Buscar este blog

Translate

jueves, 11 de noviembre de 2010

Tomate frito en el microondas

Una manera de freír tomate sin llenar media cocina de salpicaduras ;-) Además que el microondas sirve para más cosas que calentar la leche o la comida. Y aquí tenéis un ejemplo bastante claro. La única precaución es que el microondas, intensifica tanto la sal como las especias. Entonces sabiendo esto, es mejor quedarnos "cortos" porque para añadir siempre hay tiempo. Y otra precaución que me gusta tener, es que cuando para el microondas, dejo reposar al menos 1mnt y retiro la tapadera con cuidado. Al igual que una olla que esté hirviendo en el fuego, no podemos quitar la tapadera de golpe, aquí nos pasa lo mismo. Esperar, retirar con precaución y siempre empezando a levantar por el lado contrario al que estamos. Así si salpica algo, irá para el lado contrario al que estamos nosotros.

Pero aunque cocinemos en el microondas, no vamos a dejar de hacerlo con nuestros productos locales: tomate de mi #Axarquia (siempre tenemos la opción del envasado) y nuestro aceite de oliva virgen extra, también de la Axarquía y con todo el #SaboraMalaga  Y a eso le sumamos la cebolla, pimiento, ajos.... Pero vamos a dejarnos de hablar y pasemos a la cocina.

Ingredientes para 1kg de tomate frito (luego baja bastante el volumen):
- 1kg de tomate natural maduro, para freír o bien 2 latas de tomate triturado, tamizado o troceados pequeñas o 1 grande.
- 1 cebolla / cebolleta grande.
- unos dientes de ajo (sin germen y al gusto de cada uno)
- aceite de oliva, sal, azúcar y especias al gusto (laurel, orégano, finas hierbas....). 
- Pimientos rojos de los de asar (me gusta más que los verdes, y además, al ser rojos, intensifica el color de la salsa).

Elaboración:
- En un recipiente de paredes altas, pongo aceite de oliva (aprox 2 cucharadas soperas) y la cebolla troceada pequeña. Le pongo una tapadera de microondas, de las que van un poco perforadas un poco de sal y a potencia máxima sin el grill 2mnts. 
- Saco, remuevo bien y añado el tomate, especias al gusto (pimienta molida, laurel, orégano...etc), un poco  azúcar, sal, los pimientos rojos en tiras y sin el nervio blanco. Vuelvo a mezclar todo. Potencia máxima 5mnts.
- Vuelvo abrir y remover bien y probar por si hace falta rectificar de especias o sal. Bato todo con la batidora o bien paso por el pasapuré, y compruebo el espesor.
- Dependiendo del tipo de tomate que hayamos puesto y lo espeso que queramos la salsa, iremos añadiendo tiempo. Normalmente para la pasta, lo suelo poner 2 veces 5mnts, 10mnts en total. Se puede ir añadiendo más minutos,  remover y comprobar.

Utilizar para lo que se quiera: arroz blanco, pasta, acompañar a carne, etc. En apenas 15mnts entre preparación y elaboración, hemos hecho un tomate frito casero, sin manchar la cocina y sin quemarnos de salpicaduras. Y podemos aprovechar y meter más verduras, enriqueciendo nuestro tomate frito casero, y como luego se tritura, nadie verá nada (sobre todo pensando en los más pequeños). Podemos meterle: zanahoria, puerro, apio, calabaza.... lo que más nos guste en casa. Y se hace igual: esa verdura troceada y limpia, y añadida con el tomate.

La fuente recién sacada del microondas, con la tapadera que os decía.


Así queda el tomate frito, una vez se haya triturado todo.