Buscar este blog

Translate

sábado, 5 de noviembre de 2016

Gúsaros o Cañaillas cocidas

Las cañaillas son también conocidas como caracoles de mar y búsaros (que en Málaga se le llama gúsaros). Es uno de los aperitivos que a mí me gusta disfrutar en fines de semana y bien fresquitos.

Es muy popular cocerlos en olla tradicional, durante unos 10-15mnts, pero nos podemos quedar cortos si son ejemplares un poco grandes, debido a que tienen una concha muy dura. Mi madre siempre los cocía en olla exprés, a fuego bajo, y así lo hago yo, y quedan con una textura estupenda.

Para comerlos, necesitamos la ayuda de unos palillos de madera o metálicos. Se empieza por quitar la costra externa que los cierra. Con los palillos, procederemos a sacar el molusco, igual que si fuera un caracol de tierra. Una vez sacado el cuerpo de la cañailla o gúsaros, podemos ponerle unas gotas de limón. Yo particularmente, me gustan tal cual para no enmascarar el intenso sabor a mar que tienen.

Hay que comprarlos bien frescos, y en el marisco, el olor es el 1º delator si no está realmente en condiciones óptimas. Sino lo vais a preparar nada más llegar a casa, os aconsejo conservarlos envuelto en un trapo húmedo en la zona más fría de la nevera. No conservarlo más de 2 días desde su compra, para evitar alguna intoxicación. Su preparación es muy sencilla y por eso, nos vamos a ir lavando las manos y pasando a la cocina ¿me acompañas?.

Ingredientes para 4 - 6 personas:
- 1kg de gúsaros o cañaillas
- Agua
- Sal gorda y laurel

Preparación:
- Lavar bien el marisco, para quitar arena. Se puede dejar en remojo con agua con hielo para que vaya soltando impurezas,
- Una vez bien limpios, en una olla exprés con agua suficiente para cubrir todo el marisco, la ponemos a calentar con un puñadito de sal gorda y una hoja de laurel. Una vez esté el agua hirviendo, meter los gúsaros y comprobar que quedan todos bien cubiertos de agua.
- Tapar la olla exprés (tradicional en mi caso) y poner la válvula de seguridad. Cuando salga vapor ella, bajar el fuego hasta el mínimo para que siga saliendo vapor por dicha válvula. 
- Pasados 10mnts, quitar la válvula y cuando haya perdido toda presión la olla, abrir y escurrir el marisco. Refrescar con agua y colocar sobre una fuente amplia con agua con hielo, para detener la cocción. 
- Conservar en la nevera, en la zona más fría que haya, hasta que se vaya a consumir. Los podemos dejar cubiertos con un trapo húmedo.

 Una ración lista para consumir


Detalle de la carne del molusco