Buscar este blog

Translate

domingo, 21 de junio de 2015

Gambas / langostinos al pil pil

Si queréis un  aperitivo rico y fácil, este puede cumplir esa misión en toda regla. Además totalmente adaptable al bolsillo, pudiendo ser gambas / langostinos frescos o congelados. Lo único que, si son congelados, hay que descongelar previamente.

Además es receta de aprovechamiento. Con las cáscaras, vamos hacer un caldo que nos va a servir para una paella, una sopa de pescado o cualquier otra preparación que tengamos que utilizar caldo de pescado / marisco. Tan sólo tendremos que cubrir bien las cáscaras con agua, añadir unos ajos, las hojas verdes de los puerros (otra idea de reciclar en la cocina sin tirar nada), hoja de laurel, sal (cuidado que si congelamos el caldo, la sal "sube" en el congelador...tenerlo en cuenta) y podemos añadir pimienta molida o en grano. Dejamos que cueza unos 10 minutos aproximadamente, colamos presionando bien las cabezas para que suelten su jugo. Ya tenemos un rico caldo listo para usar, o bien poner en botes y congelar para otro día. 

Pero volvemos a nuestra receta de hoy. Yo traigo una versión sin picante porque a mis niñas no les gusta, aunque a esta receta, sí le pega un toque de picante. Podemos utilizar una guindilla de cayena o bien, pimentón picante o mezcla del dulce y picante. Yo he utilizado el delicioso Pimentón de la Vera, que tiene su Denominación de Origen y que me garantizo éxito total en este plato. Es conveniente quitar el hilo negro que tienen las gambas y langostinos en el dorso. Son los intestinos y suelen ser terrosos y no es agradable de comer. Se quita muy fácilmente. Si es producto congelado, cuando está casi descongelado del todo, al pelar y quitar la cabeza, suele salir ese hilo negro. Sino, con un cuchillo pequeño, damos un pequeño corte en el dorso, en la unión del cuerpo y cabeza del langostino, y tiramos del hilo.

Pero vamos al lío, con las manos bien limpias porque después nos vamos a chupar los dedos y lo digo en el sentido literal, porque la salsa que queda con el maravilloso oro líquido que tenemos en Málaga con nuestros aceites de oliva virgen extra, con todo su sello de calidad #SaboraMalaga  nos chuparemos dedos y dejaremos el plato más limpio que recién lavado. Yo he utilizado hoy la variedad Hojiblanca de Antequera, que tiene además la Denominación de Origen Aceite de Antequera.

Ingredientes para 4 - 6 personas
- 1 caja de gambas / langostinos congelados (suelen tener 800 gramos).
- Ajos pelados, sin germen ni piel
- #AOVE Hojiblanca de Antequera
- Sal fina
- 1 cucharilla (de café) colmada de pimentón dulce
- Perejil fresco picado para decorar
- Un buen pan, con buena miga, que nos hará falta para mojar en la salsa

Preparación:
- Trocear los ajos en tamaño mediano, porque si los partimos muy pequeños, corremos el riesgo que se nos quemen muy pronto. A mi me gusta dejarlos cubiertos de aceite de oliva un poco antes de utilizarlos, para que el aceite vaya cogiendo el perfume del ajo.
- Pelar las gambas / langostinos, y quitar el hilo negro del dorso. Guardar las cabezas y cáscaras para hacer caldo como ya he explicado antes. 
- En una sartén amplia, ponemos el aceite de oliva con los ajos. Partimos con el aceite frío para controlar la temperatura. Cuando veamos que el aceite va cogiendo calor y empieza a dorar los ajos, añadir las gambas / langostinos y salar. 
- Dar unas vueltas y antes que todo cambien de color, añadir el pimentón y remover todo rápido, con cuidado de que no se nos queme el pimentón (dejaría un gusto  amargo nada deseable en el plato). 
- Dejar 1 minuto más en la sartén para que se mezclen los sabores. Yo incluso apago el fuego, y sólo lo dejo con el propio calor que queda en la vitrocerámica y en la sartén.
- Servir enseguida, con perejil fresco picado.

Todo limpio y preparado para empezar a cocinar.


En este momento, que el marisco empieza a cambiar de color, 
es cuando añado el pimentón para rehogarlo.


El plato listo para consumir, servido en plato hondo
para que la salsa quede más recogida.