Buscar este blog

Translate

martes, 26 de febrero de 2013

Tarta de queso al limón

Aquí os dejo una versión de la clásica tarta de queso / requesón. Lo habitual, es servirla con mermelada por encima, normalmente, de frutos rojos o similar, que contrasta mucho con el blanco de la tarta. Pero yo me incliné por algo fresco, que bajara la comida, y te refrescara sin esa sensación pesada que muchas veces dejan las tartas, sobre todo, después de una comida un poco más fuerte.

La base también es diferente: utilicé galletas de canela, que me encantan y pensé que la canela y el limón, podrían hacer buena liga, y no me equivoqué. Y para el relleno, quise aligerar el plato de calorías y utilicé queso fresco batido 0%, para contrarrestar la grasa que ya lleva la tarta. Se podía rebajar más aún las calorías, utilizando edulcorante (en polvo o líquido), pero lo dejé tal cual con azúcar glass.  No me enrollo y os pongo como hacer esta tarta.

Ingredientes:
- 1 paquete de galletas de canela (normalmente trae 2 la caja y suele pesar unos 250grs aprox cada uno).
- 100grs de mantequilla.
- 200grs. de queso fresco batido 0% (lo hay ya en muchos supermercados).
- 1 brick pequeño de nata para montar (200ml).
- 100grs. de azúcar glass (se disuelve antes que el azúcar normal) + 2 cucharadas para la cobertura (aprox).
- 2 limones, con sus ralladuras y su zumo.
- 4 hojas de gelatina neutra.
- 1 sobre de "cubre tartas" (lo compré en Lidl pero vale cualquier gelatina neutra).

Preparación:
- Poner un cazo en el congelador, para que esté muy frío y ayude a montar la nata más rápidamente. La nata es mejor montarla con barillas eléctricas. Si son desmontables, se pueden meter también en el congelador para que todo esté muy frío.
- Remojar las hojas de gelatina en agua fría, para que se hidraten, al menos durante 5mnts.
- Moler las galletas hasta que quede con textura de arena.
- En el microondas, derretir un poco la mantequilla hasta que esté como si fuera pomada.
- Añadir a las galletas trituradas, una cucharada de zumo de limón y la mantequilla. Amasar todo uniformemente. Repartir en un molde desmontable, repartiendo con la mezcla la base y los laterales.
- Escurrir las hojas de gelatina del agua, poner en una taza y derretir en el microondas durante 10 segundos. Incorporar un poco del queso fresco batido y remover bien para que se disuelva. Luego, añadir todo y seguir removiendo con ayuda de una cuchara de madera o lengua.
- Sacar el cazo y las barillas del congelador y batir la nata, tiene que quedar semi montada. Incorporar el queso mezclado con la gelatina y el azúcar glass y las ralladuras de los limones (sólo piel sin parte blanca que amarga). Mezclar todo con movimientos envolventes de abajo arriba. Probarlo por si hiciera falta más azúcar.
- Repartir la mezcla sobre la base de galletas.
- Preparar la cobertura según las instrucciones. Yo le pongo algo menos de líquido (200ml y recomiendan 250ml) para que quede más espeso. Hacerlo con el zumo de los limones. Si no hubiera suficiente líquido, completar con agua. Añadir 2 cucharadas de azúcar glass o hasta que veamos un punto de dulzor que nos guste.
- Repartir la mezcla por la superficie de la tarta, una vez esté fría. Guardar la tarta en la nevera un mínimo de 4h, para que la gelatina cuaje bien. 
- Servir muy fría, con unas rodajas de limón decorando el centro de la tarta.

La tarta lista para servir.



Todos los ingredientes, excepto el azúcar glass que se me olvidó ponerlo para la foto (las hojas de gelatina están clavadas sobre las migas de galletas).


La base de galletas trituradas con mantequilla y zumo de limón


El relleno de nata y queso con las ralladuras de limón.