Buscar este blog

Translate

lunes, 13 de febrero de 2012

Potaje de garbanzos

Para los días de frío, nada mejor un buen potaje. Este es "mi potaje".... que hay tantos, como casas en el mundo. Seguro que habrá gente que me diga "yo le pongo.... yo le quito...." pero bueno, aquí está para que podáis quitar o añadir a vuestro gusto particular. Con una buena ensalada de entrante y un buen plato de garbanzos y algo de fruta de postre, menú completo y económico. Si lo queréis enriquecer con más verduras, admite muy bien unas acelgas picadas o unas habichuelas verdes (judías verdes). También queda muy rico combinando alubias blancas y garbanzos. Y si queréis versión "light", quitar el chorizo y guisar solo los garbanzos con las verduras.

Ingredientes:
- 2 puñados de garbanzos por persona + 1 puñado "para la olla".
- Huesos de espinazo y esqueletos de pollo (se lo pedís al carnicero y os lo guarda sin problemas).
- Chorizo a gusto.
- Patatas, zanahorias, apio, nabo, calabaza, cebollas y tomate (yo puse triturado), a gusto y según la cantidad que sea.
- Aceite de oliva virgen extra (os recomiendo cualquier variedad incluida en #SaboraMalaga ), sal, pimentón dulce, granos de comino (para ayudar a los gases que salgan...), pimienta en grano, clavo de olor, laurel, ajos enteros sin pelar.
- Agua.

Preparación:
- La noche anterior, poner los garbanzos en remojo bien cubiertos de agua, para que no se queden "secos" mientras se rehidratan.
- En la olla expres, poner chorrete de aceite de oliva y poner la cebolla lo más picada posible y rehogar. Añadir el tomate y los ajos enteros sin pelar y dar unas vueltas.
- Echar pimentón a gusto (tener en cuenta que el chorizo puede soltar también especias) y rehogar un poco fuera del fuego, para evitar que se nos queme.
- En una bola de té, poner granos de comino, pimienta en grano, clavos de olor, una hoja de laurel y algún ajo entero de los que hemos rehogados. Cerrar y meter en la olla.
- Añadir el agua de remojo de los garbanzos y volver a poner la olla al fuego con los huesos y esqueletos de pollo, el chorizo.  La patata y calabaza peladas y entera, la zanahoria raspada, el nabo y el apio pelados y lo pongo  todo entero, porque da tiempo a que se guisen durante la cocción y sino, se deshacen mucho. 
- Ponerle sal. Si alguien quiere o gusta, también le va alguna guindilla a este plato, o que el chorizo sea picante. Dejar que hierva y quitar la posible espuma blanca (impurezas) que vaya saliendo. Cuando el agua esté caliente y la espuma quitada, añadir los garbanzos al guiso.
- Tapar la olla y contar aprox 30-45mnts desde que salga vapor por la válvula, dejando guisar a fuego suave pero que salga vapor por la válvula de la olla, que significará que tendrá suficiente presión. Dependerá de la cantidad que tengamos para guisar y el tipo de garbanzos. Si al abrir, estuvieran los garbanzos un poco duros, volver a tapar y dejar 5 o 10mnts más, según como veamos.
- Cuando los garbanzos estén guisados, abrir la olla y retirar los esqueletos de pollo (dejar los huesos de espinazo, que siempre tienen algo de carne, y es una delicia para quien le guste "chupar" huesos).
- Sacar el nabo, la zanahoria, la calabaza y pasarlo por la batidora con un poco de caldo y añadirlo a la olla. La patata, sacarla y trocearla. El apio se puede desechar. Dejar reposar todo, dándole un meneo a la olla para que mezclen los sabores.

Como todos los potajes, están más ricos de un día para otro. Aquí os dejo la muestra, con un ajo guisado, trocito de hueso de espinazo y chorizo, patata y trozo de calabaza que no pilló la batidora. Buen provecho.