Buscar este blog

Translate

lunes, 5 de mayo de 2014

Galletas sin huevo de mantequilla y mermelada y versión "cookie"

Receta tuneada por mi comadre Mª José, después de quitar los huevos que tenía la receta porque mi ahijada no los puede probar. Hemos pasado media tarde en la cocina, con las niñas amasando, cortando galletas, horneando.... se nos ha pasado la tarde en un pis pas. Salen un montón con estas cantidades, siendo galletas pequeñas tipo pasta de té, pero os aseguro que un tupper bien tapadas o un bote hermético, duran varios días (si es que os duran claro....). También podéis hacer las galletas un poco más grandes, por ej, con una taza de café, para que salga de un tamaño aprox a  cualquier galleta tipo "María". Es conveniente tener 2 bandejas de horno, para que mientras una bandeja se hornea, ir cortando más galletas y tener lista la otra. Así es: sacar una bandeja y meter la otra.

En esta ocasión, hemos puesto en el centro mermelada casera de fresa ( AQUI LA RECETA )  y también hemos algunas con Mermelada de Mango de Málaga. Pinchar  AQUI  para seguirlos por Facebook. Es una empresa de Vélez-Málaga, con el distintivo #SaboraMalaga que elabora su mermelada totalmente artesanal. Está riquisima y seguro que cuando la probéis, os enganchará y ya no podréis abandonarla. Sin mermelada están también muy ricas, pero a mí me gusta por el contraste de color y por el sabor que da a las galletas.

Pero vamos al lío y a colgarnos el delantal, que hay faena por delante ;)

Ingredientes:
- 250grs de mantequilla a punto pomada.
- 300 grs petit grandes. Pueden ser naturales o de sabores, como más os guste, no influye en el sabor final.
- 400grs de harina de repostería.
- 160grs de azúcar blanco.
- Ralladura de naranja.

Preparación:
- En una fuente amplia (necesitamos espacio para amasar), tamizamos la harina para evitar que tengan grumos.
- Añadimos todos los ingredientes: ralladura de naranja, los petits, la mantequilla y el azúcar y empezamos amasar todo. Tiene que quedar una masa uniforme, con todos los ingredientes ligados. Al principio nos podemos ayudar de una cuchara de madera o espátula, pero luego, será mejor ponerla en una mesa y trabajarla.
- Cuando tengamos la masa bien ligada, la cubrimos con film de cocina y la dejamos reposar en la nevera, donde más frío haga, aprox 1h para que se endurezca. Puede estar más tiempo, no pasa nada.
- Precalentar el horno a temperatura alta, con calor arriba y abajo.
- Como tendremos mucha masa, coger pequeñas porciones y estirarla hasta dejarla del grosor que queramos. Contra más fina, antes se harán en el horno. Podemos cortar las porciones con un corta pasta, una taza de café, hacer rectángulos con un cuchillo de mantequilla....etc. Hundir un poco el centro para hacer "hueco" a la mermelada. Así vamos trabajando la masa hasta que la acabemos. Los "recortes" de la masa, se vuelven amasar y estirar ¡no se tira nada!.
-   Sobre una bandeja de horno, colocamos una hoja de papel de hornear. Ahí vamos a dejar todas las galletas cortadas, dejando un espacio entre ellas. Aunque no lleva la masa levadura, pueden "subir" un poco durante el  horneado.
- Una vez colocadas las galletas en la bandeja, ir colocando un poco de mermelada en el centro. No poner mucha cantidad, que puede desbordar la mermelada y quemarse.
- Hornear a 180ºC y estar muy pendientes de ellas, porque si son de tamaño "pasta de té", en apenas 10mnts estarán listas. En cuanto veamos los bordes dorados, sacar la bandeja y meter la segunda.
- Las galletas se despegan solas del papel, con lo cual, podremos aprovecharlo para la siguiente tanda. Ponerlas en un plato para que se vayan enfriando. Cuando estén totalmente frías, guardar en una lata o bote hermético.
- Os dejo las fotos. No son galletas perfectas de formas porque están hechas por niñas, pero riquísimas  y sobre todo, hechas con mucho cariño. ¡¡Buen provecho!!


 Aquí están las galletas con Mermelada de Mango de Málaga


Y estas son las que hice con mi mermelada casera de fresa.



Con esta misma receta, quitando la naranja y cambiandola por canela molida, y añadiendo al final fideos de chocolate, he hecho "cookies". De tamaño, más grande que estas otras con mermelada, que tienen tamaño de pasta de té. Tardan un poco más en hacerse en el horno, al ser más grande, pero son igualmente deliciosas. Las hice con un vaso, de los de agua, que tienen buen diámetro.

Una muestra de las cookies