Buscar este blog

Translate

domingo, 9 de agosto de 2015

Arroz largo con calamares y langostinos

Esta receta se la dedico a mi amigo Luis, que siempre me dice que es imposible hacer un arroz rico y sabroso en sartén, sin un grano redondo, ni productos frescos, ni el tiempo necesario para hacer un sofrito a fuego suave..... Pues sí Luis, los arroces tal y como tú dices, son espectaculares, no te lo discuto. Pero esta receta, que podemos tener hecha en apenas media hora, está deliciosa y te saca de muchos apuros.

A veces se baja de categoría las conservas o los productos congelados, con la de soluciones que nos prestan. No todo es bueno, pero eso también pasa con los productos frescos, que no por ser fresco es delicioso y con categoría extra ¿a que estáis de acuerdo conmigo?

Pues este arroz lo hemos hecho con tomate triturado de lata, con calamares limpios y congelados, con langostinos crudos congelados y con arroz de grano largo, con un extraordinario aceite de oliva virgen extra con todo su #SaboraMalaga y por si fuera poco, lo he hecho en sartén.... ahí lo tienes Luis. ¿Resultado? Pues no quedó un grano ni en la sartén ni mucho menos en el plato..... Quizás no sea el mejor arroz del mundo, pero a la vista de los resultados, tampoco fue de los más malos. ¿Queréis saber cómo prepararlo? Pues vamos a la cocina que te lo cuento ¡ya!

Ingredientes (para 4 personas aprox)
- 1 puñado de arroz de grano largo por persona + 1 para la sartén.
- 250grs de calamares congelados limpios (ya descongelados).
- 250grs de langostinos medianos descongelados.
- 4 o  5 cucharadas soperas de tomate triturado.
- Media cebolla picada fina (opcional).
- Sal gorda, laurel, ajos entero (1 o 2 según tamaño) y pimienta molida al gusto.
- Aceite de oliva virgen extra, si es de Málaga, tanto mejor.
- Agua.

Preparación:
-  Pelamos los langostinos, reservando los cuerpos y poniendo en una olla pequeña las cáscaras y cabezas. Cubrimos las cáscaras y cabezas con suficiente agua. Ponemos sal, unos ajos enteros, hoja de laurel y pimienta molida. Llevamos a ebullición, aplastando bien las cabezas para que suelten todo su jugo. Reservamos.
- En una sartén amplia, ponemos aceite de oliva virgen extra y rehogamos la cebolla lo más fina posible, con un poco de sal para que ayude a “sudar” la cebolla y se nos ponga blandita. En ese punto, añadimos el tomate y sofreímos todo ligeramente.
- Incorporamos los calamares enteros (encogerán con el calor) y el arroz, y rehogamos todo bien, para sellarlo por el exterior. Cuando veamos que todo está ya bien rehogado, mojamos con el caldo que tenemos preparado, bien colado.
- A fuego vivo los primeros minutos, y luego a fuego medio, cocemos el arroz según el tiempo recomendado por el fabricante. Probamos de sal al incorporar el caldo y que todo hierva, y si fuese necesario, añadir un poco más. Conviene que el caldo esté ligeramente salado, porque ese exceso de sal, la cogerá el arroz al cocer.
- Un par de minutos antes de terminar nuestro arroz, incorporamos los cuerpos de los langostinos pelados. Tapamos y dejamos terminar de hacer el arroz, siendo importante dejarlo unos minutos reposar fuera del fuego (mientras ponemos la mesa, por ej.).
- Servir en la misma sartén, con un trozo de limón en el centro, para quien quiera añadir un poco sobre el arroz. También le combina muy bien un alioli espeso aparte, para poner en cada plato al gusto.

Primer plano


Vista general de nuestro arroz en la sartén.