Buscar este blog

Translate

sábado, 21 de noviembre de 2015

Crema de avellanas y chocolate

Esta es una de las cremas de untar que más devociones tiene entre los apasionados del chocolate. La podríamos llamar "Nutella" o "Nocilla" que son las marcas más comerciales que la comercializan. Pero ambas marcas están registradas, por eso titulo esta entrada como lo que es: crema de avellanas y chocolate. Esto pasa con otros productos, que nos referimos a ellos por la marca y no por el producto en sí. Por ejemplo: el llamar "Danone" al yogur, "Cola Cao" al cacao soluble para la leche, etc.

Lo mejor para hacerla en casa es tener algún robot que triture bien. Sino se tiene, ni picadora eléctrica, lo que aconsejo es picar las avellanas lo más finas posible  con la batidora eléctrica o machacarlas en un mortero, aunque a mí me gusta notar el crujir de los tropezones. El resto de la preparación, la podremos hacer en un cazo a fuego muy suave, y al baño María para evitar que el chocolate, al fundir, se nos queme (daría un gusto amargo muy desagradable). Primero disolviendo el azúcar con la leche caliente. Luego agregamos el aceite y el chocolate picado a cuchillo (o comprado ya en perlas que nos facilita este trabajo). Por último, añadiríamos las avellanas picadas, ya que los frutos secos y los fondos de los cazos suelen tener un amor incondicional, y se unen de una forma casi inhumana (por decirlo de una forma poética). 

En casa somos muy fan del chocolate, por eso utilicé uno muy puro (al 70%). Pero está claro que puede resultar igual de rico con un chocolate para postres, o con leche. El utilizar azúcar moreno es porque particularmente, casi lo prefiero al azúcar blanco (que también lo podríamos utilizar). Cada vez soy más partidaria de productos naturales y el azúcar moreno, está menos manipulada que la blanca. Además del sabor acaramelado que aporta, entre otras propiedades. En la Comarca malagueña de la Axarquía donde vivo, el azúcar moreno de caña ha sido un cultivo que hasta hace relativamente pocos años, era fuente de riqueza, de mucho empleo y uno de los motores de la economía local. Por eso también me gusta seguir "reivindicando" la importancia que tuvo este producto en esta Comarca, y así no olvidar nuestra historia reciente.

Pero vamos al lío, que esta receta se hace en muy poco tiempo y nos soluciona una merienda muy rápida. ¿Nos lavamos las manos? Pues derechitos a la cocina con el delantal puesto.

Ingredientes para 300ml de crema aproximadamente:
- 100ml de leche.
- 50ml de aceite neutro (yo he utilizado de girasol).
- 100grs de avellanas tostadas.
- 40grs de azúcar moreno de caña.
- 70grs de chocolate en tableta.

Preparación:
- Poner las avellanas y el chocolate en una picadora / robot de cocina. Picar todo lo más fino posible. Abrir y remover varias veces todo, que facilitará el picado uniforme tanto de las avellanas como del chocolate.
- Añadir el aceite y seguir picando todo y emulsionando la mezcla. Mientras tanto, calentar la leche en el microondas 1 minuto.
- Disolver el azúcar en la leche caliente y añadir a la mezcla del robot de cocina. Por el calor de la leche, el chocolate se fundirá y emulsionará todo. Seguir removiendo todo hasta obtener una textura que nos guste.
- Pasar la crema a un vaso o recipiente ancho y guardar en la nevera, para que se enfríe y adquiera la textura habitual de este dulce. La crema que compro de marcas conocidas no la guardo en la nevera, porque se endurece mucho y ya viene elaborada para guardar sin frío. Pero esta, al ser casera, no me fío y la dejo en la parte menos fría de la nevera para conservarla, junto con la mantequilla. 

Los ingredientes que necesitaremos para esta crema de avellanas y chocolate.


La crema lista para degustar, con tropezones de avellanas.