Buscar este blog

Translate

martes, 10 de noviembre de 2015

Lentejas viudas

Este tipo de guisos se llaman así porque no se les acompaña de morcilla o chorizo. También se le suele llamar lentejas de Cuaresma en algunos lugares, porque al no llevar nada de carne, son las que antiguamente se guisaban en esa época del año previa a la Semana Santa. 

A mí me gusta utilizar la variedad lenteja pardina porque queda más entera que la castellana. Tampoco las dejo en remojo, costumbre muy típica en muchos hogares. A mí las lentejas, sin remojo, en cazuela y a fuego medio, suelen tardar como en guisarse unos 45 minutos aproximadamente. Luego apago el fuego y con el calor que tiene la olla, se terminan de hacer. En 1h tengo unas ricas lentejas listas para comer.

Hay quien deja todos los trozos de verduras a la vista, pero a mí me gusta triturarlos con la batidora. ¿Porqué? Pues primero queda una salsa más espesa y sabrosa. Pero también si hay niños por casa, será más fácil que las coman si no ven el trozo de zanahoria, el pimiento verde, el tomate....  Hay algo que siempre decía mi madre cuando preparaba de comer cuando eramos pequeños: ojos que no ven, bocas que no protestan. Y es totalmente cierto. Comentaros que hay quien hace un sofrito con toda la verdura, mientras se cuecen las lentejas, lo tritura y añade al guiso. Yo prefiero cocinar las verduras en crudo porque utilizo menos aceite, y por lo tanto, el guiso tiene menos calorías. Aunque utilice un #AOVE de una excelente calidad como el que se cultiva en la Axarquía, de variedad Verdial, no deja de ser un producto con alto poder calórico. Cocinadas las lentejas de esta forma, reducimos las calorías y añadiéndolo al final, también aprovechamos mejor su sabor y aroma.

Vamos a lavarnos las manos y a meternos en la cocina, que estas lentejas se guisan solas y sin mucho esfuerzo. Merece la pena guisarlas y comer legumbres de forma saludable.

Ingredientes para 4 personas.
- 1 puñado de lentejas pardina por persona +  1 puñado para la cazuela.
- 1 trozo de pimiento verde y otro rojo.
- 1 tomate mediano.
- 1 cebolla pequeña o un trozo de puerro (la parte blanca).
- 1 zanahoria mediana.
- Agua o caldo de verduras.
- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
- 2 patatas medianas.
- Sal fina, hoja de laurel,  un diente de ajo, pimienta en grano, 2 clavos de olor y comino en grano o molido (al gusto, nos ayudará a soltar gases y que sean más digestivas las lentejas).

Preparación:
- En una cazuela ancha y un poco alta, ponemos todas las lentejas cubiertas de agua o caldo. Aproximadamente 2 o 3 dedos por encima de las lentejas. Siempre tendremos a mano líquido caliente por si hiciera falta añadir más.
- Las especias (ajo,comino, laurel...) las ponemos en una bola de té o bien hacemos un saco con una gasa que ataremos con un cordel y las metemos en la cazuela. De esta forma nadie protesta si mastica una bola de pimienta o un clavo de olor.
- Las patatas las pelamos y partimos a trozos: meter el cuchillo y cascarlas sin llegar al final. La zanahoria raspamos el exterior y partimos en 2 o 3 trozos grandes. Los dos pimientos, tomate (sin la parte central del tallo) y la cebolla / puerro los dejamos enteros. Añadimos sal y ponemos a fuego medio..
- Quitar la posible espuma que pueda ir saliendo del guiso y remover todo de vez en cuando. 
- Cuando lleven unos 30 minutos de cocción, retirar parte de la verdura: pimientos, puerro / cebolla, zanahoria y el tomate. Dejar sólo los trozos de patatas. Triturar toda la verdura con la batidora junto con un poco del caldo de la cocción. Si lo queremos aún más fino, podemos pasar todo por un pasa puré o tamiz.
- Añadir toda la verdura triturada a la cazuela y remover bien. Rectificar de sal y añadir más caldo si hiciese falta y seguir la cocción durante 15 minutos más aprox. o hasta que estén "al dente" como la pasta. Incorporar el aceite de oliva virgen extra y remover bien. Dejar reposando con la cazuela tapado unos minutos para que se mezclen los sabores y listas para servir.

Un buen plato de lentejas viudas con la patata cocida listas para degustar.