Buscar este blog

Translate

lunes, 6 de abril de 2015

Pasta con tomate casero y huevo duro

Esta receta la traigo por mi amiga Patricia Padial, de Radio Miramar. En uno de los programas "Entre fogones", comenté muchas veces acompañaba la pasta con huevo cocido, y que además los cocía con la pasta, a la vez. Le llamó mucho la atención. Y tras emitir el programa, también ha  habido gente que se ha extrañado "eso de ponerle huevo" a la pasta. Así que traigo, un poco por todo esto, esta entrada aquí.

La receta es súper sencilla y además de recurrente. Variamos de la tradicional "carne con tomate" y la hacemos más ligera. Veo a más de un estudiante de piso universitario o soltero independizado preparando esto con frecuencia, ya sea para sí mismo o compartir con amigos. Además acompañada de un tomate casero, con extraordinario #AOVE malagueño y cocinado además en microondas ¡súper limpio!. Mirar AQUI como se hace este tomate frito casero en microondas, que seguro que lo vais hacer a partir de ahora así.

Por lo demás, esta receta no tiene ninguna complicación, y por lo tanto, yo no me voy a enrollar más. Así que vamos a lavarnos las manos que el delantal ya espera en la cocina.

Ingredientes para 4 personas aprox.
- 1 o 2 puñados de pasta por persona. Yo en este caso, he utilizado "tiburones" pero da igual, la que os guste o tengáis por casa (con verduras, integral, al huevo, etc).
- 1 huevo por persona.
- 1 pastilla de Avecrem (no me gusta mucho este tipo de productos, pero es la única marca que me gusta utilizar y reconozco que a la pasta, le da un toque especial).
- 1 diente de ajo sin pelar y una hoja de laurel.
- Tomate frito casero (freír una lata de 800grs o bien esa cantidad en tomates naturales, mucho mejor esta opción). Se puede hacer en el microondas mientras preparamos la pasta.
- Agua para cocer.
- Queso rallado y orégano.
- Sal fina.
- Opcional: unos champiñones laminados de lata.

Preparación:
- Partimos que el tomate ya está frito,o lo vais haciendo como os cuento en enlace. Además como ya he comentado, se puede ir haciendo en el microondas mientras preparamos el resto de la receta.
- Ponemos una olla amplia con bastante agua a hervir, con una pastilla de Avecrem, el ajo y el laurel. Tapamos para que el agua hierva antes. 
- Mirar en el envase de la pasta los minutos que necesita para cocerse al dente. Cada pasta y cada fabricante, varía y siempre es bueno mirarlo en el paquete. Los huevos tardarán unos 8-9 minutos en cocerse (para que no queden demasiado hechos, que particularmente, los encuentro seco). 
- Cuando el agua hierva a borbotones, poner lo que tarde más en cocerse, que posiblemente, sean los huevos. Mover un poco para intentar que la yema quede centrada. Contar los minutos desde que el agua vuelva a hervir. Y añadir la pasta calculando que todo se terminará de cocer a la vez. Por ej, si los huevos son 9 minutos, y la pasta para que esté "al dente" son 7 minutos, echaremos los huevos, esperamos que el agua vuelva a hervir, contaremos 2 minutos, y echamos la pasta, removiendo todo bien y dándole una vuelta de vez en cuando. En 7 minutos tendremos los huevos ya cocidos (sin pasarse) y la pasta "al dente". Os aconsejo añadir un poco de sal cuando echemos la pasta, porque podemos correr el riesgo que quede "sosa".
- Escurrir la pasta y os huevos y refrescar con agua fría. Sino lo hacemos, la pasta seguirá cociendo y se nos pasará, al igual que los huevos.
- Mezclar la pasta con el tomate frito y los champiñones laminados. Poner un poco de orégano. Pelar los huevos duros.
- Disponer la pasta con el tomate en platos individuales o una fuente plana amplia. Poner los huevos pelados y cortados en rodajas sobre la pasta. Cubrir todo de forma generosa con queso rallado.
- Si es un plato individual, lo podemos calentar todo en el microondas. Si es una fuente, lo podemos poner en el grill del horno un par de minutos, para calentar y que el queso se nos funda. Si queréis darle un toque muy particular y sabroso, os recomiendo que en vez del tradicional mozarrella, pongáis un queso manchego semi curado rallado, o un queso de cabra malagueña suave. Vereis como el plato parece cobrar vida por arte de magia. ¡¡Buen provecho!!

La pasta ya cocida y mezclada con el tomate y los champiñones.


Con queso y el huevo cocido.


Calentada, con un poco más de queso cubriendo todo (ratona que he salido....)
y con un golpe de microondas para calentar todo y derretir el queso.