Buscar este blog

Translate

viernes, 4 de diciembre de 2015

Roscón de Reyes con aceite de oliva

En este Roscón de Reyes lo hemos tuneado, respecto a recetas tradicionales, en lo siguiente:
- Hemos sustituido la mantequilla,  por una grasa mucho más saludable como es el aceite de oliva virgen extra. El maravilloso #AOVE suave y afrutado que tenemos en la Axarquía con todo el #SaboraMalaga
- No lleva fruta escarchada, porque la persona que me lo pidió, no le gusta. En su lugar, hemos utilizado orejones de albaricoque, ciruelas pasas y Pasas Moscatel DOP Málaga. Yo he utilizado unas pasas con una calidad extraordinaria, del pueblo de El Borge en la Axarquía malagueña. Si queréis más información os invito a que visitéis su web   AQUI
- Tampoco lleva almendras laminadas sobre la superficie, ya que quien me lo pidió, es alérgico. Así que es roscón #sinfrutosecos 

Pero a pesar de estos cambios, sigue siendo un Roscón delicioso tanto para tomar tal cual con una buena taza de chocolate caliente, como para rellenarlo de nata o mermelada.

¿Es difícil? Seguro que os lo estáis preguntando. No lo es, aunque lleva varias partes su elaboración. La mejor forma para organizarnos, es hacer la masa madre por la mañana. Por ej, la podemos dejar lista después de desayunar. Mientras hacemos otras cosas, la masa subirá y doblará al menos su volumen. Después de almorzar, podemos hacer la otra masa y unir la masa madre a esta masa. Formamos el roscón y lo dejamos reposar. Yo lo dejé toda una noche dentro del horno. Por la mañana solo será pintar de huevo batido y hornearlo. Así lo tenéis recién hecho para desayunar el día de Reyes.

Pero vamos al lío, que si yo he sido capaz de meterle mano, vosotros también. Ya veréis que no resulta difícil. A lavarse las manos que nos toca amasar.

Ingredientes para un Roscón de 6-8 personas:
Masa Madre:
- 70grs de leche templada
- 1 cucharadita de azúcar
- 10 grs de levadura fresca
- 130 grs de harina de fuerza

Masa:
- 60 grs, de leche templada
- 120 grs. de azúcar glass
- 2 huevos +  1 huevo para el barnizado
- 30 grs de agua de azahar
- 70 grs de aceite de oliva virgen extra
- 20 grs de levadura fresca
- 400 / 450 grs de harina de fuerza (según la marca, necesitaréis más o menos).
- 1 pellizco de sal
- Azúcar blanca
- Ralladura de 1 naranja.
- 1 haba y 1 premio (para saber quien paga el roscón y quien lo gana)

Preparación:
- Disolvemos la levadura fresca y el azúcar en la leche templada. Añadimos la harina de fuerza y amasamos hasta obtener una masa homogénea. Ponemos en un cuenco y tapamos con film de cocina. La dejamos que doble su volumen (mínimo 2h).
- Cuando haya levado la masa madre, empezamos a preparar la otra masa. Empezamos por los ingredientes líquidos. Batimos los huevos con el azúcar glass, hasta disolver todo el azúcar.
- Templar la leche y disolver la levadura fresca. Añadir a la preparación de los huevos.
- Añadir el agua de azahar, el aceite de oliva virgen extra, el pellizco de sal, la ralladura de naranja y mezclar bien con la ayuda de una cuchara de madera. Tendremos una masa sin forma y poco compacta.
- Unir esta masa que acabamos de hacer, con la masa madre. No se debe de notar la unión de las dos masas, por lo cual, habrá que amasar hasta que sólo veamos 1 sola masa y quede todo bien integrado. Debe de quedarnos una masa muy ligera y blanda. 
- Formar un roscón sobre papel de hornear puesto en una rejilla de horno. Dejar que doble su volumen en un sitio templado (por ej, el horno apagado). Pasado este tiempo que el Roscón estará bien aumentado, procedemos a decorarlo. Lo 1º son esconder el premio y el haba, envueltos en papel de aluminio. Seguimos colocando la fruta elegida para el Roscón.
- Batir un huevo con un poco de azúcar blanca y barnizar toda la superficie del Roscón. Añadir un poco más de azúcar por la superficie.
- Precalentar el horno a temperatura alta y meter la bandeja, con calor arriba y abajo. Si tenemos ventilador, lo podemos poner. Hornear unos 15 minutos a 150ºC sin quitarle el ojo de encima, porque se suelen quemar muy fácilmente. 
- Sacar del horno y dejar enfriar completamente. Listo para degustar. ¡Buen provecho!

La masa madre ya fermentada


La masa del Roscón y la masa madre antes de unise.


Hay que amasar con fundamente para integrar las dos masas.


No olvidarse esconder el haba y el regalo.


El anillo del Roscón listo para que doble su volumen.


Una vez haya fermentado, decoramos a nuestro gusto.


Ya está cocido y dorado gracias al barniz de huevo batido.


Una ración lista para degustar.


Mirar lo esponjoso que queda en su interior.


Foto resumen de la receta


Como premio, me gusta poner unas pasas moscatel.


Aquí tenéis el roscón con la tradicional fruta confitada.