, o un cuchillo de mantequilla, sacar el lomo lo  más entero posible. Colocar en una fuente.
- Quitar la espina central del jurel. Dar la vuelta al pescado y repetir la misma operación, quitando la piel y reservando el lomo en fuente aparte. Hacer lo mismo con cada jurel, poniendo siempre los lomos unos al lado de otro y nunca encima.
- Una vez tengamos todos los lomos de jurel limpios de pieles y espinas, rociar con un poco de zumo de limón (al gusto) y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Quien lo prefiera, puede espolvorear con un majado de perejil fresco y ajo. Listos para servir.

Una ración lista para servir y disfrutar.