Buscar este blog

Translate

lunes, 9 de septiembre de 2013

CRONUTS horneados y fritos

Mi amiga Conchi ha estado en Nueva York de vacaciones ¡¡qué envidia sana me ha dado!! N.Y. es una de esas ciudades que espero visitar algún día personalmente...me fascina desde siempre. Y mi amiga ha venido fascinada, entre otras cosas, por este postre que se ha puesto de moda en tierras americanas y "amenazan" con desembarcar en Europa. Es una fusión entre croissant (de ahí el nombre de CRO) y los donuts (por eso el NUTS). Particularmente, no le veo nada en especial. Me cuenta mi amiga que en la ciudad de los rascacielos, hay toda una locura por esta nueva forma de endulzarte el paladar. La confitería donde lo crearon, llegaron a tener cola de gente que esperaban a comprarlos recien abiertos. Ahora la moda se ha extendido y los venden de todo tipo y tamaños, incluso pastelerías que lo venden por diametro del dulce, para hacerlos tanto en formato mini (como pasta de té) como en grande en plan tarta. Y también se pueden encargar con distintas alturas, ya que el dulce se basa en capas superpuestas de hojaldre, bien unidas por aceite vegetal o huevo batido, en su versión más básica.

Yo he querido hacerlo de 2 formas distintas: fritos como es la receta original, y horneados con mi toque personal, por aquello de no añadir más grasa al dulce que ya de por sí, son calorías importantes las que aporta. De las dos versiones, me quedo con la horneada: más ligera y menos pesada. También es la que se quedó más subida, ya que la frita, al poner el releno de nata, "bajó" de altura y se quedó compacto. Yo lo veo como un hojaldre relleno, pero bueno, para Nueva York es la revolución desde los cup-cakes. Vamos al lío y a colgarnos el delantal:

CRONUTS  HORNEADOS
Ingredientes:
- 1 lámina de hojaldre refrigerado.
- Azúcar glass y huevo batido.
- Azúcar blanco para rebozar.
- Relleno al gusto: en este caso, natillas de fresa.

Preparación:
- Extender el hojaldre y pasarle un poco el rodillo para aplanarlo e igualarlo por haber estado enrrollado.
- En un cuenco, batir un huevo con azúcar glass y cuando esté todo bien ligado, pintar ligeramente la superficie.
- Doblar el hojaldre, como si fuera un libro y cortar por la unión con la ayuda de una puntilla.
- Volver a pintar y a doblar por la mitad, para crear otra capa de hojaldre. Meter en la nevera un rato, para que se endurezca y sea más fácil trabajarlo (si es en el congelador, con 5mnts es suficiente).
- Con un aro o taza, hacer unos círculos como si fuesen donuts. El agujero central lo podemos hacer con un vaso de chupito, o bien, directamente con el dedo, presionamos un poco y abrimos el orificio. Así vamos haciendolo por todo la superficie del hojaldre. Aproximadamente, salen 6 cronuts con la medida de una taza de café pequeña.
- Pintamos todas las superficies con el resto de huevo batido con el azúcar glass. Volver a meter en el frío para que se compacte todo.
- Encender el horno a temperatura alta. Sobre un papel de horno (puede ser el que trae el hojaldre), lo horneamos todos a temperatura alta hasta que estén dorados. Es importante que sea meterlos estando bien fríos, para que el contrataste frío-calor haga subir más el hojaldre.
- Pasamos los cronuts calientes (cuidado de quemarnos) por un plato con azúcar blanco y los rebozamos en azúcar, sobre todo por los laterales. Al estar calientes, se queda el azúcar pegado.
- Ponemos sobre una rejilla y dejamos enfriar.
- Se rellenan al gusto. Hay quien los abre por la mitad, como si fuese un bocadillo. Yo aproveché que tenía natillas en formato "chupar" y con la misma boquilla, por la superficie, los rellené.
- Espolvorear la superficie con azúcar glass y ya están listos para comer. Sino se consumen de momento (cosa dificil de resistir a la tentación.....), se guardan en la nevera ya que el relleno necesita frío.

Aquí están horneados y rellenos por las natillas.


El huevo con el azúcar glass listo para batirlo y pintar el hojaldre


1º Corte del hojaldre


El cronuts recien horneado tal y como sale del horno





CRONUTS  FRITOS

Ingredientes:
- 1 lámina de hojaldre fresco.
- Canela molida.
- Aceite de girasol para freir.
- Relleno: nata montada.
- Cubierta: chocolate de cobertura y fideos de azúcar de colores.

Preparación:
- Extendemos el hojaldre y lo pintamos con aceite de girasol. Espolvoreamos un poco de canela molida para que tenga ese toque el  hojaldre.
- Doblamos y cortamos 2 veces, igual que se ha explicado antes, metiendo en cada proceso, la masa en frío para que coja consistencia y no se ablande demasiado.
- Formar los cronuts igual que se han descrito antes, pero se dejan tal cual sin pintarlos de huevo batido.
- Cuando el hojaldre esté bien frío, en un cazillo alto (para evitar salpicaduras) calentamos aceite de girasol para freir. El aceite tiene que estar caliente, para que se fría y no se empape de aceite, pero no demasiado porque tostaríamos el exterior dejando el interior crudo.
- Vamos friendo los cronuts de 1 en 1, con la ayuda de un pincho para evitar que el agujero central, al subir el hojaldre, se quede cerrado.
- Escurrimos sobre papel absorvente y dejamos enfriar.
- Ponemos un poco de nata montada en una boquilla o manga pastelera y rellenamos los cronuts por los laterales.
- Aparte fundimos un poco de chocolate de cobertura.
-Cuando se enfríe un poco el chocolate, cubrimos la superficie de los cronuts con el chocolate y espolvoreamos con fideos de colores.
- Meter en la nevera hasta el momento de consumirlos.

Aquí están recien fritos, escurriendo aceite sobrante.




Aquí están la versión frita y con chocolate