Buscar este blog

Translate

lunes, 14 de octubre de 2013

Lentejas con chorizo asturiano El Cuco

Ya empieza a refrescar el tiempo ¡¡menos mal !! y ya empieza apetecer los guisos calentitos, de cuchara, los potajes en una palabra. Hoy traigo algo muy tradicional, muy casero y con una legumbre que levanta por partes iguales amor y odio. Pero como dice el refrán, o las tomas o las dejas.... Se que hay zonas de España que las ponen en remojo. Yo particularmente, en casa, nunca se han remojado antes. Lo que sí nos gustan más son la variedad pardina, que son más pequeñas y se despellejan menos, quedan más enteras. 

Las lentejas tienen un guiño emocional para mí: son de los primeros platos más "en serio" de cocina que yo hice y aquello fue.... vamos.... para salir corriendo y no parar en 3 días..... lentejas sin más nada, cocidas con agua y tan poca sal que apenas parecía que tenían..... Desastrosas vamos.... lo único bueno fue que estaban cocidas y tiernas e hice muy pocas.... menos mal. Esta receta está hecha con chorizo asturiano El Cuco. Recibí un lote de productos extraordinarios en todos los sentidos y con los chorizos, no me lo pensé dos veces, y guisé unas lentejas con un toque asturiano riquísimo. De verdad que la calidad se nota en cosas "sencillas": chorizo casero, que no se te repite, que deja su gusto en el guiso pero no lo enmascara todo, que viene relleno entero y no "hueco" como otros.... estupendos de verdad y desde aquí, mi felicitación a El Cuco por hacernos disfrutar con cosas tan ricas y tan tradicionales. No es para comer todos los días lentejas con chorizos, pero bueno, cada 15 días o 1 vez al mes, nos podemos dar un capricho y desquitarnos. Las verduras de este guiso, van cocida y no sofritas. Con lo cual, reducimos la cantidad de aceite mucho y por lo tanto, también calorías. De hecho, yo añado el aceite al final del guiso, para potenciar más las propiedades de este oro líquido, que con el calor del guiso, pueden perderse o disminuir. Se le suele echar pimentón molido (normalmente dulce, pero al gusto) pero como ya llevan los chorizos, no se los he puesto. Pero vamos al lío y a colgarnos el delantal. 

Ingredientes:
- 1 o 2 puñado de lentejas (en seco) por persona + otro para la olla. Depende si es plato único o las lentejas forman parte de un 1º plato con algo detrás, o hay una buena ensalada y luego las lentejas. 
- Aprox, medio chorizo por persona (depende del tamaño).
- 2 o 3 patatas grandes.
- Un hueso fresco de cerdo o ternera.
- 1 tomate  y zanahoria grande.
- 1 trozo de puerro.
- 1 pimiento verde o un trozo si lo tenemos de los pimientos grandes.
- En una bola de té, al ser posible, ponemos comino en grano (sino lo añadimos molido), granos de pimienta, clavos de olor, 1 o 2 dientes de ajos entero, 1 hoja de laurel.
- Aceite de oliva virgen extra, sal y agua para cocer.

Preparación:
- Sin necesidad de poner las lentejas a remojo, las ponemos en la olla junto con el hueso de carne, los chorizos partidos por la mitad, el tomate lavado y con el corazón quitado, la zanahoria raspada, el pimiento sin la cabeza con las pepitas, la bola de té con las especias (las podemos poner sueltas pero es más agradable para comer si los granos de pimienta o el clavo de olor está retirado del plato), las patatas peladas y cascadas y el puerro limpio.
- Cubrimos de agua, que quede aprox, 2 dedos por encima de todo. Puede ir necesitando agua más adelante durante la cocción, pero se añadirá (siempre caliente) poco a poco para evitar que  nos queden las lentejas "nadando" en la olla. Añadimos sal y ponemos a cocer aprox. 30 mnts. a fuego medio con la tapadera medio abierta.
- Durante la cocción, ir vigilando si necesitan más agua e ir quitando la posible espuma que pueda soltar el guiso.También ir probando por si necesitasen más sal, aunque cuidado porque los chorizos sueltan su sal al guiso. Más vale quedarnos "cortos" que para añadir siempre hay tiempo.
- Casi al final del guiso, retirar el puerro, pimiento, zanahoria y tomate y ponerlo en el baso de la batidora. Coger un poco de caldo de las lentejas y añadir más agua si hiciese falta. Batir todo bien. También se puede pasar por un pasapuré y dejar ese triturado aparte.
- Quitar del guiso el hueso de carne y la bola de té. Añadir el batido de las verduras, remover suavemente y dejar que todo se mezcle durante unos minutos a fuego suave.
- En cada plato, añadir un poco de aceite de oliva virgen extra, aprox, media cucharada sopera como mucho y remover. Hay quien las toma con un poco de vinagre, pero a mí particularmente, no me gustan así.... pero haberlos, haylos....
- Servir bien calentitas con un buen pan para acompañar, o también como es costumbre por el Norte de España, con guindillas verdes (dulces o picantes) o también rábanos. Sino se le echa patatas, este guiso está más rico de un día para otro.


Una buena ración de lentejas, fuente de fibra e hierro, con sus patatas y 
su trozo de chorizo asturiano El Cuco.... casi nada.