Buscar este blog

Translate

jueves, 4 de diciembre de 2014

Tocino ibérico frito

Esta receta no es apta para dieta..... lo se.... Tampoco para quien tenga que meter en cintura al colesterol y a los triglicéridos..... Sacamos los pies del tiesto con esta receta, pero un día es un día ¿verdad'

El tocino fresco frito, además de para unas migas, es también el aperitivo tradicional que tenían antes muchos de nuestros padres / abuelos. En este caso, es de cerdo ibérico y tenía bastante vetas de carne. Super fácil de preparar hasta para el más novato. Hay que tener la precaución de hacerlo con una tapadera medio puesta, porque puede "saltar" y salpicarnos de aceite caliente si estamos cerca. Además la grasa que nos sobre, se cuela y se guarda en un tupper y tendremos una manteca ibérica deliciosa para cocinar al más puro estilo tradicional. Esta manteca va muy bien por ej para asados, ya que le da un toque muy jugoso a las carnes. Yo le he puesto un poco de aceite de oliva virgen extra, para dar un poco más de sabor a esa manteca que queda.

Pero vamos a explicar como se hace:

Ingredientes:
- Tocino ibérico fresco (la cantidad que queramos hacer)
- Unos ajos enteros con piel.
- Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
- Sal

Preparación:
- Quitar la corteza al tocino y cortarlo en trozos regulares.
- En una cazuela o sartén con tapa, ponerlo a freír con unos dientes de ajos sin pelar, un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal.
- Remover con frecuencia, para que todo se vaya friendo por igual. Irá soltando mucha grasa y cuidado que "salta" y nos podemos quemar.
- Cuando veamos que los trozos de tocino están dorados y bien fritos, con una paleta, sacarlos y ponerlos en un plato con los ajos fritos. Añadir un poco más de sal si hiciera falta. Están listos para servir, así bien calentitos, con un buen pan de pueblo.
- La grasa sobrante, la colamos y la guardamos en un tupper. Al enfriar, se cuajará y tendremos una manteca ibérica lista para usar en cualquier momento. Conservarla en la nevera siempre.

El tocino ibérico fresco, partido por la mitad porque era bastante alto.


El tocino una vez frito en su propia grasa.


La manteca ibérica lista para usar.