Buscar este blog

Translate

domingo, 12 de enero de 2014

Bizcocho de chocolate y yogur

Lo primero es pedir disculpas por la foto porque fue "aquí te pillo".  Este bizcocho lo hice ayer para celebrar el cumple de mi hija Olga Cristina. La presencia visual no es muy buena, y os pido también disculpas. Pero lo hicimos todo "a ojo" porque la balanza tubo a bien agotar las pilas en ese mismo momento, y como podéis imaginar, no había de repuesto.... aaaggghhh.... Las cosas que pasan, que vamos hacerle.

Esta receta está sacada del libro de cocina "Salvada por los pasteles" de Marian Keyes. He leído varias novelas suyas y me han encantado. No sabía que tenía un libro de recetas, y ha sido uno de mis regalos de estas navidades. Ya iréis viendo más recetas de ella en este blog, porque todas merecen la pena. A mí me ha salido un poco más bajo de la foto de su libro, ya que mi molde es un poco más grande (ella ha utilizado 2 moldes de 23cms y yo lo he hecho sólo en 1 que creo que son 26 o 28cms.). Ella le ha puesto mermelada y frambuesas, pero yo lo he rellenado de nata y también he añadido algunas cosillas, que a mi me dan resultado como por ej, combinar harina de trigo con harina de maíz (tipo Maicena) para que el bizcocho quede más esponjoso. Es una delicia, tanto si se rellena como el bizcocho tal cual, y es de las pocas tartas de cumpleaños que se han acabado toda y han pedido repetir.  Yo lo he rellenado justo antes de servir, para evitar que la nata bajara. Con unas barrillas eléctricas y estando la nata y el recipiente MUY FRIO, montan en apenas un par de minutos. No pasaros al montarla porque se puede cortar y convertir en mantequilla. Pero no me enrollo más y os cuento como se hace.

Ingredientes:
100grs de chocolate negro al 70%
150grs de harina de trigo de repostería 
100grs de harina de maíz tipo "Maicena"
250grs de yogur (yo he utilizado un tipo "griego" azucarado, son 2 envases)
1 cucharadita (de café) de levadura en polvo tipo "Royal"
Una pizca de sal fina
250grs de azúcar moreno
125ml de aceite de girasol (sabéis suelo utilizar aceite de oliva virgen extra, pero en esta ocasión, como el chocolate es muy intenso, he preferido un aceite neutro como recomienda Marian Keyes).
2 huevos batidos
200ml (un brick pequeño) de nata para montar, que debe de estar muy fría.
Fideos de chocolate y azúcar glass (opcional)

Preparación:
- Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
- Forrar un molde con papel de hornear. Lo mejor es arrugarlo algo húmedo y estirarlo. Mojar también el molde que vayamos a utilizar: así el papel se quedará pegado con más facilidad.
- Trocear el chocolate (yo le doy, sin abrir el envase) varios golpe sobre la mesa y facilita bastante la tarea. Ponerlo sobre un cuenco apto para el microondas y poner 1 mnt a potencia máxima. Sacar, remover bien y conectar 10 o 20 segundos más, si hiciese falta. También se puede hacer al baño maría, pero así es más rápido. Cuidado no se os vaya a quemar el chocolate al derretirlo, que amarga y arruina el postre.
- Tamizar la harina, la sal, la levadura en un cuenco amplio. Añadir el azúcar moreno y mezclar todo. Incorporar los yogures y remover bien. Hacer lo mismo con el aceite y remover hasta que esté integrado.
- Añadimos el chocolate fundido y removemos todo bien. Por último, incorporar los huevos y ligar bien toda la masa. No importa que no veáis la masa muy negra de chocolate, en el horno, se teñirá todo.
- Hechar la masa en el molde forrado y hornear aprox. 25mnts, o hasta que al pinchar el bizcocho en el centro, salga limpio el palillo.
- Dejar enfriar el bizcocho sobre una rejilla. Al tener el papel podemos sacarlo del molde más fácilmente.
- Cuando el bizcocho esté frío, con un cuchillo de sierra grande, partirlo por la mitad horizontalmente (lo podemos hacer justo antes de servir).
- Montar la nata y añadir un poco de azúcar glass, pero no dejarla dulce, sólo un toque para quitarle ese sabor original. Repartirla por la mitad del bizcocho que corresponde a la base. Poner unos fideos de chocolate, para notar el crujir al comerla, y tapar con la otra mitad. Espolvorear la superficie con un poco de azúcar glass, que hará contraste con el negro del bizcocho. 
- ¡¡Lista para degustar !!
Si me descuido, no puedo hacer foto...jejeje.