Buscar este blog

Translate

jueves, 30 de junio de 2011

Caracoles con chorizo

Esta receta está hecha por la vía "fácil" ya que los caracoles, los compré congelados que ya vienen limpios. Solo se necesita darles un hervor y tirar ese 1º agua. Se pasan por el grifo los caracoles y listos para comer.

Necesitamos:
- Caracoles ¡¡como no!!
- Chorizo de ristra, de los que venden en carnicerías (el tipo "picante" le da un gusto muy rico)
- Sofrito (tomate, cebolla, pimiento,  unos ajos, si se quiere se puede añadir un poco de puerro)
- Aceite de oliva virgen extra si es posible. Y si es el verdial de mi #Axarquia, exquisito.
- Especias para caracoles (suelen vender un frasco ya listo para usar en los supers) y cayena.
- Sal y se quiere, pastilla de caldo o mejor aún, caldo de carne.
- Agua y vasito de vino blanco o cerveza.
- Pimentón (dulce o picante... a elegir)

Elaboración:
- Después de hacer ese 1º paso que he comentado antes de darles el hervor y tirar ese agua, dejamos escurriendo los caracoles.
- Yo utilizo la olla expres y en la misma olla, añado aceite de oliva y preparo el sofrito con toda la verdura. Una vez están rehogadas, las paso por la batidora para que no se note ningún tropezón y reservo.
- Pongo los caracoles en la olla, añado la cerveza o el vino blanco, las especias, agua o caldo, sal y el sofrito batido. Dejo el chorizo entero en ristra (para que no se deshaga en la cocción)  y lo pongo a hervir.
- Tapo la olla y cuento 30mnts desde que la válvula gira o suelta vapor,guisándose a fuego medio (mi cocina tiene del 1 al 6 y los pongo en el 3).
- Cuando la olla ha perdido presión, abro y compruebo que los caracoles estén tiernos, rectifico de sal si hiciera falta. Si noto que la salsa está demasiado ligera, aparto el chorizo (que voy cortando a rodajas)  y los caracoles y a fuego fuerte, dejo reducir la salsa, pero cuidado que tiene que quedar suficiente salsa para que cubran bien los caracoles.

Este es un plato que apetece comerlo más en invierno y que sobre todo, hay que dejar hecho con antelación. Si los quiero comer un domingo, los dejo preparados el viernes. La carne del caracol es muy insípida y necesita que se le ayude con especias y tenerlo en su salsa para que tengan mejor gusto.

Aquí está la prueba del delito. Espero que os guste.