Buscar este blog

Translate

martes, 22 de septiembre de 2015

Bacaladillas fritas

O también llamados lirios, fuera de Andalucía. Es uno de los pescados blanco más populares en nuestros mercados. Suele estar muy bien de precio y a veces se confunde con cría de bacalao. Vive en los fondos marinos, pero al caer el sol, sale a busca su comida. Viene cargada de propiedades beneficiosas para organismo. Son bajas en calorías y ricas en minerales tales como Potasio, Calcio, Zinc,Yodo, Magnesio y vitaminas del grupo B.

Es un pescado que se debe de consumir muy fresco, no más de 2 día después de su captura. Y lo mejor es conservarlo a temperatura baja hasta el momento de servirlo. Una de las formas más fácil y deliciosa, es la que traigo hoy aquí en esta receta. Así que pasemos a lavarnos las manos, que nos metemos derechas en las cocina.

Para 4 - 6 personas aproximadamente:
- 1kg de bacaladillas frescas
- Harina para rebozar
- Aceite para freír
-Sal fina.

Preparación:
-Empezamos por limpiar el pescado. Yo lo hago todo con las manos y es muy fácil. Tan sólo cojo las tijeras para dar un corte en el vientre, y poder retirar bien las tripas. Luego con las mano, quito la cabeza y el pellejo negro que tienen en la zona de las tripas. No da mal sabor, pero es más agradable ver la carne blanca de las bacaladillas. Las pasamos agua para lavarlas un poco y se dejan reservadas. en la parte más fría de la nevera hasta que vayamos a utilizarla.
- Mientras el aceite se calienta, salamos las bacaladillas.Sólo una pasada rápida de sal. A mí no me gusta salar demasiado el pescado fresco, ya que posee su propia sal.
- Ponemos harina en una fuente para rebozar el pescado. A mi me gusta la harina de todo uso para rebozar, y no me suele gustar demasiado las llamadas "harinas de pescado" que son para este fin. Yo les doy una pasada, pescado a pescado, sin apenas quitar exceso. Antes de freír en la sartén, sí palmeo .como decimos aquí, osea, damos unas palmadas al pescado para que caiga el exceso de harina.
- Una vez el aceite caliente pero sin que produzca humo (se estaría quemando), vamos friendo el pescado en pequeñas tantas, para evitar que el aceite pierda temperaturas. Será cuestión de 1 minuto o 2 como mucho por cada lado. Si freímos demasiado, corremos el riesgo que se nos queden sepas y pierdan su sabor tan característico.
- Lo mejor, una vez fritas, es dejar escurrir el posible aceite que le queden de la fritura. Yo lo hago un una fiambrera, que tiene incorporado un colador, además de mantener la calor. Es muy cómoda. Otra opción es con papel absorvente.
- Servir una vez estén fritas y antes que se enfríen. Son un bocado delicioso. ¡¡ Buen provecho !!

Las bacaladillas recién traídas a casa


Una vez limpia de cabeza, tripas y la tela negra interior.



Pasadas con harina, pero le falta el palmeo final antes de echarlas en la sartén


Momento fritura, poco a poco para no bajar la temperatura del aceite.


Dejando que escrurran el aceite


Lisas para degustar.


Un resumen de todo el paso a paso.