Buscar este blog

Translate

martes, 18 de agosto de 2015

Tortilla de patatas con angulas al ajillo

Esta es unas de las tapas más típicas que me he encontrado cuando he visitado el Norte de España. En presentación, las he visto con las angulas en mitad de la tortilla. Pero me parece que quedan un poco aplastadas con la otra mitad de la tortilla. Por eso la he puesto por encima, que también las he visto así en alguna ocasión y me parece más vistosa.

Es una receta si tenemos amigos en casa, porque sirve de aperitivo contundente. y es fácil y económica si la hacemos con los preparados de angulas que encontramos en cualquier supermercado. Si las angulas son congeladas, la única precaución es dejarlas descongelando previamente, en la nevera en la parte donde haga menos frío, para que no se pierda la cadena de frío.

No me enrollo más, que la receta es muy fácil y riquísima. Vamos a lavarnos las manos que la cocina nos espera.

Ingredientes para 6-8 personas aprox.
- 2kgs de patatas para freír.
- 1 cebolla grande.
- 8 huevos tamaño M
- Aceite para freír (mejor si es de oliva virgen extra, y si es de cualquier variedad de #SaboraMalaga, ya ni os cuento lo ricas que saldrán las patatas).
- 2 envases de preparados de angulas frescas.
- Ajos a gusto (opcional una guindilla)
- Sal fin y pimienta negra molida.
- Mahonesa o alioli.

Preparación:
- Pelamos las patatas y las partimos para tortilla. Particularmente, me gusta partirlas en 4 y cortarlas así para las tortillas. Pelamos la cebolla y la partimos igual.
- Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra, las patatas y cebolla. Tienen que quedar fritas pero blanditas por dentro. Escurrir bien del aceite, salar y reservar.
- Batir los huevos con sal, hasta que queden todos mezclados. Añadir las patatas y cebolla frita, remover y probar por si faltara sal. Cuajar la tortilla a fuego suave, para que se dore poco a poco. Reservar.
- En una sartén, con un poco de aceite de oliva virgen extra, ponemos unos ajos pelados y cortados a trozos gruesos (para evitar que se quemen rápido). Encendemos el fuego a temperatura media-alta, para controlar que los ajos no se queman (darían muy mal gusto). Si queremos poner picante, añadimos una guindilla cortada en rodajas.
- Cuando los ajos cambien de color y se empiecen a dorar, añadir las angulas, salpimentar ligeramente  y remover rápido. Es sólo una pasada para

que cojan color y calor.
- Poner la tortilla en una fuente amplia. Poner una capa de mahonesa sobre la superficie. Así se quedarán "pegadas" las angulas. Sobre ella, las angulas con los ajos y guindilla si le hemos añadido. Servir y disfrutar. 

Detalles de las angulas con los ajos dorados.



Vistas de la tortilla