Buscar este blog

Translate

lunes, 18 de marzo de 2013

Sopa de mandarinas y fresas

Esto es un postre de los de "toda la vida" pero presentado un poco distinto. No tenía naranjas de zumo, pero sí tenía unas mandarinas estupendas, muy dulces y con mucho zumo. Y por supuesto, tenía fresas... estupendas y riquisimas. En este caso no fue necesario, pero si el zumo resulta demasiado fuerte (sobre todo para niños), se puede endulzar con un poco de azúcar o miel (y si es miel de azahar....ni os cuento....).  Y como siempre os digo: productos locales. En este caso, las fresas eran del pueblo de Algarrobo en la Axarquía malagueña. Las mandarinas, del malagueño Valle del Guadalhorce. Seguimos preparando de comer con Sabor a Málaga.

Para la presentación, una copa de vino tipo "balón", por darle otra utilidad y porque queda más bonito y personal. Todos tenemos copas "desparejadas", de las que se van rompiendo cada vez que las usamos. Pues es una ocasión perfecta para personalizar el postre y darle un toque especial a una comida. Pero menos rollo y manos a la obra.

Ingredientes:
- Zumo de mandarinas.
- Fresas.

Preparación:
- Sin quitarles el rabito verde a las fresas (cogerían mucha agua), lavarlas y dejarlas escurrir. Secar el posible agua que puedan tener con papel de cocina.
- Quitar el rabito verde y trocear al gusto, dejando media fresa entera para la decoración. Reservar todo.
- Exprimir las mandarinas y quitar los posibles huesos que puedan tener.
- En una copa bonita, poner las fresas troceadas, clavar la media fresa reservada en el borde de la copa, y regar con el zumo de mandarinas.
- Servir de inmediato y disfrutar.