Buscar este blog

Translate

jueves, 14 de febrero de 2013

Corazón de fresa

Una receta para enamorados y para celebrar la nueva campaña de fresas. Es súper fácil... a esto no podéis poner pegas porque es casi para tont@s. Perdonad la calidad de las fotos, pero las prisas de ir haciendo varias cosas a la vez. La foto final, le falta cubrirla con una gelatina sin sabor transparente, pero esa foto sí que no ha salido. También deciros que los huecos que veis entre las fresas, es para que veáis que debajo estaba la natilla de fresa. Esos se quedaron tapados con trocitos de fresa, para que no se viera la natilla y fuera "factor sorpresa".

Os cuento como hacerla porque además es súper rápida y se puede dejar hecha con antelación.

Ingredientes:
- Una lámina de hojaldre ya estirado. Si es congelado, dejar descongelar hasta que esté manejable.
- 2 natillas de sabor fresa (yo  las compré en el Mercadona, que las había de este sabor, pero al gusto....).
- Fresas naturales.
- 1 sobre de gelatina neutra (venden ya uno especial para tartas, pero sino, sirve gelatina neutra con azúcar).
- 1 huevo batido.

Preparación:
- Precalentar el horno a temperatura alta (200ºC).
- Estirar el hojaldre y sobre él, cortar una base según el molde. Con lo que sobre, cortar unas tiras y con los dedos, ir haciendo un poco de borde (presionando ligeramente por los lados).
- Pinchar con un tenedor toda la superficie del hojaldre, para evitar que suba. Pintarlo con huevo batido.
- Hornear a 180ºC hasta que veamos el hojaldre dorado (aprox. 15mnts pero dependerá del horno, no fiarse y estar "al loro").
- Sacar y dejar enfriar. Cuando podamos tocarlo, sacarlo del molde y presionar con los dedos el centro (puede que esté subido a pesar de haberlo pinchado).
- Repartir la natilla por el interior. Yo no he gastado los 2 envasases, me ha sobrado un poco del 2º pero ya como veáis que mejor queda.
- Lavar las fresas y secarlas ligeramente. Cortar el tallo y partirlas por la mitad. Ir colocando mitades encima de las natillas, hasta cubrir o casi cubrir la superficie.
- Preparar el sobre de gelatina según las instrucciones (yo lo compré en Lidl). Yo le pongo un poco menos de agua de la indicada, para que quede más espeso (eran 250cc y puse unos 200cc aprox.). 
- Cuando el preparado no queme, repartir con la ayuda de una cuchara por toda la superficie. No importa que caiga sobre el hojaldre. Es gelatina de sabor neutro y es para evitar que las fresas se oxiden y se pongan feas y dar brillo.
- Otra opción para cubrirla, es hacerlo con mermelada de fresa: calentais un poco en el microondas o a fuego suave. La mermelada se pondrá más líquida (le podéis poner una cucharada de agua también). con la ayuda de un pincel de cocina, o de cuchara sopera, ir repartiendo la mermelada caliente sobre las fresas. Al enfriar, cogerá la textura habitual de mermelada.
- Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

El molde sobre el hojaldre. Aunque parezca que no cabe, la base del molde estaba dentro del hojaldre.


Detalle del borde ya puesto en la base.


Detalle del hojaldre pintado con huevo batido y pinchado.


El hojaldre una vez sacado del horno.


Listo para cubrirlo con la gelatina. Esta tarta era para regalar y estaba colocada en un molde desechable de aluminio, para facilitar el transporte.