Buscar este blog

Translate

martes, 7 de abril de 2015

Pan blanco de leche y miel

Hoy he experimentado con el pan.... y ha salido bien. De hecho, uno de los mejores que me han salido, modestia aparte. Miga jugosa, corteza crujiente, muy alto, muy esponjado y muy jugoso por la leche. 

Está hecho en panificadora, en el programa de pan normal, que tiene 3h en total de duración. He modificado un poco la receta que traía el manual de la máquina. Entre otras cosas, porque de harina de fuerza ponía 550grs y apenas tenía 495-500grs y el resto, lo he sustituido por harina de repostería, que lleva un poco de levadura. También he cambiado el agua de la receta original, por leche. Quizás por eso ha quedado tan esponjoso.

El azúcar de la receta, lo he cambiado por miel de azahar, de Competa, un pueblo de la Axarquía malagueña. La miel hace que las cortezas de las masas, sea más crujiente. Tiene un ligero toque dulce, pero no es pan de postre. Y la mantequilla de la receta, la he sustituido por nuestro oro líquido: el aceite de oliva virgen extra, de Mondrón en este caso, también de la Axarquía, de variedad Verdial. Todo con el sello de calidad #SaboraMalaga

Para quien no tenga panificadora, aconsejaros empezar a amasar manualmente igual que os explico a continuación. Dejar la masa que leve en un lugar templado y sin corriente de aire. Cuando veáis que la masa ha empezado a subir, sacar del molde y volver amasar para sacar el aire que vuelva a fermentar de nuevo. Una vez tengamos una masa que sea el doble, al menos, de tamaño que cuando empezamos, el pan estará listo para hornear. A mí me gusta cocer, cuando lo hago en horno, a temperatura media, unos 150ºC con calor arriba y abajo, hasta que esté dorado. Si queréis saber si está hecho en el interior, es igual que un bizcocho: pinchar con una varilla. Tardará aproximadamente 1h pero es muy relativo según la forma del pan o el tipo de horno. No quitar el ojo.

Vamos a lío y os cuento como hacerlo este rico pan con la panificadora.

Ingredientes:
-  500grs de harina de fuerza.
- 50 grs de harina de repostería.
- 300ml de leche templada.
- 1 dado de levadura fresca.
- Media cucharilla (de café) de sal fina.
- Media cuchara (sopera) de miel de azahar.
- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (poner un poco en la cubeta de la panificadora, antes que ningún ingrediente, para engrasar bien el recipiente).

Preparación:
- Templar la leche (sin que queme, que se mata la levadura) y disolver la levadura fresca. Añadir la sal y la miel, y mezclar todo bien. Incorporar el aceite de oliva y remover todo.
- Juntar las dos harinas y tamizarlas.
- Poner todo esto en la cubeta de la panificadora y programar el programa de "pan blanco", que dura en mi máquina 3h. Se empezará a mover el aspa y removerá los ingredientes líquidos que hemos hechado.
- Incorporar las harinas tamizadas poco a poco. Yo he utilizado una taza tamizadora. Cuando esté toda integrada, observar por si hiciera falta añadir un poco más de harina o un poco de líquido (las cantidades siempre pueden variar según las marcas de harina, el tipo de leche, etc).
- Dejar que la máquina haga su programa, supervisando de vez en cuando. No abrir la tapa cuando esté fermentando / horneando el pan, para evitar que se pierda calor. Estará hecho en 3h desde el inicio.
- Sacar de la cubeta de la panificadora y sino se va a consumir de momento (yo he calculado hacerlo justo para la cena), cubrir con un paño de algodón. Espero que os guste.

El pan recién horneado.


Vista de un lateral


Vista del otro lateral... parece una seta.


El corte de la miga, blanca, esponjosa y suave.