Buscar este blog

Translate

miércoles, 21 de enero de 2015

Tarta de natillas con moscatel DO Malaga

Una de las tartas más ricas y fáciles que puede haber. Yo creo que no hay adolescente que no se atreva hacer esta tarta. No necesita horno, lleva ingredientes que gustan a niños y mayores: natillas, galletas.... con ese toque tan rico que le aporta el vino Moscatel, con todo su #SaboraMalaga y la DO Vinos de Málaga.

Es importante en esta receta, usar leche entera, ya que la desnatada o semi, no "engorda" lo mismo las natillas. Normalmente, se utilizar medio litro de leche por cada preparado de natillas. En esta receta, lleva 1 litro, porque al hacer una tarta grande, me hacía falta más cantidad. Y aprovechado unas mariquitas de azúcar que he encontrado en el súper, para decorar la tarta en el último momento (si la ponéis antes pueden ablandarse). Pero no os aburro con historias, vamos a la cocina, que es una tarta ideal para hacerla con antelación, para que la natilla cuaje en la nevera y tomarla bien fresquita.

Ingredientes:
- Galletas María (en este caso redondas, pero da igual la forma). Aproximadamente, es un paquete (un rulo) entero, pero puede variar según el molde que usemos.
- 1 litro de leche entera (quitar un chupito).
- 1 chupito de vino Moscatel DO Málaga.
- 4 cucharadas soperas de azúcar.
- 2 sobres de preparado de natillas.
- Fideos de chocolate y mariquitas de azúcar para decorar.

Preparación:
- Separamos una taza de leche y calentamos el resto, junto con el azúcar. Tiene que hervir y "subir". 
- Mientras tanto, disolvemos el preparado de natillas con la taza de leche. Remover bien hasta que se disuelva todo el preparado.
- Removemos la leche caliente, para ayudar a disolver el azúcar, y cuando hierva, añadir el preparado de natillas disuelto poco a poco, para no cortar el hervor. No hay que parar de remover, porque las natillas tienden a "agarrarse" al cazo.
- Hervir de nuevo hasta que la leche con el preparado de natillas, suba de nuevo. Notaremos que todo se espesa y forma una crema.
- Añadir en este momento el chupito de vino Moscatel y remover un minuto más. El calor de la leche, evaporará el alcohol y dejará el sabor dulce del vino. Reposar y dejar enfriar.
- En un molde redondo (o cuadrado si tenemos así las galletas), ponemos una base de de galletas, y cubrimos con natillas. Volvemos a repetir la operación, hasta que terminamos con una capa de natillas que cubrirá todas las galletas.
- Cubrir con un film transparente y guardar en la nevera, aproximadamente un par de horas, para que las natillas cuajen bien.
- Para servir, retirar el film transparente. Cubrir la superficie con fideos de chocolate y decorar con las mariquitas de azúcar. Servir y disfrutar.

Las natillas ya preparadas y frías


Empezamos a formar la tarta, en el mismo molde que la vayamos a servir.


Formar capas de galletas con natillas sucesivamente.




Cubrir todo con film de cocina y meter en la nevera para que las natillas cuajen.


Decorar la tarta con fideos de chocolate y mariquitas de azúcar.


Un plano más cercano de la tarta.