Buscar este blog

Translate

viernes, 25 de abril de 2014

Ensalada con lujo de bacalao en aceite.

Esta ha sido mi cena de hoy. Un poco de aprovechamiento, porque tenía una patata asada que me sobró del mediodía y la quería aprovechar. También tenía un resto de bacalao de Islandia desalado, metido en aceite de oliva, ideal para desayunos, tapeos o cualquier idea que tengamos. El bacalao, resto de lo que compré para Semana Santa a mis amigos de Lujo del Paladar, empresa veleña con el distintivo Sabor a Málaga por su ajobacalao, pero que no solamente ofrecen eso. PINCHA AQUI para visitar su web o sus enlaces a Twitter y Facebook. Hacerlo es muy fácil: una vez desalado el bacalao, ponerlo una fuente honda o un tupper, y cubrirlo de aceite de oliva virgen virgen extra. Conservar en la nevera. Yo he utilizado las partes más finas de una pieza de bacalao entera que compré, pero lo podemos hacer con cualquiera. De hecho, Lujo del Paladar tienen ya unas tarrinas de lomo desalado en aceite de oliva de nuestra Axarquía, listo para consumir, riquisimo.

Pues con estos "restos" y un poco de lechuga y tomate, todo ello producto local de mi Axarquía, me puse el delantal e hice esta rica ensalada. Sino tenéis patata asada, también puede servir cocida. Y dejo la opción de aliñar la ensalada, con un alioli ligero ;)  Vamos a la cocina derechitos:

Ingredientes:
- Lechuga
- Tomate maduro
- Bacalao desalado, en aceite de oliva virgen extra.
- Patata asada.
- Salsa vinagreta: aceite de oliva virgen extra donde ha estado el bacalao, vinagre de manzana (más suave que el de vino), 
- Pimienta negra molida y perejil fresco muy picado.

Preparación:
- En un plato llano, ponemos en el centro lechuga picada muy fina. 
- Partimos un tomate en medias rodajas finas. Cerrando el círculo central que hemos formado con la lechuga, ponemos las rodajas de tomate. Salamos muy ligeramente.
- Pelamos la patata asada y partimos en lochas finas y cubrimos la lechuga. Salpimentamos ligeramente, para darle un toque a la patata que suele ser sosa.
- Ponemos otra capa de medias rodajas de tomates y lascas del bacalao desalado, escurridas de su aceite, por el plato. 
- En un vaso ponemos vinagre de sidra y el aceite donde ha estado sumergido el bacalao. Además de ser un aceite de oliva virgen extra de mi Axarquía excepcional, tiene el aroma y sabor que haya dejado el bacalao. Con lo cual, nuestra vinagreta tendrá "ese toque" especial. Recordar que las proporciones para una vinagreta, será el doble de aceite que de vinagre (eso también irá en función del gusto lógicamente) Removemos bien y aliñamos la ensalada. 
- Poner un poco de perejil fresco picado por encima y ¡¡ Lista para servir !!

**NOTA: apenas lleva sal porque el bacalao tiene ese punto de salazón,aunque esté desalado. De todas formas, para añadir siempre es posible y mejor así, a que corramos el riesgo que quede salada... 

Ensalada lista para consumir


Detalle del bacalao


Detalle de la patata entre el tomate y el bacalao