Buscar este blog

Translate

miércoles, 2 de octubre de 2013

Hamburguesa mixta "EL CUCO" con queso

Ya se que me vais a decir que esto no es "nada del otro mundo" y que poco  hay que explicar. Pero a veces, en las cosas más sencillas y "simples", te das cuenta de la calidad de las cosas. Eso me ha pasado a mí con estas hamburguesas mixtas que he recibido en un lote de productos de degustación de la casa EL CUCO de Asturias. Me han sorprendido, para bien y mucho, desde el momento que abrí el envase. Normalmente, no me gusta comprar carne envasada, porque siempre me huele a plástico todo y menos la picada que absorbe los olores mucho más. Habitualmente, le pido las hamburguesas a mi carnicero habitual por este motivo. Pero en esta ocasión, no fue así y me gustó mucho. Otra cosa que me ha encantado: nada de hacer "agua" la hamburguesa cuando la pones a la plancha ni mucho menos, encojer... que veces que pones una señora hamburguesa para cenar a lo grande, y terminas tomando una tapita..... ¿De sabor? ¿Hace falta que os lo diga? ¡¡riquisimas!!. De verdad que algo tan aparentemente sencillo, rebosa calidad lo mires por donde lo mires. Reconozco que este tipos  de productos tiene mala fama por todo lo negativo que he dicho. Pero es una forma muy cómoda que tenemos para que niños o personas mayores, puedan comer carne fácilmente. Y con hamburguesas de tanta calidad como estas de EL CUCO, que además no tienen gluten, da gusto comerse una buena y rica hamburguesa en cualquier momento. V Me dejo de charla y vamos al lío, que vamos a prepararla "con el toke de Belencilla"  ;-)

Ingredientes:
- Hamburguesas de carne mixta EL CUCO de Asturias.
- Queso semi curado (en esta ocasión, tenía de oveja).
- Aceite al queso (queso viejo que tenía  cubierto  con aceite de oliva virgen extra, en un frasco de cristal. Cogí un poco de ese aceite para engrasar la sartén).
- Panecillos de hamburguesas.
- Opcional: lechuga picada, mostaza, ketchup / tomate frito, mahonesa....

Preparación: 
- En una sartén ponemos un poco de aceite al queso bien extendido (lo mejor es pintar la sartén con una brocha o con un poco de papel) y la ponemos al fuego que coja bastante calor.
- Mientras tanto, podemos ir tostando los panecillos y cortando cuñas de queso.
- Poner las hamburguesas en la sartén bien caliente. A mí me gustan doradas por fuera y casi casi crudas por dentro, no hechas del todo, para que estén más jugosas. En estas en concreto, de carne asturiana, merece la pena no hacerlas demasiado.
- Dar la vuelta con una paleta antiaderente o de madera para hacerlas por la otra cara. Normalmente, yo en este punto, apago la vitrocerámica y la dejo que se hagan con el calor residual. Así consigo que no se asen demasiado.
- Ponemos en un panecillo la hamburguesa y sobre ella inmediatamente, la cuña de queso para que vaya cogiendo calor y se derrita un poco.
- Al gusto, completamos con lechuga, mostaza, ketchup / salsa de tomate... etc. Comer inmediatamente y disfrutar.


La foto es de la hamburguesa  con el queso tal cual sin los completos.