Buscar este blog

Translate

domingo, 29 de marzo de 2015

Chivo lechal de Málaga con patatas asadas


Os vuelvo a traer el delicioso chivo lechal malagueño a este blog. Ya tengo una receta publicada, con el chivo macerado en especias ( ver AQUI ) pero hoy os traigo otra versión. Esta vez, lo vamos asar en el horno, sin el macerado previo. Pero lo vamos hacer a una temperatura suave, para que la carne se vaya haciendo poco a poco y así vayan mezclándose los sabores y olores también. Para acompañarlo, nada mejor que unas patatas. Yo las he partido en medias rodajas gruesas (eran patatas grandes) y las he asado en la misma salsa que va  asándose el chivo, así también cogen esos sabores.

Os dejo el enlace de la web del Chivo Lechal Malagueño ( AQUI ). Además de la tienda online con todos los productos que hay de la Cabra Malagueña, ver donde comer chivo lechal malagueño o eventos a los que acuden, podeis encontrar todo tipo de información sobre esta raza autóctona de Málaga y que tiene el sello de calidad #SaboraMalaga

Pero dejémonos de charla, que esta receta se hace casi sola, sin demasiada complicación. Toca lavarse las manos y pasar a la cocina, que merece la pena encender el horno para este plato que es puro Sabor a Málaga.

Ingredientes 4 personas:
- 1 pierna trasera y otra delantera de chivo lechal malagueño.
- 4 patatas grandes, peladas y cortadas en rodajas gruesas por la mitad.
- Sal gorda.
- Tomillo, romero, granos de pimienta. clavos de olor, una hoja de laurel, media cabeza de ajos sin pelar.
- Vino blanco de Málaga.
- Agua (si hiciera falta).
- Aceite de oliva virgen extra, que yo he utilizado el ríquisimo verdial de Mondrón, uno de los riquísimos #AOVE que tenemos en la Axarquía malagueña.

Preparación:
- Encender el horno a temperatura alta.
- En una bandeja de horno que se profunda, salamos con sal gorda las piernas de chivo, tanto por delante como por detrás.
- Ponemos las especias, los ajos sin pelar. un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y otro de vino blanco de Málaga. Metemos al horno a 150ºC sólo con calor arriba y abajo. Dejar aproximadamente un dedo de caldo para el asado. Si nos faltara, podemos añadir un poco de agua sin más problemas.
- Al cabo de 1h aproximadamente (estar pendiente), cuando tengamos asada la parte del chivo que no está en contacto con la salsa, sacar la bandeja del horno. Dar la vuelta a la carne y añadir las patatas peladas. Si no tuviera suficiente caldo (las patatas "chuparán" líquido en el horno), añadir agua. Volver a meter al horno, a 150ºC durante otra hora, o hasta que veamos que está la carne asada. La podemos dorar un poco con el grill del horno durante 1 minuto, si os gusta esa capa crujiente y tostada.
- Servir el chivo con sus salsa y las patatas en un recipiente aparte de guarnición. ¡ Buen provecho !

Sello de calidad del Chivo Lechal Malagueño


Este sello numerado nos garantiza la trazabilidad de lo que consumimos.


Un rico aceite de oliva virgen extra, que le da su sello particular
a este delicioso chivo.


El chivo con las patatas a medio asado. Procurar que las patatas
no se queden "secas" durante el asado.


Listo para llevar a la mesa: chivo lechal con su salsa y
las patatas para acompañar.


Detalle del asado del asado, troceado y listo para servir.


El resumen de la receta en imágenes.