Buscar este blog

Translate

miércoles, 19 de agosto de 2015

Jureles asados con ensalada

Jurel o chicharro, como también se le conoce en otras regiones de España, en especial en el Norte. Es uno de los pescados más económicos (normalmente) que encontramos en el mercado. Aunque hay varias variedades de este rico pescado azul, tenemos la suerte que en el Mediterráneo tenemos una de las especies más valoradas: el jurel blanco.

Como pescado azul que es, es pescado graso. Y esta grasa, tiene una buena cantidad de ácidos Omega 3, con todo sus beneficios para aquellas personas con problemas de colesterol y triglicéridos. Además de vitaminas del grupo B, A, D, Magnesio, Yodo, Calcio...entre otras propiedades. No está recomendado para personas con problemas de gota y ácido úrico, pero por lo demás, es un pescado lleno de beneficiosas propiedades que no vamos a dejar pasar.

Yo hoy lo he preparado de una de las formas más sencillas y fáciles, y también, más ricas para mí. Acompañado además con una ensalada, casi plato único si le unimos una pieza de fruta de postre o un yogur. Espinas (el inconveniente más latoso de los pescados, sobre todo cuando hay niños), se limitan al dorso y a la central, con lo cual, es muy fácil limpiarlos para los niños. La piel es fina y no hace falta desescamar previamente. Y tan sólo van aderezados con un hilo de #AOVE DOAntequera, variedad Hojiblanca, un aceite virgen extra suave que realza el maravilloso sabor de este pescado. La ensalada acompañada de Aceitunas Aloreñas, las únicas aceitunas de mesa con D.O. Y todo ello con el sello de calidad #SaboraMalaga

Pero toca lavarse las manos y pasar a la cocina, que esta receta se prepara en menos de 10mnts y no vamos a perder tiempo nosotros.

Ingredientes:
- 1 o 2 jureles por persona.
- Ensalada de canónigos y rúcula.
- 1 zanahoria.
- Sal gorda.
- Aceitunas aloreñas.
- Aceite de oliva virgen extra Hojiblanca de Antequera.
- Aliño de vinagreta (aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal fina).

Preparación:
- Los jureles los tendremos conservados en la nevera, donde más frío haga, pasados por el grifo (manía que siempre me gusta cuando traigo el pescado fresco a casa), sobre un escurridor. No le quitamos las tripas, ya que a mí me gustan comerlas, y noto que el pescado coge mejor sabor al asarlo.
- Sobre una sartén amplia, ponemos un poco de sal gorda y la ponemos a calentar a fuego máximo. Cuando la notemos caliente (que saltarán algunos granos de sal), ponemos los jureles sobre uno de los laterales, dejando que se asen sin apenas tocarlos. A mí me gusta dejarlos justo al punto, sin pasarme en el asado, ya que particularmente, creo que se seca demasiado el pescado y queda insípido. Con 2-3 minutos por cada lado, será suficiente. 
- Mientras tanto, podemos montar la ensalada. Colocar la rúcula y canónigos sobre un plato. Repartir unas aceitunas aloreñas. Raspar una zanahoria y rallarla sobre la ensalada. Aliñar con la vinagreta al gusto en el momento de servir.
- Servir el pescado regado con un hilo de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca, junto a la ensalada (puede ser en el mismo plato) y comerlo enseguida. ¡Buen provecho!

Estupenda materia prima recién traída del mercado.


En la sartén, una vez que se han asado por un lado.


Listos para servir y disfrutarlos.