Buscar este blog

Translate

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Fideua con marisco

Aquí os presento una versión "expres" para hacer fideua con un toque marino. No me gusta mucho echar mano de precocinadado, pero reconozco que a veces, es una buena opción para adelantar trabajo, en días que no siempre el reloj juega a tu favor. Y hay productos congelados de muy buen calidad  y merece tener algo "de fondo de congelador" (lo mismo que hay otros que.... ejem....).

Ni que decir que esta misma receta, se puede trasladar con productos frescos: las habichuelas verdes (como las llamamos en Málaga a las judías verdes), los guisantes frescos (más si son de temporada), unas almejas, gambitas y mejillones de la lonja de Málaga o de Caleta de Vélez (los dos puertos pesqueros de la provincia). Tener un caldo preparado con cabezas y cáscaras de gambas, de huesos de rape, de cabezas de merluza.....  Ganaría infinitamente en sabor y calidad sin lugar a dudas. Pero lo dicho, no siempre tenemos ese tiempo. Y el tener algo congelado, de buena calidad, nos permite comer en apenas 30mnts desde que nos colgamos el delantal, haciéndolo rico y sano. ¿Te animas a verlo? Pues lávate las manos que yo voy derechita a la cocina para empezar a cocinar:

Ingredientes aprox 4 personas:
- 250grs de fideos para fideua (curvados y huecos por el interior).
- 1 paquete de preparado de paella de marisco de calidad. Tendrá verdura (guisantes, habichuelas verdes, pimiento rojo, anillas calamar, gambas, mejillones, cigalas y caldo de pescado). No hace falta descongelarlo.
- Cebolla / cebolleta fresca, tomate natural, ajos enteros.
- Aceite de oliva virgen extra (si es de la Axarquía o de Málaga, ni os cuento el sabor y perfume que dará al plato), laurel y sal fina.
- 1 litro, aproximadamente, de agua.
- Opcional: para acompañar, alioli o limón.

Preparación:
- En una paellera o cazuela baja, añadimos aprox 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y los ajos enteros y sin pelar, para que vayan soltando su perfume al aceite. 
- Vamos calentando el agua, para cuando la vayamos a necesitar. Es muy cómodo hacerlo en el microondas y así no tenemos 2 fuegos encendidos.
- Picamos la cebolleta (o cebolla sino estamos en temporada) lo más fina posible y añadimos para que se rehogue. 
- Incorporamos el tomate rallado y damos unas vueltas. Podemos añadir la verdura del preparado de paella, para que también vaya cogiendo calor y sabor.
- Ponemos los fideos de la fideua, y rehogamos igual que si fuese arroz. Tenemos que tostar ligeramente la pasta.
- Sumamos el caldo del preparado de paella, el agua caliente y añadimos sal. Dejamos que de un 1º hervor grande, que hará mezclar los sabores. Rectificar de sal si hiciese falta. Normalmente este tipo de preparados, lleva su propio azafrán / colorante. Pero si viéramos que tiene poco, podemos tranquilamente añadir un poco más.
- La cocción de todo, vendrá dada por el tiempo de cocción que el fabricante de la pasta nos indique. Unos minutos antes de finalizar, añadir las cigalas, gambas y mejillones que teníamos reservados. Y al igual que una paella, gana más cuando se aparta, y se deja reposar unos minutos antes de servir. 

Un primer plano de la fideua


Vista de la paellera con la fideua, justo antes de servir.