Buscar este blog

Translate

domingo, 27 de septiembre de 2015

Callos expres

En este blog ya tengo receta de callos a la malagueña  ( AQUI ) pero no siempre somos muchos para comer, como apetece en esta receta. Así que hoy os traigo una versión más reducida, más rápida de hacer, para 6 personas aproximadamente (o para menos y congelamos un tupper, que se pueden congelar perfectamente y ya tenemos comida hecha para otro día) . Os indico como hacerlo en olla exprés tradicional. En cazuela podemos tardar un poco más, hasta que la carne esté tierna.

En los supermercados ya tenemos callos cocidos. Vienen con todo el preparo, el caldo ya cuajado con especias y algo de morcilla y chorizo. Suelen venir en bloques de 500grs y también hay carnicerías, que tienen piezas más grandes, que lo venden al peso. La verdad que es muy cómodo si somos pocos a cocinar. Yo tan sólo añado algo más de especias, caldo, un poco de morcilla, chorizo y magro de cerdo y si tengo, como en esta ocasión, algo de casquería (manos, rabo de cerdo..etc). Eso sí, este plato gana de un día para otro (o con 2 días de "reposo") así que tenerlo en cuenta.

Pero esto es una receta rápida, así que no vamos a perder el tiempo. Nos colgamos el delantal y nos metemos de lleno en la cocina.

Ingredientes:
- 500 gramos de callos cocidos.
- 1 bote de garbanzos cocidos (o 2 botes si os gustan los callos con más garbanzos).
- Aproximadamente, 1 litro de caldo de carne o agua.
- Sofrito: cebolla, pimiento verde y rojo, tomate.
- Especias al gusto: ajos, laurel, comino (nos ayuda a soltar los gases de los garbanzos), cayena (si os gusta picante, que le pega un toque a este plato), granos de pimienta, clavos de olor, pimentón.
- Un trozo de morcilla y otro chorizo.
- 250 gramos de magro de cerdo.
- 1 mano de cerdo partida por la mitad o en cuartos (mejor que lo haga el carnicero). Esto es opcional si os gusta la casquería del cerdo y sobre todo, el chupeteo en estas piezas.
- Sal fina.
- Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
- Sobre un fondo de aceite de oliva virgen extra, freímos unos dientes de ajos sin pelar (al gusto). Apartamos y quitamos.
- Sofreímos en ese aceite, cebolla y pimientos picados lo más fino posible. Cuando estén blandito, añadimos el tomate rallado y dejamos rehogar. Ponemos los trozos de magro y damos también unas vueltas. Salamos ligeramente (por la sal que puedan contener los callos cocidos).
- Rehogar el pimentón con la olla fuera del fuego y poner el caldo o agua enseguida para evitar que se queme. Incorporar al fuego la olla con las especias (yo las meto en una bola de té, para que estén todas recogidas, incluidos los ajos que hemos frito al inicio) y añadir la mano de cerdo o rabo,
- Dejamos que todo hierva, quitamos la posible espuma que pueda salir y tapamos la olla exprés. Cuando salga vapor por la válvula, contamos 10 minutos a fuego suave.
- Mientras tanto, sacamos los garbanzos del bote y le damos una pasada bajo el grifo, para quitar el sabor del líquido de la conserva. Trocemos los chorizos y morcilla, y también los callos cocidos. Reservamos.
- Quitar la válvula pasado ese tiempo. Abrir la olla e incorporar los garbanzos, callos cocidos, chorizo y morcilla. Añadir más agua o caldo si hiciera falta y volver a poner a hervir. Tapar de nuevo la olla y cuando salga vapor, contar 5 minutos más a fuego suave.
- Abrir la olla cuando no tenga presión y no salga vapor por la válvula. Retirar la bola de té con las especias. Sacar la mano de cerdo y trocear si se desea.
- Cuando los callos no estén caliente, guardar en la nevera un mínimo de 1 día, para que todo los sabores bien cogidos. Calentar a fuego muy suave, incluso lo mejor es guardarlo en un recipiente apto para microondas y calentarlo allí directamente, porque así nos garantizamos que no se agarren a la cazuela.
- Rectificar de sal si hiciera falta. Mejor hacerlo en este momento, ya que con el reposo, los sabores "suben" al guiso y lo que ayer puede que estuviera soso, hoy puede estar en su punto de sal. Servir muy caliente.  ¡¡ Buen provecho !!

Los callos y garbanzos cocidos


Los callos ya preparados y listos para consumir.