Buscar este blog

Translate

sábado, 7 de noviembre de 2015

Mantecados caseros de aceite de oliva virgen extra

Una Navidad sin mantecados, sería una Navidad rara ¿verdad? Pues hoy os traigo una variedad básica, hecha con aceite de oliva virgen extra. Os recomiendo una variedad suave y afrutada para esta receta. Yo he utilizado Verdial, pero también combina muy bien con Hojiblanca. Si lleva el sello #SaboraMalaga tenemos garantizada la calidad del oro líquido.

Y utilizamos esta grasa vegetal, mucho más saludable y sabrosa que la manteca de cerdo, que es con lo que originalmente se hacía. Los frutos secos, almendras en este caso, sólo vamos añadir al final algunos mantecados de ejemplo. Esta receta es válida para todos aquellos alérgicos a los frutos secos, ya que están hechos #sinfrutossecos  Pero dejémonos de hablar y vamos a pasar a la cocina, pero ir acompañandos de niños, que esta receta se presta a que los más pequeños de la casa, nos echen una mano y disfruten en la cocina.

Ingredientes para aproximadamente 24 mantecados:
- 250 grs de harina de repostería
- 100 grs de azúcar glass + un poco más para la decoración
- 125 ml de aceite de oliva virgen extra
- 1/2 copita de anís 
- Ralladura de limón
- Semillas de sésamo (ajonjolí) y malatahúva.
- 1 cucharada de canela molida
- Opcional: almendras laminadas

Preparación:
- Empezamos por secar la harina. Para ello la extenderemos en una bandeja de horno, y con el horno precalentado, la tendremos unos 15 mnts aprox. a 150ºC. Sacar del horno y dejar enfriar por completo.
- Mezclar la harina tostada y fría, con el azúcar glass, la canela molida, un pellizco de matalahúva y sésamo y la ralladura de limón. Añadir el anís y el aceite de oliva virgen extra. Amasar bien.
- Cuando tengamos una masa uniforme, podemos formar los mantecados. Poner sobre una placa de horno, un papel de hornear para evitar que se peguen. Ir cogiendo porciones y dar forma redonda y luego aplastar ligeramente. También podemos extender toda la masa sobre una mesa amplia, y dejarla con un grosor de un dedo aproximadamente. Con un corta pasta pequeño o una taza de café, ir cortando los mantecados. Volver amasar los recortes que nos queden y repetir la operación mientras nos quede masa.
- Colocar los mantecados sobre el papel del horno sin que estén muy cerca uno de otro. 
- Repartir sésamo encima de cada mantecado y luego, con la ayuda de un colador o cedazo, espolvorear azúcar glass sobre toda la superficie. 
- Hornear a 150ºC con calor arriba y abajo, durante aprox 10 minutos sin quitarles el ojo de encima, porque enseguida se pueden tostar demasiado.
- Sacar y dejar enfriar sobre la rejilla, ya que se pueden rompen si los tocamos en caliente. Cuando estén completamente fríos al tacto, poner sobre una fuente de servir o guardar en una lata hermética.

Todo lo necesario para hacer nuestros mantecados caseros


Detalle de las especias y las láminas de almendras (opcional)


El aspecto grumoso que tiene la harina tostada


Canela, ralladura de limón y pur supuesto, un excelente #AOVE de la Axarquía 


Estos son los mantecados que salen con estas cantidades aproximadamente.


Detalle de como he puesto las láminas de almendras


Con sésamo y azúcar glass listos para ir al horno


Resultado final


Un primer plano con los mantecados de sésamo


Foto resumen de la recta