Buscar este blog

Translate

martes, 27 de octubre de 2015

Ojo sangriento

Yo no voy a discutir sobre Halloween. Reconozco que no es fiesta española, hasta ahí perfecto. Pero me gusta la idea que los niños, principalmente, vean el tema de la muerte, espíritus y todo lo que lo rodea, de una forma divertida, disfrazada, asustar para reír y pasar un buen rato por encima de todo. Eso me gusta más que recordar a nuestros seres queridos con llantos y lágrimas. Y es la parte que me gusta de esta fiesta.

No me gusta la comida con apariencia asquerosa, ni con bichos. Creo que jamás podré comer bichos, por muy tradicional que sean en algunas culturas. Pero este plato, lo vi en Facebook y creo recordar que lo colgó Spanto, y me llamó la atención. Dentro de las cosas que se suelen preparar para esta fiesta, era la que menos asco me daba y decidí probarla. Y aquí tenéis el resultado. Es un flan muy rico, muy fácil, combinando fruta natural como en mermelada, y la verdad que me animé hacerlo. Y yo ahora os animo a que os colguéis el delantal conmigo y nos vayamos a la cocina derechitos.

Ingredientes para 4 personas:
- 200 ml de nata para cocinar (18% de grasa)
- 2 hojas de gelatina
- 4 cucharadas de azúcar (cuchara de postre)
- 1 yogur griego o cremoso
- Mermelada de fresa o frutos rojos
- 4 rodajas de kiwi

Preparación:
- Poner las  hojas de gelatina en remojo con agua fría, hasta que pierdan la consistencia rígida y estén blandas (unos 10mnts aprox.).
- Calentar la nata con el azúcar hasta que hierva y espese ligeramente, sin dejar de remover. 
- Escurrir la gelatina del agua y añadirla a la nata. Dar unas vueltas para que las hojas de gelatina se disuelvan, sin dejar de remover. Añadir el yogur y seguir removiendo hasta obtener una consistencia cremosa.
- Repartir el contenido en 4 tazas de café pequeñas y meter en la nevera, en la zona más fría, hasta que el postre haya cuajado (entre 1h y 2h). Se puede preparar con antelación sin problemas.
- Para servir, calentar un poco de mermelada para que se ponga más líquida (unos segundos en el microondas pueden ser suficiente). Ponerla en el fondo de un plato. Volcar el flan sobre la mermelada y añadir un poco más por los bordes si hiciera falta. Tenemos que conseguir una apariencia de sangre. Poner una rodaja de kiwi pelada encima del flan y en el centro, para tapar la parte blanca central del kiwi, un poco de mermelada (como si fuera la pupila del ojo). Servir enseguida.


Vista frontal del ojo sangriento

Vista superior. No importa que la mermelada no esté uniforme repartida,
así da más apariencia de herida.