Buscar este blog

Translate

martes, 7 de octubre de 2014

Salmonetes a la plancha

Hoy traigo el pescado favorito de mi hija pequeña: los salmonetes. Levantan pasión y odio casi por igual. Las espinas hace que mucha gente, no lo coma. Y es uno de los mayores errores, ya que la espina, es central, y comiéndolo con cuidado, disfrutamos de un pescado delicioso. De hecho, mi hija de 11 años los come ella sola.... sin ayuda de nadie,..... y si una niña puede comer salmonetes ¿lo vamos a dejar de comer nosotros?

Dentro de los salmonetes, hay 2 familias: los de fango y los de roca. Se pescan habitualmente en aguas del Atlántico y Mediterráneo. Es un pescado semi graso, y según la época del año, el nivel de grasa varía y se puede considerar pescado blanco y en otras épocas, pescado azul. A pesar de ser considerado semi graso, es un pescado ideal para dietas bajas en calorías. Entre sus muchas propiedades, nos encontramos que son muy ricos en vitaminas del grupo B, Hierro, Fósforo, Magnesio y Potasio. La mejor época para disfrutar de ellos son los meses de octubre-noviembre-diciembre, aunque también puede resultar fácil encontrarlos en otras épocas del año.

Pero me dejo de rollos y nos metemos en la cocina, para preparar en un periquete, estos ricos salmonetes recién traídos del Puerto de Caleta de Vélez, en mi #Axaquia y con todo el #SaboraMalaga. Aunque hay mucha costumbre de ponerlos fritos, os cuento como yo lo pongo a la plancha y listos para consumir en 5mnts:

Ingredientes:
- Salmonetes
- Sal gorda

Preparación:
- Dejamos los salmonetes con sus escamas y tripas.
- En una sartén amplia, ponemos un puñado de sal gorda y ponemos al fuego al máximo de calor.
- Cuando esté bien caliente, ponemos los salmonetes sobre la sal gorda y dejamos asar durante un par de minutos aproximadamente. No hacer mucho el pescado porque se suele quedar seco e insípido. Si los salmonetes son grandes o muy gordos, dejar algún minuto más.
- Con cuidado, dar la vuelta a los pescados para que se asen por el otro lado. Hacemos igual: otros 2 minutos aprox.
- Sacamos en una fuente y servimos inmediatamente. Se puede acompañar por un poco de alioli casero, pero a nosotros nos gustan tal cual.

Truco para limpiar la sartén:
Para quitar las escamas pegadas en la sartén, sin esfuerzo y sin quitar también el antiaderente que tenga, cubrimos con agua, un poco de jabón de los platos y un chorrito de vinagre o de limón exprimido. Dejamos templar el agua (lo podemos hacer mientras comemos). Con el agua calentita, el jabón y el vinagre, lo pegado saltará sin esfuerzo. El vinagre / limón ayudará a eliminar los restos de sabor que puedan quedar y así por ej, podemos poner un filete de carne sin que se mezclen los sabores.

Recién comprados... frescura 100%


En la sartén asándose sólo con sal gorda.


Listos para servir y disfrutar.