Buscar este blog

Translate

sábado, 14 de diciembre de 2013

Borrachuelos al vino de Cómpeta (Málaga)

Es uno de los dulces más típicos de Málaga por Navidad: los borrachuelos, o como lo llaman en otros lugares, pestiños (si son rellenos se les llama borrachuelos, y si es sólo la masa frita, pestiños). Su origen dicen que vienen de los árabes, de hecho, hay dulces árabes muy parecidos. Aquí hago la versión "básica" que son sin rellenar y rebozados en canela y azúcar. Suelen ser también muy típicos los rellenos de cabello de ángel, y rebozados en miel. Para esto último, se calienta ligeramente la miel, para que se quede más líquida. Hay quien le añade un chorrito de anís o vino dulce. Se rebozan los borrachuelos hasta que estén por completo bañados en miel, se escurren un poco y se van dejando en una fuente listos para servir. A mí esta opción, al igual que rellenos de cabello de ángel, me resulta demasiado dulce y le resta protagonismo a todo el conjunto. Pero para gusto, hay colores ¿verdad?. Sin rellenar, los llamados también pestiños, son típicos de comerlos en Carnavales.

Esto es  puro sabor a Málaga, sabor a la Axarquía: aceite de oliva virgen extra sin filtar (en la masa) de Arena, pueblo alto de la Comarca. Y vino dulce de Cómpeta, el "techo" de la Axarquía y con la DO Vinos de Málaga, junto con la canela, el ajojolí y la matalauva y las naranjas, hacen un conjunto realmente delicioso.

La harina que indico, es aproximada porque dependerá de la que absorba la masa. No tiene que quedar ni demasiado blanda (no podríamos darle forma), ni demasiado dura que sería un "masacote" una vez fritos. Controlar también la temperatura del aceite de fritura, porque si está muy caliente se quedan crudo por dentros y si es demasiado frío, se "cuecen" en aceite y no resultan tan ricos. Yo he utilizado de girasol "especial para fritos" para realzar el sabor de toda la masa por lo neutro que es. Con el aceite sobrante de la fritura, se cuela y se reserva, por ej, para hacer bizcochos. Lo mismo que si sobra azúcar y canela del rebozado final: para cualquier otro dulce (magdalenas, bizcochos, un yogur....).

Pero vamos a dejar el sermón y a colgarnos el delantal ;)

Ingredientes:
- Harina de trigo de repostrería, aprox. 500grs.
- 125ml. de aceite de oliva virgen extra.
- 125ml de vino dulce de Cómpeta.
-  La piel de 1 naranja.
- El zumo de 2 naranjas.
- Ajonjolí y matalauva (yo he puesto 1 cucharada sopera, pero va al gusto).
- Canela y azúcar blanco para rebozar.
- Aceite de girasol "especial para fritos".

Preparación:
- Ponemos el aceite en un cuenco o taza amplia con la cáscara de la naranja (quedarnos con un trocito). Calentar ligeramente para que se temple y coja el aroma a la naranja. Yo lo he puesto 1mnt en el microondas y lo he dejado reposar aprox. 5 mnts.
- En una fuente honda, ponemos el aceite sin la cáscara de naranja, el vino, matalauva y ajonjolí, canela molida (al gusto pero menos que las otras especias) y vamos añadiendo harina. Tiene que quedar una masa manejable y no demasiado dura.
- Vamos cogiendo pequeñas porciones de masa, y la aplastamos en la mano (nos podemos ayudar de un tenedor) para que tenga todo el mismo grosor. Doblamos ligeramente por la mitad, pero solo uniendo por los bordes y procurando que el centro quede hueco. No puede ser muy grueso, porque nos saldría crudo por dentro y muy frito por fuera. 
- Preparamos un plato hondo / cuenco con azúcar blanco y canela molida. Removemos bien para que se mezclen y reservamos.
- Calentamos aceite para freír y echamos un trozo de cáscara de naranja, así además de aromatizar el aceite, sabremos si está en buena temperatura para freir o no.
- Cuando esté el aceite caliente pero sin humear, retiramos la cáscara de la naranja y vamos friendo borrachuelos por tandas. Escurrimos en papel absorbente y rebozamos en azúcar y canela.
- Listos para disfrutarlos con un vaso de vino Cómpeta :)



Esta foto me la hizo llegar Ocono365. Son borrachuelos rellenos de cabello de angel.
Todo un honor poderlo subir aquí. Mil gracias por mandar la foto. Un beso grande.