Buscar este blog

Translate

viernes, 18 de julio de 2014

Bacalao fresco a la plancha

Uno de los pescados que más me gusta y no siempre lo encuentro fresco. Hoy lo he visto en la pescadería, súper fresco y súper bien de precio y no lo he dudado. He cogido una pieza pequeña, pero que pudiera aprovechar 4 raciones para el almuerzo. Además de quitarle la espina central y la cabeza, que ya están guardadas para un próximo caldo, me han hecho las 4 raciones. Listo para llegar a casa y cocinarlo ¿verdad?.

Pero antes de colgarnos el delantal, vamos a ver que ricas propiedades nos tienes guardada este caballero del mar. Es pescado blanco, por lo tanto, bajo en grasas. Es propio de mares muy fríos. Y de la misma familia, son pescados muy conocidos en nuestros mercados como la brótola y el abadejo. Posee vitamina A, del grupo B, C, D, E y los minerales que más abundan son el fósforo (fundamental para el sistema nervioso, huesos y dientes) y el potasio (activo importante del sistema muscular y nervioso). En España hay mucha costumbre de cocinarlo guisado, en cazuelas acompañados de verduras, o bien preparándolo frito. Pero hoy lo vamos hacer de una forma sencilla, rápida y muy rica. Yo lo paso por una pequeña capa de harina, para que guarde mejor la forma cuando lo ponga en la plancha. No es harina como si lo fuéramos a empanar, sólo un poco y muy bien sacudida, para que sea un ligero abrigo del pescado. A colgarnos el delantal que la cocina nos espera ;-)

Ingredientes para 4 personas:
- 1 bacalao fresco, sin la espina central ni la cabeza, troceado en 4 partes.
- Sal y harina para empanar.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de la #Axarquia, pues tanto mejor.
- Guarnición: arroz vaporizado cocido con zanahorias y guisantes (aprox. 1 taza de arroz en seco, 1 zanahoria grande y un puñado de guisantes, congelados en este caso).
- Perejil para decorar.

Preparación:
- Empezamos cociendo la guarnición. Ponemos agua a hervir con laurel, pimienta molida, un ajo entero, un poco de comino (para los gases de los guisantes) y sal. 
- Raspamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. Reservamos.
- Cuando el agua hierba, añadimos el arroz, la zanahoria y los guisantes. Removemos y esperamos unos 15 minutos aprox, hasta que esté el arroz cocido. Escurrimos y refrescamos ligeramente, para que con el calor que tienen no siga cociéndose.
- Salamos el bacalao por ambas caras y pasamos por harina. Una capa ligera, sólo para reforzar la carne del pescado a la plancha. Reservamos.
- Ponemos una sartén amplia a calentar a fuego fuerte. Podemos poner un pequeño hilo de aceite de oliva virgen extra, para evitar que se agarre. Ponemos el bacalao pasado por harina, por el lado de la piel, durante 2-4mnts, hasta que veamos que está tostada. Con cuidado, damos la vuelta para hacer el lado de la carne durante aprox 2mnts a fuego fuerte (no dejar el pescado mucho tiempo, que se quedaría muy seco). Sacar y reservar.
- A la hora de emplatar, poner una ración de pescado, acompañado de la guarnición. Rociar el pescado con un hilo de aceite de oliva virgen extra y decorar con perejil fresco. ¡¡ Buen provecho!!

Plato de ración única y listo para degustar.