Buscar este blog

Translate

sábado, 17 de enero de 2015

Salteado de acelgas con setas

Esta receta bien podría ser un plato único, o también, un estupendo acompañamiento de una tortilla francesa (o "liada" como decía mi madre), o una pechuga de pollo a la plancha, por citar algo ligero. Otra vez, como pasa en otras entradas que ya tengo, combino producto fresco con producto congelado, que de tantos apuros nos sacan más de una vez ¿verdad?.

Utilizo en este plato sólo las hojas de acelgas, que además, eran fabulosas y fresquísimas, cortadas ese mismo día y que me regaló un amigo. Las pencas, me gusta quitarle los hilos, y troceadas, las congelos o aprovecho para añadir a las cremas de verduras o sopas. Y las hojas, pues como hago en preparación: salteadas de forma rápida para una cena improvisada o rápida con lo que tenga por la nevera. No os asustéis por el volumen de las hojas de acelgas: en cuanto se empiezan a rehogar, bajan considerablemente su tamaño al perder el agua que tienen (pasa igual con las espinacas). De setas, tenía una bolsa en el congelador, con varios tipos de setas ya listas para consumir. Una unión sabrosa y fácil, además de económica. Rehogadas con el maravilloso #AOVE de la Axarquía y todo su #SaboraMalaga. Pero me dejo de rollos, que esta receta va a estar hecha antes de acabar de leer:

Ingredientes:
- Las hojas de un manojo de acelgas.
- 1 bolsa de setas surtidas congeladas.
- Media cebolla y un diente de ajo grande.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de la Axarquía o de Málaga, tanto mejor.
- Sal y pimienta molida.

Preparación:
- Lavar bien las hojas de acelgas, para limpiarlas de la tierra que puedan contener. No hace falta secarlas, y con dejarlas escurriendo es suficiente. Picarlas fina y reservar.
- Picar la cebolla lo más fina posible y laminar el ajo.
- En una sartén amplia, poner un poco de aceite de oliva virgen extra, y rehogar hasta que la cebolla  y ajo esté blandita y se empiece a poner transparente. Añadir un poco de sal para ayudar a que se rehogue más rápidamente.
- Añadir las setas y en cuanto empiecen a soltar agua, añadir las hojas de acelgas ya cortadas.
- Salpimentar y rehogar a fuego fuerte, para ayudar a evaporar el agua rápidamente.
- Servir en cuanto tengamos el conjunto con el agua evaporada y esté todo bien salteado. Rectificar de sal si hiciese falta.
OPCIONAL: en el último minuto, añadir 1 o 2 huevos batidos para rehogarlo con las verduras.

El salteado de acelgas con setas listos para comer.