Buscar este blog

Translate

sábado, 31 de mayo de 2014

Gelatina natural de frutas

Un postre riquisimo e ideal cuando nos aprieta el calor. Es bajo en calorías, rico en vitaminas del grupo B, magnesio, yodo, no tiene colesterol y si la unimos a zumo de frutas naturales, añadimos vitaminas frescas, fibra y todos los beneficios de la fruta. Además está indicada en casos de digestiones difíciles, cólicos, dietas blandas y es un alimento rico en proteínas.

Las hojas de gelatina que encontramos en supermercados, provienen en su mayoría de origen animal.
En esta variedad, es más fácil encontrarla en lámina, que popularmente, se le llama "cola de pescado" porque parece la piel de un pescado. Pero también hay gelatinas en polvo procedentes de distintos tipos de algas, que se llama agar-agar. Es transparente y sin sabor, por lo tanto, nos ayuda tanto para platos salados como dulces. 

En esta ocasión, la he preparado con zumo de naranja natural, de unas naranjas de Alcaucin riquisimas y muy dulces. Le he añadido un poco de miel de flores de la Axarquía. Como veis, seguimos apoyando los productos locales con #SaboraMalaga. Yo he mezclado directamente el zumo con la gelatina y la miel. Sino se quiere añadir miel ni azúcar, se puede añadir edulcorante en polvo / líquido. También si queremos conseguir un efecto más traslúcido, lo único es rebajar la cantidad de zumo con agua. Podemos ir probando la cantidad que más nos gusta. Y una a tener en cuenta: dejarla un poco más dulce de lo que habitualmente os gusta. Al enfriar la gelatina, el frío deja más insensible el gusto, y si la dejamos justo a nuestro punto de dulzor, puede ser que al enfriar, la encontremos ácida. Es un alimento muy a tener en cuenta para niños, enfermos y ancianos en época de calor. Debido a gran contenido en agua, evita deshidrataciones y los temidos "golpes de calor". Si queréis unas gominolas caseras, una vez cuajada, es rebozar los trozos de gelatina en azúcar. 

Pero vamos al lío y os explico como hacerla.

Ingredientes:
- 1 paquete de gelatina neutra en láminas
- 1 litro de zumo de naranja natural (a gusto, con o sin pulpa). Se puede poner zumo del sabor que queramos.
- Miel de flores.

Preparación:
- Separar las hojas de gelatina. Cada fabricante, recomienda la cantidad gelatina a utilizar por cada litro de producto. En mi caso, fue el paquete entero, pero seguir siempre las indicaciones del fabricante. Dejarlas bien cubiertas de agua, durante al menos 10mnts, para que vuelvan a hidratarse. Perderán su textura rígida y se pondrán blandas.
- Exprimir las naranjas mientras remojamos la gelatina. Si no queremos la pulpa (muy beneficiosa en caso de estreñimiento), pasar el zumo por un colador.
- Calentar la miel con un poco de zumo, sin que llegue a hervir, sólo caliente. Disolver bien la miel en el zumo de naranjas.
- Escurrir las hojas de gelatina con las manos y secarlas ligeramente con papel de cocina, para evitar que tenga exceso de agua.
- Añadir las hojas de gelatina escurridas a la miel y zumo caliente. Remover bien hasta que veamos que está disuelta.
- Incorporar la mezcla de miel-zumo-gelatina al zumo de naranjas. Si queremos, podemos colar esta mezcla por si hubiera algún trozo de gelatina sin disolver. Remover bien todo el zumo para que mezclen los ingredientes.
- Rellenar los moldes elegidos y meter en la nevera donde más frío haga. En aprox 2h, tendremos la gelatina cuajada y lista para consumir. Si se hacen en moldes de silicona, poner un poco de aceite de girasol con una servilleta y rellenarlos. Cuando esté cuajada, se desmoldará fácilmente.

Naranjas y las láminas de gelatina antes del remojo


La gelatina escurrida en papel de cocina, y la miel caliente disuelta en zumo de naranja


Distintas formas de presentación de la gelatina.
Las redondas están hechas en molde de silicona.


Otra forma de presentación: en un reciente, poner film de cocina y poner la gelatina.
Al cuajar, desmoldar tirando del film de cocina, y hacer pequeña porciones.
En la foto se ve que hay incorporado pequeños gajos de naranja sin piel.