Buscar este blog

Translate

viernes, 7 de noviembre de 2014

Alitas de pollo al curry con vino DO Malaga

Aquí tenemos una receta rica y fácil, ideal si nos gusta comer con las manos y el "chupeteo". Currys hay muchos, picantes y no picantes. Yo he utilizado uno no picante que encuentro en tarro en el súper. Y os aseguro que no pica porque mis hijas han comido de esta receta y no se han quejado de que picara. El curry es mezcla de especias, que cada fabricante utiliza según su criterio, por lo tanto, no he añadido laurel, ajos o cualquier otra especia, para no desvirtuar el sabor del curry.

Las alitas de pollo son muy agradecidas para dejarlas aliñadas con antelación Yo le pedí al carnicero que me las partiera, por las 2 uniones que tiene, dejando cada ala en 3 partes. Pero si no os acordáis de pedirlo, es muy fácil hacerlo en casa por las uniones entre los huesos. Esta receta la podríamos hacer con el resto del pollo, troceado por ej. El pollo es una carne que admite todo tipo de aliños y especias en general.

Pero vamos al lío, que esta receta no necesita más de media hora y si no, me voy por las nubes.

Ingredientes para 4 personas:
- 1kg de alitas de pollo, separadas por las uniones.
- Aprox. 1 cucharadita (de café) de curry (al gusto, pero con esta cantidad, creo que es suficiente).
- Aceite de oliva virgen extra, que como ya sabéis quienes me seguís, suelo utilizar el de la Comarca de la Axarquia malagueña, con todo su #SaboraMalaga.
- Medio vaso de vino blanco, que yo utilizo con la DO Vino de Málaga y el distintivo de calidad Sabor a Málaga, de Tierras de Mollina en concreto.
- Sal

Preparación:
- Aliñar las alitas con el curry y sal. Se puede dejar hecho con antelación para que coja más sabor.
- Calentar aceite en una sartén amplia y dorar a fuego fuerte las alitas, removiendo a menudo, para evitar que se peguen.
- Cuando tengamos todo rehogado, bajamos el fuego y añado el vino blanco y medio tapamos la sartén, Vamos removiendo con frecuencia.
- Cuando se haya evaporado todo el vino, y las alitas estén bien rehogadas, estarán listas para consumir.
- Para acompañarlas, se puede preparar un arroz blanco (salvaje, de grano largo..... a libre elección) o bien un puré de patatas caseros, hecho en el microondas. 


Las alitas listas para consumir.


Las alitas hechas acompañadas de puré de patata casero.