Buscar este blog

Translate

jueves, 8 de diciembre de 2016

Arroz caldoso con pollo y Grande Apiane Tinto Joven

Hoy os presento un plato de domingo. Y la pregunta que viene ahora es ¿por qué de domingo? Pues algo tan sencillo y simple porque en casa de mi madre, los domingos, era cuando se solía hacer arroz ya que solíamos estar todos juntos a comer. El resto de los días, cada uno llegaba a una hora a comer: los mayores por trabajo y los pequeños (como en mi caso) por el colegio. Así que a mí cocinar arroz, en cualquiera de sus vertientes, es sinónimo de reunión familiar.

El de hoy es para comerlo con cuchara, ya que es caldoso, pero sin olvidar el tenedor y cuchillo por los trozos de pollo (que a mí me gusta comerlos al final con las manos para chupar bien los huesos, pero bueno… eso ya depende de cada uno). Viene maridado con un vino 100% malagueño, con la D.O. Sierras de Málaga y el sello de calidad #SaboraMalaga Aunque las notas de cata lo recomiendan con carnes rojas y de caza, a mí me ha sorprendido mucho en esta receta y francamente, el maridaje me ha gustado. Quizás el utilizar pollo de corral, de sabor más intenso que el pollo tradicional, y poner romero en el guiso (hierba aromática presente en el Grande Apiane Tinto Joven), han hecho que esta combinación de sabores funcione tan rica. Si quieres conocer más sobre Grande Apiane Tinto Joven y los vinos que nos ofrecen Tierras de Mollina, sólo tienes que pinchar  AQUI

Pero dejémonos de charlas y pasemos a la cocina, a preparar este rico arroz caldoso con pollo y Grande de Apiane Tinto Joven.

Ingredientes para 4-6 personas:
- 1 puñado de arroz redondo por persona + 1 puñado más para la cazuela.
 ½ pollo campero troceado (mejor que lo haga el carnicero). A mí me gusta quitarle la piel, pero ya es cuestión de gusto personal.
1 cebolla picada fina (a mí me gusta mucho el toque de la cebolla en el arroz, pero como esto es un tema que levanta ampollas según quién, es completamente opcional).
1 lata de pimientos morrones.
2 tomates maduros rallados.
2 dientes de ajos picados finos, sin el germen interior.
Caldo de pollo o verduras.
1 copa de vino Grande de Apiane Tinto Joven.
 Un puñado de guisantes.
 Sal fina, pimienta molida, azafrán en hebra, romero y laurel.
 Aceite de oliva virgen extra, que yo siempre recomiendo la amplia selección que hay de #AOVE en #SaboraMalaga En este caso, al ser el vino de la Comarca de Antequera, he utilizado un aceite D.O. Antequera Hojiblanca.

Preparación:
Empezamos poniendo en el fondo de una cazuela alta (recordemos que el arroz es caldoso), aceite de oliva virgen extra sin que llegue a cubrir del todo el fondo. Cuando coja temperatura, vamos a rehogar los trozos de pollo campero, que estarán salpimentados. Doramos exteriormente, y retiramos.
En ese mismo aceite, vamos a rehogar la cebolla, con los ajos picados lo  más fino posible. Sino os gusta el sabor del ajo, podéis dejarlos enteros con piel. Así darán sabor pero será más discreto y luego es más fácil de retirar al servir. Cuando tengamos la cebolla blanda, añadimos el arroz y removemos bien. A fuego suave, vamos tostando ligeramente los granos de arroz para sellarlos por fuera y que queden más entero. Cuando lo tengamos hecho, añadimos el tomate rallado y las hebras de azafrán y dejamos rehogar todo unos minutos.
Añadir los trozos de pollo rehogados y la copa de Grande de Apiane Tinto Joven y dejar que el vino se evapore por completo.
Poner el doble de cantidad de caldo o agua que de arroz, que debe de estar caliente. Para esto, a mí me gusta utilizar un cuenco grande. Voy echando en él los puñados de arroz que voy a necesitar. Veo por donde queda marcado y ya se la marca para medir el agua / caldo. También podéis utilizar una de las jarras con medidas y fijaros en cualquier de las medidas habituales para saber la cantidad de líquido. Por ej., que el arroz llegue a la marca de los 500grs. Remover con cuidado el fondo de la cazuela, para evitar que el arroz se pegue abajo.
Cuando comience a hervir el caldo, probar de sal y rectificar si hiciera falta. Recordar que el arroz es soso y el caldo debe de estar ligeramente salado, para que el arroz absorba esa sal desde el inicio. Añadir una hoja de laurel y romero, bien en rama, o un pellizco de hojas secas. Dejar la cazuela medio tapada, y cocer a fuego suave unos 15 minutos, vigilando que no se quede sin caldo y añadiendo más (siempre caliente) cuando sea necesario. Cuando notemos el arroz casi hecho, añadir los pimientos morrones cortados en tiras y unir al guiso moviendo la cazuela. Tapar y apagar el fuego, dejando el arroz reposar unos minutos (que podemos aprovechar para poner la mesa, por ej.).
A mí me gusta llevar la cazuela directamente a la mesa y servir en platos soperos. Una copa de Grande de Apiane Tinto Joven es estupendo para acompañar este arroz caldoso. ¡Buen provecho!

Foto resumen de esta receta



Una buen arroz es imprescindible para esta receta.


Una ración de "amigo" bien acompañada de Grande de Apiane Tinto Joven



Con esta copa es suficiente para llenar de sabor este arroz caldoso



Un primer plato del plato ya servido y bien acompañado de Grande de Apiane Tinto Joven