Buscar este blog

Translate

miércoles, 1 de enero de 2014

Chivo malagueño asado

Si hay una carne típica de Málaga, esta es la de del chivo o cabra lechal malagueña. Se alimenta de romero, tomillo en las sierras de Málaga, y se suele sacrificar cuando alcanza aprox. los 4,5kgs y 6kgs.   Pinchar aquí     para ver la web de la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña (Cabrama), donde podéis tener más información de esta rica carne. Esto es #SaboraMalaga  para degustarlo con todos los sentidos, porque además del chivo malagueño, se asó con Vino de Málaga....ahí es nada. Doble sello de calidad garantizada en esta receta: Sabor a Málaga y la DOP Vinos de Málaga.

No es nada complicada de preparar. Yo la he dejado adobada la noche anterior para que cogiera mejor todo el aliño. Lo que sí he ido vigilando el asado para ir regándolo con su jugo y que quedara jugoso. El resultado fue delicioso: una carne tierna, jugosa, que se derretía en la boca. El acompañamiento, aunque aquí no sale, fueron unas papas asadas a la sal, que podéis encontrar en este blog PINCHA AQUI. Aproveché que ya estaba el horno encendido y bajo la bandeja del chivo, metí otra para asar las papas. Pero vamos al lío y a colgarnos el delantal:

Ingredientes:
- Medio chivo malagueño
- Manteca de cerdo ibérica, aprox 100-200grs (según el peso del chivo). Se puede sustituir por aceite de oliva virgen extra, pero a mí particularmente, me gusta mucho el toque de la manteca ibérica para esta receta.
- 1 vaso (de los de agua), de vino blanco bueno. Si es de Málaga, como yo he utilizado, MEJOR.
- 1 vaso de caldo de carnes. Yo no tenía caldo casero hecho y he utilizado el de la marca Aneto "Caldo de Navidad". 
- 2 cabezas de ajos peladas.
- Tomillo, romero (mejor si es fresco), laurel, pimienta en grano, clavos de olor.
- Sal

Preparación:
- Pedir en la carnicería que nos troceen el chivo en 3 o 4 trozos para poderlo meter con comodidad en el horno. 
- Derretir la manteca al fuego suave. Incorporar las especias y los ajos (enteros y pelados) para que vayan perfumando la manteca. Dejarlo infusionar apartado del fuego (mientras no lo pongamos en frío, no se cuajará la manteca), hasta que la manteca haya perdido calor.
- Poner el chivo en una fuente apta para el horno honda. Salar por todos los lados. Regar todo con la manteca derretida y las especias. Frotar bien la carne con la manteca y las especias. Con el frío de la carne, se irá cuajando la manteca. Intentar dejar el chivo lo más pringado posible de manteca. Tapar con film de cocina la bandeja y guardar en el frigorífico, mejor de un día para otro.
- Precalentar el horno a 180ºC. Quitar el film de cocina y regar todo con el vino y el caldo de carnes. Meter en el horno con la parte interna del chivo, hacia arriba. 
- Ir regando con frecuencia y si faltara líquido, añadir más caldo sin problema.
- Cuando tengamos dorado el lado interno del chivo (aprox 1h pero puede ser menos, según el tamaño del chivo), dar la vuelta y hacer igual: dorarlo e ir regándolo con frecuencia. Nos puede tardar aprox otro hora más de horno.
- Cuando esté bien dorado, sacar del horno y poner la carne en una fuente de servir, con la salsa aparte. Yo lo he acompañado con papas asadas. También es muy típico la guarnición de papas a lo pobre: patatas cortadas en rodajas fritas con cebollas, ajos y pimientos verdes. 
- Animaros a disfrutar de este rinco manjar y ¡¡buen provecho!!

El Chivo Malagueño ya asado y listo para ser degustado en la mesa.