Buscar este blog

Translate

lunes, 16 de noviembre de 2015

Salsa rosa casera sin huevo light

Se acercan las Navidades y más que nunca, nos gusta utilizar la salsa rosa para acompañar al marisco. Hay infinidad de botes en los supermercados, pero a mí no me convencen mucho... por eso la hago casera. 

Y el título lleva la palabra light porque está hecha con leche desnatada (puede ser sin lactosa o de soja), con lo cual, reducimos calorías. También el ketchup es light, y también reducimos calorías sin restar nada de sabor.

A pesar de ser una mahonesa casera, aguanta varios días en la nevera tapada con film de cocina. La mahonesa de leche dura más en la nevera, a diferencia de la de huevo, que hay que desecharla en el día. De todas formas con lo fácil que es de hacerla, y lo rápido, lo mejor es ir haciendo conforme vayamos necesitando.

Vamos a lavarnos las manos y pasar directamente a la cocina, que la hacemos en un abrir y cerrar de ojos.

Ingredientes:
- 1 taza de mahonesa sin huevo (ver como se hace pinchando AQUI
- 1/2 taza de ketchup light
- El zumo de media naranja
- Chupito de brandy o whisky, siempre que no haya niños que vayan a tomar esta salsa.

Preparación:
- Hacemos la mahonesa sin huevo tal y como comentamos en la entrada que os remito. Apartamos 1 taza aproximadamente (esto da para 4 - 6 personas) y la ponemos en un cuenco amplio.
- Medimos media tarda de ketchup light e incorporamos a la mahonesa sin huevo.
- Añadimos el zumo de media naranja y el chupito de brandy (sino hay niños pequeños que tomen esta salsa).
- Con la ayuda de un tenedor, removemos todo bien hasta ligar todo y tener una salsa cremosa. 
- A nuestro gusto, podemos ir añadiendo más mahonesa o ketchup, hasta obtener textura y sabor deseado. 
- Guardar en la nevera, tapada con un film de cocina, hasta la hora de servir a la mesa.

Salsa rosa casera light sin huevo, lista para disfrutar con el marisco.