Buscar este blog

Translate

domingo, 11 de octubre de 2015

Boquerones abiertos

Una de las formas más tradicionales de freír los boquerones a los niños, es hacerlos en abierto. De esta forma, al quitar la espina central, para los más pequeños es muy fácil comerlos. Es más entretenido de preparar, pero no es difícil

Contamos siempre con una materia prima muy fresca y os aconsejo el ir a comprarlos al mercado a 1ª hora, ya que a mí me gustan dejarlos un rato en remojo con agua fría con mucho hielo. De esta forma, además de perder la sangre que tienen, quedan más tiesos y es mejor para manipularlos a la hora de freírlos.

Pero vamos a lavarnos las manos y a preparar estos ricos boquerones, que harán las delicias no sólo de los más pequeños sino de los más grandes.

Ingredientes para 4-6 personas
- 1 kg de boquerones
- Sal fina
- Harina de todo uso para freír
- Aceite para freír
- Agua fría e hielo

Preparación
- Empezamos quitando la cabeza y tripas a los boquerones, uno a uno. Para eso se coge con la mano izda. (si somos diestros). Con el pulgar y el índice de la mano derecha, quitamos la cabeza y presionamos con el dedo índice hacia abajo, y saldrán las tripas. 
- Con el mismo dedo índice derecho, y apoyando el boquerón en la palma de la mano izda, vamos abriendo el boquerón hasta dejarlo abierto por completo. Con el dedo, vamos buscando la espina, y entre el índice y el pulgar, la vamos separando del cuerpo, hasta llegar a la cola, donde con solo presionar con las uñas, se cortará muy fácilmente.
- Una vez tenemos el boquerón limpio de la espina central, dejarlo en remojo con agua fría e hielo. Repetir la operación boquerón a boquerón. Puede resultar tedioso, pero se hace en apenas 1minuto. Es mejor siempre escoger boquerones grandes, que facilita la labor.
- Cuando todos los boquerones están ya limpios de la espina centra, volver a lavarlos bajo el grifo. Cubrirlo de agua fría y ponerle unos hielos. Guardar en la nevera, donde más frío haga, hasta el momento en que lo vayamos a utilizar.
- Para freír, lo mejor es una sartén amplia o freidora. Mientras se calienta el aceite,ir preparando los boquerones. Escurrirlos del agua fría y retirar los hielos. Salar con sal fina de forma uniforme. Pasarlos por harina, sacudiendo el exceso, y ponerlos en un plato, separados unos de otros.
- El aceite tiene que estar caliente pero no echando humo (se estaría quemando y puede ser tóxico). Añadir los boquerones, uno a uno, y con la piel para abajo. Freír a fuego medio alto y en pequeñas tantas, para evitar que el aceite se enfríe durante la fritura. 
- Sacar los boquerones en cuanto empiecen a estar dorados (sino quedan muy secos) y escurrir sobre una fuente con papel absolvente. Repetir la operación hasta que tengamos todo el pescado frito.
- Servir enseguida porque gusta comerlos caliente. Se puede rociar con unas gotas de limón por encima.
Un plato listo para degustar